Qué visitar en la República Checa

Después de vivir un semestre en la ciudad de Praga tengo algún consejo útil para aquellos que no sabéis qué más sitios visitar de la República Checa.

Karlovy Vary

Empecemos por un sitio que es especialmente conocido por sus termas naturales. De hecho, el propio nombre significa “las termas de Carlos”, de nuevo referido a Carlos IV (el mismo del puente de Carlos y de la universidad de Carlos, como podéis comprobar fue un emperador muy importante en el país).

Este pueblecito es precioso y perfecto para pasar un fin de semana. Se encuentra entre montañas y el paisaje no puede ser más bonito.

Si vas paseando tranquilamente por la calle, es probable que de repente te encuentres con unas fuentes de las que sale agua hirviendo. A pesar de que puedes ver a muchas personas bebiendo esta agua, no se debe abusar, ya que está sacada directamente de la naturaleza y tiene un sabor un poco ferroso.

Al lado de cada fuente de este tipo suele haber un cartelito en el que pone la temperatura del agua que sale por ella. Fijaos en ellos porque algunas están realmente calientes.

Merece mucho la pena pasear entre las casitas y dejarse embaucar por el ambiente que te rodea.

En la siguiente foto se puede observar como es el estilo de los edificios de Karlovy Vary.

que-visitar-republica-checa-d723b87a4eb4

Yo personalmente no fui a ninguna terma (debido a que eran un poco caras), pero según me han comentado son muy recomendables.

Cuando estuvimos en Karlovy Vary pasamos la noche allí para aprovechar el día siguiente y poder hacer una excursión por la montaña. Desde la cima, a la cual se podía subir en funicular, había una vista preciosa y varias rutas disponibles para pasar el día.

En la siguiente foto se puede observar el funicular al que hago referencia.

que-visitar-republica-checa-d641f1755519

En la siguiente foto se puede observar las vistas que se podían disfrutar desde la cima de la montaña.

que-visitar-republica-checa-af212c430f9e

El viaje que yo realicé estaba organizado por la universidad por lo que fuimos y volvimos en autobús particular, pero hay muchas opciones para ir y volver en el día ya sea en tren o autobús. Los precios de este transporte son bajos.

Cesky Krumlov

¡Para mí, uno de los sitios más bonitos de República Checa! Si solo tenéis tiempo para hacer una de las visitas que recomiendo en este texto, sin duda mi elección sería esta.

Este precioso pueblo se encuentra en un meandro del río Moldava (el mismo río que hay en la ciudad de Praga). Es un pueblecito muy pequeño pero encantador.

En mi caso fui dos veces, una en invierno donde aún quedaban restos de nieve y otra más en entretiempo. Y no sabría decir cuándo me pareció más bonito.

Es considerado patrimonio de la humanidad y no es para menos!

En la siguiente foto se puede ver el pueblecito junto con el río Moldava en invierno. Precioso!

que-visitar-republica-checa-611f6274d78e

Hay varios free tour que salían desde la plaza del pueblo y resultaba muy curioso conocer un poco más la historia de ese lugar.

Una vez allí fijaos en que la mayoría de edificios tienen pintada la fachada con figuras que parecen que tienen relieve. La técnica utilizada para conseguir ese efecto se llama frescos y es muy popular en el pueblo. También es curioso ver como en algunos edificios parece que las ventanas no están en el lugar que deberían, pues las pinturas de las fachadas no encajan con la posición de las mismas. Esto sucede porque al reconstruir ciertos edificios hubo ventanas que tuvieron que ser cambiadas de lugar.

Fijaos que en la parte superior de algunas puertas del pueblecito se puede ver una inicial dorada. Este icono es símbolo de que en esa casa vivió alguien de alto poder social.

Tambien es curioso que en la entrada del castillo hay un foso en el interior del cual hay una osa, es sí, no es nada fácil que se deje ver.

