Cómo sobrevivir a viajes largos sin compañía | Consejos Erasmus

Cómo sobrevivir a viajes largos sin compañía

Durante mi año de Erasmus pude viajar un montón. Algunos de esos viajes los hacía sin compañía. Esto no es un problema si tienes un vuelo directo a tu destino o solo tienes que esperar una hora entre los vuelos. En mi caso, he tenido que esperar hasta trece horas (¡y de noche! ), e incluso hice la ruta Barcelona-Valencia y viceversa muchas veces. Así que quiero escribir algunos consejos para que disfrutes de tu viaje en solitario sin aburrirte ni cansarte.

Cómo sobrevivir a viajes largos sin compañía

Fuente

  • Dormir es bastante arriesgado, así que deberías decidir si quieres dormir o no, dependiendo del lugar en donde te encuentres. Si es por la noche, corres el riesgo de que te roben tus cosas o de que pierdas la noción del tiempo. La mejor solución es llevar contigo las cosas más importantes en el bolsillo, en lugar de llevarlas en la mochila. Esto es una sugerencia, ya que mi primera opción nunca sería quedarme dormido (me ha ocurrido, pero no es la regla).
  • Para mantenerte despierto, un truco es comer algo. Además de tomar café, que deja de funcionar en algún momento de la noche, puedes llevar unas nueces contigo, o algo pequeño, que no sea una comida normal, pero sí un snack que te ayude a distraerte y mantenerte despierto.
  • Lleva contigo siempre comida y agua. Los precios que te puedes encontrar durante el viaje suelen ser elevados, justamente porque estos lugares se aprovechan del hambre y de la sed de los viajeros. Por eso yo siempre me hago un bocadillo en casa o me compro algo en un supermercado de la zona. Además, si sabes que vas a tener que esperar muchas horas, toma algo dulce por si acaso.
  • Carga la batería de todos tus dispositivos: el móvil, el portátil... ¡No es buen momento para quedarse sin batería! Otro truco es encontrar asientos donde haya enchufes. Así podrías ver películas sin quedarte sin batería. Si te das un paseo por el aeropuerto, puedes econtrar enchufes en las esquinas y probablemente en algunas cafeterías. Así que también deberías llevar siempre los cargadores contigo. Así puedes escuchar música y ver películas. ¡No te olvides de llevar cascos o auriculares!
  • Busca un lugar en el que haya gente y siéntate allí. Cuanto más vacío esté el lugar, más miedo da, especialmente si estás en un aeropuerto en el medio de la noche... Una buena elección sería una cafetería con asientos cómodos (aunque también te puedes mover si te aburres). Esto es lo que hago normalmente. Y si no encuentras otro lugar como el anterior, siempre puedes volver.
  • Cómo sobrevivir a viajes largos sin compañía

    Fuente

  • Lleva algún libro contigo por si te apetece leer. Además, yo siempre llevo una libreta y un bolígrafo para escribir mis pensamientos, como un diario, o simplemente tomar notas de algo que quiera recordar. No confío en mi memoria por la falta de sueño.
  • No tengas miedo de socializar con otros viajeros. Si alguien te habla, no quiere decir que sean peligrosos. Y si no te gusta, siempre puedes levantarte e irte. Hablar sobre tu viaje o dar tu opinión no hace daño, pero no compartas información personal con gente desconocida. Si te preguntan por tus datos, puedes perdirles su Facebook y mirar si son de fiar antes de añadirlos a amigos.
  • Cómo sobrevivir a viajes largos sin compañía

    Fuente

  • Busca cosas interesantes que hacer en el aeropuerto, como ir a mirar las tiendas duty free o echar un vistazo a regalos, aunque no quieras comprar nada, o siéntate el los lugares donde haya internet gratis en ordenadores o tablets. Si encuentras un lugar así, puedes pasar un rato haciendo algo interesante.

Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!