Mi opinión después de un mes en Japón [parte 3]

Ha llegado el momento de unos cuantos "Era mi primera vez... ". ¿Qué diferencias hay entre algunas de nuestras costumbres, como darse una ducha o usar una sauna? ¿Comidas, bebidas? ¿Cómo es la cocina japonesa? ¿Podrías sobrevivir? ¿Comen mucho pescado? ¿Wasabi? ¿Té verde? ¿Cómo son los centros comerciales japoneses, las tiendas y los precios? ¡Encontraréis más mitos y leyendas como estas en este texto! Si aún no lo has hecho, puedes leer también la parte 1 y parte 2.

8. Tomando una ducha y la sauna... juntos

En algunos hoteles descubrí que el espacio para ducharse, las aguas termales (onsen) y la sauna eran zonas comunes. En otras palabras, te duchas o te das un baño junto a otros 10-20 hombres (o mujeres) desnudos. Aun que las zonas de duchas de hombres y mujeres estaban separadas, claro. Esto ocurrió en el hotel tradicional en el que pasamos una noche.

Descubrí esta "actividad" durante mis días en el campamento. Al parecer, se suponía que iríamos un día al hotel "tradicional" y a sus baños, conocido como Inunakiyama Onsen (hablaré más sobre eso después). Por supuesto, excepto para nuestro amigo de Finlandia, donde tomar una sauna desnudo junto a tus amigos o familia es algo normal y están acostumbrados, para el resto de nosotros era algo a lo que no estábamos acostumbrados. En Croacia no es algo que hagamos. Ahora llega la parte divertida. El día anterior a ir a Inunakiyama Onsen lo pasamos en otro hotel tradicional (allí ocurrieron algunas historias legendarias que incluyen arañas del tamaño de pelotas de tenis, pero más sobre eso después). Tenían una habitación con duchas donde la privacidad y ser invisible para los demás era algo imposible. Mi amigo turco y yo discutimos sobre esto (en Turquía tampoco es normal que los hombres se bañen juntos) y concluimos que al día siguiente tendríamos que romper el hielo, pero diez minutos después acabamos al bajar las escaleras en la habitación de las duchas pensando que sería mejor deshacerse cuanto antes de esa incómoda sensación.

La primera vez resultó extraña, en el momento en que "te quitas el albornoz y brillas" lo mejor es pensar "¡bueno, a la m***** todo, allá vamos! ", eso ayuda. Los primeros segundos los pasamos riendo porque ambos teníamos la vista clavada al frente y pensando cómo darnos esa ducha lo más rápido posible y volver a las toallas. Pero entonces te das cuenta de que da igual y ya no te preocupa. Es muy sencillo. El día siguiente fue mucho más fácil, a pesar de que a excepción de 2 o 3 de nosotros había 15 adultos y algunos tipos mayores del hotel que no conocíamos, al final simplemente entrábamos sin que nos importara tanto.

Después de esta experiencia (y muchas más en Japón) no tuve problemas para hacer cosas así o sentirme avergonzado por hacerlo en Croacia. Por suerte para mí, como tuve que quitarme las gafas no podía ver los detalles, lo que hizo mucho más fácil aguantarlo para mí que para los demás. Al final, no te importa demasiado; llegas, te sientas, te das una ducha, vuelves a la toalla, te pones la ropa y te vas. Lo único que había que hacer era romper el hielo.

En conclusión, no hay nada de lo que avergonzarse y, como en el oeste esto tiene más que ver con la religión, lo vemos de una forma distinta. En Japón ese no es el caso. Ellos no tienen motivos religiosos que los detengan y, al menos, evitan situaciones socialmente incómodas. No sé si eso funcionaría aquí ni cuánto tardaría en convertirse en algo normal. Además, tengo la sensación de que se preocupan mucho más por la higiene de lo que lo hacemos aquí (en general) así que puede que sea mejor que las cosas se queden como están hasta que cambie la mentalidad.

Dado que no era una ocasión ideal para hacer fotografías espero que entendáis por qué no tengo nada que incluir aquí. Además, no estoy seguro de si algo así estaría prohibido. Podéis buscar en Google "Japón Onsen / baños termales".

