Advertise here

¡10 artículos para comprar en las rebajas de invierno de Milán!

Tal y como escribí en el post anterior, Milán es una ciudad que rebosa estilo y está poblada de individuos que se preocupan bastante de su apariencia. Las rebajas son, por tanto, un acontecimiento de gran importancia en la ciudad, siendo dos veces al año.

Las rebajas de invierno empiezan- o al menos este año empezaron (2017) - a 5 de enero, al contrario de lo que pasa en Portugal, que incluso antes de Fin de Año ya hay artículos rebajados- si no me equivoco empiezan el 28 de diciembre -, lo que siempre da oportunidad a comprar un modelo para la última noche del año.

Sin embargo, cuando empiezan, las rebajas son en serio. Las promociones son buenas y nada tímidas y la gente no se priva, corriendo por las calles y pasando de tienda en tienda, lo que resulta en una acumulación de bolsas y un pequeño boquete en la cartera.

No obstante, saque quien estudia en Milán, está de Erasmus y no tiene una cartera tan afortunada como el ciudadano típico, no siempre es fácil encontrar las mejores compras. Con alguna búsqueda y un un poco de trabajo es posible, claro.

El invierno en Milán es bastante más rudo que en Portugal - en Lisboa, que es mi comparación más cercana. Para todos aquellos que como yo, subestimaron el frío y no vinieron debidamente equipados con suficientes artículos para el frío y de buena calidad, a estas alturas es el momento ideal para ir a las tiendas a abastecerse con estos productos con precios mucho más bajos y sin comprometer la calidad por eso.

Estos son algunos de los artículos que creo que vale la pena esperar para comprar en rebajas y hacer algunos cambios de armario.

1 - Gorros

En Milán aprieta el frío. Para evitar dolores no deseados - y especialmente, para aquellos que como yo son bastantes sensible en lo que a los oídos se refiere - nada como un gorro. Ahora, no cualquier gorro merece la pena. Es fundamental comprobar algunas características antes de hacer cualquier compra. En este caso, por ejemplo, es fundamental que esté hecho de un material que sea realmente calentito y aislante, para que el viento y el resto de inclemencias atmosféricas sean realmente combatidos.

Nada como uno de lana o de cualquier otro material - los que son apropiados para la nieve son también una excelente elección. Es igualmente importante verificar si tiene un tamaño adecuando para nuestro perímetro encefálico - si, los gorros no son todos talla única, normalmente varían entre la S y la L; que tape las orejas y la nuca. En fin, que sea confortable además de bonito.

Muchos de estos artículos son bastante caros antes de las rebajas, ya que son un artículo estacional y que la mayoría de la gente compra en este momento. Se pueden encontrar precios tan sorprendentes como un 50 % menos y todavía hay muchos modelos para escoger, colores y formatos.

2 - Sombrero

Una opción con más estilo que el gorro - en mi opinión. Generalmente las chicas tienden a arriesgar más con este artículo que los chicos, pero es un artículo que puede ser un excelente amigo para combatir el frío que dije antes. El sombrero clásico de ala corte, en negro o colores oscuros, es una pieza atemporal y esencial en el armario de un verdadero milanés o milanesa.

Al contrario que el gorro, es un artículo que hace los modelos más formales y más apropiados para el trabajo. También debe ser, si es posible, siempre de lana y de un color que sea fácil de combinar con la mayoría de la ropa. Nada de extravagancias.

En lo que respecta a los sombreros, es más fácil encontrar mucha variedad de opciones en rebajas. Tal vez en este caso las tiendas de última moda no sean el mejor sitio para buscar, ya que en estos artículos existe mucha oferta de poca calidad. Es muy distinto tener un sombrero de fieltro y un sombrero de lana. En este caso, la lana compensa mucho más, a pesar de ser mucho más cara, va a durar mucho más y ser más calentita. Nada peor que un sombrero de fieltro que empieza a estar gastado y "rascado" al poco tiempo.

