Budapest - un pequeño sentimiento de paz


Escribí un artículo llamado: Budapest - el sol volverá a salir en el heroico Budapest - lo podéis encontrar pinchando aquí.

Pero creo que no es suficiente para hacerle justicia a esta preciosa ciudad, pues todavía quedan muchas cosas por hablar sobre ella. Así que he decidido escribir un pequeño artículo sobre la belleza de la ciudad, dejando a un lado su estilo heroico porque, personalmente, encuentro muchos más aspectos que hacen que Budapest sea un destino turístico obligado.

¡Vamos a ello!

Budapest - un pequeño sentimiento de paz

La primera impresión que me llevé sobre Budapest fue simplicidad y limpieza. Budapest es considerada la "París del Este" porque la belleza de la ciudad se asemeja de alguna forma a la de la capital de Francia; es una excelente representante de la belleza de la Europa del Este al lado de Praga, la capital de la República Checa.

Pero a mí me encanta Budapest por la tranquilidad que hay en la ciudad, algo que nunca se puede encontrar en París.

La atmósfera pacífica hace que se pueda visitar tranquilamente, es mucho más cómoda que los destinos más populares de Europa como París o Roma, sin dejar de descubrir algunos de las maravillas de la ciudad, que son incomparables.

Me di cuenta de que, además de la localización adecuada de tierra y población y el número moderado de turistas, uno de los factores clave que contribuye al buen ambiente de Budapest es que los edificios aquí se mantienen relativamente bajos (la mayoría de los edificios en Budapest no superan los 45 metros de altura) - una política del gobierno para garantizar los requisitos de un sitio del patrimonio mundial.

Caminando por Budapest no vi paisajes espectaculares, sino que me sentí relajado y tranquilo, como si estuviera disfrutando de un fin de semana. Budapest también es una de las capitales menos capitalizadas de Europa, lo que significa que es un lugar ideal para estudiantes internacionales y viajeros un presupuesto escaso. El precio de una habitación de hotel en el centro de Budapest es muy bueno, y la tarifa para entrar a los lugares turísticos no es demasiado cara.

Budapest - un pequeño sentimiento de paz

Leí un libro del escritor inglés M. John Harrison, quien escribió: "Budapest es una tierra de sueños: es una visión de Oriente en Occidente, una fantasía de Occidente en Occidente. Oriente... una ciudad creada desde París con ladrillos de Viena". La ciudad de Budapest es famosa por sus miles de años de patrimonio cultural local y el sello que dejaron las civilizaciones que estuvieron en la ciudad: desde la ocupación romana y el Imperio Otomano, hasta el Imperio Austro-Húngaro. La turbulenta historia dejó a Budapest con un patrimonio arquitectónico único y variado a lo largo del Danubio tanto en Buda como en Pest, representando a las diferentes personalidades de la ciudad. Si el lado de Buda tiene una magnífica Estatua de la Libertad y el Castillo Real, con sus calles y edificios medievales y antiguos sitios romanos en un paisaje montañoso y lleno de colinas, entonces la costa este de Pest representa una Budapest vibrante, con su magnífico Parlamento, que parece un palacio sacado de un cuento de hadas, sus senderos ribereños con magníficas vistas, antiguos mercados, cafeterías preciosas, tiendas de antigüedades y museos. La mezcla cultural hace de Budapest un manjar extraordinario: tiene el esplendor de Occidente y la gentil reminiscencia de Oriente. Obras arquitectónicas únicas como la Nueva Fortaleza (nueva arquitectura gótica neoclásica y gótica), la Sinagoga de Dohany (mosaico del Renacimiento), la Iglesia de Matías (arquitectura románica en la Edad Media), la Iglesia de San Esteban (arquitectura neoclásica), el Parlamento Húngaro (nueva arquitectura gótica), el Museo de Arte Aplicado (arquitectura Art Nouveau)... seguramente impresionarán a los visitantes, pues representan hermoso el patrimonio de la bella ciudad de Budapest.

Budapest - un pequeño sentimiento de paz

Incluso los turistas más ocupados como yo deberían darse un tiempo para instalarse y disfrutar de la pacífica belleza de Budapest.

Podéis navegar y cenar en el Danubio, dar un paseo por la pintoresca orilla del río o saltar a un tranvía dorado que recorre la ciudad. También debéis visitar el Museo Nacional de Arte y parte del Palacio Real, para disfrutar de las pinturas más valiosas del arte húngaro. También podéis subir a la cima de la Iglesia de San Esteban, el edificio más alto de Budapest, para admirar la hermosa ciudad desde arriba. Otra opción interesante para los viajeros es darse un refrescante chapuzón en los antiguos baños termales con una larga historia de ocupación turca, un servicio conocido como la "ciudad balneario" de Budapest.

¡Allí veréis a la gente jugar al ajedrez mientras se relajan dándose un baño de agua caliente!

Budapest - un pequeño sentimiento de paz

Por último, os recomiendo que si tenéis la oportunidad de visitar Budapest, probéis el paprika de pez de gato, una gran especialidad húngara.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Comparte tu Experiencia Erasmus en Budapest!

Si conoces Budapest como nativo, viajero o como estudiante de un programa de movilidad... ¡opina sobre Budapest! Vota las distintas características y comparte tu experiencia.

Comentarios (0 comentarios)



¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!