Advertise here

Una escapada a conocer la torre de Pisa y Livorno

Publicado por Jesus en su tinta — hace 1 año

Blog: Mi vida en Firenze
Etiquetas: Blog Erasmus Pisa, Pisa, Italia

¡Hola a todos nuevamente! Espero que cada uno de ustedes se encuentre muy bien y que este aprovechando al máximo su día domingo, que dicho sea de paso es ya el último domingo del 2018 y como para hacer un balance de los viajes que he podido tener a lo largo de este año que ya esta acabando quiero contarles en esta publicación sobre una de mis escapadas que tuve en uno de mis tantos días libres del trabajo para poder irme por fin a la torre de Pisa y a las cosas que se encuentran alrededor de ella.

Una escapada a conocer la torre de Pisa y Livorno

Es así que hoy les contaré un poco sobre mi experiencia por la ciudad de pisa y las cosas que pude ver en ella, la verdad que Pisa se encuentra a solo una hora de distancia de Firenze en tren, este paseo como casi todos los que realizo los realice solo, ya les había comentado que mi estadía en Firenze me ayudó a encontrarme a mi mismo a través de las cosas que pude experimentar y de las sensaciones que perduraron en el tiempo para apreciar día a día esta ciudad que me fascina y que tiene un buen pedazo de mi corazón.

La información que tenía antes sobre Pisa

Haber voy a serles sincero sobre la información que tenía anteriormente sobre Pisa,  en verdad como les conté en otras publicaciones yo trabajaba en un hotel en el centro de Firenze como recepcionista entonces podía interactuar con los huéspedes y poder saber que opinión tenían de los destinos que ellos recorrían, la verdad es que muchos de ellos me decían que para ir a Pisa solo era necesario estar un par de horas y luego continuar el itinerario de viaje, algunos que pasaron una noche o más me dijeron que se quedaban con las ganas ya que una vez que llegaban a Firenze se daban cuenta de la diferencia que esta podía  tener.

Y sí, ya me habían dicho que en Pisa solo se puede ver la torre de la ciudad que es famosísima en el mundo, donde muchas personas quieres tomarse la foto como si estuvieran sosteniendo la torre inclinada, y en verdad que es así, claro que se van a encontrar con un mar de visitantes de todas partes del mundo queriendo tomarse la foto con la torre cada uno de ellos en diferentes ángulos de la torre quienes se convierten sin querer en parte de las fotos de los demás visitantes y más,  sin importar lo que me decían mis queridos huéspedes y mis compañeros de trabajo de qué en Pisa solo iba a ver la torre y ya esta, igual me yo me fui a aprovechar mi tarde para poder ir hacía este destino que es de por si internacional.

Saliendo de Firenze a Pisa

Aprovechando que era mi día libre, un día antes de que fuera mi paseo a Pisa controlé por la página de trenitalia sobre los horarios y la salida de los trenes que partían rumbo a la ciudad de Pisa, viendo un video de youtube también pude ver que de la estación de Pisa a la torre no era tanto la distancia aunque claro para quienes quieran aprovechar los minutos pueden también tomar los buses que parten de la estación central de trenes y que te dejan muy cerca también de la torre, ahorrándote la caminata.

Sin embargo como yo soy un viajero mochilero y cuando viajo trato de ahorrar (pareciera que soy tacaño) sobre todo cuando sé que el destino esta muy cerca a pie, cerca digo unos 2 o 4 kilómetros en promedio claro que cuando es más caballero nomás tomó mi bus o mi tren sin problema. 

Mientras estaba en el tren recuerdo que lo que veia era parte de los caminos que te conllevan a Firenze y a Livorno como Lucca, estos últimos dos lugares de alguna forma también me habían atrapado para poder ir a conocerlos, de hecho que una de mis amigas de mi trabajo era de Pisa y su hermana vivía en Lucca, otra de las ciudad que también se encuentra muy cerca de Pisa.

En el tren estando sentado recuerdo que escuché a dos señoras que hablaban español  y que tenían un acento como Mejicanas y estaban preguntandose como hacer para poder llegar a la torre de Pisa luego de llegar a la estación, en ese momento me iba a acercar para poder ayudarles pero antes de que yo lo haga ya podía escuchar a una chica hablando español con un acento italiano que les estaba ayudando y que inclusive se ofreció a poder llevarlas en el coche de su enamorado llegando a Pisa, esa sensación de lo que paso por mí se los escribo ahora ya que me dejo un buen sabor de la hospitalidad que pueden tener los italianos y de las ganas que muchos de ellos pueden tener para poder ayudarte a hacer que el viaje que uno pueda tener sea placentero estando en esta peninsula que tiene tantas cosas que ofrecer. 

