Advertise here

Consejos para viajar

¿Estás preparando tu viaje al extranjero?

Me hubiese gustado que alguien se hubiese sentado conmigo a elaborar una lista de todo lo que debería tener en cuenta antes de irme al extranjero. Como el procedimiento de solicitud y la aceptación fueron muy rápido, no tuve mucho tiempo para asumir plenamente la idea y tener todo listo y preparado para lo que sería el próximo viaje de mi vida.

Creo que es vital, cuando te embarcas en una experiencia como la de mudarte o estudiar en el extranjero, investigar todos los aspectos y garantizar que estés totalmente preparado para el viaje que te espera.

Espero que estos consejos y trucos, te permitan sentirte más que preparado para viajar a un nuevo destino.

Consejos para viajar

Fuente

Investiga antes de enviar una solicitud

  • No tiene ningún sentido matricularte en unos estudios o solicitar un trabajo en un país que no beneficie a tus aspiraciones. Asegúrate de que el lugar que quieres visitar tenga las mejores instalaciones para el trabajo o los estudios que elijas. Este consejo es esencial. Puedes pensar que podrás trabajar o estudiar perfectamente fuera, pero si donde vas, carece de instalaciones y actividades que no cumplan tus expectativas, más pronto que tarde te arrepentirás de esa decisión. Antes de escoger Malta, examiné otros lugares que fuesen el destino adecuado para mí. Mis estudios se centran en los medios de comunicación y sabía que Malta tenía una presencia mundial en expansión, por lo que tendría muchas oportunidades en el sector. Además, las actividades que surgían con motivo de Valletta 2018 estaban relacionadas con los medios de comunicación y el arte; todo ello era perfecto para encontrar actividades fuera del mundo laboral, pero que también se corresponden con mis estudios.

  • Ten opciones al hacer tu búsqueda. Es mejor escoger unos cuantos destinos clave que puedan cumplir tus requisitos y garantizar que te den las mejores oportunidades durante tu tiempo fuera de casa. También debes considerar necesario las zonas que sean más económicas. Sí, es fantástico tener aspiraciones, pero a veces, tienes que ser consciente de tu presupuesto.

  • Si eres un estudiante, ten en cuenta las becas que ofrece la universidad durante ese periodo de estudios en el extranjero. Cualquier ayuda económica será beneficiosa y puede ser crucial para tomar tu decisión sobre el destino. Yo personalmente, en principio, quería viajar a Asia, pero desde que supe que no tendría becas para ello, me puse a explorar otras oportunidades en Europa, como parte del programa Erasmus+.

  • Realicé la solicitud de mis prácticas mediante una agencia, me aseguré de que era totalmente transparente en lo que me pedían y en lo que yo necesitaría de ellos. La compañía Stage Malta fue totalmente clara y abierta en lo que me pedirían, en relación con el dinero, documentación, fecha de entrega de los papeles y otros cuantos requisitos. Al principio, iba a hacerlo de forma independiente, pero pensé que utilizar una agencia me evitaría problemas y todo sería más fácil. Estaba en lo cierto. El proceso con Stage Malta fue muy rápido y sencillo, me mantuvieron al corriente a diario del proceso de mi solicitud y eso quiere decir que también tuve cierto control sobre el lugar al que quería ir.

Diseña un plan

Consejos para viajar

Fuente

  • Pregunta a tu coordinador en la universidad o en la agencia qué documentación tienes que aportar y cuánto tiempo tienes para entregarla. Es mejor tener preparados estos documentos y bien preparados antes de salir de tu país. Elaboré una lista y unos plazos en Excel que me irían indicando qué documentos necesitaban cada parte, lo que me ayudó a tener todo organizado. Después de enviar la documentación, imprimí un recibo con una fecha y un sello como señal que ya la he enviado. Te permitirá mantener el control de tus documentos de una manera organizada y dentro de los plazos.

