Advertise here

8 cosas que no debes hacer en Estambul


Hoy te daré algunos consejos que me agradecerás cuando visites la ciudad de Estambul:

1. Nunca te alojes en Taksim

Fuente

Taksim es el lugar principal de muchos clubes y discotecas populares, por lo que hay mucho ruido. También está lleno de gente y no hay límite de hora, lo que hace que haya mucho ruido hasta el amanecer. Por eso si te quedas en Taksim, no estarás a gusto ni tranquilo. Otra opción es reservar una habitación en la zona de Galata, no es una zona céntrica, pero es más tranquila por la noche.

Es mejor visitar la plaza de Taksim por la noche. Independientemente de lo mal que se duerma en esta zona, es uno de los lugares de Estambul donde más ambiente hay para salir de fiesta. Desde allí se puede pasar por la calle Istiklal, y acceder a cualquier otra calle lateral, para encontrar un montón de lugares donde divertirse y bares entre los que elegir. Las familias prefieren sentarse en las mesas situadas en la calle, al aire libre.

2. No vayas al Palacio de Topkapi si no te gusta estar rodeado de gente

Fuente

Cada persona es diferente, algunos prefieren los lugares llenos de gente y caminar entre la multitud, pero a pesar de la gran historia del Palacio de Topkapi, no se recomienda visitarlo incluso para aquellos que no les importa estar entre la multitud. En mi opinión, el precio de la visita al palacio es excesivo. Siempre está muy concurrido, incluso en pleno invierno o cuando llueve, y te hace sentir abrumado entre la gente.

Otra opción es visitar otros lugares importantes de Estambul, que tienen las mismas características artísticas y arquitectónicas que el Palacio de Topkapi; además, también lo puedes encontrar en los antiguos edificios y galerías de Estambul.

Por ejemplo, puedes visitar el Palacio Dolmabahçe, disfrutar de toda la elegancia y los lujos de Topkapi, donde se encuentra el Pabellón del Harem, y aprovechar el tour gratuito. El palacio es el segundo más grande del mundo, se ha convertido en el lugar de tránsito de Turquía desde el imperio a la República, y la grandeza de su diseño interior se debe a la combinación de muchas culturas, sin mencionar su particular vista del Bósforo.

3. No pidas comida griega en Turquía

Turquía y Grecia tienen muchas similitudes, especialmente en la gastronomía, pero a causa de antiguas disputas entre ambas partes sobre quién inventó esto primero, los turcos están muy orgullosos de su cocina, y si llegas a pedir comida griega allí, podría molestarles. También puedes pedirle al camarero que te diga los nombres de algunos platos turcos para elegir.

Por otra parte, si alguien te ofrece una taza de té no puedes rechazarlo, ya que esto significa que a la persona le gustaría sentarse y hablar contigo durante un rato y disfrutar de tu compañía; es como los turcos te dan la bienvenida, así que sería de mala educación rechazar una taza de té en Turquía.

4. No vayas a los restaurantes de Santa Sofía

Al otro lado de Santa Sofía, había algunas zonas comerciales de épocas anteriores, que todavía conservan los mismos nombres, pero desde el interior son simplemente atracciones turísticas de estilo moderno, y sus precios se elevan para los turistas, como cualquier otro restaurante de la zona.

Como alternativa, puedes ir a comer a la zona histórica de Sultanahmet, donde los restaurantes siempre ofrecen deliciosos platos turcos a precios asequibles, entre los que se encuentra el cordero asado, servido con ensalada de judías y sopa de lentejas.

5. Intenta no usar taxis siempre que puedas

El tráfico en Estambul suele ser lento, especialmente en las horas punta, ya que los taxis tardan más que los autobuses, pero si tu viaje es muy largo como para ir a pie, puedes utilizar el metro o el metrobus, un transporte un poco concurrido, pero te ahorra mucho tiempo.

Sin embargo, es mejor si puedes utilizar un mapa que te indique el camino a pie, ya que la vida en las calles de Estambul es muy agradable, con el esplendor de la ciudad, las callejuelas, la ropa colgada en lo alto, los acantilados y las colinas que ocupan la ciudad.

6. Elige una vestimenta adecuada cuando visites las mezquitas

Las mujeres hacen cola para visitar la mezquita de Sultanahmet o la mezquita Azul. Suelen fijarse en la vestimenta de las mujeres y ofrecen la pashmina turca a aquellas que no visten adecuadamente. Las que no entran a rezar no tienen que cubrirse el pelo completamente, lo más importante es cubrirse los brazos y el cuello y llevar pantalones o faldas un poco más largas. Además, las mezquitas tienen horarios específicos de oración, incluso cuando el lugar está abierto para los turistas, donde se celebran rituales religiosos y de culto, por lo que debes intentar hablar en voz baja. Y tampoco utilices el teléfono móvil, si quieres hacer fotos de personas rezando, al menos debes ser un poco precavido, y tener en cuenta que existen zonas separadas para hombres y mujeres.

7. No comas en exceso el baklava cuando visites Estambul

Fuente

Podrás encontrar kebab y baklava a un precio económico y en todas partes. Además, están muy buenos, por lo que tendrás que hacer un gran esfuerzo para resistir a la tentación de comer más. También hay muchas otras delicias turcas populares, como la sopa Alexander kebab, la sopa de lentejas, y otros dulces como el arroz con leche o el helado. En cada esquina de la ciudad verás decenas de platos de diferentes alimentos expuestos en los escaparates de los restaurantes; son económicos y están deliciosos, el plato cuesta entre 2 y 5 liras (0,30 y 0,75 €), y si vas con uno o dos amigos puedes probar y compartir todo el menú.

8. No hagas un crucero en ferri por el Bósforo

Fuente

Uno de esos tours te costará mucho dinero. El barco tiene muchos asientos, pero los que están al lado de la ventana son los que más rápido se reservan. Hará una parada de tres horas en el lado asiático, lo que te ofrece una gran vista del Mar Negro y del pequeño castillo Otomano. Luego te llevarán al mercado de mariscos durante unas dos horas y media.

Otra alternativa es coger un ferri a las islas Príncipe, tiene las mismas características pero a un precio más asequible. El ferri cruza el mar de Mármara en dirección a las islas Príncipe; ofrece una vista de Estambul muy similar al anterior tour, así como de las atracciones del mar del sur.

Después de llegar a las islas, puedes disfrutar dándote un baño o alquilando una bicicleta. Por último, tenemos la isla Buyukada, la última de la ruta, es una de las mejores opciones, ya que apenas hay tráfico.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Comparte tu Experiencia Erasmus en Estambul!

Si conoces Estambul como nativo, viajero o como estudiante de un programa de movilidad... ¡opina sobre Estambul! Vota las distintas características y comparte tu experiencia.

Comentarios (0 comentarios)



¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!