Alquiler para estudiantes en Lieja – Los mejores consejos para encontrar alojamiento en Lieja

  1. Consejos para estudiar en Lieja – Irse a estudiar a Lieja
  2. Nivel de vida en Lieja – Cuánto cuesta vivir en Lieja
  3. Cómo llegar a Lieja – Medios para llegar hasta Lieja
  4. Barrios de Lieja – Los mejores barrios y zonas que visitar en Lieja
  5. Alquiler para estudiantes en Lieja – Los mejores consejos para encontrar alojamiento en Lieja
  6. Salir de fiesta en Lieja – La guía de pubs, bares y discotecas de Lieja
  7. Turismo en Lieja – Lugares de interés cultural en Lieja
  8. Gastronomía belga en Lieja – Dónde ir a comer en Lieja
  9. Transporte en Lieja – Cómo desplazarse en Lieja
  10. Top 10 de lugares que visitar en Lieja – Descubre qué hacer en Lieja
  11. Tiendas de Lieja – Dónde salir de compras en Lieja
  12. Excursiones de un día cerca de Lieja – Lugares que ver en los alrededores de Lieja
  13. Festivales en Lieja – Fiestas y días festivos en Lieja
  14. Visita Lieja en 3 días – ¿Qué ver en Lieja en 3 días?

Cuando decides irte de Erasmus, lo primero que se te viene a la cabeza es ponerte a pensar cómo encontrar alojamiento. Está claro que encontrar alojamiento en una ciudad que no conoces y donde se habla una lengua que no dominas no es coser y cantar. Pero en este mundo nada es imposible, además, Erasmusu está aquí una vez más para ayudarte. En el caso de Lieja, hay alojamientos para estudiantes por todas partes, conocidos también como kots.

Antes de empezar a buscar

No empieces a buscar alojamiento sin haber pensado antes en todos los aspectos importantes que tienes que tener en cuenta a la hora de buscar tu nuevo hogar: el precio, ubicación, las características...

¿Cuál es tu presupuesto?

Lo primero que tienes que hacer es calcular tu presupuesto mensual. Asimismo, tienes que tener en cuenta que tendrás que dejar una fianza, que suele equivaler a uno o dos meses de alquiler. También piensa que las facturas (agua, electricidad, etc. ) no siempre van incluidas en el alquiler y que puede que tengas que contratar internet.

En Lieja, el alquiler varía principalmente en función del tipo de kot, los servicios ofrecidos, la ubicación y la calidad y el tamaño del alojamiento. Un kot normal te puede costar entre 250 y 400 €, mientras que un estudio, puede salir por unos 450 € de media.

¿En qué barrio?

Esto es extremadamente importante, sobre todo en lo que se refiere a tu estancia Erasmus. La mayoría de los estudiantes (sean Erasmus o no) viven en el centro histórico de Lieja. Esta es la zona de más fácil acceso de la ciudad, por lo que puedes ir andando a cualquier parte y salir hasta tarde sin que te tengas que preocupar de a qué hora pasa el último bus (o el primero del día siguiente). No obstante, dependiendo de tu presupuesto, puede que prefieras vivir en las afueras o cerca de la estación de Guillemins, desde donde podrás ir a cualquier rincón de Bélgica cuando te apetezca.

¿Vivir solo o en piso compartido?

Ni qué decir tiene que esta es una decisión muy importante. Vivir por tu cuenta tiene muchas ventajas: puedes decorar y ordenar tu piso a tu gusto, puedes invitar a los amigos que quieras, etc. En definitiva, puedes hacer lo que quieras y cuando quieras sin que haya roces con tus compañeros de piso. Sin embargo, vivir solo también tiene sus inconvenientes, como que tienes que afrontar tú el precio del alquiler y las facturas, no puedes repartir las tareas domésticas y puede que no te resulte tan fácil conocer gente nueva y te acabes sintiendo un poco solo o sola. La decisión es tuya. Si al final eliges vivir en un piso compartido, Erasmusu te va a ayudar a encontrar a uno o varios coinquilinos.

¿Qué tipo de kot elegir?

Una vez hayas decidido si quieres vivir solo o compartir piso, tienes que decidir a qué tipo de alojamiento te vas a mudar.

