Tour por los Altos Tatras, Eslovaquia

Publicado por Claudia Costas — hace 1 año

Blog: Eslovaquia
Etiquetas: Blog Erasmus Eslovaquia, Eslovaquia, Eslovaquia

Tour por los Altos Tatras, Eslovaquia

Información básica

¡Hola de nuevo a todo el mundo! Hoy continuamos descubriendo Eslovaquia. En este post os contaré mi primera excursión a los Tatras. Los Montes Tatras son, sin duda, una de las atracciones turísticas más famosas de Eslovaquia. Los montes Tatras forman parte de la cordillera de los Cárpatos y están situados en la frontera entre Eslovaquia y Polonia. Así, los Tatras se dividen en dos: Altos y Bajos. Nosotras/os solamente estuvimos en los Altos, pues nos habían dicho que eran mejores, aunque hay toda clase de opiniones. Quién sabe si en el futuro planeamos una excursión a los Bajos Tatras.

Esta localización es estupenda para hacer todo tipo de actividades: senderismo, ciclismo, estar en contacto con la naturaleza, desconectar, relajarse, hacer escalada, descubrir nuevos lugares.

tour-altos-tatras-eslovaquia-83148b3081e

Alojamiento

En cuanto al alojamiento, hay muchísimas opciones. Nosotras/os fuimos en junio así que teníamos numerosas ofertas para alojarnos porque todavía no era la época del año donde había tanta gente. Nos alojamos en un apartamento súper grande, espacioso y muy cómodo. Lo escogimos con cocina porque siempre que viajamos nos gusta prepararnos el desayuno en el alojamiento y también cocinar alguna comida para ahorrar algo de dinero. El alojamiento en relación calidad-precio nos salió muy barato. Además, también teníamos una plaza de garaje para dejar el coche. La dueña era muy amable y nos daba mucha conversación.

tour-altos-tatras-eslovaquia-a0b37a59874

Nuestro apartamento se encontraba en la parte más baja de la montaña, podríamos decir. O sea, un poco lejos de todos los lugares turísticos como los lagos o las rutas de senderismo en las diferentes montañas. Por la mañana cogíamos el coche e íbamos hasta la montaña, aparcábamos y empezábamos a caminar. Si queréis estar más cerca, hay una zona “estratégica” donde se encuentra muchísimos hoteles (más caros), apartamentos y todo tipo de establecimientos como supermercados, discotecas, bares, cajeros automáticos, etc. Es como una mini-ciudad en pleno corazón de los Tatras. Sinceramente, esta zona es muy turística y a mí me pareció más especial hospedarnos en nuestro apartamento en medio de la nada, donde solamente había naturaleza, animales y alguna que otra casita alrededor de nosotras/os.

Itinerario por los Altos Tatras

Primera parada del tour: Chodnik Korunami Stromov

El primer día decidimos ir a Chodnik Korunami Stromov. Este nombre, impronunciable para muchas/os que me leáis, significa “paseo por la copa de los árboles”. Era el punto más alejado de nuestra ruta así que madrugamos, desayunamos mucho, cogimos el coche y nos fuimos hasta un punto que queda muy muy cerca de la frontera con Polonia. Se trata de una atracción turística muy nueva, tendrá un año y medio de vida aproximadamente y consiste en un paseo de madera situado a la altura de la copa de los árboles, como su nombre indica. No forma parte de los Altos Tatras, pero teníamos muchas ganas de ir así que ampliamos nuestro recorrido hasta aquí, y valió la pena.

tour-altos-tatras-eslovaquia-2e6cb7904bf

Nosotras/os sabíamos que como era algo nuevo, estaría lleno de gente así que madrugamos mucho y fuimos hasta allí en coche. Nuestra sorpresa fue que cuando llegamos y aparcamos nuestro coche, estábamos muy lejos del inicio de la pasarela de madera. Descubrimos que teníamos que andar para llegar a ella. Caminamos durante una hora a paso rápido hasta el inicio, donde está situada la venta de tickets. Es un camino bastante cansado, rocoso y apenas había tramos de sombra, así que os recomiendo que llevéis protector solar. Subía mucha gente a nuestro alrededor, ¡y eso que era a primera hora de la mañana! Llegamos muy cansadas/os, parecía que toda la energía que teníamos para ese día la habíamos gastado ya en esas primeras horas de la mañana.

tour-altos-tatras-eslovaquia-36035176510

En teoría, debería haber una opción para llegar en teleférico, pero cuando nosotras/os fuimos todavía no funcionaba. Lo cierto es que este teleférico se utiliza en invierno porque en este terreno se encuentra una estación de esquí. De hecho, había muchas tiendas donde vendían ropa y material para esquiar y hacer snowboard.

Por fin llegamos y compramos la entrada, que cuesta 9€. Lo cierto es que es bastante caro, pero por lo menos puedes estar allí mínimo una hora y media, recorriendo toda la pasarela.

