Advertise here

Una vida en 6 meses

Publicado por MLuisa Martinez Sanchez — hace 2 meses

Blog: Desde ROMA con AMOR
Etiquetas: Consejos Erasmus

Todavía recuerdo cuando decidí Roma como destino. Me la habían aconsejado todo de ella, según lo que decían erasmus que ya habían estado allí, era la mejor. Está claro que cada erasmus dirá que la ciudad donde ha vivido una vida en meses será la mejor. Es entendible, es la mejor experiencia jamás vivida. Pero Roma es diferente. 

Pero bueno empecemos por el principio, aquella inscripción en la beca erasmus que no sabía si me aceptarian... Llegó el día, me aceptaron en mi primer destino, Roma y ahí fue cuando empezaron los infernales papeleos sin fin alguno pero que incrementaban mi ilusión por vivir esa experiencia. No paraba de buscar apartamentos y compañeros a través de esta página. Hasta que llegó el día que me metieron en el inmenso grupo de whatsapp con 500 mensajes diarios de gente desconocida, que otra vez más aumentaban mis ganas de irme y empezar a conocerlos a todos. 

Paso el tiempo y llegó el ansiado verano donde iba a cumplir otro de mis sueños, el interrail de mi vida. 1 mes de viajes incansables recorriendo Europa con los mejores amigos que puedo tener. Empezaba bien mi aventura pues una vez acabada está empezaba mi erasmus.

Volé sola, con miedo e incertidumbre pues iba a buscar piso con una desconocida en una ciudad inmensa. La cual se convirtió en una hermana en la que se convirtió mi casa. Tardamos semanas pero finalmente encontramos el hogar que iba ser nuestro  y otros dos desconocidos que faltaban por llegar durante estos meses.

una-vida-6-meses-35a872caf48f4d132042ea8

Empezaron las fiestas día tras día, noche tras noche con gente que ni recuerdo su nombre. Porque lo cierto es que Roma es enorme casi tanto como sus erasmus. Al final te quedarás con un grupo durante el resto del tiempo, pero sera una amistad para siempre. Lo que une un erasmus, no es definible. Al igual que comenzaron las fiestas, comenzó la Universidad y en mi caso las prácticas en el hospital. Mi suerte fue que mis compañeros de piso, también son enfermeros. No nos bastaba vivir 24h juntos. Era necesario más.:)

No nos hacía falta alcohol para pasar una buena noche en el hospital. Y sin comerlo ni beberlo había pasado un mes, en el cual mis compañeros eran mi vida al igual que el resto de amigos que había conocido en estos días. Sin enterarme tenía una nueva familia a miles de km de la de sangre. Tantos km como los que nos recorrimos todo el grupo inspeccionando cada día cada cm de Roma, enamorandonos más y más de ella, de su grandeza y todo lo que nos estaba aportando.

Nuestro primer viaje Malta, porque lo cierto es que es inevitable viajar por 25€ el billete de avion. Viaje que nos unio más si cabía. Porque hay algo indudable y es que nada hay mejor para conocer una persona que viajar con ella. Descubres tanto sus defectos como virtudes, similitudes y no tantas, peleas y cariños. En definitiva fue un viaje increíble.una-vida-6-meses-934d188e2f524c610008305

Al llegar, empalmado viaje y viaje la esn nos ofreció un tentador recorrido por Pompeya, Capri y Nápoles el cual no nos pusimos resistir. Realmente es difícil recordarlo, había demasiado alcohol de por medio. Pero se que me enamoro al igual que el resto de Italia.

una-vida-6-meses-9c63dffec9c2aadb0c68685

Volvimos a la rutina caótica de Roma, sin dinero y sin comida. Tardaron demasiado en darnos la beca y Roma es muy cara para vivir. Fue la semana negra para nuestras vidas.

Al fin llegó mi familia para ver por segunda vez Roma y por primera vez a mi en meses. Cuando sales fuera comienzas a apreciar lo que anteriormente no valorabas tanto. Los echaba de menos realmente.

30€ Roma- Atenas. Es imposible decir que no, nuevo viaje y nuevo contraste el cual me sorprendió mucho, me encantó. Lo recuerdo como los mejores viajes de mi erasmus.

una-vida-6-meses-ad812daaf291f9d99ad5544

Siguió pasando el tiempo y me fui enamorando cada día más de Roma, de su grandeza e historia. Aunque no sólo me iba enamorando de ella sino de la persona que me acompañaba en todo momento.

Otro viaje, esta vez un poco más caro. Praga, segunda vez desde el interrail que me enamoraba de ella y más de el. Frío, lluvia y una multa pero fue preciosa una vez más mi estancia allí. Concentración de erasmus de toda Europa, increíble. 

una-vida-6-meses-ab516b246b3beb5f1e69441

Diciembre, 4 meses pasados a una velocidad que jamás había sentido. Combinabamos viajes fuera de Italia con los del maravilloso país. Perugia, un pueblecito pequeño pero precioso cerca de Roma con múltiples cuestas que la hacían encantadora.