El viaje entonces se volvio un placer para mí, cuando llegué a la estación final donde estaba ya la ciudad de Pisa tenía que empezar a caminar para poder llegar hasta la torre, el camino no es nada complicado como la mayoría de los recorridos que uno hace cuando esta en Italia, una vez que uno sale de la estación prinicpal solo debe de seguir caminando línea recta sin detenerse para poder llegar al corazón de cada ciudad, 

Al inició la primera sensación que tuve era que a pesar que Pisa sea una ciudad conocida internacionalmente por su torre, la verdad que no veía a tantas personas, al menos no al inicio ya que eso fue cambiando conforme iba caminando. 

Lo que si podia ver era una buena cantidad de vendedores que ofrecian sus productos de todo tipo, desde recuerdos, mantas, anteojos para el sol, llaveros, en fin todo lo que uno puede imaginarse que va a encontrar en un destino turístico.

Caminaba entonces por una calle peatonal donde podía encontrar tiendas de ropa y después también algunos restaurantes que ofrecían menus y comida típica italiana para todos los bolsillos además de los tradicionales helados italianos que después de visitar la torre la llegué a visitar-

Seguía caminando pensando, pensando en la  belleza que tiene la Toscana esta era mi tercera salida fuera de Firenze después de haber ido anteriormente a Siena y a la playa de punta Pacchiano en Livorno, estaba en mis dias en lo que yo quería más era conocer los alrededores de Firenze, conocer lo sencillo y lo turístico, no pensaba en aquel momento volver a escribir para el blog lo que yo quería era encontrarme a mi mismo a través de mis visitas a los diferentes destinos que pude ir visitando para llevarme un pedacito de cada lugar que aún permanece dentro de mí.

Ya conformé iba caminando más  y más me podía dar cuenta que estaba llegando cada vez más cerca a la torre, allí a lo lejos o no tan lejos, se podía ya ver la torre junto a su batisterio a la mano derecha, esta zona por lo que pude leer era como una especie de pantanal en los tiempos antiguos razón por la cual la  torre empezó a inclinarse poco a poco sin que uno se lo esperase. Quién diría que siglos después esta torre se convertiría al igual que el Coliseo Romano y otros lugares más en un icono país para poder referirse a Italia, una país mundialmente conocido por su arte su gastronomía  y su buen gusto por la moda.

Aquí en la siguiente imagen les quiero compartir parte de una de las primeras fotos que pude tomarme cuando estuve en Pisa, fue uno de los mejores recuerdos que pude captar y que se quedó en mi retina:

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-81d571

Llegar a la Torre de Pisa como se dan cuenta no fue nada complicado, solo ir linea recta después de pasar la estación de trenes y van a ver que cuando menos lo piensen ya se van a encontrar delante de este maravilloso lugar italiano.

Mientras caminaba también aprovechaba para ir viendo los precios de los restaurantes y los precios que ellos tenían para los turistas, se notaba que mientras más te acercabas a la torre más restaurantes para turistas uno podía encontrar y no es que eso sea mala, sino que yo ya viviendo en Firenze no era eso precisamente lo que buscaba pero si algún lugar para ir comiendo, no en ese momento sino ya después, lo que si van a poder ver aqui son varios negocios de restaurantes ofreciendo pizza, no puedo dar una opinión en decir si son buenas o malas debido a que no llegué a comer nada en ninguna de ella, los precios no estaban tan bajos ya que iban desde los 8 a 10 euros aproximadamente, bueno para ser un lugar turístico y tan cerca de la torre no estaba tan mal ¿no?

Llegando a la torre de Pisa 

El camino entonces estaba ya por llegar al punto final y con ello la torre de Pisa se estaba acercando cada vez más y más a mis ojos, no solo ello sino también otras estructuras más que estaban dentro de lo que se considera la plaza principal de Pisa, las esculturas que les voy a mostrar en esta siguiente foto fue parte de una de las primeras cosas que pude encontrar cuando llegué alli:

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-cfdcc5

Pareciera en las fotos que no hubieran personas, pero les digo la verdad que este lugar estaba repleto de personas como si todos fueramos pequeños puntos en la plaza intentando tomar foto a cada angulo de la plaza pero sobre todo a la protagonista de todas que era la Torre de Pisa, esos momentos fueron de alguna manera agradables para mí y chistosos de ver a los visitantes haces todas las poses habidas y por haber para poder salir bien en sus fotos, en este paseo yo me encontraba solo asi que después de estar recorriendo  y tomando fotos, pude sucumbir a las ganas de decirle a una pareja de españoles para que también me tomarán una foto a mí sosteniendo la Torre de Pisa.

