Advertise here

Qué hacer en París, Francia (segunda parte)

¡Aquí estamos para la segunda parte de mi viaje a París! (Si todavía no habéis leído la primera, podéis hacerlo haciendo click aquí. En este artículo presento los monumentos más conocidos de la Capital de las Luces, como la Torre Eiffel o el Arco del Triunfo y alguna información para saber cómo visitarlos de la mejor manera posible).

Como ya hemos tratado los monumentos más famosos de París en nuestro primer artículo, esta vez les ha llegado el turno a esos otros lugares menos conocidos de la capital francesa. ¡Pero no por eso menos interesantes y embaucadores! ¡Si estáis buscando ideas originales para vuestro próximo o hipotético viaje a París o si simplemente os interesa leer sobre esta hermosa ciudad y añadir conocimiento a vuestra dilatada experiencia, este artículo es para todos vosotros!

La catredral de Notre-Dame de Paris

Situada en pleno corazón de Paris, Notre-Dame es la catedral parisina por excelencia. Esta obra de arte se encuentra en la “l’Ile de la Cité”, una pequeña isla en el río Sena, pero no os preocupéis que se puede llegar cruzando los puentes caminando y sin pagar ni un centavo. Tal y como el resto de los grandes monumentos de esta ciudad, este edificio impresiona por sus dimensiones y es visible desde muy lejos gracias a sus dos magníficos campanarios. Aunque no hayáis tenido la oportunidad de visitar París, seguramente ya la habéis visto por dentro y por fuera: ¡es la catedral en la que se inspira la adaptación de dibujos animados de Disney, "El jorobado de Notre-Dame"! Esta película os da una idea de lo hermosa que es esta catedral. De hecho se mantiene bastante fiel a la arquitectura original; aunque, seamos honestos, no hay nada como visitarla en persona y admirarla con sus propios ojos. Me encanta visitar en persona los lugares que antes he visto en películas, se obtiene una experiencia completamente diferente.

Justo en frente de la catedral hay una gran plaza llamada el “Parvis de Notre-Dame”. Se puede acceder sin ningún problema y sin pasar por ningún registro, desde aquí tenéis espacio suficiente como para tener una vista global de la fachada de la catedral. Lo que más me impresionó cuando tuve la catedral delante fue el tamaño colosal de las puertas principales y de los detalles de la fachada junto con todas sus gárgolas (están presentes exactamente igual que en la película Disney y uno puede ver entre tantas gárgolas la razón por la que los productores se inspiraran con ellas hasta el punto de darles un rol propio en la película). Además las dimensiones de la catedral son para hacerle sentir a uno pequeño, igual que otros muchos monumentos.

Buena noticia: ¡el acceso a la catedral es gratuito! Al ser un lugar religioso, nadie tiene que pagar para entrar. Eso sí los controles de seguridad a la entrada no faltan, hay que controlar tanto turismo. Recuerdo que mi primera impresión cuando entré a la catedral por primera vez fue que el lugar era inmenso. El techo está tan alto y el interior es tan vasto y espacioso. También me impresionaron los colores de las vidrieras en los muros de la catedral. Eran vidrieras muy altas y coloridas, de verdad que me encantaron. Dentro de la catedral están las sepulturas de algunas figuras religiosas de París junto con algunas explicaciones. Podéis andar libremente por su interior para admirar cada entresijo. La catedral me pareció algo oscura en el interior, como si le faltara iluminación. Tampoco me esperaba algo súper alumbrado, pero recuerdo haberme sorprendido por la ausencia de luz y oí a otra gente quejarse de lo mismo cuando estaba dentro de Notre-Dame.

¡Sea como sea, Notre-Dame es una visita ineludible de todo turista por París!

what-paris-france-part-2-f31d61eb41f8402

Fuente

Montmartre

Montmartre es todo un barrio situado en una de las colinas de París, lo que hace de este lugar un lugar privilegiado para admirar la ciudad con unas vistas panorámicas. Lo que más me gusta de este lugar es que hay muchas callecitas asfaltadas con adoquines pequeñitos y casas monas y llenas de color alrededor; Montmartre es un remanso de paz y andar por sus calles, una dulzura. Los árboles tampoco faltan aquí. Con sus parques y jardines a cada esquina, Mortmartre es el lugar ideal de la ciudad para darse un paseo.

Luego está, cómo no, la basílica del Sagrado Corazón. Se trata de una iglesia con una arquitectura única y una fachada completamente blanca. Es hermosa. Nunca he accedido a su interior, pero supongo que será posible. Ahora si hay que pagar o no, eso ya no lo sé. Justo en frente de la basílica hay una plaza despejada de todo árbol para darnos unas vistas hermosas sobre todo París. Desde aquí podréis reconocer un sinfín de edificios y monumentos famosos: la Torre Eiffel u otros rascacielos como la Torre Montparnasse...

