Advertise here

De viaje a Lleida


En mi mente, hasta la semana pasada, solo asociaba Lleida con la última parada del tren que solía coger para ir al trabajo por la mañana temprano. Un lugar sobre en el que solía pensar como ejemplo de ciudad en la que reina el mal tiempo. "Somos afortunados porque vivimos aquí, al lado del mar...con este sol y este calorcito, no nos podemos quejar... ¡imagínate si estuviéramos en Lleida, con esa niebla y ese frío! ", era más o menos lo que solían decir mis compañeros cuando hablaban de este lugar. Por tanto, desde mi punto de vista, LLeida estaba entre las ciudades menos interesantes de toda Cataluña. Obviamente, porque no contaba con todos los puntos de interés que había en Barcelona, pero también porque carecía de la elegancia de Girona y del valor histórico y las estupendas condiciones meteorológicas de Tarragona. Sin embargo, el viaje que he hecho recientemente ha sido todo un descubrimiento, la revelación de una pequeña, pero fascinante ciudad.

De viaje a Lleida

Si quieres ir a Lleida desde Vilanova i la Geltrù (o desde una zona cercana), no te será muy difícil, aunque puede parecer muy largo. Además, un tren regional te llevará directamente hasta allí. El viaje dura un par de horas y cuesta unos 10 euros. Como alternativa, también se puede ir desde Barcelona en un tren mucho más rápido (el tren de alta velocidad, llamado AVE). Llegarás a Lleida en una hora, pero el billete obviamente será más caro. De todas formas, una vez que estés en la moderna estación de Lleida, podrás por fin empezar tu recorrido por esta increíble ciudad.

De viaje a Lleida

SI estás enfrente de la estación, puede que sigas recto hacia el centro de la ciudad, pero yo te recomiendo que gires a la izquierda para ir al centro dando una agradable vuelta. De hecho, como probablemente hayas visto desde el tren, cerca de la estación hay un precioso puente moderno, que fue construido entre 2007 y 2010 por el arquitecto Javier Manterola. El puente, que está sobre el río Segre, se llama Puente Príncipe de Viana, y ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad. Una vez que hayas cruzado por los 200 metros que componen el puente, llegarás a un precioso y recargado paseo a orillas del Segre, llamado Camps Elisis. Aunque la vista está parcialmente obstruida por una serie de bloques de pisos muy feos, podrás ver desde lejos la antigua catedral (o Seu Vella) parcialmente. Situada en lo alto de la colina bajo la que se encuentra Lleida, es a la vez la joya y el emblema de la ciudad.

De viaje a Lleida

Pasando a través del primer puente (desde donde disfrutarás de unas bonitas vistas), llegarás al segundo, llamado Pont Vell (puente antiguo), que vuelve al margen derecho del río. Una vez allí, si al atravesar con ciertas dificultades una de las principales avenidas de la ciudad, la Avinguda de Francesc Macià, llegarás al corazón de la ciudad, llamado Plaça de Sant Joan. Esta extraña plaza, cuyo pequeño tamaño la hace muy acogedora, está rodeada por restaurantes y cafeterías muy interesantes. Además, en esta plaza se encuentra una iglesia del siglo XIX dedicada a Sant Joan. Desde este punto, podrás llegar fácil y rápido a la Seu Vella, si estás visitando la ciudad y dispones de muy poco tiempo. Unas escaleras mecánicas te llevarán desde la parte norte de la plaza hasta un ascensor muy especial, que te dejará justo frente a la antigua catedral. Aunque, si has planeado visitar Lleida con tiempo de sobra, puede que sea mejor salir de la plaza por el lado contrario y pasear por el Carrer Major.

De viaje a Lleida

Como su propio nombre sugiere, es la principal calle de la ciudad, donde se encuentran las tiendas más elegantes. No por casualidad, suele estar bastante abarrotada de gente de Lleida que está dando un paseo relajante o echando un vistazo a los escaparates de las tiendas. A tan solo unos pasos, está la Plaça de la Paeria, donde se encuentra el ayuntamiento, en un edificio llamado Palacio de la Paeria. El edificio, que data del siglo XIII, cuenta con una preciosa fachada y alberga un valioso retablo de estilo gótico, que fue pintado en las primeras décadas del siglo XV. El palacio también conserva ruinas romanas, que están abiertas al público. Siguiendo con nuestro paseo por Carrer Major y pasando por la iglesia de Sant Pere, llegarás al edificio que alberga la oficina de turismo de Lleida. Allí, encontrarás información interesante y mapas muy útiles, que te serán de gran ayuda durante tu recorrido.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Comparte tu Experiencia Erasmus en Lérida!

Si conoces Lérida como nativo, viajero o como estudiante de un programa de movilidad... ¡opina sobre Lérida! Vota las distintas características y comparte tu experiencia.

Comentarios (0 comentarios)



¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!