La foto me la tomaron un poco chueca, en una no salia la torre de Pisa y en otra salía yo cómo si estuviera hecho pedacitos, no importa al menos la intención valio, con ello entonces, empecé a acercarme más a los demás monumentos que se encontraban en la plaza de la torre, había seguridad alrededor y dependiendo también de en que parte uno se ubicara podía entonces admirar más la posición inclinada de la torre de Pisa.

Para quienes deseen subir a la torre, les cuento que aquello si esta permitido yo la verdad no lo llegué a hacer, me bastaba con mirarla desde los ángulos normales en donde me encontraba pero si ustedes lo desean hacer entonces no pierdan la oportunidad de poder experimentar esta vivencia de subirla

Aquí les quiero compartir una de las fotos que pude tomar a la plaza donde van a poder ver todas las estructuras o mejor dicho la mayoria de las estructuras que van a poder conocer estando en la zona turistica de Pisa y su torre:

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-a5af51

El cielo poco a poco empezaba a quemar un poquito más y no era para menos ya que nos encontrabamos en todo el esplendor del verano italiano, donde usar unas gafas de sol junto con un protector de piel era necesario. me senté al lado de uno de los monumentos donde pude encontrar a algunas personas que también estaban allí bajo la sombra esto claro esta, aliviaba el calor para poder estar fresco un momento.

Había uno de los monumentos que si no me equivocó era como la catedral donde la entrada era gratuita pero a cambio tenías que hacer una cola o fila grande de personas que estaban también esperando su turno para poder ingresar, así que no. ya  sentía que había hecho lo que quería hacer con ver la torre para poder sentirme bien y feliz y con ello entonces empecé a caminar por las calles de la ciudad de Pisa haciendo algo que siempre me gusta hacer cuando estoy en un lugar nuevo, el momento de perderme a través de sus calles, de su arquitectura para poder aprender de las cosas que se podían encontrar en ella, junto con toda la arquitectura de la ciudad donde la estrella era sin lugar a dudas la torre de Pisa.

Aquí les quiero presentar otro de los monumentos que pude encontrar en mi paso por el centro de Pisa:  

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-f87d20

Quizás si, la torre de Pisa sea el monumento más bello que van a poder encontrar en la ciudad como un punto mundialmente conocido sin embargo les aconsejo a que tambien se den los minutos o el tiempo necesario para poder apreciar todo lo demás ya que son monumentos y lugares que también vale la pena apreciar por su nelleza y la historia que ellas puedan tener, como el siguiente por ejemplo: 

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-5ce5e6

Mientras estaba en mi momento de perderme por la ciudad pude encontrarme con un patio donde había un monumento en el centro que se encontraba abierto asi que aproveché mi tiempo para poder ingresar y tomar un par de fotos al lugar, de hecho que este post no voy a poder publicar todas las fotos de las que pude tomar en aquella oportunidad pero quiero compartirles alguna de ellas para que se den cuenta de la belleza que puede tener el lugar y de las oportunidades en encanto que pueden encontrar cuando pasen por aquí, la vista de cada ángulo merece detenernos para poder contemplarlo, aqui les muestro la foto de este lugar : 

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-2bf3b3

Era momento de buscar un lugar para comer, mientras la  hora de almuerzo empezaba a llegar a su fin yo lo que hacía también es buscar un pequeño recuerdo para poder darle a mi mamá cuando esté de regreso en Perú así que pude encontrar un imán de la torre de Pisa que se lo compré para que lo ponga en su refrigeradora, lo compré en uno de los puestos de la calle principal donde habian unos Indues que lo ofrecian sino me equivocó y si la memoria no me juega mal me costó unos 2 euros, compré dos en total.

Después de comprar el recuerdo, me puse a ver por mi celular cuales eran los lugares más cercanos, lo que se me había antojado en aquel momento era consumir una pizza, encontré varios puestos alrededor de la zona del centro de Pisa pero lo que finalmente primero compré fue un helado muy cerca de lo que sería el rio Arno, me lo compré porque me llamó la atención que hubiera mucha gente allí, ya les he contado que una de las cosas que más me gustan de Italia es comer sus helados y siempre trato de poder consumir algún helado en cada lugar que vaya a visitar, hasta ahoria mis preferidas son la Romana en Rímini y la Carraia en Firenze, los helados que prové en esta oportunidad también eran riquisimos así que eran casi como si fueran un almuerzo paramí ya que me lo comí con tanto gusto aprovechando que hacía mucho calor. 

