Ir de compras en Tiflis, según mi experiencia

Introducción

Aquel día fue, en general, un día muy extraño, pero no sé expresar muy bien por qué, quizá porque no tengo una idea clara, pero me sentí un poco rara. Bien, lo primero que quiero decir sobre aquel día es que era el día en que terminaban las clases de neurología clínica y me encontraba en mitad de semestre por lo que tenía muchas presentaciones y cosas así. Entonces, habíamos terminado prácticamente, hecho que me resultaba demasiado triste, supongo. Además, ya había decidido que me iría de compras y me compraría algunas cosas. Lo que más me apetecía comprarme eran unos pantalones y cosas parecidas, aunque también quería comprarme algunas camisetas. Lo tenía todo planeado, ¿sabéis?

h2 Ir de compras en Tiflis, según mi experiencia /h2

Dibujo de corazón

Pero, antes de todo, quería añadir este dibujo que hice de un corazón anatómico que llevé a la clínica con el fin de regalárselo a mi amiga por su cumpleaños. Siendo sincera, su cumpleaños fue el 15 de abril y desde ese momento me puse a pintar este dibujo y, al final, decidí que estaba terminado y listo para dárselo como regalo. Así que, estábamos sentadas viendo las presentaciones de neurología y una de nuestras amigas no pudo aguantarse y le dijo a la otra que tenía un regalo para ella. No me quedó otra que dárselo. Y bueno, todo el auditorio lo vio y ella se puso a " gritar en silencio", fue una situación muy divertida. Cada una de nosotras se puso roja como un tomate debido al grito y a las emociones, supongo, y ¡todo esto sucedió en mitad de una presentación! ¿¡Os lo podéis creer!? Y bueno, después de esto, el profesor nos dijo que escucháramos y, sinceramente, lo intentamos... aunque fuera en vano.

h2 Ir de compras en Tiflis, según mi experiencia /h2

Smart Supermarket

Bueno, cuando terminó esta extraña situación fuimos al Smart Supermarket y, quiero deciros que este supermercado está muy bien e incluso tienen platos preparados que están deliciosos. Uno de los que más me gustan son los de pollo y las tartas también están muy buenas. Encontré algunas tartas heladas allí, creo que eran tartas de queso (la verdad es que no suelo leer las etiquetas). Sin embargo, no me suposo ningún problema porque las compraría la próxima vez, ya que no iba a casa y la tarta no llegaría a un buen final ya que se podría haber derretido. Así que, después, me apeteció llevarme las típicas tarjetas de recetas de allí. Tienen tarjetas de recetas de sus deliciosas tartas y platos cuyas imágenes son espectaculares y si no las preparas, puedes llevártelas a casa y mirar aquellas imágenes cada día porque son muy bonitas y te alegran el día. Tengo muchas en casa, justo en la pared de la cocina, así que cuando estoy en la cocina, las miro mientras como o cocino ya que son realmente agradables, y así sucesivamente. Desgraciadamente, no pude encontrar ninguna y esperaba encontrarlas y llevar algunas nuevas a casa, pero no había ninguna allí y tampoco me molesté en preguntarle a alguien si aún tenían y pensé que a lo mejor podría encontrarlas en otro Smart Supermarket, ubicado en Rustaveli Avenue, así que no me preocupé mucho sobre este tema. Después, salimos y nos dirigimos a la estación de autobuses, dónde esperaría mi autobús que iba a la Station Square, pero, luego, miré al tablón de paradas y quedaban unos 35 minutos para que el autobús llegara, así que decidí subirme a otro autobús, cualquiera que llevara a una estación de metro. No había mucha gente y pude encontrar un sitio donde sentarme que era relativamente cómodo.

Entonces, fuí a la estación de metro Rustaveli, donde esperaría el autobús con dirección a la Station Square. Siendo sincera, prefería esperar ese mismo autobús en la primera parada de estación de autobuses, pero, creo que el tiempo de espera, desplazándome y esas cosas habría sido más o menos el mismo. Pero, ¿qué otra opción tenía? Estuve esperando el autobús y, al final, llegó, me subí y fui a la Station Square, donde compraría algunas cosas que quería. Hay tantas tiendas y podéis encontrar tantas cosas que no os lo podéis ni imaginar.

