Cinque Terre | Qué ver en La Spezia

Cinque Terre


  - 1 opiniones

Las Cinco Tierras

Traducido por Lucía Acedo — hace 1 año

Texto original de Chiara Menghetti

Dos días en las Cinco Tierras

Hacía varios años que llevaba con ganas de pasar un par de días en las Cinco Tierras pero, entre unas cosas y otras, no había sido capaz de sacar tiempo suficiente para visitarlas. Había visto cientos de fotos de esos pueblecitos tan coloridos, con las casitas juntas las unas a las otras, todas diferentes. Me parecía un paisaje muy pintoresco, que en cierto modo me recordaba a la Costa Amalfitana, que es realmente uno de mis lugares favoritos del mundo.

Un mes después de haber vuelto de Bali, cuando no tenía absolutamente nada que hacer más que pensar en lo que me estaba aburriendo, convencí a mi familia para organizar una escapada a las Cinco Tierras. Decidimos ir el 18 de diciembre y volver al día siguiente: algo sencillo pero que podría bastar para visitar perfectamente cinco pueblitos tan pequeños.

Decidimos hacer el recorrido "al contrario", es decir, comenzar por Monterosso para después llegar, el 19 a mediodía a Riomaggiore, antes de regresar a Siena. Después de visitar Riomaggiore en realidad queríamos hacer una última parada en Portofino que, aunque no forma parte de las Cinco Tierras, merecía seguramente una parada. Además, pilla de camino por la carretera, está a pocos minutos de La Spezia, por lo que os aconsejo incluirla en vuestro tour por las Cinco Tierras.

Tuvimos muchísima suerte con el tiempo: pillamos dos días enteros con sol y temperatura suave, que nos permitió disfrutar al máximo los paisajes y el mar, en algunos momentos incluso sobraba la chaqueta.

le-cinque-terre-7d42b6fbceccd75c85d3ee29

Las Cinco Tierras

Cinque Terre son cincos pequeños pueblos de colores sobre la abrupta costa de Liguria, en la provincia de La Spezia, patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1997.

Los pueblos son, del norte al sur, Monterroso al Mare, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Es posible moverse en coche de un sitio a otro, pero si el tiempo lo permite, la mejor opción recorrer el Sendero Azul, una ruta de montaña que va por las Cinco Tierras desde la cual se puede disfrutar de un paisaje espectacular de la costa.

Todos estos cinco pueblecitos antiguos de pescadores se caracterizan por sus casas variopintas que desde lo alto, con viñedos en terrazas, bajan hasta el mar.

En las tratorías típicas, además de las especialidades del mar, se sirven primeros platos a base del condimento más típico de Liguria: el pesto.

Monterosso al Mare

Monterosso es el primer pueblo de las Cinco Tierras empezando por el norte y es el más grande, antiguo y poblado de los cinco.

Hace tiempo, Monterosso era un pueblo bien protegido, dotado de numerosas torres para el avistamiento de enemigos provenientes del mar: actualmente, quedan sólo tres torres, la más famosa de ellas es la Torre Aurora. Esta data del siglo XVI y hoy en día se utiliza como una estancia privada.

El resto del pueblo está divido en dos partes distintas, una parte antigua y la zona nueva. En la parte nueva se encuentra la playa de Fegina, la más extensa de todo este tramo de costa, que en verano se llena de turistas y de locales. La playa alberga también una gran estatua que representa al dios del mar Neptuno que sostiene una pesada concha marina (la estatua es conocida con el nombre de "Gigante").

En la cima de la colina que separa la parte antigua de la nueva de la ciudad (la colina de San Cristóbal) se encuentra la Iglesia de San Francesco y el Covento de los Cappuccini, construidos entre el 1619 y el 1622.

En la parte vieja del pueblo, en cambio, hay muchos sitios de gran interés histórico, arquitectónico y cultural. No demasiado lejos del mar, se sitúa la iglesia del 'trecento' de San Giovanni Battista, con una original fachada con franjas blancas y negras. A poca distancia de la iglesia se encuentra la Capilla Mortis y Orationis, parecida a la iglesia por fuera pero barroca por dentro.