Después de comer los helados lo que me compré en otro negocio fue un taglio de pizza margherita, como entenderan algo bastante sencillo y para comer mientras camianaba por la ciudad de Pisa.

Quería detenerme un poco para caminar por los alrededores del rio de Pisa, el cual es el mismo rio que también atravies a la ciudad de Florencia, me refiero a nada más y nada menos que el rio Arno, como que de alguna manera ver el rio me trajo a la mente el rio Arno y los recuerdos que he ido acumulando en mi estadía en Firenze, un lugar que considero hasta ahora mi segunda casa, la primera claro esta, es donde más años de mi vida he pasado, mi querida ciudad de Lima.

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-8a7283

Estaba entonces revisando el mapa por mi celular para poder saber donde poder irme, no quería aún regresar a Firenze, era mi día libre y lo que quería era descubrir esta zona así que seguramente algún otro destino diferente y bello estaría cerca de por aquí para poder conocer.

Había revisado un poco antes de venir a Pisa que otros lugares podía visitar y es así que entre las listas de los lugares que me llamarón la atención poder visitar, el Puerto de Livorno se convirtió entonces en mi seguiente destino, para poder llegar allí tuve que tomar un tren de la compañia de trenitalia, los horarios eran continuos y de paso como sin querer queriendo me quede dormido en el tren camino a Livorno cómo para quien de paso recargaba sus energias para poder sefuir caminando por este día de paseo.

Rumbo a Livorno 

Livorno es uno de los puertos que existen en la región de Toscana cuando les dije a mis compañeros de trabajo, a algunos que estaría yendo allí me dijeron que alli no había nada y que no iba a ver nada bonito, bueno en verdad que a pesar de haberme recordado de esos consejos yo hice caso omiso y me decidí irme para allí.

El calor era fuertw,, y ya con sólo recordarlo empieza a pasar por mi memoria los sentimientos de aquella tarde donde en verdad me moría de calor y ese calor me invitaba a tomar algo refrescante para calmar el calor, error mio de no haber traído un gorro para protegerme de los rayos del sol y de lo fuerte que puede ser en esta temporada de verano, así que ya lo saben queridos amigos y amigas cuando vengan a Europa en verano vengan prepararados para el calorcillo, que quema a más no poder.

A pesar de eso, seguía ya una vez que llegué a la estación central de Livorno continué mi recorrido a pie, escuchando música y contemplando la arquitectura que se encontraba alrededor de ella, la ciudad estaba menos lleno que la de Pisa y Firenze, se podía caminar con tranquilidad de no ser por el calor, quizás también por eso es que no había tanta gente caminando a esa hora de la tarde calurosa en la Toscana. 

Recuerdo que no aguantaba así que apenas vi un negocio, esos bares tradicionales que se pueden encontrar en tantas parte de Italia entré para comprarme un helado de Hielo para poder refrescarme, lo que en Perú conocemos como "Chupete" 

Las casas y el color de Livorno en sus alrededores era colorido y especial, aquí les muestro una de las plazas que pude encontrar pasando por esta ciudad puerto:

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-cbb7af

Pensandolo bien, yo creo que una de las mejores fotos que pude tomar aquella tarde más que la torre de Pisa que de por si fue muy bonita, yo creo que me quedaría con esta vista de Livorno, donde se pueden ver las casas coloridas y el agua que provenía del mar italaino, junto con los botes que se encontraban estacionados a un lado, el cielo como pueden darse cuenta se encontraba celestito razón por la cual los rayos del sol se convirtieron en mi principal enemigo para poder permanecer más tiempo allí.

Aquí les comparto la imagen de esta parte de Livorno que cuando pasen por aqui tienen que detenerse unos instantes para poder contemplarlo y disfrutar de la grandiosa vista que ella cuenta:

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-720e5b

El mar es uno de esos ambientes naturales que inspiran a cualquiera y que calienta a los corazones más frios, que te puedan traer nostalgia y tantas otras sensaciones más, si bien en esta oportunidad no pude ver el mar en todo su esplendor debido a que esta zona de Livorno es básicamente un puerto, igual la arquitectura de por aqui bastaba para sentirme feliz de haber llegado hasta aquí.