Era un día caluroso y soleado y llevaba una chaqueta que quería quitarme por encima de todo, pero si me la quitaba tendría que meterla en la mochila y pesaría demasiado, así que no me la quité y me moría de calor, pero cuando entraba a las tiendas no hacía tanto calor, por tanto, lo podía soportar si me subía las mangas. En ese momento empezaron mis compras. Sabía qué quería comprar pero ya sabéis… a veces no haces las cosas que quieres de la manera que quieres y esto no iba a ser diferente, si queréis que os diga la verdad.

h2 Ir de compras en Tiflis, según mi experiencia /h2

Camisas

Lo primero que compré fue una camiseta sin mangas, que en realidad no estaba tan mal y me gustó. También me gustó otra camiseta, pero era un poco rara y la dejé. Así que, después, me limité a pasearme, mirando, y de hecho, llegué a pasearme bastante y había tantas cosas que no podía mirarlas todas y los adjuntos y vendedores o lo que sean no paraban de preguntarme: “¿Puedo ayudarte? ” y cosas así y, ya sabéis, son inaguantables cuando se ponen a perseguirte unos centímetros detrás de ti y no puedes pararte a mirar cosas que quieres comprar porque cuando alguien te sigue tan de cerca, tu mente está pensando en eso y por qué te están siguiendo, ¿¡No pueden irse a otro sitio!? Y en ese momento, lo único que quiero es deshacerme de ellos, incluso si eso significa salir de la tienda, y en muchos de los casos, significa exactamente eso. Así que, aunque algo me guste muchísimo, salgo de la tienda por culpa de esos vendedores que te siguen y te ponen de los nervios.

Después, encontré unas blusas muy bonitas que tenían cosas estampadas y, por supuesto, también había lisas. Era muy guay ver tantas blusas, pero estaba buscando otro tipo de blusa que ya tenía en mente y una de ellas era parecida, así que me la probé. Me quedaba un poco rara, pero aún así no quería dejarla hasta que, finalmente, encontré justo lo que estaba buscando y no lo podía ignorar, así que me lo compré y, no sé, aún no me lo he probado, pero supongo que me quedará bien.

h2 Ir de compras en Tiflis, según mi experiencia /h2

Zapatos

Después de esto, fui a zapaterías, donde solamente había zapatos, deportivas, sandalias y todas esas cosas que podrías desear comprar y, si os soy sincera, había cosas muy chulas. Como no tenía planeado comprar zapatos, me dediqué a mirar y pasearme por las tienda. Bueno, la cosa es que, no me parece bien que en algunas tiendas no pongan los precios. Los compradores miran los precios y luego, deciden si pueden comprar algo y si les gusta. Así que, cuando no ponen los precios, los compradores se ven obligados a preguntar a los vendedores el precio e imaginaos cuántos compradores entran en las tiendas cada día y les preguntan siempre lo mismo a los vendedores que tienen la obligación de contestarles y, al final, podrían cansarse de ello, así que no le veo sentido. Es decir, uno puede conseguir una etiqueta y ponerle el precio escrito al producto, ¿verdad? Entonces, ¿por qué molestarse en preguntar y responder cuando puedes hacer esta cosa tan simple y ya está? Supongo que siempre me haré esta pregunta que, realmente, nunca he hecho a ningún vendedor y probablemente nunca se la haré, de todas formas, alguien debería hacérsela.

