Pula: mar, comida y uno de los anfiteatros más grandes de Europa | Blog Erasmus Pula, Croacia

Pula: mar, comida y uno de los anfiteatros más grandes de Europa

Publicado por Claudia Costas — hace 2 años

Blog: Croacia.
Etiquetas: Blog Erasmus Pula, Pula, Croacia

¡Hola a todo el mundo! Hoy os traigo un post muy especial: Pula, uno de los lugares más increíbles donde he estado recientemente, a la altura de Les Calanques, en Francia.

Salimos de Bratislava un jueves en coche, aprovechando que era festivo. Pedimos el viernes libre y así, pudimos disfrutar el fin de semana y pasar cuatro días allí, lo que fue suficiente para visitar los lugares más importantes. Este post tratará solamente de la ciudad de Pula: qué es imprescindible visitar, dónde comer y mis impresiones. Así, en el siguiente escribiré sobre las playas y su naturaleza. ¡Empezamos!

1. Lo más impresionante de la ciudad de Pula, en Croacia, es su anfiteatro. Es uno de los más grandes de Europa. No he estado en Roma pero creo este puede estar a la altura del Coliseo. La mejor hora para visitarlo es alrededor de las 19:00 pues no hay tantos turistas y el calor no es tan intenso. La otra opción es madrugar mucho y estar allí a primera hora del día. Para entrar, es necesario saber que no aceptan euros (obviamente) pero sí pago con tarjeta. Si sois estudiantes, tenéis descuento. Cuesta aproximadamente 25 kunas. Cuando nosotras fuimos, el anfiteatro estaba adaptado para hacer un espectáculo de luces (que duraría dos semanas), con gradas, butacas, focos y altavoces. Este anfiteatro nos recordaba mucho a Gladiator y no parábamos de rememorar frases célebres de la película.

pula-mar-comida-anfiteatros-mas-grandes-

pula-mar-comida-anfiteatros-mas-grandes-

2. En Pula existen muchos edificios de la época romana. Además del ya mencionado anfiteatro, podéis ver el templo de Apolo, del que llaman la atención su capitel corintio (aquí, aplicando conocimientos de la asignatura de Historia del Arte). Este templo se destruyó en la Segunda Guerra Mundial, pero se reformó después. Es el protagonista de una plaza que está llena de restaurantes y tienditas, donde también bailarines hacen espectáculos por la noche para ganarse unos dinerillos.

3. Cerca de allí, se encuentra el Arco de Sergio, también romano. Este mismo contrasta con el resto de edificios de a su alrededor ya que son contemporáneos, como podéis ver en la foto. La placita en la que se encuentra tiene mucho encanto ya que está rodeada de restaurantes, heladerías y tienditas. Cuando estuvimos allí, había músicos dando un concierto y se respiraba una atmósfera muy guay.

pula-mar-comida-anfiteatros-mas-grandes-

4. Callejear por las calles es algo obligatorio. Todas tienen mucho encanto, recuerdan un poco a una ciudad italiana. De hecho, promocionan mucho la cultura italiana, también. Pudimos ver banderas italianas, menús con comida típica de Italia e incluso escuchábamos italiano por la calle. Claro que esto no significa que no saquen partido de la cultura croata, pues muchas tiendas estaban llenas de bandera croatas e incluso camisetas de jugadores de la selección de Croacia, pues se estaba jugando el mundial y los nervios y emociones estaban a flor de piel. En los bares emitían el partido contra Rusia, todos los coches lucían las banderas croatas y los ciudadanos de Pula llevaban la camiseta con el nombre de su jugador preferido. Esa noche Croacia ganó contra Rusia y eso significa que pasaba a semifinales, lo que no sucedía desde hace 20 años. Así, empezaron a escucharse gritos de jolgorio, petardos y fuegos artificiales para celebrar esta victoria. Me extrañó que pudiésemos llegar a dormir esa noche, pues nuestro apartamento estaba en el centro, pero al final lo conseguimos.

A lo que iba, las calles son muy pintorescas, llenas de gente, pero no llega a ser agobiante. Hay muchas tiendas, algunas más especiales que otras. Hubo una que me llamó la atención porque vendían bolsos hechos a mano, pero eran un poco caros. También hay tiendas donde comprar souvenirs y también puestecitos en la calle. Restaurantes donde abundan los platos con marisco (¡pero ojo! A veces el marisco que te ponen son palitos de “cangrejo”), heladerías y también muchas tiendas de gominolas, lo que a todos nos sorprendió.

Algo importante son las tiendas de cambio de moneda. Nosotras tuvimos suerte porque encontramos una donde la comisión era muy poca así que nos cundió. Estaba en el centro, cerca del Arco de Sergio. Hay muchas de ellas, incluso antes de entrar en Pula, pero allí seguramente hagas el primo.

5. Fijarse en arquitectura de las casas. Son edificios viejos pero muy bonitos, llenos de ventanales con contraventanas de diferentes colores. Muchos de ellos tienen balcones adornados con tiestos con muchas flores, lo que hace característica la ciudad. Hay muchos callejones pequeños y al final, te encuentras dando vueltas por el centro y siempre llegas al mismo lugar.

pula-mar-comida-anfiteatros-mas-grandes-

pula-mar-comida-anfiteatros-mas-grandes-

6. Pasear por la zona del puerto también es algo que hay que hacer, a poder ser a primera hora de la mañana o a última, si no quieres morir achicharrada/o. Si vas por esta zona, podrás ver que las grúas que hay para levantar los barcos están iluminadas de diferentes colores. A veces son colores aleatorios que van cambiando cada pocos minutos, pero la noche del partido los colores eran los de la bandera croata: rojo, azul y blanco.