Cerca del puerto también habían unos puestos de comida, donde la gente se sentaba para contemplar el puerto como también para conversar entre ellos, cuando pase por allí estuve a punto de comprarme algo pero al final me dije a mi mismo que por el calor que hacia en aquel momento lo que necesitaba era estar en un lugar cerrado donde hubiera algo de aire acondicionado para poder refrescarme del calor y poder estar fresquito al menos unos minutos.

Lo que si encontré fue una pequeña sombra cerca del puerto, al pie de un árbol donde corria un poco de viento, allí entonces me senté unos instantes para poder relajarme y seguir mi camino de regreso a la estación de trenes para ir a Florencia. 

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-2dc4a8

De hecho que hay más cosas para conocer en Livorno, pero les contaré que en total fueron un helado, más tres raspadillas las que me compré en total cada uno en diferente puesto que iba encontrando mientras me regresaba a la estación ya que en verdad no soportaba el calor, creo que si hubiera tenido un auto o una bicicleta esto no hubiera podido ser ningún problema, sin embargo pienso que será motivo para regresar más de una vez y seguir redescubriendo las cosas que puedo encontrar en esta parte de la Toscana.

Felizmente para mi buena suerte enconté una calle que daba sombra con sus columnas y allí fue donde encontré uno de los últimos negocios que ví para poder tomar una granitta que es una especia de raspadilla que le pueden echar el sabor que uno quiera, las hay de diferentes frutas como también de sabores artificiales, yo en ese caso me acuerdo que probe de frutas  y la última que fue de un sabor de menta que ya si no la llegué a tomar fotos a ninguna de ella ya que el calor pudo más para mí tarde en Pisa y Livorno. 

Livorno es uno de esos lugares que pueden ser sencillos sin embargo, justamente eso es lo que le da la belleza, esos lugares que estan tan cerca de los destinos internacionalmente conocidos pero a donde muy poca gente va, eso creo yo es parte de lo interesante de recorrerla y de conocerla.

Por otro lado, ya en otro post les he podido contar de mi experiencia visitando una de las playas de Livorno que se llama Punta Pacchiano, creo que precisamente por haber estado antes allí es que me puedo llevar hoy una buena sensación de haber estado en Livorno puerto, seguramente así como Punta Pacchiano, hay muchos otros destinos más que uno puede visitar en Livorno y es cuestión de de cada uno de nosotros lo pueda descubrir para así podamos compartir las experiencias que hemos podido adquirir de estar en un lugar nuevo para disfrutar.

Aquí ya les quiero compartir también otra de las fotos que pude hacer en mi recorrido por Livorno: 

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-c17135

Cómo parte de mi último momento recorriendo Livorno pasé por la estación de trenes donde encontré una pileta que estaba un poquito descuida pero en medio de ella habían varias tortugas que tomaban sol y me parecio un momento digno de poder hacer una foto, debido a que tenían un color verde intenso en su cuerpo fuera del caparazón que era oscuro, 

Cuando era niño recuerdo que también tenía una tortuga que era terrestre, al cual decidí llamar "Serana" era una tortuga de lloraba mucho al menos eso era lo que yo pensaba cuando era niño ya que siempre le caian unas lagrimas en los ojos. 

Ya con ello entonces me encontraba  preparado para poder regresar a casa, con tantas experiencias vividas en este dia de paseo, como se pueden dar cuenta hay  muchos pero muchos lugares interesantes en la región de La Toscana que uno puede recorrer y disfrutar y no digo que haya conocido todo, de hecho que aún me falta conocer un montón de destinos más.

Este paseo de alguna manera me sirve para valorar la suerte y lo afortunado que soy de haber vivido en Firenze, en una ciudad que esta cerca de estos destinos donde también se pueden hacer muchas actividades y tanto arte en cada callecita que uno se animé a descubrir, Firenze es uno de esos lugares que a pesar que no sepas nada de él una vez que te aventuras a recorrerla te quedas enamorado de todos sus ambientes y de su majestuosidad.

Les aconsejo entonces queridos amigos y amigas poder recorrer Pisa y Livorno como se han podido dar cuenta ambos destinos quedan muy cerca uno del otro y vale la pena poder recorrerla.

Me olvidaba también presentarles a  una de las tortugas que encontré en Livorno, aquí se las muestro: 

una-escapada-a-conocer-torre-pisa-27b7f6

Como siempre muchas pero muchas gracias por haber leído este post, espero que les haya podido ser útil y que se animen a recorrer Pisa y Livorno, un paquete completto donde no se necesita invertir mucho dinero ya que sus espacios son abiertos, disfruten mucho de su tarde y a disfrutar cada día cómo si fuera el último. ¡Nos vemos más adelante! 


Galería de fotos


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!