Advertise here

Casa Jesus Mari


  - 1 opiniones

Casa Jesus Mari

Publicado por Maika Cano Martínez — hace 4 años

Este famoso bar de Pamplona es uno de los sitios que más he agradecido que me recomienden, fue toda una sorpresa porque ese día no sabíamos dónde comer y gracias a un contacto y antiguo amigo de esta ciudad nos dio a elegir entre sus dos sitios favoritos de esta ciudad: Hall of fame (una hamburguesería que está pegando un auténtico pelotazo en esta ciudad con precios muy buenos y calidad excelente) y Casa Jesus Mari.

Nos decidimos por este último por mera casualidad, ya que nos encontrábamos más cerca, concretamente en la plaza de toros donde justo al lado se encuentra nuestro bar, aunque la hamburguesería la probamos al día siguiente y no tiene ningún desperdicio, son dos sitios “top” en Pamplona.

Casa Jesus Mari

La localización es excelente, más céntrico que la plaza de toros no se puede estar, lo que ocurre es que en Pamplona todas las calles son muy parecidas y si no tienes una calle como objetivo se hace muy difícil buscar un sitio concreto, google maps nos sirvió mucho para situarnos y localizar el lugar recomendado en apenas unos minutos.

El nombre del sitio es peculiar, es un nombre muy cercano que intenta atraer al consumidor basándose en la sencillez, la puerta de entrada me gustó bastante, había dos mesas de madera con sus sillas, la madera es muy bonita y brillante combinada con un blanco hermoso y llamativo para la vista.

Casa Jesus Mari

Casa Jesus Mari

Por fuera se observan cristaleras enmarcadas en madera con formas góticas y arqueadas, dándole un toque antiguo y acogedor, como si te estuvieses introduciendo en un hogar de hace años donde vayan a prepararte comida casera con una tradición histórica.

En la entrada se ve la plaza de toros, hay una imagen muy bonita donde se ve la madera y los arcos estilo gótico del bar con el fondo de la plaza de toros sumada a la típica calle pamplonesa con suelo de piedra gris.

Cuando entras al bar se cumplen todos tus pronósticos, sitio acogedor fundido en un ambiente histórico y de estilo tradicional (como sabréis de otras entradas me encanta), todo hecho de una madera muy bonita y que brilla con la luz, las mesas, los taburetes, la barra, etc.

Me sorprendió mucho lo simpática que era la camarera que nos atendió, pues la gente de Pamplona en general es bastante más fría que en el sur y por lo menos inicialmente son menos simpáticos y les cuesta más abrirse (días antes estuvimos en un asadero navarro y nos trataron con bastante frialdad la verdad) además de que a los extranjeros los tratan un poco diferente, les gusta escuchar mucho más su acento que el del sur lo que por otro lado es normal.

Desde el primer momento la chica nos hizo sentir como en casa, adivinó que éramos murcianas y todo, al parecer nuestro acento no pasa desapercibido en ningún sitio.

El resto del bar rebosaba de navarros con sus boinas típicas y su acento característico. Una de las cosas que más me gustó del bar aunque se puede extrapolar al resto de sitios de la ciudad es el contraste de temperatura entre la calle y los sitios interiores, afuera hace bastante frío pero cuando entras a un sitio como éste tu cuerpo se relaja, te entran muchas ganas de comer y te sientes genial rodeada de una temperatura óptima, por suerte en Murcia no hace este frío.

Casa Jesus Mari

La decoración del techo es muy bonita, hay como una especie de ruedas de madera con formas muy variadas y unas gárgolas también del mismo material, todo en la misma línea que lo anterior.

Casa Jesus Mari

En cuanto a la comida, este sitio es famoso en la ciudad por sus espectaculares bocadillos, doy fe de que así es. Una siempre se pregunta ¿Cómo puede ser que haya tantas diferencias en la elaboración de un mismo bocadillo de un sitio a otro? El mismo bocadillo, con los mismos ingredientes puede estar malo o estar muy bueno, en Casa Jesus Mari el secreto reside en la calidad del producto navarro y los tiempos de elaboración de ingredientes muy frescos.

Como siempre hago y siempre os comento, una vez que te han recomendado un buen sitio en una ciudad el siguiente paso es preguntarle al camarero qué es lo que la gente suele pedir más, cuál es el plato especial y qué es lo que te recomiendan probar si seguramente no puedas volver al sitio, de esta manera el camarero se ve obligado a resumirte toda la carta en lo mejor, aunque algunas veces me he llevado alguna sorpresa donde el camarero me dijo “que ellos no recomendaban nada” lo cual me pareció fatal y dejó entrever la calidad de aquel lugar.