h2 Ir de compras en Tiflis, según mi experiencia /h2

Pantalones

Después, fui al sector de los pantalones. Estaba lleno de pantalones vaqueros y había una gran variedad de ellos y algunos incluso os gustarían. Además, los precios eran razonables, así que solo tenías que decidir cuál te gustaba o cuál te quedaba mejor. Me probé algunos pantalones que estaban muy bien, pero no puedo decir que alguno me gustase en especial, así que busqué otros. Sabía qué tipo de pantalones quería, pero había otros que también me gustaban. Sin embargo, la cosa era que ya tenía ese tipo de pantalones y con eso quiero decir que ya tenía dos pares de ese tipo y no quería comprar más, pero eran tan bonitos que no pude evitar probármelos. Bueno, esos solo me los probé, pero entonces, me probé otros que definitivamente iba a comprar porque era el estilo que tenía en mente comprar durante mucho tiempo y por fin me fui de compras y llegó el momento de comprarlos, así que me los probé y algunos estaban bien, pero me gustó este en particular. Era de un azul vivo y tenía unos botones de color dorado de cintura alta (la característica principal que debían tener los pantalones que me compraría), así que me los compré. Aunque parecía un poco caliente, quiero decir, ya es verano y uno debería comprarse cosas para el verano, pero no sé, eran unos buenos pantalones y los compré.

Así que, era hora de irme ya que se me hicieron sobre las 3 y tenía que estar pronto en casa porque después tenía que irme a Kakheti y no sabía exactamente a qué hora, pero sería antes de esa misma tarde, así que decidí irme a casa. Y, de repente, empezó a llover, ya sabéis, todo el día soleado y no esperas que llueva y me pareció sorprendente, pero tenía que ir a casa en metro, así que no tenía por qué preocuparme, solo que mi mochila pesaba un poco pero, de todas formas, todo estaba bien, siempre que estuviera contenta con mis compras. Sin embargo, quería comprarme algo más, como esas chaquetas vaqueras sin mangas o con mangas cortas, ¿sabéis? Vi algunas, pero decidí que la compraría la próxima vez, así que espero que la próxima vez sea pronto.

Bueno, para ser sincera, de camino a casa hay algunas tiendas también, y me puse a deambular por ahí y vi algunas cosas, pero no tenían mucho que ofrecer en cuanto a ese tipo de chaquetas y era un poco triste. Luego, vi otros vaqueros que me gustaron y quería comprármelos, pero estaba demasiado cansada como para probármelos y no quería comprarlos, así que decidí dejarlos hasta que volviera para comprarlos. Puedo decir que eran muy chulos.

h2 Ir de compras en Tiflis, según mi experiencia /h2

Así que, ir de compras aquí es divertido de alguna manera y si sabes dónde encontrar las cosas que quieres comprar, se disfruta mucho más y es más eficaz por tanto, querrás ir de compras todo el tiempo. No digo que lo sepa todo y sepa dónde encontrarlo todo y cosas así, pero sé algunas cosas que me ayudan mucho a la hora de moverme por la ciudad y comprar productos que quiero fácilmente.

Como he dicho, estaba de compras en la Station Square en Tiflis donde hay muchas cosas. Está la Estación Central de Tiflis donde hay mucha ropa, zapaterías al igual que tiendas técnicas. También hay un mercado de joyería de oro y plata en la planta baja. Además, también hay cerca un bazar y hay gente sentada fuera vendiendo productos como: ropa, bolsos, entre otras cosas. Así que puedes decidir qué es lo que quieres, ir allí y comprar esas cosas. También había un supermercado en la primera planta de la Estación Central de Tiflis donde se podían comprar muchas cosas para casa y normalmente íbamos allí a hacer la compra, pero lo cerraron y abrieron Elit-electronics en su lugar.

En definitiva, si queréis ir de compras y no queréis ir a un sitio que esté lejos, podéis ir a la Station Square donde podréis encontrar todo tipo de artículos. También, como he dicho, los precios son bastante razonables y, por supuesto, hay tiendas caras y baratas y lugares donde comprar, así que no os confundiréis porque una vez lleguéis, todo está como en su sitio, aunque no lo parezca. Así que, ¡id y comprobadlo por vosotros mismos! Creo que es un lugar para todo y para todos porque allí podréis encontrar a tanta gente que no podríais ni imaginar. E, incluso, hay más cosas allí que no he mencionado, pero sobre las que escribiré pronto en otro blog, supongo.

h2 Ir de compras en Tiflis, según mi experiencia /h2


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!