Advertise here

La "Università degli Studi di Padova": opinión de la universidad, fotos del centro de biología y biomedicina e historia curiosa.

Publicado por Belén Pérez — hace 3 años

Blog: Próxima parada... ¡Padova!
Etiquetas: Blog Erasmus UNIPD, UNIPD, Italia

Introducción.

Hablaré en particular del centro de biología y biomedicina puesto que yo estudio biotecnología, pero como conozco a varias personas que estudian otras carreras, como psicología, derecho, ADE y economía, daré una opinión de manera global a cerca de las experiencias que me han contado por si puede servir de ayuda, aunque no dejan de ser muy parecidas a las mías.

Opinión general.

En mi caso los profesores que me han tocado han sido todos muy buenos y lo habitual es que sean bastante estrictos. Dicho esto, algo muy importante es tratarlos de usted tanto al hablarles en persona como a la hora de enviarles e-mails, puesto que aqui en Italia las conversaciones profesor - alumno se consideran formales y el hecho de no hacerlo puede tomarse como una falta de respeto. He oído casos en los que los profesores llegaban tarde a los exámenes, a las clases, etc y ni pedían perdón, mostrando un pasotismo hacia los alumnos inmenso. Yo solo puedo quejarme de un profesor que solía llegar tarde, pero al menos se disculpaba y no era arrogante. En cuanto a la contestación de correos electrónicos preguntando dudas a cerca del tipo de examen, de la registración online, etc, todos se han mostrado muy receptivos y amables.

Las clases a las que asistes pueden ser obligatorias o no obligatorias, en mi caso lo eran todas. Al ser obligatorias hay una serie de horas mínimas a las que tienes que asistir a clase para poder presentarte a los exámenes, normalmente es del 75% del total de clases a lo largo del curso.

¿Se portan con los Erasmus y son mas flexibles? En mi caso, no. De hecho, una compañera tenía prácticas de laboratorio de otra asignatura y debía perderse la clase a la que iba conmigo que era obligatoria y la profesora no se lo perdonó. Asimismo, a mí me coincidía una clase de italiano con una asignatura de la carrera y tuve que hacer malavares para poder obtener ese 75%, así que mucho cuidado con esto. De todas formas, he conocido gente que ha asistido a clases no obligatorias o que los profesores sí eran mas comprensivos.

¿Se pueden hacer los examenes en inglés aunque se haya cursado la asignatura en italiano? Normalmente sí, pero deberás consultarlo con el profesor a principio de curso para asegurarlo. En mi caso, he hecho todos los exámenes en inglés y no he tenido ningun problema. Por otro lado, muchas veces también dan la opción de hacer el examen oral o escrito, por tanto puedes elegir lo que te resulte más apropiado.

¿Es dificil aprobar? Considero que es difícil sacar buena nota, pero no aprobar. Solo he tenido que hacer una exposición oral a lo largo de todo el curso, cosa que en mi universidad en España (Universidad Autonoma de Barcelona) es impensable, estamos llenos de presentaciones, trabajos... etc, es un no parar, en cambio aquí he tenido mucho más tiempo libre.

¿Cuál es el formato italiano a la hora de dar las notas? Las calificaciones van del 0 al 30, y el equivalente al 5 español es un 18. Se han de consultar las tablas de equivalencia que cada universidad tiene, en mi caso un 10 no se corresponde con un 30, es decir, un 30 seria un 8.33, un 30+L seria un 9.5 y el llamado 110L seria el 10. Obviamente del 18 al 30 varían las notas en un rango del 5 al 8.33.

¿Tardan mucho en publicar las notas? Depende del profesor, hay personas que han estado esperando meses mientras que, en mi caso, han sido todas tras un máximo de una semana. La nota llega al correo de la universidad que te asignan aquí.

¿Hay apuntes accesibles de años anteriores? Hay algunas personas que sí tienen apuntes de años anteriores así que básicamente se trata de tener buenos contactos, pero no hay un dropbox o un drive donde compartir apuntes.

¿Cómo es la plataforma online de la universidad? Para mí, un lío. Para poder presentarse a los exámenes tienes que inscribirte online, y, una vez te dan tu nota, tienes que aceptarla o rechazarla (esta última implicaría tener que volver a presentarse a la siguiente convocatoria de examen). Además, las diapositivas que los profesores utilizan en clase pueden dártelas de 3 maneras:

1. Por correo electrónico.

2. Por la plataforma "Moodle".

3. Por un drive con contraseña (específico de cada carrera).

Parece que la opción más sencilla es el Moodle, pero no. En el Moodle tienes que ir siguiendo una serie de pasos que parecen interminables hasta poder encontrar lo que estás buscando: departamento, año académico, grado, curso, asignatura e identificación. Este procedimiento tienes que hacerlo para cada una de las asignaturas por separado, con lo cual se pierde mucho tiempo. Además, los profesores suben las diapositivas o al final de cada tema o al final del semestre antes del examen final, lo cual considero una dificultad a la hora de llevar la materia al día.