Las vistas desde el paseo de madera son increíbles. Puedes verlo todo desde la altura de la copa de los árboles, una fila de montañas a lo lejos. Tras recorrer toda la pasarela, al final llegas a la mejor parte. Una estructura de madera que tiene forma de muelle y que está todavía mucho más alta que el paseo normal. La subimos hasta arriba para tener las mejores vistas y es allí donde puedes ver la forma completa de todo el paseo, como en la siguiente foto. En la parte del medio, había cuerdas gruesas perfectamente tensadas y podías estar encima de ellas y debajo de ti estaba el vacío. La gente saltaba, se tumbaba, pasaba corriendo. El ambiente era muy agradable, aunque a mí me dan miedo las alturas así que no puse ni un pie ahí encima.

Estuvimos un buen rato merendando en la cima hasta que decidimos irnos. Nuestra excursión empezaba fuerte. Aunque se aprovechan de que es algo nuevo e innovador, creo que vale la pena pagar 9€. Es una vez en la vida.

Segunda parada del tour: Strbské Pleso

Es uno de los lugares más top en los Altos Tatras. Strsbke Pleso es un lago que está rodeado de árboles y a lo lejos pueden verse las montañas, algunas de ellas todavía nevadas. Es un lugar ideal para hacer senderismo, relajarse y estar en contacto con la naturaleza. ¡Ojo! Está prohibido bañarse. Una pena, porque tocamos el agua y estaba buenísima. No pudimos resistirnos y nos mojamos los pies, como podéis ver en la siguiente foto. Está lleno de patos e incluso existe la posibilidad de coger una pequeña barca y dar una vuelta remando. Si queréis rodear el lago compleamente, se tarda aproximadamente 30 minutos.

tour-altos-tatras-eslovaquia-5fa2b1d21f6

Al ser una zona famosa, hay unos cuantos hoteles a su alrededor, probablemente de los más caros de los Tatras. Esa vista a las montañas nevadas a primera hora de la mañana tiene su precio. El más famoso es el conocido Hotel Patria, pues destaca por varios motivos. En primer lugar, por su arquitectura, de estilo comunista, por su forma triangular. Su color amarronado contrasta con el color verde de los árboles y en invierno con el color blanco de la nieve. En segundo lugar, es el único edificio que está en esa parte del lago así que entre tanta naturaleza a su alrededor, es el principal foco de atención. Realmente, la primera vez que lo ves da la sensación de ser una cabaña de bosque muy acogedora, escondida detrás de los árboles, íntima y privada, pero en realidad es un hotel con todo tipo de lujos y comodidades.

tour-altos-tatras-eslovaquia-bbe5e551a6b

tour-altos-tatras-eslovaquia-a383ab6f567

Si agudizáis la vista, también podréis ver a su derecha una estructura que se utiliza para practicar salto de esquí. Era la primera vez que veíamos una de estas y de solo imaginar cómo tiene que ser saltar desde ahí, nos dio mucho vértigo. Lo cierto es que hay varias estructuras similares por esta zona, además de estaciones de esquí, muy populares en la estación fría.

Mientras paseábamos, aparecieron unas nubes negras que amenazaban con tormenta así que decidimos ir a un restaurante que estaba muy cerca del lago, otro Koliba. Allí tomamos un café y una ensalada muy buena, y nuestro amigo Daniel se pidió unos dumplings dulces rellenos de mermelada. También es una comida típica eslovaca. Allí estuvimos durante una hora y media, hasta que dejó de tronar y de llover y por fin salió el sol. Así es el tiempo es Eslovaquia.

Tercera parada del tour: vodopád Skok

Desde Strsbké pleso se inician varias rutas de senderismo que recorren todas las montañas que lo rodean. Hay caminos para principiantes, intermedios y avanzados. Nosotros iniciamos una ruta que llegaba hasta una cascada llamada Skok, que en eslovaco significa “salto”. Caminamos durante una hora y media y fue una caminata bastante dura porque hacía bastante calor y era constantemente cuesta arriba. Nuestro ritmo de caminata suele ser alto. Habíamos leído comentarios en TripAdvisor y mucha gente decía que este trayecto les había llevado tres horas. La verdad es que es un sendero fácil si lo haces despacio. Hay piedras y raíces de árboles en algunos tramos (parecía El Bosque Prohibido de Harry Potter) pero en general se camina bien, sin dificultad. De hecho, nos encontramos con varios niños pequeños hasta que llegamos a la cascada.

tour-altos-tatras-eslovaquia-f3dc48f1616

El camino hasta llegar al final es muy bonito. Estás en el medio del bosque, rodeada de árboles, escuchas el sonido del río que baja constantemente y siempre ves las montañas. Hay partes específicas donde la corriente del río es muy lenta y su tamaño se ensancha. El agua se ve cristalina y te invaden las ganas de darte un chapuzón. Luego metes la mano para comprobar la temperatura y se te quitan las ganas.