En un kot normal tendrás una habitación propia con escritorio, además de que compartirás las zonas comunes como cocina, baño, sala de estar, etc.

En caso de que quieras vivir solo, te puedes buscar un estudio y disfrutar a tus anchas de la cocina, de la habitación, del baño y del salón.

Otra posible solución es que te alojes en una residencia universitaria o en una residencia privada. El alquiler de este tipo de alojamiento suele ser muy elevado, aunque por lo menos podrás conocer a gente de todo el mundo.

De igual manera, ten presente siempre tus requisitos: ascensor, transportes públicos cercanos, si admiten animales...

¡Empecemos a buscar!

Una vez que hayas decidido el tipo exacto de alojamiento que buscas, puedes empezar a buscar.

¿Cuándo buscar?

Si te vas de Erasmus en septiembre, junio es el mejor momento para que busques un kot. Durante el verano, la mayoría de los estudiantes dejan su alojamiento para irse a casa de sus padres. Si te vas de Erasmus para el segundo semestre, será mejor que empieces a buscar con al menos dos o tres meses de antelación.

¿Dónde buscar?

En el sitio web de Erasmusu, por supuesto. Nuestra plataforma ofrece cientos de opciones de alojamiento, desde una habitación en un kot o residencia hasta un estudio o incluso un piso entero. La mayoría de los alojamientos que ofrecemos han sido revisados, por lo que te puedes instalar en cualquiera de ellos sin miedo.

Si no encuentras lo que buscas con nosotros, lo cual es poco probable, también puedes intentar consultar la página web de la Universidad de Lieja. Esta te ofrece una lista de kots en alquiler o de habitaciones en residencias. También puedes visitar páginas web especializadas en kots para estudiantes o puedes consultar grupos de kots en Lieja en Facebook.

¡No te precipites!

Vivirás en lo que será tu hogar durante varios meses, así que lo mejor es que no te precipites. No tengas prisa y no te decantes por el primer alojamiento que se ajuste a tus criterios. Analiza bien todas las ofertas y espera hasta encontrar el alojamiento ideal, lo sabrás llegado el momento. No pierdas la esperanza si no encuentras a la primera el kot de tus sueños; todo llega al que es paciente. Sin embargo, tampoco te pases y te esperes el último día para alquilar un kot.

Cuidado con las estafas

Por desgracia, nadie está a salvo de las estafas. Ten cuidado con esos anuncios que parecen demasiado buenos para ser verdad. Por ejemplo, un alquiler demasiado barato para un piso completamente renovado y moderno, en una ubicación ideal. No hagas ningún pago sin hablar antes con el propietario, al menos por teléfono, para asegurarte de que la oferta es real, ni realices ningún pago por plataformas externas de las que no te fíes.

Visita el alojamiento

Si vives en el extranjero, probablemente no te resulte del todo fácil visitar el piso antes de comprometerte. No obstante, si tienes la oportunidad, es aconsejable que hagas una visita para conocer al propietario y a tus posibles compañeros de piso, además de ver por ti lo que sería tu habitación y ver si todo es fiel a la realidad. Ve acompañado (preferiblemente por un adulto) para que tengas una segunda opinión y demuestres al propietario tu interés.

Qué documentación necesitarás

Una vez que hayas encontrado la casa de tus sueños, el siguiente paso es firmar el contrato de alquiler. Para ello, necesitarás varios documentos:

  • Una copia de tu pasaporte o documento de identidad.
  • La última o últimas nóminas de tus padres, junto con una copia de sus pasaportes o documentos de identidad. Esto servirá a modo de garantía de que vas a pagar el alquiler cada mes.
  • Un justificante del pago de la fianza.
  • Los contratos suelen estar en francés. Si no entiendes bien el contrato en francés, pide que te lo traduzcan y hazle preguntas al propietario si no lo tienes del todo claro. Si tiene algún problema o duda, puedes ponerte en contacto con el servicio de alojamientos de la Universidad de Lieja o con la organización ESN.


    Galería de fotos



    Comentarios (0 comentarios)


    ¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

    Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


    ¿No tienes cuenta? Regístrate.

    Espera un momento, por favor

    ¡Girando la manivela!