Advertise here

Cómo sobrevivir al Arenal Sound


¡Hola a todos! Quería compartir esta experiencia porque disfruté mucho en ese viaje y formó parte de uno de los mejores veranos de mi vida.

El Arenal Sound es un festival de música que tiene lugar en Burriana, en la provincia de Castellón. Se celebra la primera semana de agosto, yo fui el año pasado. Esto es una guía y algunos consejos de cómo sobrevivir al Arenal Sound.

Cómo preparar el viaje

Yo fui al festival con cuatro de mis amigas. Compramos las entradas antes de Navidad para que no subieran demasiado los precios. También buscamos buses de gente que fuera directamente ahí desde Zaragoza e incluso teníamos grupos de Whatsapp. Esto resultaba más económico que ir por nuestra cuenta.

NOTA: Si quieres que la experiencia sea inolvidable lleva contigo a unas amigas fantásticas:

  • La de marketing: te ayudará con cualquier asunto de postureo porque esta muy puesta en temas de influencers.
  • La de ingeniería: desde entender las instrucciones de la tienda de campaña hasta explicarte (muy a tu pesar) en que consiste una letrina.
  • La de turismo: la típica que dice que se mete a turismo porque le gusta el arte pero en realidad lo que le gusta es la fiesta.

Cuando llegó el verano y estuvimos libres comenzamos a preparar todo lo que necesitábamos llevar.

Necesitábamos una tienda y yo tenía una que solo había usado una vez y hacía muchos años. Quedamos una tarde en un parque para aprender a montarla y así no llevarnos sorpresas una vez estuviésemos ahí. La tienda era para tres personas pero nos pareció que cómo nosotras no ocupamos mucho cabríamos cuatro. Error. Más adelante entenderéis por qué era una mala idea. Lo que yo recomiendo es que llevéis tiendas para dos personas. Lo ideal en nuestro caso habría sido ir con dos tiendas y disponernos por parejas. A parte de la tienda también hay que llevarse sillas y si es posible alguna mesita.

Para dormir nos llevamos sacos y esterillas, también algún cojín donde apoyar la cabeza. Lo cierto es que el calor nos impedía dormir bien porque cuando dormíamos era de día y se acumulaba mucho calor en esa tienda. Es esencial llevarse alguna regadera o algún flish flish para tener en la tienda y poder refrescarse.

Nuestro equipaje fueron grandes mochilas de montaña. Ahí metimos todo lo que pudimos. Casi toda la ropa que llevamos era de verano así que no ocupaba demasiado incluyendo los bikinis. Íbamos a estar ahí una semana y queríamos ir bien preparadas. Creo que una de las cosas imprescindibles es la crema solar, nosotras tuvimos mucho cuidado y aún así nos quemamos. Se pasan muchas horas en la playa o bajo el sol y es importante estar protegido. Tampoco está mal llevarse algún sombrero o gorra que os proteja del sol.

como-sobrevivir-al-arenal-sound-15e96bbd

También es importante llevar un neceser con todo lo necesario para asearse, ahí se agradece. Luego, el gel, el champú, los acondicionadores obviamente tampoco te los dan ahí. Lo que creo que no es necesario llevarse es un secador, nosotras nos duchábamos con el agua helada de las duchas comunes (que son al aire libre) cuando ya se estaba yendo el sol y se nos secaba enseguida.

Es importante llevarse chanclas, tanto para ir a las duchas como para la playa o las piscinas. Los zapatos en general acaban destrozados, yo recomiendo llevar sobre todo deportivas ya que son cómodas y resistentes.

Cómo instalarse

Lo cierto es que era la primera vez que íbamos y no estábamos muy bien informadas. Solo sabíamos que antes de que abran se hace una cola tremenda en la que la gente espera sentada en las sillas. Nosotras nos pusimos en la fila que para cuando llegamos era enorme. Decidimos hacer turnos e ir a comprar las sillas ya que no habíamos traído. Montamos un mini campamento y cenamos en la fila. Luego intentamos dormir como pudimos pero se estaba muy incómodo.