En Milán, hay tiendas de comercio tradicional que están especializadas en este tipo de artículos, donde la calidad está garantizada. Nada como dar un "vistazo" pues los precios a estas alturas de rebajas pueden compensar y hacer viable una compra que si lo piensas bien puede ser para toda la vida.

3 - Bufandas

Continuamos con los artículos para el frío, pero como ya subrayé varias veces, el frío aprieta durante los meses de enero y febrero aquí en Milán y todo lo que se pueda encontrar para prevenir el frío, es ideal.

Aquí las versiones polares son buena idea en todos los casos. Esta és también una manera de "salpimentar" el conjunto y transformar todos los días el mismo abrigo de invierno. Hay para todos los gustos: desde lisos, a rayas y los patrones más variados. Otras versiones que varán de estas son las bragas y las protecciones térmicas para el cuello, siendo las primeras más estilosas y las segundas más funcionales.

Yo opto por tener dos o tres buenas bufandas, en colores básicos que puedan combinar con cualquier tipo de ropa. Una íntegramente negra o gris oscuro siempre queda bien y evita ser lavada frecuentemente, ya que la suciedad o posibles manchas pasarán desapercibidas.

Los italianos del norte no prescinden de sus bufandas, especialmente porque a estas alturas del año, ir en bicicleta y no coger un gran resfriado, exige llevar algo alrededor del cuello y mitad de la cara, dejando apenas los ojos a la vista.

En estas rebajas, invertí en una, con un patrón mezclando tonos negros y blancos: ¡no podía haber elegido mejor!

4 - Guantes

Otro artículo que nunca usaba en Portugal, excepto en el pueblo natal de mi padre, cerca de la Sierra de la Estrella, donde hace un frío que lo justifica.

En Milán, a estas alturas del año, es imposible estar más de unos pocos minutos en el exterior sin un par. Quién no tiene, mete las manos en los bolsillos y reza para no tener que sacarlas en breve. Sin guantes, las manos se quedan agrietadas, secas y sin sensibilidad.

Esta fue una inversión que hice hace algún tiempo, pero mal hecha, ahora en época de rebajas, compré dos pares - unos de piel con lana por dentro y otro en fieltro con pelos en las muñecas, ambos negros - hice bien en esperar - a pesar de haber pasado también unos días con las manos en los bolsillos, congelada. pues, fuera del período de invierno, no se venden guantes. Por eso, los precios bajan mucho, estando prácticamente a mitad de precio, pues las tiendas quieren salir del stock disponible de la colección de invierno en cuestión.

Guantes de acrílico, aún siendo baratos - vendidos en algunos puestos de la calle a 3 € - son una inversión corta, pues rápidamente se estropean y vuelen "feas" y no aíslan cuando el frío comienza a ser más fuerte. Algunas tiendas venden pares térmicos o para la nieve; para Milan lo veo exagerado, pero los térmicos siempre son útiles.

5 - Pantalones de oferta Mom Fit

O cualquier otro modelo, característicamente italiano - los de campana también son una buena opción. Hablo de modelos más anchos, al contrario de los famosos vaqueros skinny, pues estos permiten adaptarse más fácilmente a la estación en cuestión. Y se preguntan: "¿Cómo?". Fácil: con o sin leotardos, con o sin medias de lana hasta la rodilla.

Todavía no compré un par de pantalones porque antes de venir me acordé de echar unos en la maleta. Sin embargo, durante el primer mes, los usé y ahora, en el período de invierno, continúo haciéndolo, con todo lo que puedo de abrigo abajo, sin parecer un "saco de patatas".

Por Milán, especialmente las señoras, tienen pantalones de todo tipo, imperando, a veces un estilo medio masculino, que rompe con el dominio de los skinny. Son pantalones prácticos que para mi solo tienen ventajas, porque pueden ser reintentados y usados en varias ocasiones - son todavía más prácticos para ir en bicicleta que los skinny.

6 - Camisetas térmicas

¡Nada como ir a una tienda de deporte para esto!El estilo milanés de invierno podría ser descrito como estar lo más abrigado y cómodo posible pero con estilo. Para evitar apilar camisas y camisas unas encima de otras hasta estar completamente aislado del frío, nada como una capa fina interior que haga todo ese trabajo y nos permita una capa más fina por encima.