9. Comida y bebida

my-thoughts-impressions-month-japan-3-33

Este fue definitivamente uno de los temas candentes cuando volví a casa. En realidad, no solo me preguntaron en Croacia o en otros sitios, sino también mientras estaba en Japón. ¿Te gusta la comida japonesa? ¿Te gustó la comida? ¿Cómo es la comida allí? ¿Pasaste hambre? ¿Te morirías si pruebas...? Y otras tantas por el estilo.

En primer lugar, yo como de todo, y con eso me refiero literalmente a todo tipo de comida. Aún no conozco los nombres de la mitad de las cosas y más aún cuando cada nombre era japonés y muchas cosas de los menús eran nuevas para mí. A veces no sabía qué estaba comiendo y, en ocasiones, cuando el sabor era algo sospechoso tampoco quería saberlo. Mis amigos no japoneses estaban igual. Había algunas cosas bastante chulas, muy deliciosas, ¡oishii ne! Pero a veces el sabor era "interesante" y ni yo ni mi estómago estábamos acostumbrados.

my-thoughts-impressions-month-japan-3-54

my-thoughts-impressions-month-japan-3-1a

En general, a los japoneses les gusta el arroz, el pescado (distintos tipos y preparado de distintas formas), la fruta y las verduras. Como ya he dicho, depende de los gustos personales o, más bien, de haberse acostumbrado a eso desde pequeño, puede que así se disfrute más, o que tu estómago no acabe revuelto. Lo que observé en Japón es que se come un poco de todo y se echa una pequeña cantidad en el plato, al contrario que en Croacia donde nos gusta poner una tonelada de comida en el plato y no hay mucha variedad. Aún así me preocupaba quedarme con hambre después pero no fue el caso. Ahora que estoy en Austria tengo que llevar cuidado con mi modesto presupuesto para sobrevivir, intento comer un poco de todo, que supone más tiempo de preparación pero es más sano.

my-thoughts-impressions-month-japan-3-d7

Ahí estaba preparando la mesa para la cena en el restaurante Anchin.

Les gusta usar muchos tipos de especias y salsas. La salsa de soja por ejemplo, es muy buena. El sushi es uno de los muchos platos que puedes comer allí (en general, hay arroz normal o agrio combinado con algo más).

my-thoughts-impressions-month-japan-3-a7

¡El wasabi no se come directamente! Se pone un poco (del tamaño de uno o dos guisantes) en la salsa en un plato pequeño, se mezcla y se moja la comida en él.

Casi me olvido de algo principal. ¡Los palillos! Allí los usan prácticamente todo el tiempo. Algunas personas me preguntaban cómo se toman la sopa con los palillos, y la respuesta sería que usas los palillos para comerte todos los ingredientes, como los fideos (soba), las verduras, la carne... todo excepto el caldo, que simplemente te lo bebes después. También tienen todas las piezas de cubertería pero prefieren usar los palillos. Hay varias versiones, desde los que se usan una sola vez (los más baratos y puede que ecológicos) y luego se reciclan, hasta esos que están hechos de mejores materiales y se pueden lavar y usarse durante mucho más tiempo. Todo lo que se compra (como la comida envasada que solo tienes que calentar o cocinar) está preparado para poder comerse con palillos.

my-thoughts-impressions-month-japan-3-72

También podría añadir los pulpos, cangrejos (marisco), pollo y cerdo como la comida más popular junto con el pescado. Algo que para mí y para algunos otros resultó inusual era que cocinaban (cocinaban, no preparaban) la ensalada.

my-thoughts-impressions-month-japan-3-d2

A menudo sucedía que mezclaban cosas que nosotros nunca mezclaríamos. Algo que me gustaba mucho, para ellos no era tan especial, y algo que para ellos era delicioso para mí era "interesante, gracias, ya lo probaré la próxima vez". La carne fresca era a menudo difícil para mi estómago, sobre todo los primeros días, pero al final te acostumbras o te fuerzas a comerlo. Cuando la comida está muy caliente (atsui) es lo mejor. Al menos para ellos. Una vez más, yo tenía que esperar unos minutos para no quemarme la lengua. Así que prestad atención cuando vayáis a un restaurante o cuando comáis en casa con amigos. Hacer la comida a la plancha también es algo muy popular, y no solo en casa sino también en los restaurantes. Ya os contaré más después.

