Advertise here

Geocaching

Publicado por Selene Reyes — hace 1 mes

Blog: Bocadillo de atún
Etiquetas: General

La maravillosa sorpresa de encontrar tesoros bajo las piedras es algo que se conoce como Geocaching, no sé a ciencia cierta si es algo popular o al menos común, pero mis amigos y yo nos vimos envueltos en esa actividad por mero accidente. 

Era uno de esos días buenos en los que nos levantamos a las 6:30 a.m., porque les cuento que somos unos amigos muy "fit" que salimos a correr todas las mañanas y el fin de semana nos reunimos a cenar para recuperar las calorías quemadas (y a veces más). 

El cielo estaba despejado y el sol brillaba con toda su intensidad (nota: aquí amanece a las 7 de la mañana y se mete el sol casi a las 10 de la noche, fenómeno rarísimo para mí que estoy acostumbrada a una sucesión más equilibrada del día y la noche, es decir, tenemos 12 horas de luz y 12 de oscuridad), las gaviotas cantaban igual que gatos y el mar nos esperaba intenso y apacible en Algameca Chica.

Geocaching

Como personas fit, deportistas y aventureras que somos, escalamos un gran peñasco y al llegar a la cima nos dispusimos a iniciar con la labor más imperativa del siglo XXI: tomarnos fotos. Fue ahí donde encontramos debajo de una piedra una cajita de a penas unos 10 cm de largo, bacilamos en abrirla por respeto a la privacidad de su dueño, pero al final ganó nuestra curiosidad y esto fue lo que encontramos.

Geocaching

No sé para los demás pero para mí fue una cosa completamente emocionante que me devolvió la fé en la humanidad, o más bien en la capacidad del hombre de hacer cosas originales. Una vez escuché que una práctica entre lectores era dejar mensajes ocultos un libro de biblioteca para comunicarse con el siguiente lector de ese ejemplar. También he oído de un ejercicio que consiste en dejar que un desconocido te cuente su historia, tú no lo interrumpes y lógicamente tampoco lo juzgas porque no lo conoces, y a esa persona le sirve de desahogo. De hecho en uno de mis viajes ví en la acera a un muchacho sosteniendo un cartel que decía: I listen to stories for free. Me pareció una idea excelente. 

Geocaching

En general diría que me gusta la gente que tiene ideas, y hablando de cosas que me gustan, me gusta mucho que aunque Cartagena es una ciudad pequeña, tiene varios lugares por descubrir, y no son sitios populares de esos que están repletos de turistas o decorando las redes sociales de más de mil personas. Cartagena tiene Algameca, el Faro de navidad y el Faro de la curra, Portman, Calblanque y un lugar secreto para hacer hiking donde hay una base militar de la guerra civil (¡eso es lo más impresionante que he visitado!). 

Pero me estoy desviando del tema, eso es algo que se me da bien. Les estaba contando lo del Geocaching.

Geocaching

Con el lápiz y el block de notas que estaban dentro escribimos por turnos uno de nuestros más oscuros secretos, volvimos a poner todo como lo habíamos hallado y dejamos Algameca con la promesa de que ninguno de nosotros volvería ahí para leer lo que los demás habían escrito ¿Lo habrán cumplido? Al menos yo sí, porque desde entonces he sido muy floja para caminar hasta allá, aunque admito que a veces cuando estoy a punto de quedarme dormida empiezo a preguntarme por el contenido de aquellas notas. También me da miedo que alguien a quien conocemos encuentre nuestros secretos, o peor, que nadie lo haga y entonces nuestras palabras se queden ahí tiradas, solas en la interperie, enloqueciendo, y que un día, finalmente, nos olviden. 

Geocaching

Geocaching

Geocaching


Galería de fotos


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...