En medio de la noche una de mis amigas nos despertó porque pasaba algo. La gente estaba corriendo a la entrada. Esto se debe a la lucha por sitios con sombra. Intentando entrar perdimos una silla. Fueron unas horas muy agobiantes para cuando conseguimos entrar ya era de día. Nos pusieron la pulsera y rápidamente buscamos un sitio con sombra. Yo recomiendo que no sea justo en el centro de las lonas que dan sombra. Porque ahí no corre el aire, de modo que se calienta mucho, y además es muy difícil salir.

Estábamos cansadísimas pero teníamos que montar la tienda cómo habíamos practicado. Pero ahora no estábamos en un parque con césped blandito. Estábamos en el camping Arenal (el que está junto a la playa) zona A. Y eso es un secarral, el suelo era muy duro y no había forma de clavar las piquetas. Tras muchísimo rato intentándolo las pusimos como pudimos y rápidamente nos metimos dentro a dormir.

No sé cuantas horas pasaron, no muchas. Pero cuando nos despertamos y salimos fuera de la tienda no parecíamos estar en el mismo lugar. Ahora estábamos rodeadas de un mar de tiendas de campaña que parecía no tener fin y nosotras estábamos justo en el centro. Además, dato importante, éramos como una especie de tumor en un círculo de tiendas de un grupo de amigos de Madrid. Y no pintábamos nada con ellos, pero ese era nuestro emplazamiento, el que tanto nos había costado conseguir, y no estábamos dispuestas a dejarlo.

Tuvimos suerte de que esos chicos eran bastante majos, se lo habían montado mucho mejor que nosotras, se notaba que tenían más experiencia en festivales. Yo creo que les dábamos hasta pena porque a veces nos traían botellas de agua fresca.

como-sobrevivir-al-arenal-sound-c2e88960

Los dos primeros días intentamos no desfasar demasiado y así conservar las fuerzas para los conciertos de los siguientes días. Pero era un poco difícil porque a nuestro alrededor había fiesta constante.

Cómo comer

Desde el segundo día cogíamos casi todos los días un bus que nos llevaba a Burriana donde íbamos a un Consum a comprar comida del supermercado. Un día también aprovechamos para ir a una pizzería. En el paseo junto a la playa también hay muchos puestecitos donde se puede pedir comida, dentro del camping de cada uno lo habitual es que también haya.

como-sobrevivir-al-arenal-sound-c4581174

Lo cierto es que todo nos sabía rico y además teníamos provisiones guardadas en las mochilas (fuera de la tienda siempre) como galletas o patatas. Muchos días cenábamos junto a la tienda, incluso a veces los vecinos nos dejaban su mesa.

Muchas tardes merendábamos en la playa, incluso un día que no hacía muy buen tiempo. El cielo estaba gris, lleno de enormes nubes, y el oleaje estaba muy agitado, había bandera roja y estaba prohibido bañarse. Nos situamos en una zona de la playa apartada y muy tranquila, aprovechamos para descansar y cerrar un poco los ojos.

Las cuatro estábamos tumbadas en una gran manta de elefantes que le había comprado a un vendedor. De repente una de ellas notó agua en el pie y nos avisó de que una ola había llegado hasta nosotras, rápidamente tuvimos que recoger todo y situarnos más atrás, otros ni se inmutaron. Nos tumbamos otra vez en nuestro nuevo emplazamiento y cuando no había pasado ni un segundo, otra ola llegó y lo inundó todo. Fuimos las únicas que pudimos salvar lo que habíamos traído a la playa y subir a una duna de arena que había en la parte de atrás.

Cómo dormir

Es un festival. No se duerme.

Cómo asearse

Los baños eran horrorosos. Consistían en unas letrinas y no había luz, así que como quisieras mear por la noche estabas jodida. Los lavabos eran muy básicos, una cosa metálica con tres chorros de agua fresquita a cada lado. Olvidaros de espejos, si queréis llevaros el vuestro.

