Cosas que tenéis que saber sobre el Erasmus

Si estáis aquí es porque habréis oído hablar sobre el Erasmus, o porque como yo, habréis sentido curiosidad por esta especie de concurso para ayudar a los que están a punto de embarcarse en esta aventura. Ya han pasado cuatro años desde que me fui de Erasmus por primera vez, la fecha en que me fui ha quedado bien marcada en mi mente porque esta vivencia cambió mi vida radicalmente. Puede que muchos de vosotros no hayáis prestado atención al hecho de que en la frase anterior he escrito "por primera vez", ya todos sabemos que la experiencia se puede repetir.

Muy bien, lo primero que debéis saber del Erasmus es que hasta el año 2012-2013 era algo que solo se podía hacer una vez en la vida, ahora se puede una vez por ciclo de estudio (grado, máster y doctorado) con una estancia máxima de 12 meses por ciclo. Por eso ahora se llama Erasmus+.

Lo segundo es que existen tres tipos de Erasmus. Con el Erasmus+ que todos conocemos, podemos ir a una universidad de la Comunidad Europea asociada a nuestra universidad para estudiar allí un cuatrimestre o el curso entero. El Erasmus+ Traineeship nos concede la oportunidad de hacer prácticas en una empresa europea e iniciarnos en el mundo laboral. Por último, tenemos el Erasmus Mundus, aunque no en todas las universidades, no con ese nombre al menos. Con él se puede estudiar en una universidad no perteneciente a la Comunidad Europea pero que tenga convenio con la vuestra (la mayoría están en Sudamérica, pero también hay en India, China, Sudáfrica, Estados Unidos y Canadá). Claramente a la última parte le dedicaré un apartado entero porque hay mucha más documentación que presentar por el visado.

Cosas que tenéis que saber sobre el Erasmus

Fuente

Cosas que tenéis que saber sobre el Erasmus

  1. Los plazos de solicitud se abren justo después de las vacaciones de Navidad, a veces durante la primera temporada de exámenes. Si os vais a ir durante el grado, se recomienda hacerlo en el tercer curso para poder hacer el TFG en cuarto (si queréis hacerlo en España, claro). Siempre se plantea en el curso anterior para decidir si irse durante el primer o el segundo cuatrimestre del año siguiente. Si queréis iros en septiembre de 2018, preparaos al volver de vacaciones porque los plazos se abren en enero/febrero. Son meses orientativos porque cada universidad se organiza de manera diferente, os recomiendo dirigiros al Departamento de Relaciones Internacionales para obtener más información. Otra cosa que hay que tener en cuenta es el reglamento de la convocatoria, leedlo atentamente y si tenéis dudas contactad con el departamento (insistid). No pidáis información sobre los documentos al profesor que os tenga que firmar el acuerdo, solo sobre las asignaturas. La documentación y, por lo general, toda la parte administrativa, la lleva el departamento. Los profesores solo pueden sugeriros algunos profesores con los que seguir el curso en el extranjero pero saben prácticamente lo mismo que vosotros sobre la equivalencia de asignaturas.
  2. Iros solo si de verdad queréis hacerlo, si tenéis los medios suficientes para vivir allí y si creéis que os ayudará y no os será un problema a la hora de seguir vuestros estudios universitarios. Cada universidad gestiona la distribución del dinero de manera diferente (de esto también conviene informarse con tiempo). Hay quien recibe una parte del dinero antes de irse, quien la recibe después y quien la recibe durante la estancia. Por lo tanto, recomiendo irse con algo de dinero para los primeros gastos.
  3. ¿Cómo elegir? Recordad la universidad de renombre no es siempre la mejor. Hay otros factores a considerar como por ejemplo: el costo de vida, vuestros intereses personales, la redistribución, el plan de estudios, el país, la situación política, etc.

    Solo vosotros sabéis cuál es vuestro presupuesto y cuánto podéis gastar al mes, creo que la regla principal es tener sustento económico, porque si no tenéis dinero para vivir en ese sitio tampoco tendréis a nadie que os ayude, lo que empeora la experiencia. Económicamente solo podréis contar con vosotros mismos y con vuestra familia. El estilo de vida del país también hay que tenerlo en cuenta. Si sois personas más bien nórdicas, es tontería irse a España, si odiáis el francés es inútil que vayáis a Francia, si odiáis las ciudades grandes, no elijáis capitales como hice yo, porque lo único que conseguiréis es sentiros mal e intentaréis adaptaros a algo con lo que no disfrutaréis ni en 6 meses. La situación política es otro factor importante, sobre todo para quién decide salir de la Comunidad Europea, tendrá que cambiar los euros a la moneda del lugar.

