¿Por qué marcharse?

¡Hola a todos! Me presento:

Soy Alessia Giorgini, tengo 21 años y soy emiliana de nacimiento y de corazón. Soy cantante, bailarina y soñadora. Acabo de terminar mi último año de canto de jazz en el Conservatorio Lucio Campiani de Mantova. Hice un Erasmus desde el 16 de septiembre de 2017 hasta el 7 de febrero de 2018 en Leuven (Bélgica).

¿Por qué marcharse?

Fuente

Después de 5 meses de vuelta en mi país, he decidido abrir mi mente y mi corazón para contar mi experiencia.

¿Por qué hacerlo?

Siempre me ha atraído la idea de irme sola a una nueva realidad, romper con la rutina, lejos de todos y de todo. Soy curiosa, alegre, me encanta viajar, descubrir nuevos lugares y conocer gente. A todos los que sois como yo y sobre todo a los que no lo sois, os digo: ¡hacedlo! Y volveréis cambiados. Os guste o no, será una experiencia que recordaréis siempre y os ayudará a entender muchas cosas. Estaréis solos con vosotros mismos en un país nuevo con personas que hablan otro idioma. Y no, no será fácil, ¡pero eso es lo bueno! Es un desafío continuo con vosotros mismos, siempre con problemas que resolver (desde vivir solos o tener que coger transporte público a problemas cotidianos). El Erasmus te ayuda a crecer y si sentís que ya habéis crecido, fiaos, nunca sois lo bastante grandes ni sabéis lo suficiente, ¡nunca se deja de aprender!

Tendréis que vivir solos, sin ayuda de nadie, sobre todo al principio, lo que significa que: tenéis que limpiar la casa, lavar la ropa y plancharla, cocinar, etc. Para quién ya esté acostumbrado no será muy difícil, para quién no lo esté, tendréis que poneros manos a la obra para convertirse en un hombrecito o mujercita independiente. Si vivís en una residencia o en un apartamento compartido, tendréis que convivir con personas que no conocéis, con costumbres diferentes a las vuestras, en espacios reducidos.

Lo único que hay que evitar durante el Erasmus es ser asociales y estar en vuestro propio mundo. Lo más bonito de la experiencia es conocer gente nueva de culturas y lugares diferentes dispuesta a pasar tiempo con los demás y transmitir sus conocimientos. Yo conocí gente increíble, amigos de verdad con los que sigo en contacto, que me hicieron pasar los mejores días de mi vida. Así que abrid las puertas de vuestro corazón, hay muchos amigos nuevos que os esperan ahí fuera.

Mi nivel de inglés ha mejorado considerablemente. Seáis o no amantes de los idiomas, es una oportunidad enorme para aprender y/o perfeccionar un idioma y vuestras capacidades comunicativas. Es genial tanto para vuestro nivel personal de cultura como para trabajar. Hoy en día, saber idiomas (sobre todo el inglés) es fundamental en todos los ámbitos.

Seguiréis métodos de estudio diferentes con nuevos profesores que podrán revolucionar vuestra forma de pensar. Es muy importante ampliar horizontes y aprender en diferentes modalidades para tener una visión mayor y más profunda de vuestro recorrido académico.

De Erasmus estudiaba muchísimo, más que en mi casa, porque tenía muchos estímulos, además de que estaba más concentrada en el objetivo. El ambiente que te rodea influye en tus estudios: enfrentarte a nuevos métodos y profesores, en una nueva realidad y con personas que tienen conocimientos diferentes a los tuyos. ¡Todo estimula tu mente! Noté una gran mejora de mis capacidades en aquellos meses.

Tal vez estéis barajando vuestras oportunidades de trabajo, ya sea para el presente como para el futuro. Yo no he tenido la necesidad de trabajar en el extranjero pero he conocido a muchos chicos que lo hacían y que al terminar sus estudios en su país de origen han vuelto a la ciudad donde estaban de Erasmus porque les ofrecía mejores oportunidades.

Hay que estudiar sí, pero también es una gran oportunidad para explorar y divertirse. De lunes a viernes se estudia, pero en el fin de semana podéis ir de fiesta y visitar sitios nuevos, empezando por donde vivís. Es increíble lo mucho que puede ofrecer una ciudad, ya sea grande como pequeña. Hay muchas fiestas para estudiantes internacionales, actividades extraescolares, excursiones, fiestas en discotecas y pubs, conciertos, eventos por la tarde y por la noche... ¡sacad tiempo para visitar la ciudad limítrofe! ¿Y por qué no? Aprovechaos de vuestra posición y coged un vuelo hacia la capital europea más cercana.

Estaréis en contacto con culturas muy diferentes, ante todo con las del país en sí. Idioma, tradiciones, costumbres, cocina, ropa, organización, mentalidad... ¡poco a poco empezaréis a apreciar la diversidad y todas las similitudes que nos unen!

Antes de irme estaba enfrentándome a una crisis personal. No sabía quién era, qué quería para mí ni para mi futuro. Este viaje me abrió la mente, entendí muchas cosas sobre mí, sobre lo que quiero en mi vida y sobre las personas que me rodean. Tomaos este viaje como una oportunidad para estar con vosotros mismos y conoceros más a fondo. Tendréis tiempo para reflexionar y hacer lo que haga sentir bien.

¿Por qué marcharse?

"Pero es que tengo novio, no me puedo ir", eso no es excusa. Cuando me fui tenía novio desde hacía más de seis años. Esta experiencia es importante para vosotros y para vuestro futuro. Una relación a distancia es difícil pero el amor verdadero, resiste. Es más, se hace más fuerte.

Además de ser una aventura, el Erasmus es una increíble oportunidad, así que no la desperdiciéis. Vividla al máximo.

Alessia


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!