Advertise here

Estatua de Hemingway


  - 1 opiniones

Estatua de Ernest Hemingway

Publicado por Maika Cano Martínez — hace 4 años

Me decidí a escribir esta entrada cuando vi la estrecha relación que mantuvo este famoso novelista estadounidense ganador del premio Nobel en 1954 con la ciudad de Pamplona.

Hablar de Pamplona es hablar de Ernest Hemingway, era un enamorado de la ciudad lo cual puede verse reflejado en la cantidad de sitios y lugares que llevan su nombre, en primer lugar esta estatua situada justo al lado de la plaza de toros, pero existen gran cantidad de locales con su nombre, solo basta dar un paseo por Pamplona para darse cuente del impacto que supuso este novelista en la ciudad.

Estatua de Ernest Hemingway

Las visitas más frecuentes del novelista son ahora las que tienen más fama de cara al turismo, así por ejemplo se conoce el interés que tenía por los San Fermines y el bosque del Irati o el café Iruña (que se encuentra en Plaza del Castillo).

Pamplona, Burguete, Lekunberri, Aribe, Yesa son lugares que a día de hoy son configuran una ruta turística que recuerda y rinde homenaje a este novelista.

Si alguien no conocía a este personaje solo tiene que ir a Pamplona, toda la ciudad es prácticamente una ruta de sitios en los se dejaba ver y que a la larga ha hecho famosos en la ciudad, otro más es el Hotel Perla donde se hospedaba con cierta frecuencia, a día de hoy tiene marcada hasta la habitación concreta donde dormía.

Por último comentaros que Ernest Hemingway acudió hasta en nueve ocasiones a los San Fermines y ha sido un promotor de estas fiestas de las que escribió varios artículos periodísticos incluso salen en algunas de sus novelas, él con su arte literario le dio a Navarra una gran proyección internacional y a su vez Navarra fue una fuente de inspiración para algunas de sus obras.

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Estatua de Hemingway? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...