Advertise here

Viaje de un día a los Lagos de Plitvice

Cuando mi mejor amiga y yo fuimos a Croacia, decidimos visitar una parte muy famosa del país: el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, el más grande de Croacia. Pertenece a la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, lo que significa que es un parque nacional de gran importancia por su biodiversidad. Fuimos al norte de Croacia para esto, para explorar este precioso parque nacional en plena naturaleza.

a-day-trip-plitvice-lakes-78396942e27e29

Nuestro viaje a los Lagos de Plitvice empezó pronto por la mañana y como nos alojábamos cerca, llegamos en poco tiempo. En el acceso al parque compramos nuestras entradas de estudiantes por 15 € y accedimos por la puerta principal del recinto.

Caminamos un poco hasta llegar a una enorme zona circular rodeada por miradores que daban a los llamados "Lower Lakes" (lagos inferiores) y a la Gran Cascada, que nace de un gran acantilado y llega hasta las zonas más bajas del parque. La Gran Cascada de los Lagos de Plitvice tiene casi 80 metros de alto y mana del río Plitvice. Esta parte del parque es la más famosa y visitada. Las fotos que veréis en las postales son de esta zona. Las vistas sobre el parque desde estos miradores es sobrecogedora porque los colores verdes y azules que veréis combinan a la perfección. Se crea un panorama mágico.

Viaje de un día a los Lagos de Plitvice

Sin embargo, en este punto tuvimos que elegir qué camino seguir y nuestra elección fue el B. Empezaba en la Gran Cascada, pasaba por los Lower Lakes, cruzaba el lago Kozjak y acababa en otro de los accesos del parque. Había otra opción para ir hasta el acceso por el que entramos, pero de haberlo hecho, nuestro recorrido habría sido más largo, así que decidimos acabar en el lado opuesto.

Después de ver la Gran Cascada, seguimos hacia los Lower Lakes y cruzamos los puentecillos de madera. Tuvimos que caminar por los estrechos puentes, entre la valla y los juncos que los rodeaban. Era como un pantano, pero, al mismo tiempo, contribuían a hacer más únicos aún los Lagos de Plitvice. Cuando cruzamos el primer puente, estuvimos más cerca de la Gran Cascada y la pudimos ver desde abajo. Sinceramente, vista desde esa perspectiva era aún más increíble que desde arriba, así que os recomiendo que sigáis esta ruta.

Después fuimos al lago Gavanovac, que estaba lleno de juncos por los lados y que llevaba a las pequeñas cascadas de Milke Trnine. Entorno a estas cascadas pudimos ver por primera vez la famosa "toba" de los lagos. La toba es un tipo de roca caliza que, en la mayoría de los casos, está cubierta con un musgo verde o con otras plantas. Sin embargo, este tipo de roca es muy importante para el parque porque es el hogar de muchos pequeños seres vivos que viven allí.

a-day-trip-plitvice-lakes-aab86a435c5253

Seguimos subiendo para llegar hasta el lago Milanovac, que es uno de los más grandes del parque. También tiene unas cascadas muy grandes y muchos peces. Su agua era de color turquesa, una característica de todos los lagos. Un dato interesante es que el color del agua es tan bonito por lo cristalina que es y por las rocas calizas que hay en el fondo. Todo eso refleja el color del cielo y por eso se aprecia ese tono turquesa por todos lados. ¡Es alucinante!

Tras esto, seguimos caminando y llegamos hasta un camino asfaltado que nos llevó hasta el Kozjačka Draga, una buena parada para hacer un descanso. Tiene muchos bancos y mesas para hacer un picnic. También había una tienda de recuerdos en las que poder comprar cosas que nos recordaran a este lugar mágico, pero nosotras decidimos echar solo un vistazo. Después fuimos al muelle donde los barcos esperaban a que la gente fuera y cogimos uno, que, en teoría, cruzaba uno de los lagos más grandes y profundos del parque, el Kozjak. Los barcos eran bastante grandes y en ellos se podían subir veinte personas o incluso más. Están abiertos por todos lados y pudimos disfrutar de media hora de viaje por el lago Kozjak. Acabamos llegando a la otra orilla.

Por desgracia, nos dimos cuenta de que nos habíamos bajado en el lado equivocado, así que tuvimos que esperar otro barco que haría el camino de vuelta. Por último, tras mucho preguntar a los guías que estaban por todos lados, fuimos al otro lado del lago y nos preparamos para acabar nuestro viaje en los Lagos de Plitvice.

Antes de salir del parque fuimos al Bistro Kupaliste, un bar que sirve todo tipo de bebida y comida de la que podréis disfrutar con las vistas sobre el lago Kozjak.

a-day-trip-plitvice-lakes-5e7ebc8e9e8820

Finalmente seguimos las señales y conseguimos salir del parque. Sin embargo, me dio mucha pena porque es un lugar increíble y sobrecogedor. Sea como sea, estoy feliz de haber tenido la oportunidad de haber estado allí unas horas y os sugiero que hagáis lo mismo si venís a este increíble país.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!