Para subir a Montmartre podéis utilizar las escaleras que pasan por el parquecito que viene muy bien para cuando uno quiere descansar hacia la mitad del ascenso. Si queréis podéis tomar el funicular que os llevará más rápido (solo toma unos pocos minutos, menos de tres), aunque a veces se llena de turistas, depende de cuándo os subáis al funicular. Para subiros los billetes de metro normales y corrientes sirven perfectamente y para bajar también. Yo subí en funicular y después, para bajar, utilicé las escaleras. De esta forma se puede disfrutar del ambiente del lugar mientras se baja poco a poco por las escaleras, experiencia que si utilizáis solo el funicular os faltará.

what-paris-france-part-2-09526fcb858bd6c

El Panteón

Otro más de los monumentos históricos de París. En la planta baja de este coloso encontraréis cuadros enormes expuestos que muestran la historia de la ciudad a través de los años en relación a la religión y a los santos. El tamaño de los cuadros me dejo impresionada y qué decir ya del tamaño titanesco del interior. Al ser tan grande parece que le falta algo en el medio, pero quizás sea porque cuando la visité faltaba algo que normalmente ocupaba el centro. Por desgracia, cuando visitamos el lugar estaba de reformas. Una vez más el techo es muy alto y la arquitectura es impresionante con sus grandes ventanas que invitan a los rayos de sol a pasar a dentro. Me he enterado de que hay un camino que lleva a un balcón en la parte superior del Panteón, pero no vi a nadie por ahí, así que creo que estaba cerrado al público ese día.

En el subsuelo se puede visitar una cripta con las tumbas de algunos de los personajes más importantes de la historia de Francia. Sea gente que luchó en el ejército por su país o escritores como Victor Hugo y Emile Zola, doctores e investigadores como Pierre y Marie Curie... Al igual que arriba, la cripta es muy espaciosa y tiene unas cuantas pantallas expuestas para aprender más sobre la gente aquí enterrada y los logros que hicieron a lo largo de sus vidas. La próxima persona en ser enterrada en el Panteón será Simone Veil en julio. Simone Veil fue una gran mujer que trabajó para el gobierno francés y luchó por el derecho de las mujeres en su país. Desgraciadamente falleció en 2017.

Me encanta la fachada de este edificio erigido en honor a la historia de Francia, su magnificencia y las imponentes columnas de mármol le confieren una grandeza a su altura. En la fachada hay una inscripción que reza lo siguiente: "Aux grands hommes la patrie reconnaissante" en honor a las grandes figuras del país.

Todo residente en la Unión Europea menor de 26 años tiene la entrada gratuita y, para los adultos, la entrada está a 9 €. La visita dura de una a dos horas.

what-paris-france-part-2-bdd65c1585ad08c

Instituto del Mundo Árabe

Se trata de lugar que hasta hace poco no conocía y que descubrí hace poco. Se sitúa en el distrito número 5, igual que el Panteón, solo que más cerca del río Sena. La organización se fundó con la colaboración de 18 países árabes junto con Francia y está dedicado a la investigación y a la difusión de la cultura y valores árabes. Al edificio se le conoce como el Instituto del Mundo Árabe. Cuenta con una fachada de cristal enorme decorada con motivos arabescos y bien visible. Parece ser un edificio bastante reciente, e incluso he oído que la posición de los paneles solares de las ventanas cambian con la posición del sol.

El edificio cuenta con unas 9 plantas a las que podéis acceder a través de un ascensor sin demoraros demasiado. Al igual que el exterior, las paredes del interior están hechas de cristal, así que se puede ver lo que ocurre en cada habitación. Creo que el diseño de este edificio es innovador y muy original.

La entrada está abierta a todo el mundo, aunque se debe pasar por unos controles en la entrada. Dentro encontraréis una cafetería, biblioteca, salas de reunión e, incluso, un museo. En el último piso hay un restaurante especializado en comida libanesa. ¡El restaurante tiene una gran terraza desde la que podréis ver la catedral de Notre-Dame! Os aconsejo visitarlo en los horarios de apertura y aprovechar las buenas vistas que ofrece (tal y como veréis en la foto de abajo).

what-paris-france-part-2-39fad882b48c0c6

Si tenéis tiempo mientras estéis en París, no podéis perderos este lugar; sobre todo si queréis saber más sobre la cultura de los países árabes o admirar el prodigioso diseño con toques árabes del edificio. Son dos buenas razones para ir, ¡así que a qué esperáis!

what-paris-france-part-2-ef691c24331c3c1

Esto es todo por hoy. Creo que escribiré otro artículo más sobre otros lugares interesantes para visitar menos famosos. ¡Manteneos al tanto de mis publicaciones y así descubriréis más ideas originales para vuestro próximo viaje a esta ciudad tan hermosa!


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...