Algunas cosas que había escuchado sobre Asia y que no comen pan son ciertas y no tan ciertas. No recuerdo ver ninguna panadería por la calle. El pan se sirve en bollos o en tostadas, rodajas de pan prácticamente nunca.

El té verde... interesante...

my-thoughts-impressions-month-japan-3-4b

Se podrían escribir libros sobre las comidas y los platos. Aunque ya hay muchos y mi trabajo no tiene que ver con la comida. Así que os hablaré un poco de la bebida y los hábitos de beber. Una cosa de importancia nacional y que ningún extranjero olvidará es el té verde. El té verde sabe, al menos para mí, terrible. De verdad que intenté acostumbrarme pero supongo que hay dos tipos de personas en el mundo. A los que les gusta, lo adoran, y podrían beberse botellas enteras al día, y luego yo y algún otro bobo que huiría o moriría antes de sed. Imagino que será cuestión de acostumbrarse de pequeño, si no, resulta más difícil. Otro problema (lo admito) es que estamos (estoy) acostumbrados a añadir muchos aditivos como azúcar, limón, miel, etc. Lo intenté así en Japón con el té verde (para su sorpresa y escándalo) pero tampoco ayudó demasiado. Respecto a eso, fui probablemente el primero en la historia de la ceremonia del té en pedir un poco de azúcar. En casa siempre se sorprendían y hacían fotos o vídeos mientras yo echaba azúcar o miel al té. Por suerte, no estaba solo en eso. En el campamento, la mayoría de mis amigos no japoneses tenían el mismo problema.

¡Hasta puedes comprar té embotellado en las tiendas!

my-thoughts-impressions-month-japan-3-e2

Por otro lado, ¡también tienen cosas normales! Probé un zumo o agua llamada Pocari Sweat y está realmente delicioso, podría decir que es mi bebida favorita de Japón. Lo probé por primera vez mi segundo día en Japón, en el restaurante y también fue la última cosa que compré en Japón unos minutos antes de subir al avión en el aeropuerto Osaka Kansai. En cuanto a la cerveza, las más populares son Kirin y Asahi. Muchas veces las anunciaban famosos jugadores de baseball.

Algo bastante interesante allí es que los menores de edad no beben alcohol y ni siquiera es algo que se planteen. Al menos son buenos en cuanto a distinguir las intenciones, pero aún así, yo tengo mis dudas. Pregunté a varios estudiantes y me dijeron que en Japón no beben alcohol como nosotros aquí. Incluso a mí, que soy un adulto legal según la ley, me dieron solo cerveza sin alcohol (aunque los adultos bebieron mucho más y se pusieron muy "contentos"). El sake es más flojo que el rakia o la shlivovitza. Los adultos o mayores tienden a beber cerveza o algo más fuerte. El café también es una opción pero el té es mucho más popular (a excepción de ese desafortunado té verde, tienen otros muchos a los que se les puede añadir miel o limón para mejorar su sabor). Aún me resulta gracioso cuando pienso en aquel momento en que no estaban muy convencidos de compartir las bebidas alcohólicas conmigo porque temían que me emborrachara y, aún así, después de pedirme una limonada o una cerveza sin alcohol, ellos se emborrachaban mucho después de un par de vasos de cualquier cosa.

my-thoughts-impressions-month-japan-3-33

Como he dicho antes, ¡puedes encontrar unas máquinas expendedoras enormes que venden montones de bebidas por las calles!

10. Tiendas y precios

my-thoughts-impressions-month-japan-3-2c

En cuanto a las tiendas más pequeñas, que recuerdan a las de las gasolineras, tienen Lawson y Family mart por todas partes. Solía ir mucho por allí yo solo, con la bicicleta por la ciudad, para comprarme unas galletas, un zumo o algo por el estilo. Una vez incluso intenté comprar unos pinceles de caligrafía (y tuve que hacer uso de los diccionarios y de mis manos para explicar lo que quería). No son tiendas muy grandes pero tienen lo básico y los precios están bien.