  • Después de haber llevado a cabo todas tus búsquedas, recopilado la documentación y haber escogido tu destino (¡bien!), comienza a planificar cómo, cuándo y adónde viajarás. Sabía que quería que mis prácticas durasen dos meses, así que opté por viajar en unas fechas específicas que me permitiesen comprar los vuelos más baratos. Me fui a mediados de junio, justo antes de las vacaciones de verano, lo que significa que tenía más opciones de viaje de ida y regresar a finales de agosto era mucho más barato.

  • La página web Skyscanner te ofrece las mejores ofertas durante los periodos de tiempo en los que quieras volar y te permitirá buscar por compañía aérea, con menos transbordos, menos duración y más baratos. Siempre recomiendo esta página web a los que viajan con un presupuesto fijo, porque tienen las mejores ofertas en Internet de varios proveedores.

  • También te recomiendo que cuando compres tu billete de avión, también te compres una maleta de mano más para llevarte. Cuando me fui a Malta, me llevé una maleta grande, una maleta de mano y una mochila, donde llevaba todo lo que necesitaba.

Planifica tu alojamiento

  • Tenía varias opciones entre las que elegir cuando solicité trabajo en Malta. Eso me supuso tener que tomar una dura decisión. La agencia me ofrecía su propio alojamiento, podía ser una habitación individual o compartida, ir con una familia o a una residencia. Incluso me dieron la opción de vivir en un hotel, ¿quién puede permitirse eso?

  • Elegí una residencia en régimen de alojamiento. Sabía cocinar y cuidar de mi misma, eso quiere decir que me sentía segura sobre cómo me iba a cuidar en otro país.

  • Mi alojamiento estaba en Birkirkara, así que pude organizar mi ruta hacia el trabajo y a los servicios locales con antelación. Pude planificar a qué supermercado iría a comprar, saber dónde estaban las paradas de autobús, las tiendas de ropa e incluso, buscar unos cuantos bares que podría visitar de vez en cuando.

Financiación

  • Es fundamental pensar cómo iba a pagar todo este viaje. Está muy bien tener aspiraciones para ocupar un lugar de trabajo, hacer unas prácticas o estudiar en el extranjero. Sin embargo, debes ser consciente en lo que te puedes permitir. Lo comprobé a base de errores.

  • Tenía un trabajo a media jornada antes de venir a Malta, tenía unos ingresos regulares, que me permitían ahorrar algo de dinero para ir pagar mi alojamiento. Pude ahorrar lo suficiente para que, junto con el dinero de la beca Erasmus, me cubriese los gastos del alojamiento. Tuve suerte de poder hacer eso, ya que conozco a muchos estudiantes que lo pasan mal para compatibilizar los estudios con un trabajo a media jornada. Los entiendo perfectamente. También me ayudó el pago de la beca de estudios, que incrementaría algo más mis ahorros y me permitiría tener algo más de dinero que llevarme.

  • Después, tendría que averiguar cómo podría financiar mi tiempo mientras estaba en Malta. Elaboré una hoja de Excel en la que iría apuntando todo lo que debería tener en cuanta para cuando viajase a Malta. Investigué en Internet los precios de todo, lo que iba a necesitar durante mi estancia allí, así que pude planificar mi presupuesto. He llegado a la conclusión de que tengo que planificar un presupuesto semanal para:

    • Comida

    • Transporte

    • Artículos de aseo personal

    • Limpieza

    • Aire acondicionado

    • Actividades

    • Bebidas del fin de semana

    • Otros

    • Imprevistos

Todo ello, he pensado que me costaría unos 80/90 € a la semana. Es una cantidad bastante factible y me permitirá cubrir todos los campos de mi viaje.

  • No te preocupes, si tienes que pedir algo más de financiación a la universidad o a tu sitio de trabajo. Yo contacté con mi universidad para preguntar si había más tipos de ayuda que pudiese recibir cuando llegase a Malta, lo que me ayudó a quitarme algo de presión. Aunque no podían ayudarme en nada, siempre hay que investigar bien todas las formas de financiación a las que pudieses acogerte.