Las duchas estaban muy bien. Estaban todas juntas al aire libre, en el fondo la hora de la ducha, ya al atardecer, era algo guay. En el poco espacio que ocupaban había mogollón de gente joven duchándose, enjabonándose, lavándose... (individualmente por supuesto, aunque nunca se sabe) la situación era graciosa. Sobre todo porque el agua estaba helada y hasta los más fuertes soltaban grititos.

Aún con estas maravillosas duchas, al volver del viaje y vernos en espejos de los baños públicos de una estación pública, vimos que no estábamos muy limpias. ¡Mirar, estamos super morenas! Acto seguido se pasa una toallita por la cara y la pobre toallita se queda completamente marrón. Se podría decir que no era moreno, era más bien tierra. En los festivales, en la zona de conciertos se levanta mucha y no solo se adhiere a tu piel haciéndote parecer más moreno. También la respiras, por ero si vas al Arenal y te salen los mocos marrón oscuro, no te asustes, es solo polvo y arena que gracias a Dios no ha impregnado tus pulmones.

Cómo ir a los conciertos

Nuestro camping era el que está junto a la playa y junto a ella se encuentra el Beach Club que tiene piscina, una pequeña cala y su propio recinto de conciertos. Aprovechábamos que estábamos instaladas al lado y solíamos ir mucho por ahí, sobre todo por las tardes, aunque a esa hora también había buen ambiente por los chiringuitos de la playa.

como-sobrevivir-al-arenal-sound-3cc6e480

como-sobrevivir-al-arenal-sound-53a25932

Por la noche íbamos a los conciertos que se hacían en Malvarrosa. Nosotras éramos cuatro así que tanto ir como volver en taxi nos salía bastante rentable, pero aun así algún día si que fuimos andando y es que el camping Arenal no está tan lejos de Malvarrosa. Por supuesto también se podía coger un bus que te acercara más a la ciudad, pero siempre iba lleno de gente y muchas veces no cabía todo el mundo.

En la zona de Malvarrosa era donde iban los grupos importantes. Generalmente la gente bebía antes de entrar en zonas cercanas.

como-sobrevivir-al-arenal-sound-0579165c

Vimos todo tipo de cantantes desde Alaska hasta Steve Aoki. En la zona de conciertos de Malvarrosa había muchos escenarios, estaba el principal y luego otros para grupos menos importantes. También había puestecitos donde cambiar de euros a una moneda que se usaba para pagar en las instalaciones del festival. Y por supuesto puestecitos de comida de todo tipo, yo recuerdo coger sobretodo tallarines.

Durante el concierto los espectadores levantaban mucho polvo, nos rodeaba una gran nube de polvo. Sentíamos cómo respirábamos esa masa densa, en general lo regaban para que no ocurriera esto pero los últimos días se hacía insoportable. Se adhería a la piel y no te dejaba respirar. Se nos ocurrió como solucionarlo, usamos como mascarilla los pañuelos que llevábamos en la muñeca y seguimos dándolo todo durante el concierto.

como-sobrevivir-al-arenal-sound-5fa32801

El último día nos quedamos hasta que todo terminó y se hizo el silencio. Estábamos muy cansadas pero queríamos disfrutar la última noche en el festival. Nunca nos habíamos atrevido a volver andando por un atajo que había hacia la playa, pero como ya era el último día todo nos daba igual. Seguimos a un montón de gente que se dirigía hacia el camping de la playa.

Tras horas y horas de música a todo volumen había un silencio perfecto mientras atravesábamos campos de cultivo andando por acequias y estrechos caminitos. Mientras tanto iba amaneciendo. En cierto modo fue muy bonito terminar así. Cuando llegamos a la playa el cielo tenía colores cálidos y se veían las palmeras a lo lejos. Solo nos quedaba dormir unas horas, recoger la tienda e irnos.

como-sobrevivir-al-arenal-sound-7f946805


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Comparte tu Experiencia Erasmus en Castellón De la Plana!

Si conoces Castellón De la Plana como nativo, viajero o como estudiante de un programa de movilidad... ¡opina sobre Castellón De la Plana! Vota las distintas características y comparte tu experiencia.

Comentarios (0 comentarios)



¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!