Advertise here

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

Publicado por Marina García Aguilera — hace 1 año

1 Etiquetas: Experiencias Erasmus Lille, Lille, Francia


Qué dificil se me hace, ocho meses después, intentar describirte, Lille.

Creo que justo antes de irme de Erasmus, habría llenado un texto larguísimo sobre los sitios que visitar de Lille, la comida que era necesario probar, la mejor residencia a la que ir... Y todo ello, gracias a internet donde hoy día puedes informarte y documentarte mejor que si llevarás viviendo allí toda la vida.

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

Por eso hoy, no vengo a añadir más información de la que ya podeis encontrar, no me veo capaz de hablaros de Lille como una ciudad llena de monumentos que visitar, como un bar con la mejor cerveza o como un destino perfecto para iros de Erasmus. No, Lille ahora es mucho más que eso. Lille son olores, son recuerdos, son calles y charcos, son bares con anécdotas y atardeceres en lugares no sólo bonitos, sino especiales. Y más allá de todo eso, son personas.

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

Recuerdo perfectamente cuando pedí el erasmus: ganas, nervios, ilusión. Y también recuerdo, cuando tras meses de espera salió la resolución de las plazas adjudicadas, y a mí, no solo no me habían dado la que pedí (Roma), sino que además me había quedado sin irme de Erasmus. Destrozada. Y no sabe, de verdad que no se imagina, aquella gente que rechazó para dejarme entre dos opciones, lo sumamente feliz que me hizo. Así es, acabe con una lista de "pros y contras", sobre los dos destinos a los que ahora me enfrentaba: Oulu (Finlandia) o Lille (Francia). Uno de los grandes pros de irme a Finlandia, era que a dos amigos también les habían dado esa plaza. Y todo el que se ha ido fuera lo sabe, por muchas ganas que haya, al principio da vértigo, y tener alguien con quien subirte al avión y con quien buscar alojamiento, ayuda. Pero yo siempre he sido un poco más aventurera, y en Lille había algo que me pesaba más. No hablo de aprender francés, de la perfecta situación geográfica de Lille para viajar, ni de tener la expeciencia de una muy amiga allí. No, os hablo de algo más, algo que aún a día de hoy no se que es, pero que en el último momento, y después de haber estado a punto de irme a Oulu, me hizo entrar al despacho de mi coordinador y finalmente decirle: Lille. Y así, supongo que empezó la mejor experiencia de mi vida.

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

Recuerdo también el eterno viaje, cargada con un par de maletas pesadas, hasta llegar a mi residencia (Foyer International st. Camille): coche, avión, autobús, metro. Finalmente allí estaba, frente a la entrada de lo que ocho meses después, estoy feliz y orgullosa de llamar hogar. La puerta se abrió y una chica que no había visto nunca, salió para recibirme y darme las llaves de mi cuarto, y la que en aquel momento era una desconocida, para navidad se conviritió en una amiga con la que espero contar siempre.

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

Desde entonces, desde aquel día 9 de Septiembre, hasta la última vez que dije adiós a Lille, el 28 de Junio, han pasado muchos meses, en mis recuerdos más de los que cuenta el calendario. Y lo que os puedo decir, es que he acabado con la galería llena de fotos preciosas y de vídeos asustando a mis amigos por los pasillos, que he probado tantas cervezas distintas que se me ha olvidado a que sabe la cruzcampo, que he descubierto que mi cuidad favorita de todo el mundo es Budapest, y que probablemente, sea por los recuerdos que guarda y no por los lugares que visitar allí. Que me he enamorado del francés, y de la lluvia y del frío si tienes un lugar al que ir a refugiarte o un amigo que te acoja bajo su paraguas. Que no hace falta más que buena compañía para que, un bar cualquiera se convierta en un destino recomendable, o una noche en la discoteca de siempre pase a tu lista de "noches que no quieres olvidar". Os puedo contar, que me he hecho experta en hacer pasta carbonara y que Bélgica esta más cerca de lo que creía (lo suficiente como para ir en bici). Que ahora tengo amigos por todas las partes de España, Francia, Italia y también, al otro lado del charco.

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

Por ello, un recuerdo que me duele más compartir, es el de las despedidas. El de ese mes intenso, donde todos, hasta los que no te esperas, acaban sacando los sentimientos a flor de piel.

Diciéndoos lo mucho que os queréis unos a otros, y cuanto os vais a echar de menos, sobretodo a aquellos que te toca tener un poco más lejos. Un mes intenso, donde creas anécdotas para escribir sobre otro Erasmus entero, donde justo cuando mejor te lo estabas pasando: acaba. Y aunque me cueste entenderlo, y esta famosa depresión post-erasmus me haga aún derramar alguna lágrima al escribir, tenía que llegar. Supongo que así son las mejores etapas: efímeras.

Y allí estaba otra vez, haciendo un eterno viaje, sólo que esta vez de vuelta: metro, bus, avión, coche; y de nuevo tirando de dos pesadas maletas, pero ahora, las traía cargadas de recuerdos.

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

Como os decía al principio, no quiero hablar de Lille como una ciudad llena de lugares preciosos (aunque lo es). Quiero hablaros de Lille como un destino Erasmus, con todo lo que ello implica. Quiero animaros que os vayáis, un año (o dos o los que sean) al extranjero, que conozcáis y os rodeéis de distintas culturas, idiomas, razas; y sobretodo, de personas maravillosas a las que un día, como yo hago hoy, les agradeceréis haber hecho que lo que antes era un punto en el mapa, ahora sea vuestro hogar.

Así que hoy, vengo a compartiros una experiencia más, sin hablaros de bares, plazas o monumentos, sino escribiendo desde el corazón a cualquiera que me lea, a ti, que tienes dudas; a ti, que lo tienes claro; a mi yo del pasado que no sabía que elegir: hazlo, vete de intercambio, vete de Erasmus. Tengo la gran certeza, de que te lo agradecerás el resto de tu vida.

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

La experiencia Erasmus: personas, no lugares

Once Erasmus, always Erasmus.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Comparte tu Experiencia Erasmus en Lille!

Si conoces Lille como nativo, viajero o como estudiante de un programa de movilidad... ¡opina sobre Lille! Vota las distintas características y comparte tu experiencia.

Comentarios (1 comentarios)

  • Gonzalo Rica hace 1 año

    En 2 dias comienzo mi experiencia Erasmus en la Foyer.

    Joder.. se me ha puesto la piel de gallina leyendote.

    Muchisimas ganas de empezar esta experiencia y gracias por narrar la tuya de esta forma!

    Espero que dentro de unos meses yo tambien este escribiendo algo parecido.. :)


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...