  4. ¿Aprender el idioma antes de irnos? Esto dependerá de los requisitos de las universidades de origen y de destino. En mis tiempos solo era obligatorio para quien elegía Francia y para algunas universidad de Gran Bretaña, pero es muy probable que las cosas hayan cambiado por lo que informaros bien y con tiempo. En algunos casos la misma universidad ofrece cursos de idiomas, os ahorraríais el dinero de los cursos privados.

    Si no se requiere un certificado de idiomas antes de llegar pero queréis estar preparados, podéis hacer varias cosas: buscad compañeros de universidad que sean del país que habéis elegido y pedidles hablar de vez en cuando (podéis ayudarles vosotros también a aprender italiano). Existe una aplicación para eso, se llama Tandem. Utilizad Duolingo, aunque para la mayoría de idiomas necesitáis una cuenta inglesa, pero podéis haceros una francesa, portuguesa-brasileña, inglesa, alemana o española. Actualmente si es española podéis aprender inglés, francés, italiano y alemán. Busuu es una alternativa a Babbel. Buscad libros que os ayuden a hacer las frases necesarias para cada ocasión, como por ejemplo para pedir indicaciones, diálogos de presentación y descripción, etc.

    La realidad es que hasta que no lleguéis no aprenderéis a desenvolveros ni a hablar fluido el idioma.

  5. Antes de iros, intentad contactad con alguien que ya haya estado en esa universidad. Es la única persona que os podrá ayudar a organizar el plan de estudios y a orientaros a la hora de encontrar casa, deciros qué hacer al llegar o daros todas las pautas necesarias para vivir en la cuidad. Pedidles a los compañeros y al Departamento de Relaciones Internacionales que os pasen el contacto de alguien que vaya a ir a la misma universidad. Contactad con la universidad que os acogerá para saber si existen asociaciones de estudiantes que ayudan a los Erasmus a buscar casa o que organicen eventos para conocer la universidad y la ciudad. No seáis tímidos, ¡lanzaros!
  6. En cuanto a lo que os dejáis en Italia, si os vais un año entero, os recomiendo interrumpir el servicio del médico de cabecera poco antes de iros al extranjero y reactivarlo al volver. Esto os sonará raro, ya que casi nadie lo sabe, no es obligatorio, pero me siento en la obligación de daros la razón para hacerlo: el estado os pagará con fondos públicos de sanidad (que cada vez disminuyen más) un médico al que no iréis en todo el año. Dirigíos al centro médico de vuestra ciudad y pedid que os interrumpan el servicio porque os vais fuera del país. Cuando volváis a entrar bastará con volver y que os asignen un médico nuevo.
  7. El plan de estudios se puede cambiar una vez que lleguéis a la universidad de destino. Si os ha quedado alguna asignatura en vuestra universidad o no estáis satisfechos con el plan estipulado antes de iros, podréis cambiarlo a lo largo del primer mes desde el día que llegáis.
  8. No os juntéis solo con italianos. Cuando os encontréis a vuestros compatriotas, intercambiad algunas palabras si lo necesitáis, para que no os de nostalgia y cread un grupo para comentar las novedades, ¡y adiós! En el extranjero tenéis que sumergiros en una nueva cultura, es una experiencia nueva lejos de todo lo que ya conocéis. Manteneros en la zona de confort no os ayudará a salir adelante ni a aprender otro idioma. Si os vais con un compañero de clase, no os busquéis una habitación juntos. No lo abandonéis claramente, pero intentad no vivir bajo el mismo techo. Si no os da miedo y necesitáis un poco de tiempo para adaptaros a las nuevas condiciones, pasad tiempo con alguien que ya conozcáis en los primeros meses y después, soltaos. El Erasmus está hecho para poneros a prueba, no hay nada malo en fracasar.

Cosas que tenéis que saber sobre el Erasmus

Fuente

Cosas que tenéis que saber del Erasmus+ Traineeship

Si habéis decidido que queréis iros de prácticas al extranjero tenéis que aseguraros de:

  1. Que aún os queden meses (tres como mínimo) disponibles en vuestro ciclo de estudios para participar en la convocatoria.
  2. Tener idea de adónde queréis ir, y de qué queréis hacer (país y empresa) las prácticas.
  3. Podéis preguntar si podéis empezar justo después de acabar las clases o hacerlo a la vez.
  4. Las prácticas pueden hacerse al acabar el grado (en el año siguiente de la fecha) pero la solicitud ha de presentarse mientras sigáis matriculados.

Cómo y cuando. Generalmente las convocatorias de los programa Erasmus+ Traineeship se publican a finales de curso (pero como siempre, que os lo confirmen en la universidad). Tendréis que buscar vosotros mismos una empresa que os acepte como becarios, no como en el Erasmus+. Podéis pedir en el Departamento de RRII que os den un listado de gente de vuestra universidad que hayan aceptado en años anteriores. Claramente sois vosotros los que tenéis que contactar a la empresa y preguntar si están buscando nuevos alumnos y para cuánto tiempo; es un proceso que tendréis que hacer antes de la solicitud, porque cuando se abran los plazos tendréis que tener ya la confirmación por parte de la empresa que os aceptará como becarios, así que empezad con tiempo.

