Advertise here

Escuela Profesional de Eckerd: más que una educación universitaria.


Soy de Boston, Massachusetts, también conocida por muchos como "la ciudad con las mejores universidades de Estados Unidos". Puede que sea verdad, pero nunca me arrepentiré de haberme ido a estudiar a la Escuela profesional de Eckerd en San Petersburgo, Florida. Un montón de gente me ha preguntado por qué me decidí a estudiar tan al azar en una institución tan poco conocida y lejos de casa, cuando podría haber ido a la Universidad de Boston, y puede que vosotros os estéis preguntando lo mismo. Espero que este artículo resuelva vuestras dudas.

La Escuela Profesional Eckerd, ubicada en la soleada San Petersburgo, es un hogar (o campo, como suele decir alguna gente) donde educarte único en su especie. Algunos han oído hablar de Eckerd como una de las instituciones mencionadas en el libro "Escuelas que pueden cambiarte la vida". Eckerd acoge solo a 1800 alumnos (supera por poco a mi instituto), y es ese tamaño tan pequeño el que te permite crear relaciones cercanas y personales con tus profesores y tutores. No puedo olvidarme de comentar que las mascotas de los estudiantes son una parte muy importante de la familia.

Cómo llegar

Si vas a coger un vuelo a Tampa y no tienes a nadie que te recoja en coche, siempre puedes coger uno de los buses del aeropuerto, llamados Super Shuttle, que te llevan a donde necesites ir. Puedes pagar el billete en persona, en la oficina del aeropuerto, o bien reservarlo por Internet. Del mismo modo, si necesitas ir al aeropuerto y no quieres pedirle a nadie el favor de acercarte, puedes acordar la hora de recogida.

Es más barato que un taxi (suele rondar los 30 $ si no recuerdo mal), y es bastante práctico. Tarda unos 35 minutos en llegar al aeropuerto si no hay tráfico, así que, para estar seguros, es mejor que contéis con que tarda unos 45 minutos. La página web de Super Shuttle es fácil de usar.

La zona costera

Uno de los aspectos más bonitos de Eckerd es su zona costera exclusiva y su "playa" sur (South Beach).

eckerd-college-more-just-university-educ

Esta vista panorámica de nuestra playa es solo una muestra de la belleza y emoción que ofrece Eckerd.

A Eckerd se la conoce por ofrecer a todos sus estudiantes la oportunidad de aprender y de destacar en una gran variedad de deporte acuáticos, y está especialmente orgullosa de su excepcional equipo de vela de segunda división.

Los estudiantes pueden hacer vela, esquí acuático, paddle board y usar kayaks, ¡todo gratis! Somos unos privilegiados. Si no eres muy deportista, aún puedes sacarle provecho a las colchonetas que hay por la costa para tumbarte, o a las hamacas y las tumbonas de la playa sur.

eckerd-college-more-just-university-educ

Un amigo que venía de intercambio desde Austria supo sacarle provecho al sistema gratuito de tablas de esquí acuático: ¡las usó todas y cada una de las semanas que estuvo en Eckerd, un año entero! Yo solo las usé dos veces en los cuatro años que pasé allí, y la verdad es que debería haberlo aprovechado más. De todas formas, era muy divertido. Esta es una foto mía en mi primer día de esquí acuático.

Deportes

Como he mencionado antes, Eckerd es una escuela de deportes de segunda división, así que no es tan competitiva o exigente como las de primera. Aún así, los estudiantes han logrado destacar en muchos deportes y llegan a participar de manera profesional. Por ejemplo, Eckerd tiene un equipo de baloncesto impresionante, y creo que muchos de los jugadores que se han graduado están jugando de manera profesional en diferentes países. El equipo de fútbol, el de béisbol y el de vela son otros ejemplos de los deportes competitivos más populares en Eckerd.

El equipo de vela de Eckerd

Yo me apunté al equipo de vela en mi primer año, durante un cuatrimestre. No tuvo mucho sentido, la verdad. En la primera semana de clases, estaba en la zona costera y pasé por al lado del entrenador de vela, que me preguntó de repente si quería unirme al equipo. Le dije que no tenía ninguna experiencia, pero insistió en que lo probara y aprendiera cómo se hace, porque estaba buscando a nuevos miembros para reclutar y yo tenía la estatura perfecta y parecía tener una constitución atlética. Acepté un poco a regañadientes y, al final, acabó siendo el cuatrimestre más difícil de toda mi carrera académica, aunque no me arrepiento para nada.

Nos despertábamos a las 6 a. m. para hacer una hora de ejercicio, dos veces a la semana, y luego teníamos entrenamiento de vela 3 horas al día, 4 días a la semana. La mayoría de los fines de semanas los dedicábamos a ir a las regatas (carreras). Dedicarle tanto tiempo y esfuerzo a un deporte que nunca antes había practicado (y que, sinceramente, no me entusiasmaba), fue un desafío considerable pero, madre mía, aprendí a navegar muy rápido.

Creo que lo que me costó más asumir fue la presión a la que me sometían los compañeros de equipo más competitivos y dedicados, porque no paraban de gritarme jerga de vela y de pedirme que hiciera cosas que, directamente, no entendía, aunque de mí se esperaba que hiciera todo lo que me pidieran rápida y eficientemente. Era muy torpe y lento al principio, y hubo muchas veces en las que quise rendirme y abandonar. En cualquier caso, permanecí en el equipo durante un cuatrimestre entero y aprendí muchísimo en esos 4 meses intensivos. Encima, me puse en muy buena forma, sin mencionar que me convertí en un marinero decente totalmente gratis (normalmente, las clases de vela son carísimas).