  • No pienses que vas a poder trabajar a media jornada. Ya he hablado de ello antes, porque mucha gente piensa que podrá utilizar su tiempo libre en trabajar a media jornada. Yo te diría que si no quieres estar completamente agotado y triste durante toda tu estancia, entonces no lo hagas. Había planeado trabajar en un bar de camarera los fines de semana, pero debido a mi horario, no era factible. Además, tampoco hubiese tenido tiempo para entablar relación con mis compañeros de alojamiento de la forma que lo hice. Si de verdad estás apurado por el tema del dinero, esa sería la última opción. No querrás recordar tus estudios o tus prácticas, como un momento en el que estabas decaído e infeliz.

Documentación

Consejos para viajar

Fuente

  • Asegúrate de que tu documentación esté correctamente y al día.

  • Asegúrate de que tu pasaporte esté al día y que lo puedas utilizar durante los siguientes 3 meses desde tu vuelo.

  • Si vas a viajar a Europa, solicita una tarjeta sanitaria europea. Si eres ciudadano británico, te permitirá utilizar los servicios sanitarios de forma gratuita, como los que tienes en tu país. Esta tarjeta es obligatoria cuando vas a viajar, ya que no puedes saber lo que te sucederá durante el viaje.

  • Tarjeta de embarque: asegúrate de tener la versión electrónica y otra en papel, por si acaso. Muchas compañías aéreas están optando por los medios electrónicos, pero si le sucede algo a tu dispositivo electrónico, ¿dónde recurrirás? Siempre es necesario llevar una copia de más.

  • El seguro de viaje también es algo obligatorio. Mi universidad me ofreció un seguro de viaje como parte de mi salida a Malta. Sin embargo, si no te lo ofrecen, primero pregúntalo y después, busca tu propio seguro de viaje, ya que te garantizará viajar con total tranquilidad. Compare the market es una página web del Reino Unido que te ofrece las mejores ofertas en seguros. Es posible que hasta te hagan un regalo. Cuando viajes, también te recomiendo que les des una copia en papel del seguro de viaje a tus padres, así si pasa algo o te pasa algo a ti, tendrás esa cobertura, en cuestión a la documentación.

  • Asegúrate de tener toda tu documentación para el Erasmus organizada y archivada en un lugar seguro. Seguramente que debas viajar con toda esa documentación, lo que incrementa las posibilidades de perderlos o dejarlos en otro sitio. En cambio, si compras o inviertes en un archivador para organizar los documentos, te evitarás ese problema.

Cómo hacer las maletas para tu viaje

  • Después de toda la dura planificación y de trabajar tediosamente en tus prácticas o estudios, es momento de comenzar a hablar de lo que necesitarás llevarte para el viaje.

  • Recuerda hacer las maletas lo más ligero posible. Si te vas dos meses o más, significa que te querrás llevar todas tus pertenencias, pero la realidad es que eso es imposible.

  • Compra en tu ciudad de destino todos los artículos de aseo personal que puedas, así no tendrás que llevarlos en la maleta. Estos artículos pueden ser los más pesados de tu equipaje y debes dejar todo el espacio que puedas para todo esto y solo llevarte una unidad de:

    • Cepillo de dientes

    • Pasta de dientes

    • Champú

    • Acondicionador

    • Toallitas faciales

    • Crema hidratante

    • Pulverizador antiinsectos

    • Crema de protección solar

Consejos para viajar

Fuente

Si me hubiese llevado algo más, habría ido cargando con un peso excesivo, que no era necesario.

  • Elige con prudencia. Si estás pensando en llevarte dispositivos electrónicos, yo lo pensé a conciencia. Rara vez utilizo plancha para el pelo o rizados, pero sabía que debía llevarlos en la maleta. Sin embargo, si crees que tienes que llevarte algo parecido, quizá entonces, te recomiendo que inviertas en una versión de viaje, por ejemplo, de planchas del pelo.