Para encontrar los horarios también es un laberinto, hay una página que permite buscar por año, profesor y asignatura, y, finalmente, te muestra los horarios de cada una de las semanas del semestre (que pueden variar) y tienes que hacer este procedimiento de nuevo para cada una de las asignaturas, por tanto, si quieres tener un horario con todas las asignaturas deberás creártelo tú mismo.

¿Cuántas convocatorias hay? Casi podría decir que una infinidad, por ello también resulta fácil aprobar. Yo he venido en el segundo semestre así que explicaré el calendario de exámenes de estos meses. Dicho esto, yo empecé mis exámenes el 28 de mayo y los terminé el 22 de junio, pero también hay exámenes de recuperación en julio, en algun caso en agosto, y en septiembre, es decir, un total de 4 convocatorias. Además, hay asignaturas en las que el profesor da la opción de hacer un "pre-apello", es decir, un examen anterior a la fecha del examen oficial, por tanto, sumarían un total de 5 convocatorias. Pero, ¡cuidado! porque, por ejemplo, en mi universidad a finales de julio se han de tener todas las notas registradas, por tanto, aunque en Padova exista la posibilidad de presentarte a los exámenes de agosto o septiembre, para mí no es una opción. En muchas asignaturas también hay 2 fechas en las que se puede realizar un mismo examen y se puede elegir según la que convenga más, lo cual me parece que está muy bien ya que de esta manera puedes organizarte las asignaturas de la mejor forma posible.

Opinión a cerca del centro de biología y biomedicina.

El centro de biología y biomedicina se encuentra al lado del "Parco della musica" comentado en la entrada anterior ("¿Adiós cerveza, adiós sangría? Consejos sobre bares, pubs y discotecas"). Es decir, se encuentra en la zona mas nueva de Padova y no forma parte de las infraestructuras más antiguas de la Universidad de Padova. Como se puede ver en la siguiente imagen, el edificio por fuera no es muy agradable a la vista:

la-universita-degli-studi-di-padova-opin

Sin embargo, una vez entras la perspectiva cambia por completo. Resulta que la parte de atrás que no se ve desde la entrada tiene forma esférica y, bajo mi punto de vista, se ha diseñado de forma extraordinaria:

la-universita-degli-studi-di-padova-opin

la-universita-degli-studi-di-padova-opin

Al entrar, lo primero que se ve es la pantalla roja que aparece en la imagen, en ella se muestran todos los horarios del día de todas las asignaturas, mostrando el Aula en la que se imparten y el profesor que las da y, en caso de que haya exámenes, también los marca. Así pues, el edificio se organiza por pisos, del 0 al 4, y las aulas se nombran en orden alfabético de la A a la H en cada uno de los pisos, resultando un modelo muy fácil para encontrar el lugar al que se debe ir.

Las clases son normalmente pequeñas, aunque hay algunas más grandes. El sonido es bueno, pero, aún así, los profesores suelen utilizar un micrófono para impartir las clases, lo cual se agradece mucho.

la-universita-degli-studi-di-padova-opin

la-universita-degli-studi-di-padova-opin

Algo a mencionar es que a penas hay enchufes en las aulas, como máximo 2 y no están precisamente bien localizados. Esto se debe a que los italianos normalmente toman apuntes a mano, pero para una fanática de los apuntes a ordenador como lo soy yo, a veces puede resultar un problema no poder cargar el ordenador.

Historia de la Universidad y curiosidad sobre Elena Lucrezia Cornaro.

Esta universidad se encuentra entre una de las más antiguas del mundo, pues existe desde 1222. A partir de entonces han pasado por ella grandes teólogos, filósofos, médicos, astrónomos, matemáticos... etc, entre los cuales se encuentra Galileo Galilei. Así pues, en el "Welcome day" del Erasmus, es decir, en el día en que nos reúnen a todos los pre-estudiantes padovanos, nos dan consejos, etc, nos han llevado al "Palazzo bo", localizado en el centro de Padova. Específicamente nos han llevado a la llamada Aula Magna, donde Galileo Galilei solía dar clase, es una auténtica maravilla.

La historia de Elena Lucrezia Cornaro a mí me ha llamado mucho la atención en particular, por eso no puedo resistirme a contarla para todas aquellas mentes curiosas y amantes de los cuentos cortos. La versión que contaré a continuación está basada en hechos reales, es contada por auténticos italianos para posteriormente ser escrita a mí puño y letra en un cuaderno para tenerla grabada para siempre. Me imagino que estará algo modificada para versionarla en forma de cuento conmovedor, pero de verdad que merece la pena leerla, ahí va:

"Elena nació el 5 de junio de 1646 en el seno de una familia noble veneciana. Vivía con su familia en el "Palazzo Ducale" y, siendo muy pequeña con apenas 3 años, entró por primera vez en el cuarto donde su padre, Giovanni Battista, pasaba muchísimas tardes. Para su sorpresa, resultó ser una habitación enorme repleta de estaterías con miles y miles de libros. Elena se acercó cuidadosa y lentamente, pero, al mover una puerta de la estantería, un libro muy muy grande y pesado se cayó al suelo, ¡plof! La criatura miró a su padre temblorosa, sin embargo, este se acercó a ella, se sentó en el suelo junto a ella, colocó el libro sobre sus piernas y comenzó a leérselo. La cara de Elena no podía expresar más felicidad, miraba a su padre con los ojos como platos sin perderlo de vista ni un instante. Siguió leyendo y leyendo y las horas iban pasando y pasando sin darse cuenta hasta que, finalmente, el libro se terminó. Elena miró a su padre llena de ilusión y le dijo "más". Giovanni Battista cogió en el regazo a su hija, la llevó a su habitación  y la arropó prometiéndole que al día siguiente habría más.