Primer viaje con mi hermana, Bruselas, Gante, Brujas y Amberes unas vez más por el irresistible precio de 27€ el vuelo, ida y vuelta. Muertas de frío, 400 capas de ropa y una madre preocupada en España. Comimos gofres, disfrutamos del Delirium durante muuuchas horas y dejamos Bruselas para ir al resto de sitios acabando enamorarnos de Gante.

una-vida-6-meses-81154256efc1e471985fd8d

Vuelta a Roma, con un sabor diferente, visita desde España de mis amigos. No recuerdo bien cuántos llegamos a ser esa semana en casa, 15 quizás. No sabemos cómo, pero cupimos. Visita tras visita me hacía más experta en Roma y sus secretos, aprendiendo de cada uno que me ofrecía una novedad y trasmitiendoselo a mis visitas. No todo el mundo sabe que hay una ventana pintada en la fontana o que Piazza Navona era como el Circo Massimo.

Aprovechando la llegada de mis amistades y que tenía varios compañeros de clase en Siena decidí hacer una escapada, segunda vez desde mi viaje de estudios de 1° de bachiller. A decir verdad ni la recordaba, pero también es cierto que no nos la enseñó un erasmus. La visión cambia, lo ves con sus ojos y te sorprende aún más que si no hubieses tenido ese maravilloso guía. Fiesta erasmus en Siena un lunes ¿Por qué no?.

Creo que se me olvida algo... ¡Ah el hospital! Entre mentira y mentira, firmas y enfermeros amigos, lo cierto es que las prácticas quedaron en un segundo plano en esta experiencia. Pero he aprendido, aunque parezca mentira, mucho.

Pasaba el tiempo y no podía reprimir las ganas incansables que tenía de estar continuamente con el. Yo, con poca experiencia en el amor, no supe lo que en realidad sentía hasta que pasó. Pasó lo que tenía que pasar y es que de la amistad al amor hay un paso y que el roce hace el cariño fue un hecho. Cobra su sentido esta última frase cuando especifico que era mi compañero de piso.

Navidad, reencuentros, familia y alegría, mucha alegría. Todo el mundo preguntando que como me va y no pudiendo contestar porque no es tan sencillo describirlo, no hay palabra o frase que pueda hacerlo. Y al final solo quería volver a verla a ella, Roma y a él.

Vuelta a la caotica rutina, con un sabor amargo pues yo me quedaba más tiempo que mis compañeros, ellos se iban a final de mes. Último viaje con ellos. Cinque terre, de los lugares más bonitos que he visto, volvería sin pensarlo a sus aguas cristalinas y sus casitas de colores.

Tocó despedirme de el, esos últimos días fui la persona más feliz del mundo, no es ni cuantificable lo que sentía. Nadie me había hecho sentir como él nunca y menos en tan poco tiempo, me sentía la mujer más especial que haya habido en la ciudad más bonita del mundo. Se unieron muchos factores para que su despedida fuese de lo más doloroso de mi erasmus. La suya y la de una de mis mejores amigas, familia y compañeras de piso. Se iban con ellos una parte de mi y esque no pude tener más suerte. Son de las mejores personas que he conocido capaces de soportar lo pesada que soy, con un acento tan diferente para ellos.

Sentí lo que describen como opresión en el pecho y una tristeza que se apoderaba de mi, que me impedia dejar de llorar. Lágrimas que mis amigas convirtieron en carcajadas con su visita. Me alegraron el alma y es que vinieron en el mejor momento. Fue increible tenerlas allí conmigo, a miles de km, en el momento exacto. 

Se fueron y con ellas llego mi cumpleaños y el adiós de mi última parte de mi casa. Un cumpleaños increible, en verdad, todo lo que pase en Roma se hace mágico, pero más con toda la gente que se había convertido ya en mi familia. Terminando la noche en mi rincón favorito la fontana di Trevi, mi consejo es que alguna vez en vuestra vida, la veais vacía. No existe momento más glorioso. 

Traslado de casa y cambio en todos los sentidos, pase de 100 a 0, de estar 24h con gente que era mi familia a estar en una casa con desconocidos de nuevo, comenzaba "una nueva historia", continuando con el resto de familia que se había quedado conmigo en Roma. Pero me costó acostumbrarme a no tenerlos a mi lado continuamente.

Se acercaba el fin, último viaje de mi erasmus, Rumania. Alquilamos un cochecito, un amigo de erasmus alli, los carpatos, castillos, nieve. La verdad es que me encantó, me hizo recordar que no me quería ir por nada del mundo, que no quería volver a la realidad.

Y llegó el día, había vivido bastantes despedidas por desgracia, pero esta era la mia. La peor. Lloré, mucho, incansablemente, se acababa y no podría hacer nada.

Pero así son las cosas increibles, duran lo que tienen que durar para hacerse inolvidables.

Aun después de meses no he podido olvidar el país que me llevo en mi corazón, la ciudad que me acogió como si ciudadana de ella me tratase y la gente tan encantadora que he conocido. Es un país cargado de luz, cultura y sitios increibles. Es mi segunda casa.

Puedo poner miles caracteres pero al final si no se vive, no se puede llegar a entender lo que significa un erasmus. Te cambia la vida, haces cosas que quizás jamás volverás a hacer, haces amigos que seguirán siendolo por el resto de los años. Porque nunca se dice adiós a las personas a las que quieres. Como consejo, haz un erasmus, viaja, vive cada día al máximo, porque no hay nada mejor para abrir la mente que conocer gente, mundo, vivirlo y aprender de cada momento y de cada persona que te cruces en tu camino. 

Un erasmus, es eterno.


Este contenido participa en el Concurso Viajeros Erasmus y ha recibido 1109 puntos.

  • 9813 caracteres (981 puntos)
  • 26 vistas (78 puntos)
  • 6 fotos (50 puntos)
Este concurso ha sido posible gracias a:


Galería de fotos


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...