Es importante saber que por la zona del puerto no hay playas para bañarse, hay que caminar como treinta minutos para llegar a la primera. Lo que sí que hay son barcos que te llevan a diferentes puntos de la península, como islas o parques naturales.  

7. Disfruta de la comida. En Pula hay muchísimos restaurantes, bien es verdad que todos tienen la misma temática de platos. Pizzas, pastas, mariscos. Nosotras el primer día fuimos a un restaurante que se llama Kantina. Es caro, no os voy a engañar (te cobran por cubierto), pero la comida está muy buena. Pedimos ensalada de pulpo y calamares. Tuvieron un detalle y nos pusieron un queso con trufa, ya que este hongo es típico de esta zona y uf, qué rico está.

pula-mar-comida-anfiteatros-mas-grandes-

pula-mar-comida-anfiteatros-mas-grandes-

El segundo día fuimos a algo más barato, pero no por ello menos rico. Comimos pizza en la pizzería más famosa de allí, que quedaba a 3 minutos de nuestro apartamento. Se llama Pizzería Jupiter y las pizzas estaban riquísimas. Yo me pedí la júpiter, que llevaba alcachofa y jamón serrano, buenísima. Podías comer por 6€ así que nos gustó tanto, que al siguiente día repetimos. Ese día teníamos antojo así que también pedimos postre: una hiper tortita rellena de nutella y cookies, para compartir entre cuatro porque era enorme. Para una persona eso tiene que ser plato único por lo menos, no un postre. Además, fue muy barata, como cuatro euros o algo así. El camarero insistió en que se llaman tortitas, es decir, “pancakes” y no “crepes”. Es en serio, parecía ofenderse si llamabas a este postre “crepes”. También os recomiendo este sitio.

pula-mar-comida-anfiteatros-mas-grandes-

8. Aparcamiento. Nosotras pensábamos por lo que nos habían dicho que aparcar iba a ser imposible. Lo cierto es que solamente hay tres aparcamientos gratuitos, los demás son de pago, pero aparcamos todos los días que estuvimos allí en una especie de callejón sin salida, donde había muchos coches en fila y aparcar era gratis. Quedaba a ocho minutos andando del anfiteatro así que perfecto. La clave es ir un poco a las “afueras”, que para mí no son afueras, pero bueno. Todo el mundo quiere aparcar enfrente del anfiteatro y eso es tarea casi imposible además de que tienes que pagar. Lo mejor es caminar un poco a pesar de no aparcar en el lugar más céntrico de todos. Nos ahorramos bastante dinero ya que el dueño de nuestro apartamento nos cobraría 11 euros por día por aparcar en un espacio reservado que él tenía.

9. Los pueblos cerquita de Pula. Está muy bien conectada con otros pueblos de la zona de Istria, como Rovinj o Porec. El peaje no es caro para llegar a estos, así que bien. Tampoco nos encontramos atasco. Nosotras fuimos a Rovinj y nos encantó, también un pueblo costero con callecitas muy estrechas, heladerías, contraventanas de colores y muchos restaurantes. En la parte más alta, hay una basílica, y desde allí hay un buen panorama con vistas al mar y a la isla que está enfrente del pueblo. Había un mercado donde reinaban las trufas, que venían en frascos pequeños y también la lavanda. Rovinj tiene una zona para bañarse, son como piscinas naturales, hay escaleras en las rocas para subir y las rocas forman una especie de circunferencias que hace que parezcan “piscinas” de agua de mar. Había mucha gente el día que fuimos y como ese día ya habíamos estado en la playa, no nos bañamos, aunque nos hubiese gustado. Para aparcar en Rovinj tuvimos que pagar, pero no era muy caro. Desde Pula son 40 minutos así que vale la pena ir, pues muchos lo consideran el pueblo más bonito de Croacia. Es un lugar lleno de detalles que no os podéis perder. Muy riquiño, como diríamos en mi tierra.

pula-mar-comida-anfiteatros-mas-grandes-

pula-mar-comida-anfiteatros-mas-grandes-

En general y a modo de conclusión, la ciudad nos gustó mucho. Con todos los elementos y edificios romanos, esta ciudad es única, además de estar al lado del mar, que eso es un puntazo. Al vivir en Eslovaquia es algo que echamos mucho de menos y poder estar cerca es un alivio total. A pesar de que el centro es un lugar muy concurrido, no es para nada agobiante o claustrofóbico, sino que se ve una ciudad con mucho ambiente, turista pero también local, lo que siempre se agradece. Nos gustó tanto que yo pienso volver algún día.

pula-mar-comida-anfiteatros-mas-grandes-

¡Y hasta aquí el post de hoy! Si os ha gustado, os aseguro que el siguiente será todavía mejor pues lo mejor de Pula es su naturaleza y sus playas de agua cristalinas. Nuestro viaje a Croacia se centró en eso así que tengo mucha información para daros y muchos lugares que enseñaros. ¡Sin duda esto fue lo mejor del viaje! Nos vemos pronto y gracias a las/os fieles lectoras/es que llegan al final de cada post. 


Galería de fotos



Comentarios (3 comentarios)

  • Fátima chamadoira hace 2 años

    No tenía conocimiento de este gran anfiteatro en Croacia. Es impresionante. Enhorabuena una vez más.

  • José Ramón Iraola hace 2 años

    Como bien nos muestra Claudia, no todo Croacia es Dubrovnik.

  • Claudia Costas hace 2 años

    Claro que no, toda la costa de Croacia tiene que ser increíble. Un saludo.

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!