Así pues, desde aquel entonces padre e hija compartieron muchísimas tardes juntos sacando y poniendo libros de la estantería, para la sorpresa de todo el palacio, al poco tiempo ya sabía leer y escribir ella sola. Este hecho despertó el interés de un profesor del palacio y se ofreció a enseñarle conocimientos a Elena de todo tipo: matemáticas, lengua, biología, griego antiguo... sin embargo, no se atrevió a preguntárselo al padre hasta bien pasados unos meses, puesto que en aquella época estaba altamente prohibido que las mujeres estudiaran. Como ya se ha podido intuir, el padre no dudó en aceptar la petición y, después de unos meses, Elena fue catalogada como un genio por su profesor, los libros se habían convertido en el amor de su vida y no había nada que la hiciera más feliz.

Con 18 años su padre recibió una petición en forma de carta por parte de un príncipe de Alemania pidiendo la mano de su querida hija. Este fue corriendo emocionado al cuarto de Elena y le comentó la situación, no obstante, la reacción de su hija no fue para nada la esperada. Elena se le quedó mirando con los ojos como platos, perplejos, pero esta vez no desprendían pasión como aquellas tardes en la habitación de su padre: desprendían terror. Sin pensarlo ni un segundo, movida por un impulso incontrolable, echó a correr y a correr y no paró hasta sentirse liberada, libre. Una vez calmada después de dar un largo paseo por las calles venecianas, volvió a junto de su padre y le pidió por favor que no le hiciera tal cosa. Giovanni Battista, enrabietado y muy enfadado, le contestó "después de todo lo que he hecho por ti, ¿y me lo vas a pagar con esta grandísima deshonra?", acto seguido fue a junto su profesor y le dijo " ¡es por mi culpa! y el profesor le contestó "no, es gracias a ti".

Elena lloró y lloró hasta que, un día, la compasión llenó a su padre puesto que no soportaba ver cómo su hija había caído en un pozo de tristeza y amargura de un día para otro, con un tono seco y decidido le dijo: "está bien, vas a estudiar". Contrató a los mejores profesores y, después de muchos años adquiriendo conocimientos, se mudó a Padova para estudiar filosofía y teología en la universidad. Tras otros tantos años, no le dejaban examinarse de la tesis que la convertiría en doctora porque, en palabras textuales de los altos cargos de la universidad: "ninguna mujer adquirirá el doctorado jamás en esta universidad". Después de estas duras palabras, Giovanni Battista, dispuesto a no rendirse, recorrió todas las universidades de Italia en busca del consentimiento para que su hija pudiera hacer el examen, sin conseguirlo. No le quedó más remedio que contactar con las personas más poderosas de Italia en aquel entonces, y, de esta forma, consiguió que su hija se examinase en la universidad de Padova, pero no de teología sino de filosofía (en aquel entonces la teología era considerada una carrera muy difícil y de las más importantes).

Para la sorpresa de Elena, el día del examen miles de personas se acercaron al lugar dispuestas a observar tal acontecimiento. Cada vez llegaban más y más personas hasta llegar al punto  de que no cabían en el aula, poco después se escuchó la voz del profesor que la iba a examinar gritando: "¡al duomo!", y así se fueron todos a la catedral de Padova. Una vez allí, Elena comenzó a dar un discurso de los que ponen la piel de gallina hablando de los derechos de la mujer y de lo importante que es la educación en la sociedad, conforme hablaba, poco a poco se iban marchando las personas, pero Elena no perdió la confianza en sí misma y permaneció con la cabeza alta. Una vez terminado, se el espeluznante discurso, se examinó exitosamente obteniendo el esperado doctorado en filosofia, convirtiéndose en la primera mujer en tener un doctorado universitario.

Los años pasaron  y, a sus 28 años de edad, enfermó debido a tantísimo tiempo dedicado al estudio profundo. Su padre acudió al cuarto donde se encontraba su débil hija, la miró con sus ojos encharcados y le dijo "Elena, todo esto por mi culpa" a lo que ella le contesto "no, padre, todo esto gracias a ti", y, feliz de haber conocido al verdsdero amor de  su vida, cerró los ojos para siempre".



Galería de fotos


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Estudiantes Erasmus en Università degli Studi di Padova

Ver todos los Erasmus en Università degli Studi di Padova


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!