Igual que las camisetas, también hay leggings, que funcionan casi como una segunda piel, muy fina, en un material transitable, que funciona casi como una base para lo que se ve por fuera.

La parte buena es que basta solo con dos conjuntos básicos, en un color oscuro, como el precio, para ver la situación resuelta. Estas piezas son extremadamente funcionales y funcionan también como pijama, en caso de viajes con equipaje limitado.

7 - Bandana de lana

Otro sustituto de los sombreros y de los gorros, pero en una versión más estilos. Tapar, solo tapa las orejas, pero si es de buen material, funciona de la misma manera y es tanto o más eficaz que los otros.

Es muy usada por las chicas jóvenes y mujeres aquí en Milán. Es una pieza barata y que puede dar alguna alegría a un conjunto más básico y monocromático de invierno. Personalmente, no tengo ninguna en Milán, pero tuve una en Lisboa aunque no la uso mucho debido a su color, me gustaba mucho el efecto y la volvería a comprar.

Pero además, es una pieza que no ocupa prácticamente nada de espacio y que no tendrás que dejar cuando acabe el período de Erasmus. Igualmente compacta para ir dentro de la maleta o del bolso, en caso de necesitar protegernos del frío de forma inesperada.

8 - Medias

En secuencia con los puntos anteriores, claro, las mallas son una pieza unisex - si, chicos, nada como usarlas también para estar abrigados.

Existen de los mas variados colores y estilos, desde los más básicos hasta algunos diseños con estampados más complejos.

La oferta es muy grande tanto en tiendas de moda como en los mercados que están esparcidos por la ciudad. A las italianas les gusta a veces volverlos el centro de atención y usan colores más arriesgados , como naranja, camel y verde cacería, combinados con otras prendas más neutras.

A veces, me quedo horrorizada con temperaturas cercanas a cero, viendo medias finas, transparentes, de densidad 20. Luego me da un escalofrío, solo de verlo.

Las medias, para todos los fines, son una excelente herramienta, no solo para dar un toque nuevo a los conjuntos del armario de Erasmus más limitado y una excelente herramienta de combate contra el frío.

9 - Calcetines

Si tuviese que escoger una pieza de ropa o accesorio que de alguna manera fuese el estandarte de la moda milanesa serían los calcetines. El arte de vestir el tobillo tiene mucha importancia por esta parte. Se le da mucha atención a este pormenor, que es, el mínimo, sui generis.

Existe, por lo tanto, mucha oferta y mucho donde inspirarnos - en el estilo callejero, claro. Normalmente los elegidos son vibrantes, coloridos y no desprestigian el frío. Escogerlos, una vez más, de forma que esta parte del cuerpo no se congele.

Brillos y estampados pequeños pueden ser buenas ideas. Yo compro los míos en mercados y algunas tiendas locales donde tengo menos probabilidad de encontrar a alguien con unos parecidos y, además de eso, contribuyo a la economía local.

10- Piezas caras

Los amantes de las grandes marcas de lujo, pero cuyas carteras no son tan amplias, tienen a estas alturas del año la oportunidad de comprar las prendas de sus sueños por un precio mucho más módico y no tan aterrador como los 3 o más dígitos que estamos acostumbrados a ver en esas etiquetas.

Gucci, Pradas y similares, no son del todo accesibles, mucho menos pertenecen a la cultura de las rebajas, pero nada como estar atentos, pues nunca se sabe cuando es que la maleta pasada de moda querida hace ya muchos años va a ser accesible por fin.

Como conclusión, es muy importante recordar que, por encima de todo, es fundamental ser estratégico y comprar de forma responsable y meditada. No solo para facilitar nuestra vida - nadie quiere kilos y kilos de ropa para guardar, lavar y planchar- también tentemos que ser responsables con la conservación del medio ambiente y el ecosistema. Apostar por prendas de segunda mano o piezas de producción responsable, es la mejor forma de hacerlo. Buenas compras para todos.



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!