Cuando finalmente llegas a la cascada, es increíble. Las fotos no le hacen justicia. El agua cae con mucha fuerza y la cascada es bastante grande en comparación a las fotografías. Nosotras nos acercamos atravesando las piedras y haciendo un poco de escalada para llegar al punto más próximo a la cascada. Acabamos un poco empapadas pero valió la pena. Después, decidimos rodearla escalando por las piedras que había alrededor. El primer tramo era fácil pero al final se complicaba. Las piedras eran muy empinadas y había unas cadenas de hierro que te servían de ayuda. Justo allí vimos a una niña pequeña que iba con sus padres y que obviamente, el camino le resultaba extremadamente difícil. La verdad es que hasta la cascada Skok, el terreno es seguro, pero querer ir más allá con estas criaturillas es peligroso, francamente.

tour-altos-tatras-eslovaquia-c602680e973

Llegamos a la cima y teníamos vistas a todo el paisaje que habíamos recorrido. Estábamos rodeadas de montañas, árboles, el río que bajaba, naturaleza. Para repetir.

Para llenar el estómago

Nuestro amigo Daniel, que es eslovaco, nos quiso llevar a un restaurante tradicional eslovaco, aquí lo llaman Koliba. El koliba al que fuimos es muy famoso porque algunos miembros importantes que se dedican a la política suelen ir allí. En este restaurante tienen una tradición y es que si llevas corbata, ellos se encargan de cortarla y de pegarla al techo. Es muy curioso porque justo cuando entras, puedes ver cómo todo el techo está lleno de corbatas. El camarero le hizo una broma a nuestro amigo Daniel y le dijo que como no llevaba corbata, le cortaría su órgano viril. Era un cachondo. En fin, la comida estaba buenísima y no era para nada cara. Pilar y yo comimos pato con patatas y estaba de vicio. Ángel un plato con varios tipos de carne (pollo, cerdo y vaca) y la conocida “Tatrasalad”. Paloma, ensalada. Daniel nos animó a probar un alcohol eslovaco muy fuerte, 93% de alcohol. Se llama "tatransky čaj", también conocido como "tratatea" y solo con olerlo puedes percibir que sabe a rayos. Por lo menos para mí.

Al acabar, fuimos dentro del restaurante y había una fiesta de empresa. Eran polacos que habían decidido celebrar una fiesta de inauguración para conocerse mejor entre ellos y decidieron que el mejor lugar para festejarlo era en medio de los Tatras. Curioso. Había un DJ que pinchaba música muy aleatoria. Estuvimos mucho tiempo bailando con ellos (uno de ellos dijo que fue bailarín profesional durante 10 años) e hicimos buenas migas. Luego intercambiamos números de teléfono y uno de ellos, el más joven, nos dijo que si algún día íbamos a Varsovia, su ciudad natal y donde vivía, él nos haría un tour por toda la ciudad. Muy majos. En definitiva, me encantó el restaurante, la comida, la gente y el ambiente. Lo recomiendo.

Para terminar, ya el último día, decidimos ir a comer al Koliba donde habíamos estado resguardándonos de la tormenta. Se llama Koliba Patria y tiene forma de cabaña de madera, muy bonita. Allí pedimos el mejor plato del viaje. Yo pedí pescado con patatas, y otros halusky, pollo con patatas al horno… Todo buenísimo. De postre, crumble de manzana. Comimos con unas vistas increíbles al lago desde la terraza del restaurante. Nada que ver con el día anterior que tuvimos que escapar de la tormenta y buscar un refugio. Al fin y al cabo, estuvo bien porque pudimos ver las dos versiones del lago.

tour-altos-tatras-eslovaquia-9ed890fb4a7

Finalmente, dormimos la última noche en el apartamento. Nos despertamos por la mañana y pusimos rumbo hasta Bratislava, de nuevo. Tardamos aproximadamente cuatro horas y media porque nos lo tomamos calma.

Última parada: Lúčanský vodopád

Para que el camino no se hiciese tan largo, quisimos parar en la cascada Lúčanský. Teníamos altas expectativas, pero llegamos allí y descubrimos que la cascada no era tan increíble como la pintaban. La cascada en sí está bien, pero realmente necesita cierta inversión porque sus alrededores están muy poco cuidados y la superficie donde caía el agua tenía un color amarronado porque se formaba barro, probablemente porque el sistema de filtrado no es bueno. Además, ese día hacía un poco de fresco y el tiempo no era bueno. Yo tenía entendido que mucha gente iba a esta cascada y se bañaba aquí, incluso se tiraba de ella a la “piscina” que deja por la gran cantidad de agua que cae. Quizás no fuimos en el momento adecuado, pero bueno, como parada para bajarse del coche y estirar un poco las piernas estuvo bien. Aquí os dejo la foto para que juzguéis vosotros mismos.

tour-altos-tatras-eslovaquia-a27db8aa419

Y esto es todo lo que quería contaros. Como primera excursión a los Tatras, estuvo francamente bien. Yo estoy deseando repetir y descubrir los Bajos Tatras y también el conocido “Paraíso eslovaco”. Además, hubo ciertos lugares que nos dejamos en recámara como Popradske pleso y la ciudad de Poprad, donde mucha gente también se aloja. En definitiva, los Tatras es uno de los mejores lugares de Eslovaquia. Si visitáis este país alguna vez, es un pecado no ir. Muchas gracias por leerme hasta el final, espero que estéis descubriendo nuevos lugares de Eslovaquia. Un saludo y nos vemos pronto.


Galería de fotos



Comentarios (3 comentarios)

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!