  • Esto te puede sonar ridículo, ya que todos sabemos cómo doblar la ropa. En cambio, te recomiendo ver algún vídeo de YouTube antes de viajar, para encontrar las mejores formas de guardar la ropa y otros artículos. Hay algunos trucos muy buenos que no había visto nunca antes, con ellos gané bastante espacio en la maleta, lo significa que puedes meter más cosas.

  • Es importante saber lo que tendrás al alojamiento que llegas. Si tienen a tu disposición toallas y ropa de cama, así no tienes que cargar con eso. Creí conveniente llevarme una toalla, pero hasta que no llegué, no me di cuenta de que no la necesitaba. Así que, si sabes lo que tendrás antes de llegar, será mucho mejor.

  • Consulta el tiempo de la zona a la que viajas y debes ser realista: opta por lo cómodo, en vez de lo de moda. Es mejor ir cómoda y vestida de una forma adecuada para tu viaje, que no solo por ir "guapo". Tienes que tener los pies en la tierra cuando viajas, estar pendiente de las temperaturas y saber qué tiempo suele hacer al sitio al que vas.

  • Cómprate una báscula de viaje. Todas las compañías aéreas tienen un límite de peso en el equipaje. Pero la única forma de saber si cumples con ese requisito, es si te compras una báscula para tener en casa. Puedes comprar una en cualquier supermercado o tienda, este dispositivo puede que te salve de pagar por exceso de equipaje en el aeropuerto.

Llegada al aeropuerto

  • A quien madruga, Dios le ayuda. Siempre te recomendaré llegar al aeropuerto unas 2 horas y media antes de que salga el avión. Tendrás tiempo de sobra para embarcar, pasar el control de seguridad y ubicarte antes de la salida. Como las puertas se cierran media hora antes de que salga el vuelo, te da un margen sólido de dos horas para hacer todo lo que quieras.

  • Vete preparado por si tu equipaje supera el peso permitido. Si no puedes comprarte una báscula, llévate algo más de dinero para una emergencia, como por ejemplo, pagar por exceso de equipaje. Yo tuve que hacerlo cuando fui a Malta, porque mi maleta pesaba 3 kg más de lo permitido. Tuve que pagar unos 12 euros por cada kilo de más. Eso sumó más de 36 euros a mi presupuesto de viaje.

  • Intenta ir por la vía rápida denominada Fast Track para pasar el control de seguridad. La seguridad es lo que más me irrita del aeropuerto, no sabes dónde poner los líquidos, qué dispositivos eléctricos puedes llevar y eso, en general, causa mucho nerviosismo innecesario en todos los viajeros. En mi viaje de ida a Malta, elegí la vía rápida denominada Fast Track que hay en algunos aeropuertos, lo pasé y tuve dos horas para ubicarme antes de que saliese mi vuelo.

  • Compra en las tiendas, en lugar de ir a las cafeterías o restaurantes. Jamás te recomendaré comer en un restaurante en el aeropuerto, optaría siempre por comprar en un lugar como Boots o WHSmith’s, ya que siempre tienen cosas a buen precio. Eso significa que también puedes llevarte comida y bebida al avión. Exceptuando el alcohol, que lo tienes que comprar a bordo.

    Consejos para viajar

    Fuente

Llegada al país de acogida

  • Vete directamente a conocer a tus compañeros de alojamiento. Probablemente te podrán dar las opiniones de primera mano de los sitios a los que ir a comprar comida, dónde pedir comida a domicilio y en general, todo lo que tenga que ver con el sitio al que has llegado.

  • Haz turismo y conoce la zona. Da un paseo por los alrededores y utiliza Google Maps para ubicarte por las calles.

  • Vete a hacer la compra. Cuando llegas a tu ciudad de acogida es recomendable abastecerse de comida, lo que también te dará una perspectiva de lo que te podrás gastar en tu compra semanal. Haz la lista de la compra en el avión, eso te ayudará a entretenerte.

Espero que estos consejos y trucos te den una visión de cómo organizarte, si estás planeando tu viaje y qué hacer cuando llegues. ¡Disfruta!


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!