my-thoughts-impressions-month-japan-3-09

my-thoughts-impressions-month-japan-3-0c

Una de mis favoritas era una tienda llamada Daiso donde siempre tenían algunos artículos a menos de 108 yenes (algo así como un dólar y menos de un euro). La primera vez que lo vi pensé que me había vuelto loco al calcular los precios desde la moneda japonesa a la croata. Tuve que usar la calculadora diez veces antes de aceptar que podía pagar menos de un euro por libros para niños, juegos sencillos y cosas por el estilo. Luego decidí que sería una lástima dejar Japón sin haber comprado un poco más de lo que tenía planeado (puesto que me habían advertido de que era bastante caro). Siempre se puede encontrar algo a buen precio. Así que, para no sentirme culpable en el viaje de vuelta, me gasté unos 20 € en más de 20 artículos, ¡no tenía espacio en mi mochila para todo! Y aún así me sentí muy feliz. Habría comprado más si no hubiera estado preocupado por el límite de peso en el avión, no quería tener problemas por ese lado.

my-thoughts-impressions-month-japan-3-f9

Los precios de algunas cosas pueden ser mucho más baratos en general, incluso que en Croacia (y más aún que en la parte oeste de Europa) pero algunos son bastante más caros. Los libros, sobre todos los reciclados, son muy asequibles; a veces casi a la mitad del precio que tendrían en Croacia así que no puede perder la oportunidad de comprar unos cuantos libros en hiragana con imágenes muy interesantes que me ayudaron a aprender japonés después. Las tiendas tienen un aspecto muy colorido por dentro, prevalecen los colores rosas y amarillos. Además, a mí me resultaba difícil encontrar cosas porque todo estaba escrito en grandes kanjis y no entendía nada.

Gomen nasai, su tarjeta Visa electrónica no puede usarse

Por otro lado, rechazaban mi tarjeta Visa prácticamente en todas partes de la ciudad. Había leído antes de mi viaje cosas así pero no me lo llegué a creer del todo. Lo que aprendí de mi experiencia personal es que la sociedad japonesa es una sociedad muy basada en el dinero en efectivo y, como norma, las tarjetas no se usan en las tiendas (en las más pequeñas, a veces supermercados e incluso tuve problemas en un centro comercial mientras compraba varias revistas de Dragon Ball Z y unos mangas). Después de una semana y media no tuve otra opción que pedirle a mi abuela de acogida (y fue necesaria mucha creatividad para entendernos) que me ayudara a ir al banco y solucionar el problema. Dibujé 3 cosas en un papel: mi tarjeta > efectivo; y esperé que lo entendieran porque no hablaban inglés y había hecho todo lo que podía con mi japonés chapurreado. Por suerte, uno de mis amigos de Lions que hablaba inglés me acompañó e intentó solucionar el problema. Incluso entonces no conseguimos nada. Empezaba a desesperarme porque no sabía cómo utilizar los yenes de mi tarjeta e iba a necesitarlos después con el campamento.

Pero siempre hay una forma, así que nos dirigimos a correos. Un tipo me enseñó el ATM que también estaba disponible en inglés y, al parecer, no sabíamos que lo estábamos haciendo de la forma incorrecta. Al final conseguimos sacar el dinero y pude sentirlo por fin en mis manos. Creo que habríamos podido solucionarlo antes en el banco si hubiera tenido una opción en inglés o si ellos hubieran sabido que había que pulsar el botón que decía "retirar efectivo". Aún así, todo se solucionó. Y vuelvo a decir que todos se esforzaron mucho por ayudarme con esto y me sentí muy mal porque no quería causarles problemas o estresarles.

Me apunté algunos de los precios de las tiendas en euros o los comprobé en las fotografías:

  • una caja de galletas de chocolate de 27 g, alrededor de 1, 4 €
  • botella de agua de 0, 5 L, alrededor de 0, 62 €
  • un zumo de 1 L, alrededor de 1, 17-1, 56 €
  • sopa (preparada) 0, 62-0, 75 €
  • minipatatas fritas (se comen rápido, más que un tentempié) 0, 2 €
  • manga de Dragon Ball alrededor de 2 €
  • 1, 5 L de Coca-Cola cuesta 1, 11 €
  • verduras con arroz o pollo (listo para calentar / plato instantáneo), 450 g 1, 25 €
  • Así que cuando vayáis a Japón aseguraos de llevar efectivo, ¡no dependáis de las tarjetas!


    Galería de fotos



    Comentarios (0 comentarios)


    ¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

    Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


    ¿No tienes cuenta? Regístrate.

    Espera un momento, por favor

    ¡Girando la manivela!