No dudéis contactar con empresas que os gusten, sobre todo si son unas prácticas de postgrado, es muy importante empezar bien vuestra carrera profesional.

Preparaos bien el CV y el portafolio. Podéis crearlo en Europass, en esta página podéis hacer un CV con el modelo europeo. Para el portafolio, podéis consultar Issuu o Pinterest. Recordad que es muy importante saber presentarse, escribid una carta motivacional que no sea muy impersonal pero que os haga indispensables.

Otra diferencia que presenta con el Erasmus+ es que yendo de prácticas limitaréis vuestras posibilidades de conocer gente nueva. No iréis a una universidad en la que estás en constante contacto con los compañeros, sino que estaréis rodeados de adultos con un estilo de vida muy diferente al vuestro. Aunque vais para trabajar, así que la mayoría del tiempo lo ocuparéis en el trabajo y en casa. ¿Cómo resolvemos el problema entonces? Buscad grupos de Erasmus en las redes sociales para uniros a ellos en los fines de se mana. Preguntad a alguien que ya haya vivido allí si conoce a alguien y pedidle que os pase su contacto o apuntaos al gimnasio o practicad algún deporte. Id solos a eventos que os interesen, al final haréis amigos, pero sobre todo elegid bien a vuestros compañeros de piso. La casa es la casa y tiene que ser un lugar donde podáis descansar pero también donde hablar con alguien, así que si no os gustan vuestros coinquilinos, cambiad de casa lo antes posible.

Cosas que tenéis que saber sobre el Erasmus

Fuente

Cosas que tenéis que saber sobre el Erasmus Mundus

  1. Los plazos de este programa abren a mitad del segundo trimestre (pedid siempre a vuestra universidad que os lo confirme).
  2. Si buscáis países del hemisferio tropical (Sudamérica, Sudáfrica, India o China) tened en cuenta que las estaciones son al revés y como consecuencia se altera el principio y el final de los cuatrimestres. El primero empieza entre febrero y marzo y termina en junio, mientras que el segundo empieza a mitad de julio y termina a principios de diciembre. Las vacaciones de verano coinciden con las de navidad y carnaval, tres meses, como nosotros entre diciembre y marzo.
  3. El visado. El visado es una de esas cosas que tenéis que tener en cuenta porque requiere un poco de tiempo, hay que reunir la documentación y que lo emitan. Se necesita un visado de estudios, si no la universidad no os aceptará. Para tener más información sobre cómo obtener el visado, haced click aquí.
  4. El billete de avión. Eso de que cuanto antes lo reserves más ahorras no es verdad. Generalmente las compañías aéreas ponen a la venta un billete de avión 7/11 meses antes con el precio sin descuento. Entre los 7 y los 2 meses antes del vuelo, empieza a oscilar el precio. Reservad los martes y los miércoles por la tarde, son los días más económicos de la semana, se tiende a hacer más reservas en la oficina, por eso suben los precios por la mañana. Buscad vuelos en la ventana de incógnito para que no rastreen vuestra cronología o directamente, eliminad la cronología cada vez que busquéis. Las compañías tienden a monitorizar las búsquedas para aumentar el precio y asustarte para que compres ya el billete. Consultad Google Vuelos, Skyscanner, Edreams y Travelgenio. Si podéis elegid la opción de pagar siempre con PayPal y activad el Seguro de Cancelación de Viajes, es gratis y os da la opción de cancelar vuestro viaje y que os lo reembolsen si hay algún imprevisto. Elegid si se puede un recorrido con varias ciudades. Por ejemplo, si vuestro destino es São Paulo, buscad un vuelo de ida Roma-São Paulo y uno de vuelta São Paulo-Milán. Así ahorraréis un poquillo.
  5. Seguro médico. El seguro médico es obligatorio hacerlo para obtener el visado y el precio no es que sea precisamente bajo. Tenéis que elegir un seguro multiviaje anual (si os vais un año) o semestral. Leed siempre el fascículo informativo de la aseguradora para estar asegurados durante todo el viaje, no solo durante los primeros 30/60 días de viaje. Os recomiendo:

Estas son las cosas principales que tenéis que saber. Para encontrar casa os recomiendo hacer exactamente lo mismo que para el Erasmus.

Recordad que sea cual sea la experiencia que escojáis, siempre os llevaréis algo positivo y negativo. Pensad con la cabeza e iros con una actitud positiva, los imprevistos siempre serán bienvenidos ya que os ayudarán a crecer.

¡Buena suerte!


Galería de fotos



Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!