Advertise here

España, día seis

La sexta mañana de nuestra aventura la pasamos en Granada, el resto del día fuimos a Málaga y al atardecer llegamos a Sevilla. ¡Menudo día!

Málaga parece una ciudad muy pequeña, pero es dos veces más grande que Granada. En Madrid y Granada tuvimos que usar mapas, apps y preguntar a la gente para poder llegar bien a los sitios. Nos gustó que en Málaga nos recibieran en la estación de autobuses, nos enseñaran la ciudad y nos llevaran de vuelta. Nos sentimos muy relajados y privilegiados de conocer a alguien de allí.

El poco tiempo que estuvimos en Málaga pudimos ver lugares increíbles como la Catedral de Málaga, en la que hay que pagar entrada, la plaza de toros "La Malagueta", la Casa Museo Picasso, el puerto y por supuesto la playa.

Normalmente, mis amigos y yo vemos una vez el mar cada diez años. Por eso estábamos tan emocionados por ir a la playa. Ir allí en febrero tiene algo especial. Evidentemente hacía mucho frío para bañarnos, pero el simple hecho de oler el mar, tocar la arena, cerrar los ojos y sentir el sol en la cara... Esto hace que incluso la ciudad más fea parezca la ciudad de tus sueños.

La playa a la que fuimos se llama "La Malagueta", y tiene un enorme letrero que lo confirma. Como buenos turistas que somos, tomamos unas fotos allí. También nos dijeron que "La Malagueta" era como se llamaba antes Málaga, pero no encontré información en internet para comprobarlo.

España, día seis

Fuente

También subimos el monte de Gibralfaro. Nuestro amigo malagueño nos dijo que este sitio estaba muy lejos y que había que ir en autobús. Resulta que estaba a 2 km de distancia. Supongo que cuando te acostumbras a caminar 20 km al día, 2 km parecen nada. Aunque tuvimos que subir una colina, encontramos fácilmente el Gibralfaro. Las vistas eran increíbles, por lo que nos quedamos un rato.

España, día seis

Fuente

Después volvimos a la estación de autobuses mientras intentábamos evitar todas las tiendas de souvenirs en las que ya gastamos casi todo nuestro dinero en Granada. Meter todas esas cosas en la maleta fue un milagro.

La aventura continúa en Sevilla.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!