Una vez en el pueblecito hay un ticket para poder visitar los edificios principales, así como subir a la torre del castillo, cuya vista recomiendo muchísimo (las demás visitas del ticket no merecen tanto la pena). Siendo estudiante, sólo la entrada a dicha torre valía prácticamente lo mismo que el ticket completo que incluía otros edificios, por lo que nosotros no nos lo pensamos y lo compramos. Este ticket se puede comprar en la entrada del mismo castillo.

Una de las veces que fui, pasamos la noche allí pensando que quizá merecería la pena y seríamos capaces de verlo todo más tranquilamente pero la verdad es que con un día es más que suficiente.

Hasta Cesky Krumlov se puede ir en autobús desde Praga. El precio si eres estudiante es entre 3 y 4 euros ida, y el mismo precio la vuelta (a los adultos les cuesta en torno a 6 euros ida y 6 euros vuelta). El recorrido es aproximadamente 3 horas en autobús, así que os recomiendo que cojáis un bus que salga temprano para poder aprovechar bien. La vez que yo permanecí un solo día en este pueblecito cogí un autobús desde Praga (desde la estación de Florenc) a las 7 de la mañana para ir y otro a las 5 de la tarde para volver y nos dio tiempo a ver todo sin prisas.

Bohemian Switzerland

A pesar del nombre, el siguiente destino también se encuentra en la República Checa.

Se trata de un parque natural en el que se puede disfrutar de unas vitas preciosas y de muchísima naturaleza.

Desde Praga se tarda aproximadamente 1 hora en tren (ojo porque los tickets del tren salen más baratos si los pagáis en grupo). A continuación se llega a un pueblo en el que hay que coger un autobús (que cuesta aproximadamente 1 euro) y ya llegamos a nuestro destino.

Nada más bajar del autobús hay una marcha muy corta y que suele estar bastante llena de gente hasta el mirador más famoso de este parque. Me sorprendió un poco que al llegar a dicho mirador tuvimos que pagar una entrada para poder acceder a él. Aquí también se encontraba un bar-restaurante para comer disfrutando de las vistas.

En la siguiente foto se puede ver el mirador al que hago referencia.

que-visitar-republica-checa-a194d0a33811

En la siguiente foto se puede ver un trocito de las vistas que se ven desde el mirador.

que-visitar-republica-checa-fa59d4cb3609

Una vez disfrutamos del mirador, continuamos la ruta para hacer una vuelta completa al parque. Esta fue la mejor parte ya que no estaba tan lleno de gente y se podía disfrutar de más calma.

Al final del trayecto, para cerrar la vuelta hay un río el cual solo se puede cruzar en unas barquitas preparadas para ello (el precio fue de 2 euros por persona aproximadamente). Este paseo fue encantador y el hombre que llevaba la barquita genial. Eso sí, hubo que esperar una larguísima cola para poder acceder a las mismas ya que no hay un camino alternativo llegado a este punto: O cruzas en barco o tienes que dar toda la vuelta de nuevo.

En la siguiente foto se pueden ver las barquitas que te ayudaban a cruzar el río.

que-visitar-republica-checa-ba59658a07a4

En la siguiente foto se puede observar la zona del río, mi zona favorita de toda la marcha.

que-visitar-republica-checa-9d1c82478971

Toda la marcha duró en torno a 5 horas pero no hay grandes pendientes por lo que se puede hacer sin ningún problema.

Kutna Hora

Este es un pueblecito al que se tarda muy poco en llegar desde Praga.

Es famoso principalmente por la iglesia que hay en él construida a partir de huesos.

Recomiendo este sitio para ir un día (sin pasar noche por supuesto), pero su visita no me parece tan primordial como la del resto de lugares mencionados en esta entrada.

Espero que os haya servido toda esta información de ayuda, en los próximos blogs escribiré sobre dónde comer, qué visitar de Praga, cómo funciona el transporte…y mucho más!


Galería de fotos


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!