Advertise here

Un buen viaje a Niza

Siempre había soñado con viajar a Francia, desde mi infancia cuando me acurrucaba con El Conde de Monte Cristo en la mano y veía películas francesas con mi familia simplemente para oír ese precioso idioma.

a-nice-trip-nice-f0ddad7a54be01c68990ad4

El año pasado, mi sueño se hizo realidad. Mi primer viaje a Francia fue el invierno pasado a principios de febrero, cuando me monté en un avión a Niza con unos amigos durante algunos días en las vacaciones. En cuanto salí del aeropuerto, me quedé impactada por lo limpio y lo fresco que era el aire. No me bastaba un poquito y me puse a respirar muy hondo para oler el dulzor del aire.

¡No era la única cosa dulce en Niza! Durante los días siguientes, descubrí muchas cosas sobre Niza que la hacían destacar como una escapada maravillosa y una ciudad preciosa que visitar. El placer de estar en Francia, viviendo la vida en calma y con un bollo en la mano, hicieron de los pocos días de viaje un regalo.

a-nice-trip-nice-7c86ec6e5988cb441ddc6fd

Además, puede que subiera una foto a Instagram con la frase “It’s nice in Nice” (Qué bien se está en Niza). Sí, lo sé, una cursilada, ¿pero cómo evitarlo?

Un buen viaje a Niza

Aquí os dejo algunas de las cosas guays sobre Niza que la hacen el lugar perfecto para una escapada de fin de semana.

  1. La gran cantidad de patisseries y el encantador Mercado del Cours Saleya (en la foto de arriba) hacen de Niza el sueño de un amante de la comida. También hacen muy fácil comprar comida para llevar y prepararla para muchas aventuras. Cada mañana durante nuestra estancia en Niza, nos íbamos a la patisserie que había cruzando la calle, justo en frente. Allí, cogíamos diferentes tipos de bollos para el desayuno de cada día (esta fue mi primera experiencia con los bollos franceses y me enamoré locamente). También cogíamos una baguette (porque, bueno, estábamos en Francia... ). Más tarde por la mañana, nos parábamos en el Mercado del Cours Saleya y comprábamos tomates deshidratados, verdura y más bollería que guardábamos para la comida. Así no gastamos en comer durante el día, muy auténtico y fácil.
  2. Niza está cerca de otros destinos, así que incluso si estás allí para unos días, una opción son las excursiones de un día. Durante nuestra corta estancia, fuimos a Mónaco un día y a Antibes otro. Los dos sitios eran preciosos y tan solo a una hora o dos en tren o autobús desde Niza. En Antibes, contemplamos muchos cuadros de Picasso en su museo, y en Mónaco, vimos todos los coches de lujo, visitamos las estancias reales y pasamos el rato en Starbucks de ricas.
  3. Visitamos Niza a principios de febrero, cuando en Estambul hacía un frío que pelaba. En Niza se estaba calentito y a gusto y tiene una playa de rocas preciosa para despatarrarse y tomar el sol. Fue una maravilla poder disfrutar de esto en los meses fríos. Una retirada a un sitio cálido en invierno era exactamente lo que necesitábamos.

a-nice-trip-nice-671a52786ead649c5b00ee5

Niza es un lugar increíble que visitar e incluso en pocos días, sentí que pudimos ver la ciudad de verdad, además de los alrededores. Tras deambular por las callejuelas y calles de Niza, tumbarse en la playa y seguir la marea que subía y bajaba, ver las hermosas obras de arte en los diferentes museos que visitamos y poder tachar no solo uno, sino dos países de mi lista (¡gracias, Mónaco! ), este viaje ha sido mi momento álgido del 2016.

Un buen viaje a Niza

Si estás estudiando en Europa o en Turquía de Erasmus, Niza es un lugar maravilloso para un finde o un viajecito corto. ¡Comenta si has estado allí o esperas ir pronto!


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...