Dejando atrás Monterosso, desplazándose hacia el interior, se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Soviore. Es el santuario más antiguo de Liguria, mencionado por primera vez en un documento de data de 1255.

Vernazza

Vernazza es probablemente el pueblo más fotogénico de las Cinco Tierras. Se puede llegar únicamente andando, aparcando el coche a poco más de un kilómetro del centro del pueblo. En el camino, se pueden observar los daños provocados por la inundación que, en otoño de 2011, dejó notables daños en el centro habitado.

El edificio más importante de Vernazza es la Iglesia de Santa Marguerita de Antiochia, construida entre el siglo XI y XII con estilo románico.

A pesar de la magnitud de la iglesia, situada en la parte baja del pueblo, el edificio que sobresale más es la Torre de Belforte, que pertenece al Castillo de Andrea Doria. Pagando unos 1,50 € de entrada se puede acceder a dicha torre para disfrutar de una vista completa del resto de la ciudad y la costa.

le-cinque-terre-9d038e8193687d547475cb5e

La fotos más bonitas del pueblo, incluyendo las que saqué yo misma y que añado, son casi siempre las que se hacen desde un punto panorámico a largo del sendero número 2, que desde Vernazza lleva a Monterosso.

Corniglia

Corniglia forma parte de Vernazza. Es el pueblo más pequeño de las cinco tierras y, a diferencia de los otros cuatro, está en lo alto y no tiene puerto. Desafortunadamente, es imposible llegar en coche a Corniglia, por lo que las únicas opciones practicables son el tren (que es en general el mejor modo para ir a las Cinco Tierras), o a pie, siguiendo alguno de los senderos que cité.

Su edificio más importante es la Iglesia de San Pietro, con estilo ligur gótico. Se edificó en el 1334 mientras que la capilla es anterior al año 1000.

Visto que el desayuno era definitivamente prohibitivo y debido a la falta de tiempo, fue una lástima pero decidimos no pasar por Corniglia, prefiriendo parar directamente en Manorola.

Manarola

Manarola forma parte de Riomaggiore. En este caso, para llegar al centro histórico, es necesario dejar el coche en un aparcamiento cercano y seguir a pie.

le-cinque-terre-19bc2129d1aa98613b0ab3ac

Durante nuestros dos días en las Cinco Tierras tuvimos la suerte de ver el pesebre que ganó el título de ser el más grande del mundo. De hecho, durante las fechas navideñas, el pueblo de Manarola y la colina que se encuentra a la derecha se llenan de luces y por la noche dan vida a un inmenso pesebre que se ve a kilómetros de distancia.

A parte del pesebre, que se puede ver cada año del 18 de diciembre hasta finales de enero, Manarola tiene muchos monumentos importantes, como la Iglesia de San Lorenzo y lo que queda de una imponente fortaleza que data del siglo XII.

Riomaggiore

Riomaggiore es, de entre las Cinco Tierras, la que se sitúa más al sur y al este.

El pueblo esta divido en dos partes separadas por la estación de tren, desde la cual sale la famosa Via del Amor: antes de llegar a la estación está la parte principal, la más extensa, mientras que al otro lado se sitúa el puente y la ciudad antigua. En la parte superior de Riomaggiore está la Iglesia de San Giovanni Battista, construida en 1340. En su interior se conservan obras como el "Sermón de San Giovanni Battista" de Domenico Fiasella, el magnífico púlpito de mármol de 1663 y el crucifijo de madera de Anton Maria Maragliano.

Toda la zona antigua forma una sucesión de callejuelas y escaleras empinadas que suben desde el mar a la colina.

le-cinque-terre-87e53ca34c9b0cf7804024b7

Las Cinco Tierras son sin duda alguna un lugar para visitar si os encontráis en Italia, ya sea en verano como en invierno. En todos estos cinco pueblecitos, en efecto, el mar, las casas de colores y la cocina típica dejan un recuerdo imborrable en cada uno de los viajeros que deciden pasar por allí.

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Cinque Terre? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!