Día 9 (tarde-noche). Budva y ciudad nueva de Dubrovnik

Publicado por Irene Reche — hace 2 años

Blog: Viaje por los Balcanes
Etiquetas: Blog Erasmus Montenegro, Montenegro, Montenegro

¡Hola de nuevo! Como ya os adelantaba, nuestra útlima parada fue Budva, una ciudad que encontramos en la costa de Montenegro.

Nada más llegar atravesamos unas calles con un montón de puestos de pulseras, collares… había incluso puestos para hacer tatuajes. Todo muy variado. Andamos por el Paseo Marítimo hasta llegar al restaurante de ese día: el restaurante Porto.

De primero nos pusieron una ensalada de calamares típica de la costa del Adriático  y de segundo merluza con acelgas y patatas. Una comida sana y variada que yo ya iba necesitando después de varios días comiendo todo carne y puré de patatas. La verdad que estaba todo riquísimo y no tuve tiempo de hacer foto porque nos moríamos de hambre y lo primero que hice nada más ver el plato fue comer. Los camareros eran muy amables, pero eso sí, cuando nos intentábamos comunicar con ellos en inglés era misión imposible.

Después de comer nos dirigimos al centro histórico de la ciudad que es famoso por la gran variedad de colores que tienen sus edificios. Casi todos estos edificios son nuevos y lo que hay antiguo es de estilo romano (puertas, marcos, ventanas, balcones…).

Para variar, esta ciudad también se encuentra amurallada y el recinto que hay dentro se denomina Stari Grad. Las callejuelas destacan por la cantidad de tiendas de souvenirs y de ropa que hay y los restaurantes con terracitas en las que del techo que caen chorritos de agua para poder aguantar el calor que hace. Budva es una ciudad súper cálida y además, al no haber prácticamente humedad, es el típico calor seco que molesta tanto.

Día 9 (tarde-noche). Budva y ciudad nueva de Dubrovnik

La verdad es que el calor nos impidió disfrutar la ciudad todo lo que nos hubiese gustado, pero aún así el paseo fue más o menos agradable. Vimos la iglesia de la Santísima Trinidad, que es la más antigua de todas y tiene partes griegas. Además de esta iglesia hay otras dos: la de San Iván y la de Santa María de Punta, que por cierto, al contrario que las otras dos, no se visita. En cuanto al aspecto cultural, visitamos el Museo de Budva que te va explicando los distintos hechos históricos que han marcado la ciudad.

Por desgracia, al acabar la visita tuvimos que volvernos al hotel para que no se nos pasase la hora de cenar. Sin embargo, es cierto que la fiesta en Budva es increíble y está llena de discotecas. Por ejemplo, en la zona cercana a la playa de Jaz se organizan a menudo festivales musicales que son una pasada.

Cuando volvimos al hotel paramos en el camino en un mirador desde el cual se puede tener una vista panorámica de toda la ciudad amurallada de Dubrovnik, lo cual es un espectáculo y os dejo por aquí una foto:

Día 9 (tarde-noche). Budva y ciudad nueva de Dubrovnik

Para no arrepentirnos por no haber disfrutado de la vida nocturna de esta ciudad, después de cenar nos fuimos a la ciudad nueva de Dubrovnik. Es una zona llena de bares y pubs, con terrazas decoradas en modochill out. En un principio fuimos a un bar que nos habían recomendado, el Cave Bar, sin embargo el ambiente era más de cenas y lo que nosotros buscábamos era tomar una copa o una cerveza. Por esto nos fuimos a una de las terrazas que había en el paseo que tenía música en directo. Dubrovnik para salir he de confesar que no es barato, pero tampoco es carísimo.

Esta fue nuestra última noche y después de esto nos volvimos al hotel y a dormir para el día siguiente, que os contaré con detalle en el último post de este viaje.


Galería de fotos


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!