En nuestro bar las recomendaciones fueron las siguientes, apuntároslo por si vais algún día porque merece mucho la pena:

-Bocadillo de la casa: bacon, jamón york, tomate, queso, calabacín, mostaza y pimientos verdes de pitillo.

-Bocadillo de lomo con queso, calabacín, ali-oli y jamón.

-Bocadillo de jamón serrano con pimientos verdes y roquefort

-Patatas de la casa con salsa de queso roquefort

No sé como describirlo porque realmente hay que probarlos pero quizás me quede corta diciendo que los bocadillos estaban de diez, muy muy buenos, de mucha calidad, calientes, ingredientes caseros, salsas suevas y bien elaboradas, genial.

Casa Jesus Mari

Las patatas con salsa roquefort estaban especiales, estuvimos mojando el pan en la salsa hasta que le sacamos brillo al recipiente prácticamente para que veáis lo buenas que estaban, sinceramente todo la comida fue una sorpresa muy grata e inesperada.

La comida nos las trajeron con bastante rapidez, el primer plato fueron las patatas y posteriormente trajeron los bocadillos individuales (aunque al final acabamos picando todos entre todos).

Por cierto no había probado la cerveza Estrella Galicia y la probé aquí, fresquita y muy buena, dándole el toque a una buena comida y ha pasado a ser una de mis cervezas favoritas junto con la Alhambra y la Voll-Damm o Doble Malta.

Del resto de menú le estuve preguntando a la camarera porque aunque no nos pedimos más cosas está bien enterarse para poder recomendarlo luego ya sea por aquí o personalmente a alguien, ella nos destacó también:

-Ensaladas: Al parecer a la gente les gusta bastante, la ensalada especial y la ensalada jesus mari son las más solicitadas, la primera de ellas lleva lechuga, tomate, maíz, zanahoria, jamón de york y aceitunas, la segunda lleva lechuga, manzana, jamón de york, queso y salsa rosa.
A parte tenéis ensalda de pasta, de arroz, de marisco, de queso y gambas,etc.

-Tostadas: También son muy famosas, tenemos por un lado tostadas de jamón típicas con tomate, ajo y aceite de oliva virgen, de anchoas con salazón con ajo, tomate y aceite de oliva virgen , tostadas de ajo con aceite de oliva, testadas de jamón de pato con pimientos del piquillo y ajo y por último tostadas de salmón con queso brie, crema de hongo beltza con jamón de pato ( esta última está muy rica al parecer).

-Sándwich: el sándwich de la casa o jesus mari es el más famoso y lleva atún con mahonesa, jamón de york y calabacín, a parte tenéis el sándwich gárgola con atún y mahonesa también, jamón de york, queso y jamón ibérico, también lleva calabacín y cebolla.

-Bocadillos tenéis de todo tipo y colores pero ya sabéis, hasta que no probéis los que he puesto no paséis a otro, también hay  de jamón serrano con gran cantidad de acompañamientos, de atun y mahonesa, jamón de york con salsa roquefort, lomo con pimientos de piquillo, crema de champiñones o salsa roquefort, el vegetal de la casa también está muy rico con crema de champiñón pimiento verde y calabacín y un largo etcétera.

 

Como podéis ver y me llamó mucho la atención cuando vi que era algo repetitivo en los platos, la comida navarra tiende mucho a poner calabacín hasta en los bocadillos, si no os gusta (como le pasó a una amiga) podéis decidle que os lo quiten del bocadillo aunque personalmente creo que es mejor que probéis las cosas buenas tradicionales en todo su esplendor, tal cual son.

De postre no pedimos nada pero la camarera nos comentó que las tejas con chocolate y nata estaban muy buenas por si alguno le interesa.

En general es un restaurante que merece la pena pasarse si vas a Pamplona, muy recomendable por mi parte que además os pilla muy cerca del centro, lo mejor de todo son los bocadillos y las salsas especiales de la casa, el diseño del local terminó por enamorarme.

Para llegar podéis situaros en la plaza de toros y preguntar o ir directos a la calle San Agustín, 21 buscándolo con el móvil ya que si no va a ser bastante difícil por la similitud de las calles en Pamplona.

Galería de fotos


¡Opina sobre este lugar!

¿Conoces Casa Jesus Mari? Comparte tu opinión sobre este lugar.

¡Opina sobre este lugar!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...