Advertise here

Mis años en la Facultad de Historia


Mi experiencia universitaria en la Universidad Complutense de Madrid comenzó en 2013, cuando entré en el grado de Historia. A día de hoy aún no he terminado mis estudios, pero tras mis años de experiencia en el campus me veo en posición de poder opinar y dar consejos en la medida de lo posible útiles.

En cualquier caso, voy a hablar principalmente de lo que atañe a mi Facultad, la de Geografía e Historia. Sin embargo, he tenido la oportunidad de visitar otras muchas facultades o incluso otros campus de la Complutense como es el campus de Somosaguas.

Profesorado

Durante mis años estudiando Historia me he llegado a encontrar auténticas eminencias que imparten sus asignaturas con mucha profesionalidad. Se nota que esta clase de profesores no solo saben de la asignatura que están impartiendo, si no que muchos de ellos son auténticas enciclopedias del saber de las que uno sale realmente enriquecido de sus clases.

Por desgracia, está clase de profesores que son docentes que hacen descubrir multitud de cosas a sus alumnos y realizan labores de investigación de importancia son muy escasos. Pero aun así los hay, y si uno se quiere quedar con la parte medio llena del vaso tiene que buscar a estos profesores si se quiere tener una formación útil de verdad.

Del resto de profesores que he tenido la fortuna o el infortunio de tener habría muchas críticas que hacer. Algunos de ellos, a pesar de no tratarse de eminencias, algo que no está al alcance del todo el mundo, ejercen su labor de una forma muy correcta y su trato con el alumnado es muy bueno. Pero como en todo, siempre hay sombras y, en cuanto al profesorado, en la facultad de Historia de la Universidad Complutense abundan. Y son una gran mayoría tristemente.

Calidad de estudios

El programa que se ofrece para estudiar Historia es bastante bueno. Salvo algunas incongruencias como lo son meter asignaturas en primero que se deberían dar en tercero de carrera o dar la historia del arte de manera desordenada con respecto al periodo histórico que se estudia en cada cuatrimestre, por lo demás está bien.

Punto muy negativo es la eficiencia y la utilidad de muchas de las prácticas. Muchos profesores las utilizan como simples clases teóricas de tres horas. Otros como una forma de mandar trabajos para casa en la que se emplean tres horas de clase. He llegado a tener prácticas en las que había que colorear y recortar. Sin duda, muchas cosas tienen que cambiar con lo que respecta a las prácticas, pero por ahora la mayoría son simplemente 3 horas de suplicio inútil.

Actividades

La Complutense ofrece un gran número de actividades muy variadas. Durante mis años, con la que más familiarizada estoy es con la de deporte. Cada facultad tiene su propio equipo del deporte que sea (fútbol, rugby, balonmano, baloncesto, volleyball, etc). Es algo organizado totalmente por los alumnos y da una muy buena oportunidad para conocer a gente nueva, hacer ejercicio y ganar créditos.

Por supuesto, se juegan partidos entre las diferentes facultades en una competición interna en forma de ligas.

Actividades políticas, culturales y extra académicas también son muy habituales y se informa sobre ellas mediante carteles colocados en el interior o exterior de las facultades.

Instalaciones

No hay que olvidar que la gran mayoría de instalaciones que hay en la universidad complutense tienen más de 50 años muchas de ellas. Lo que sí se debería olvidar es que desde aquel entonces su mantenimiento ha sido realmente escaso, y el resultado se puede observar hoy en día: clases en las que es imposible estar en invierno porque el frío congela las manos, persianas que no se abren desde los 80, mesas de clase que son máquinas de tortura para la espalda. Y muchísimas cosas más que darían para escribir un post entero sobre las deficiencias que hay con respecto a las instalaciones de la Universidad Complutense y que no hay vistas a ningún tipo de cambio.

A la hora de realizar actividades deportivas ocurre lo mismo. Campos muy poco cuidados que provocan muchas lesiones de jugadores y muy escasas zonas donde practicar deporte. Por no hablar de los vestuarios de la zona deportiva de Paraninfo Norte, los cuales son una auténtica ruina.

A pesar de ello, construcciones más nuevas como el campus Somosaguas, el cual alberga las facultades de ciencias sociales y el pabellón deportivo de la Complutense, poséen una calidad mucho mayor, aunque sin llegar a ser extraordinaria en ningún caso. Simplemente son como debería ser cualquier universidad pública.

¿Se aprueba fácil?

Cualquier tipo de estudios exige un mínimo de horas que hay que ofrecerle si se quiere poder aprobar. Al menos con el intelecto de cualquier ser humano medio. Da igual que tipo de grado sea, todo exige trabajo.

Es cierto que a poco que se dedique tiempo a estudiar los resultados llegan fácilmente. Así que en ese sentido sí, es fácil aprobar e incluso sacar buenas notas si uno es capaz de concentrarse y ponerse las pilas. Ahora bien, todo depende del profesor, ya que en este sentido la variedad es infinita.

Precios de matrícula

Los precios llevan subiendo desde hace muchos años, y esta subida no parece que tenga repercusión en lo que respecta a algo tan básico como es la calidad de las instalaciones.

La Universidad Complutense de Madrid es una de las universidades más endeudadas de toda España, y hasta que esta dinámica no cambie el precio de las matriculas seguirá sin bajar de los 1200 euros al año como mínimo, ya que en las carreras de enseñanzas científicas el precio es aún mayor.


¡Comparte tu Experiencia Erasmus en Universidad Complutense de Madrid!

Si conoces Universidad Complutense de Madrid como nativo, viajero o como estudiante de un programa de movilidad... ¡opina sobre Universidad Complutense de Madrid! Vota las distintas características y comparte tu experiencia.

Comentarios (0 comentarios)



¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!