Advertise here

La feria de Córdoba

En el mes de mayo, entre las Cruces, la Batalla de las Flores y el Festival de los Patios, Córdoba está en plena efervescencia. Sin embargo, quien haya vivido esto, aún no lo ha experimentado todo. Todos los años, a finales de mayo, tiene lugar la famosa feria. Durante una semana, la ciudad deja casi literalmente de funcionar. Todo el mundo empieza a disfrutar de este evento.

Transporte

La feria de Córdoba se celebra en un lugar relativamente alejado del centro, en la orilla opuesta del Guadalquivir, donde se encuentra el centro histórico. Esto no impide que muchos vayan hasta allí a pie, pues es una distancia factible (dependiendo de dónde vivas, claro). Sin embargo, personalmente aconsejo a las personas que lleven tacones que usen el servicio especial de transporte que la ciudad ofrece con ocasión de este evento. El recorrido a pie es, a pesar de todo, agradable (al menos la ida), sobre todo si se va por el puente romano, uno de los monumentos estrella de Córdoba. Una vez que cae la noche, también pueden admirarse las numerosas guirnaldas iluminadas que contribuyen a dar una mágica atmósfera a la feria.

La feria de Córdoba

Características

Aunque la feria de Córdoba no es tan famosa como la Feria de Abril, en Sevilla, no tiene nada que envidiarle. Según mi compañera de piso italiana, que también fue a Sevilla para vivir este evento, la de Córdoba es mucho menos exclusiva y más accesible. En Sevilla, la entrada a la mayoría de casetas (construidas especialmente para la feria) es de pago, mientras que en Córdoba es gratuita.

La feria de Córdoba

Uno de los aspectos más característicos de las ferias andaluzas es la "portada", que tampoco falta en Córdoba. Tanto de día como de noche es el punto de referencia principal para todo aquel que se pierde en el recorrido por las casetas, puesto que son muy parecidas las unas de las otras.

La feria de Córdoba

La feria de Córdoba

La feria de Córdoba

Lo imprescindible de la feria

Durante el día, la feria de Córdoba es el lugar perfecto para bailar sevillanas. Por desgracia, yo no conseguí aprender, pero si, por el contrario, tienes un mínimo de coordinación, serás capaz de aprender al menos los pasos básicos más fáciles, porque hay muchas versiones de este baile tradicional. Tras un mes de práctica (muchas asociaciones Erasmus ofrecen clases de sevillanas en Córdoba, como por ejemplo ESN o Erasmus Family), mi compañera italiana las bailaba lo suficientemente bien como para atreverse a demostrarlo en público.

Otro de los atractivos de este evento son los trajes tradicionales, sobre todo los de las mujeres: son los famosos "trajes de feria". Están compuestos por una falda larga ajustada y colorida y, en la parte de las pantorillas y de las muñecas, suele estar decorada con volantes. Diría que es muy normal que las mujeres andaluzas tengan al menos uno de estos trajes, cuyo precio puede llegar hasta los 1000 €. A partir de 500 € se considera un precio normal para uno de estos atuendos. Gracias a mi compañera de piso española tuve la oportunidad de probarme uno, aunque era un poquito ajustado para mi gusto.

La feria de Córdoba

También se añaden a modo de complementos una flor en el pelo, pendientes impresionantes y un "mantecillo", una especie de chal triangular que se coloca sobre los hombros.

Un ritmo difícil de aguantar

Por la mañana, la feria está llena de bailes, sobre todo de los tradicionales españoles, como las sevillanas o el flamenco. Los caballos también son muy importantes en este evento.

Cuando cae la noche, el reguetón se impone en todas las casetas, donde uno puede bailotear hasta la madrugada. Para los amantes de las emociones fuertes y para los que prefieren hacer una pausa entre bailes, hay una zona en la feria con un pequeño parque de atracciones con muchas actividades y atracciones.

En general, el ritmo de la feria también puede medirse por la cantidad de alcohol que se consume. La bebida tradicional es el rebujito, una mezcla de manzanilla (un vino blanco español) y una bebida gaseosa, como limonada o Sprite.

La feria de Córdoba

También es común (sobre todo entre los estudiantes) llevar una o varias botellas de alcohol, incluso ya mezclado. Las beben al aire libre, a la orilla del río, antes de entrar en el espacio como tal de la feria.

La feria de Córdoba

El miércoles de la feria es un momento especial para los estudiantes: la tradición dice que este día los estudiantes deben reunirse en los alrededores del río agrupados por carreras universitarias o por clases. Llevan una camiseta que les diferencia. La asociación Erasmus de Córdoba "Erasmus Family" creó este año una camiseta verde (muy oscura para el calor de mayo) en la que ponía: "I'm not Erasmus, Yo soy Erahmuh".

La feria de Córdoba

Hay que destacar lo fiesteros que son los españoles, una característica que se nota especialmente durante la feria. Me acuerdo de algunos de mis compañeros de clase, que fueron cada día de la semana, desde primera hora de la tarde hasta la madrugada. En mi opinión, es algo que califico de heroico.

Consejos

Aparte del abuso de alcohol, también hay que prestar especial atención a los objetos personales durante la feria. Creo que a casi la mitad de los estudiantes Erasmus de Córdoba les robaron el móvil durante esa semana.

A pesar de todo, en mi opinión la feria es algo que ningún estudiante Erasmus de Córdoba que se precie debe perderse. Es la oportunidad perfecta para descubrir un poco más de la cultura andaluza o simplemente para salir de fiesta.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...