Castillo de Muran

¡Hola! Hoy quería presentaros una de los lugares menos conocidos en Eslovaquia, pero que no por ello deja de ser importante o no tiene su encanto. Se trata del castillo de Muran. Este castillo se encuentra en el parque nacional de Muránska Planina, casi en el centro de Eslovaquia, en la región de Banská Bystrica. Ésta región es una gran desconocida para muchos eslovacos, especialmente la parte este, pues es una zona muy pobre e incluso me atrevería a decir de no fácil acceso. 

El castillo en sí, está en ruinas aunque lleva un tiempo en reconstrucción y poco a poco está volviendo a tomar forma de castillo. A día de hoy se conservan la puerta de entrada, algunas  murallas y torres, y algunas dependencias interiores. Es un castillo medieval del siglo XIII. Pero lo que hace interesante este castillo es que ¡se encuentra a casi 1000 metros de altura sobre el nivel del mar! Cómo os imagináis, es el castillo más alto de Eslovaquia y uno de los más de centro Europa. Recordad que el castillo está en un parque nacional, por lo que el enclave dónde se encuentra y la subida hasta el castillo es hermosa, y el lugar perfecto para practicar senderismo en la montaña.

castillo-muran-247132b31752160fe16512c1a

 ¿Cómo llegar?

La forma más fácil de llegar es en coche propio, pero en caso de no disponer, como yo, lo mejor es coger un autobús desde Bánska Bystrica, la ciudad principal de esta región. Muran (el pueblo recibe el mismo nombre que el castillo) se encuentra unos 80 km de Banska Bystrica. A priori puede parecer un viaje corto, pero no lo es. Normalmente suelen ser casi  2 horas en bus, pues gran parte del camino va atravesando el parque nacional lleno de bosque y montaña, por lo que podéis imaginar cómo son las carreteras, muy estrechas y llenas de curva, aunque el paisaje no tiene precio.

¿Hay posibilidad de tren? No. A esta zona de Eslovaquia no llegan los trenes, antiguamente sí, a día de hoy no. Así os hacéis una idea de hasta qué punto los eslovacos tienen olvidado esta parte del país.

Hay varias conexiones directas al día, y la mejor forma de verlas es con una aplicación de transporte para toda Eslovaquia llamada cp.sk. Simplemente escribes de dónde a dónde quieres ir y en qué día, y automáticamente saldrán todas las conexiones posibles, incluso las no directas. Altamente recomendada para viajar por Eslovaquia.

Los buses que suelen ir a esta zona son un poco rudimentarios, pero más resistente de lo que pensáis.

 ¡Llegamos a Muran! ¿Y ahora?

Después de sufrir ese viaje lleno de curvas y paisajes boscosos, llegamos a un pueblo dónde parece que solo hay 4 calles, y es así, Muran es un pueblo muy pequeño, por lo que no cuenta ni con estación de autobuses. Tiene una modesta parada de bus con unos bancos y un techo, al estilo parada de bus urbano.

La entrada al parque nacional y al castillo está a unos 5 minutos de la parada y hay indicaciones por todos lados, por lo que no tiene ninguna pérdida. Sabrás que has llegado al lugar cuando te encuentres frente a una puerta de madera dónde está escrito con letras grandes “Muransky hrad”.

castillo-muran-b1a03f5a051da0c4405a93625

Al otro lado de ésta puerta sólo encontrarás naturaleza pura y bosque, pero que no os asuste, el camino está bien definido durante todo el recorrido, y ningún tramo da lugar a equivocación. Además, a lo largo de la senda os cruzareis con muchas personas del lugar que hacen senderismo incluso con niños.

castillo-muran-78885f0c022c71c80d8e8d6a3

La subida no es muy empinada, y nada peligrosa. Se tarda aproximádamente una horay no todos los tramos son de cuesta, pues la senda va zigzagueando el bosque. A lo largo del camino encontrareis carteles explicativos sobre la flora y la fauna de la zona o sobre las formaciones rocosas, aunque no os servirán para mucho a no ser que tengáis un buen nivel de eslovaco. No hay traducciones al inglés, como os dije, no es una zona turística. A lo largo del camino solo se respira naturaleza y tranquilidad. El bosque no es muy espeso por lo que te permite disfrutar de los alrededores sin ningún temor.

castillo-muran-cd7ae482c247f587b2159619e

Un poco antes de llegar al castillo, en el camino hay una fuente naturalcon agua fresca incluso en el día más caluroso de verano, ¡y es potable! Así que podéis beber sin miedo.

castillo-muran-24c94832af6057865b4e63320

Y unos metros hacia delante, hay una señal con diferentes indicaciones (todas en eslovaco), así que puede ser un poco locura. Tenéis que seguir la que pone “Hrad Muran”, y unos 5 minutos después estaréis… frente a una tabernaen lo alto de la montaña, en mitad de un bosque. Surrealista, ¿verdad? Tengo que decir que yo solo tomé una cerveza pero sé que hay algunos platillos calientes, aunque no sé cómo estarán.

castillo-muran-855b8803dce51f4ad061ef7bc

Nuevamente, seguimos las indicaciones hacia “Hrad Muran”, y a unos 10 minutos de subida encontraremos una torre con una puerta de entrada que de repente emerge entre los árboles. ¡Hemos llegado!

castillo-muran-7df0f6be378adcdf21a30a6d7

Interior del castillo

Una vez dentro, recomiendo recorrer todas las ruinas con tranquilidad, sin olvidar los espectaculares miradores, la mayoría reconstruidos para goce de nuestra vista. Observaremos que la montaña en la que estamos es una de las más altas de la zona y podemos distinguir pueblos alejados a unos 15 km, como Revúca.

castillo-muran-95836480b59e39f19eae7930d

castillo-muran-134144aae82379d677d3a49b2

castillo-muran-91b836fc0d389274ee3018652

En las ruinas, además de encontrar gente trabajando en las labores de reconstrucción, hay carteles explicativos con las zonas que se van visitando, y esta vez ¡sí están traducidos al inglés! Os recomiendo leerlos pues algunos no solo describen cómo era la torre que tenemos en frente, si no que relatan historias sobre el castillo y la gente que lo habitaba.

 Dulces de Muran

Una vez hemos vuelto al pueblo y a nuestro punto de partida, la pequeña parada de bus de Muran, recomiendo visitar una pastelería/panadería que está justo frente a la parada del bus. Se llama “Muránske buchty” y venden unos dulces típicos de la zona, tipo napolitanas pero de bizcocho. Están rellenas de los 3 clásicos sabores en la dulcería eslovaca: “Cucoriedkové” o semillas de amapola (si, habéis leído bien), “tvarohové” que es una especie de queso dulce o “nugátové” de nueces. Mi favorito sin duda es el de nueces, aunque el de queso está muy bien también.

Los hacen frescos cada día y están de muerte. No podría decir el precio porque no me acuerdo, pero seguro será un precio modesto, pues como he dicho anteriormente, os encontráis en la zona más pobre de Eslovaquia.


Galería de fotos


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!