Senderismo en Madrid


Hace unos días encontré un grupo llamado Senderismo en Madrid en la página couchsurfing.org y también en Facebook. Son gente muy guay que organiza rutas por la Sierra de Guadarrama. La montaña es alta, unos 2400 metros, y es extremadamente bonita. Prometieron también que organizarían viajes a sitios pequeños pero interesantes, para que no sea solo hacer senderismo.

Senderismo en Madrid

Fuente

Así que, después de encontrarlos decidí unirme a uno de sus eventos. Tuve que pagar diez euros por el bus que habían alquilado, que es totalmente razonable porque coger un bus público normal a la montaña cuesta unos once o doce euros (billete de vuelta incluido). Llegué a la Estación de Autobuses de Moncloa a las nueve y conocí a mucha gente, preparada para ir a la montaña. La mayor parte eran estudiantes o gente joven, muchos de ellos extranjeros. Había gente de todas las partes del mundo: Estados Unidos, Turquía, Alemania, Rusia, Taiwan, Colombia, España, entre otros. Me encanta estar en un ambiente tan internacional, así que me sentí muy a gusto yendo a practicar senderismo con ellos.

Senderismo en Madrid

Fuente

Nos subimos al bus y partimos. El viaje hasta la montaña duró una hora y cuarto o y viente aproximadamente. Mientras estábamos en el bus estuvimos charlando y conociéndonos. Había algunos estudiantes de intercambio haciendo una beca del programa Erasmus Mundus. Había también profesores de inglés que impartían clases en Madrid. Otros eran hispanoparlantes de otros países. Algunos hablaban español, otros solo inglés y algunos hablaban ambos idiomas.

Senderismo en Madrid

Fuente

Conocí a una chica alemana encantadora que solo iba a estar en Madrid durante medio año. Conocí a un grupo con gente de varios países, que iban a clase juntos. Todos eran estudiantes de intercambio, que en principio se iban de España en tres meses. Era gente con inquietudes y llena de energía, lo típico de los estudiantes de intercambio. Los estudiantes Erasmus y de otros programas de intercambio similares están siempre listos para hacer cosas divertidas, viajar, salir y son gente muy positiva.

Senderismo en Madrid

Fuente

Había varias chicas americanas que habían venido a Madrid para enseñar inglés durante un periodo corto de tiempo. Se habían graduado recientemente, así que eran jóvenes y también muy positivas y listas para explorar el mundo. Resumiendo, toda la gente que conocí ese día era muy interesante, abierta de mente, y algunas tenían una amplia experiencia internacional.

Senderismo en Madrid

Fuente

Cuando llegamos a la montaña, nos dimos cuenta del frío que hacía. Algunas personas del grupos no iban bien preparadas. Yo, por ejemplo, no llevaba botas de montaña apropiadas. Fuimos al único bar que había y la mayoría pidió una bebida caliente. Esto retrasó la salida pero no nos preocupaba demasiado porque estábamos charlando y conociéndonos. Había un pequeño sorteo de lotería, organizado por nuestros guías.

Senderismo en Madrid

Fuente

Mucha gente ganó guantes y gorros, que en aquellas circunstancias eran muy útiles. Y finalmente comenzamos la ruta. Paramos cinco minutos después, sin embargo, para hacernos una foto de grupo y para decir a la seguridad del parque que éramos un grupo numeroso. El sitio en el que se supone que íbamos a hacer senderismo se llama Parque de Peñalara. Además, no forma parte de Madrid sino de otra región, llamada Castilla y León.

Senderismo en Madrid

Fuente

Es una región única, con algunas especies raras, incluida una rana que no vive en ningún otro lugar excepto en este parque. Después nos dirigimos hacia el pico, llamado así por el parque: el pico de Peñalara. La verdad que no éramos los senderistas más profesionales. Nos parábamos con frecuencia para hacernos fotos y para charlar. Algunas de las personas que acababa de conocer no estaban preparadas para caminar rápido. Nos los pasamos muy bien mientras hablábamos y nos conocíamos mejor.

Senderismo en Madrid

Fuente

Sin embargo, cuando alcanzamos una altura determinada, el viento era muy fuerte y frío, y había algo de hielo. Nuestros guías decidieron parar para comer y nos tuvimos que resguardar detrás de unas rocas. A pesar del refugio improvisado que nos proporcionaban las rocas, el viento era demasiado frío y nos quedamos helados. Comimos rápidamente unos sandwiches y algo de chocolate y nos volvimos a la entrada del parque. Nuestros guías decidieron llevarnos a una casita, que podía usarse como refugio en caso necesario.

Senderismo en Madrid

Fuente

Fuimos dentro, pero como era muy pequeña no podíamos estar todos a la vez. Después nos hicimos unas fotos muy chulas. Pudimos ver la montaña a nuestro alrededor y era súper bonito. Estábamos en una parte baja de la Sierra, así que ya no hacía tanto frío. Después, volvimos al aparcamiento y al mismo bar en el que habíamos tomado un café por la mañana. Bebimos un poco de chocolate caliente y té para entrar en calor. El bar tenía una chimenea encendida y algunas fotos guays en las paredes.

Senderismo en Madrid

Fuente

Las fotos mostraban montañeros y esquiadores locales. Tuvimos la oportunidad de charlar un poco más, esta vez en un ambiente más tranquilo. En el bus me senté junto a una chica rusa muy interesante e inteligente. Había viajado por el extranjero, así que me encantó charlar con ella. Cuando volvimos a Madrid (tras quedarnos atrapados en un atasco) nos intercambiamos los contactos. Espero que volvamos a vernos en algún momento. Fue genial.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Comparte tu Experiencia Erasmus en Madrid!

Si conoces Madrid como nativo, viajero o como estudiante de un programa de movilidad... ¡opina sobre Madrid! Vota las distintas características y comparte tu experiencia.

Comentarios (0 comentarios)


¡Comparte tu experiencia Erasmus!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!