A pesar de que el entrenador me pidiese seguir en el equipo durante el segundo cuatrimestre, decidí centrar todas mis energías en otras cosas. Me interesaba más el club de tenis (es mi deporte), y sentía que tenía que invertir más tiempo en mi vida social. Como tenía poco tiempo libre durante el cuatrimestre en el que estuve en el equipo de vela (tenía que estudiar tras las prácticas de navegación), rechazaba demasiados planes para salir. Como estudiante de primer año, es importante encontrar el equilibro y establecer tu vocación y tu grupo de amigos, así como apuntarte a clubes o deportes que te apasionen o que te hagan feliz. Una vez pude dedicarle más tiempo al club de tenis, ayudé a que subiera el número de miembros y el ritmo de actividad, y tuve la enorme suerte de trabajar como presidente del club.

Clubes

Una cosa que me encanta de Eckerd es la libertad y el dinero que la escuela te proporciona cuando diriges un club, que puede ser tanto de deportes (tenis, hockey, rugby, etc. ) como social (anime, ajedrez, estudiantes internacionales, orgullo gay, etc. ). El campus te ayudará a financiar las actividades del club y los gastos si tú, como presidente o representante principal, creas un presupuesto bien pensado y se lo presentas a los encargados de organizar las actividades del campus, además de demostrar que el club tiene miembros y una actividad suficiente.

Gracias a eso, el club de tenis pudo abastecer a sus miembros con pelotas de tenis y raquetas gratuitas, y un entrenador privado, además de que pudimos pagar por completo la participación en la competición del club en Orlando (hotel, comidas, transporte, y tasas de inscripción, todo incluido). Además, pudimos organizar algunas cenas de equipo.

Una vez, hasta pudimos ir a ver un torneo de campeones en Tampa, donde participaron antiguos campeones del tenis como John McEnroe y Jimmy Conners. Estoy extremadamente agradecido a la organización del campus por apoyarnos económicamente y permitirnos aprovechar tantísimas oportunidades que, de no haber sido así, nunca podríamos haber vivido.

La Escuela Eckerd y el Coro

He tenido el orgullo y la suerte de haber participado en el coro de la escuela durante 3 años. Es fácil apuntarse, no necesitas tener una gran voz, sino que basta con saber afinar.

Voy a ser muy sincero: mi principal objetivo al meterme en el coro era poder viajar y actuar con el grupo gratis en el segundo cuatrimestre. Normalmente, el grupo viaja a algún sitio cada año, alternando cada dos años un destino internacional. Por ejemplo, el año previo al que yo entré, se fueron a Roma.

El año en el que me apunté, fuimos a Carolina del Sur y a Georgia y, aunque al siguiente año tendríamos que haber ido a la Habana, Cuba, el grupo era demasiado pequeño y no estaba lo suficientemente preparado. La verdad es que fue un chasco. Al año siguiente, fuimos a actuar en la sala de conciertos Carnegie, en Nueva York. Fue una experiencia fantástica. Aparte de los viajes, me encantaba la música que cantábamos, y éramos un grupo bastante bueno.

Hacíamos una actuación en la capilla Wireman del campus dos veces al año: antes de las vacaciones de invierno, y antes de las vacaciones de primavera. La capilla se puede ver al final del estanque que hay en frente de la biblioteca Armacost.

eckerd-college-more-just-university-educ

Así se ve la capilla Wireman desde la biblioteca.

Las bicis amarillas

Eckerd no tiene el campus más grande del mundo pero, aún así, te puede llevar un rato ir de una punta a la otra, diría que unos 20 minutos andando. No tengo la paciencia suficiente como para andar tanto tiempo de un lado para otro pero, por suerte, Eckerd tiene un sistema público de bicis amarillas impresionante. Si ves una bici amarilla por el campus, puedes usarla para ir a donde necesites y, cuando acabes, la dejas para que alguien más pueda usarla. No puedes sacarlas del campus, pero tiene sentido, porque la gente las perdería. Me encanta este sistema, me ha salvado muchas veces de llegar tarde a clase.

Si no eres muy de bicis y prefieres patinar, ¡no eres el único! Hay un montón de estudiantes en Eckerd que usan sus propios patines y longboards por todo el campus. Creo que incluso se podría decir que las longborads se han convertido en un símbolo no oficial de Eckerd.

En mi tercer año, me di el capricho de comprarme una longborad por mi cumpleaños, y me arrepiento de no haberlo hecho antes. Me ha salvado la vida en muchas ocasiones. En mi último año viví en la residencia Omega, que es la que está más lejos de las aulas, y gracias a la tabla, podía llegar a clase en 5 minutos.

Biología marina

A Eckerd se la conoce bastante por su programa en Artes Liberales, pero también se la conoce por su excelente programa de Ciencias Marinas. No estudié Biología Marina cuando estuve allí, así que no puedo daros mi opinión personal ni ningún consejo, pero sé de amigos y compañeros de clase que estudiaron que, si quieres estudiar biología marina en Eckerd, te lo tienes que tomar en serio y prepararte para trabajar un montón.

Cafeterías

Hay 3 cafeterías en el campus:

La cafetería principal

Esta cafetería es la que tiene mayor variedad de comida, pero a veces la calidad no es la mejor. En mi opinión, eso no es nada grave, porque no soy muy tiquismiquis comiendo y me vale casi cualquier tipo de comida que me sirvan. La cafetería principal siempre tiene fruta, pizza recién hecha, ensaladas y hamburguesas, y cada día hacen un menú principal diferente. Algunos días los hacen mejor y otros peor, pero no me quejo. Siempre tienen cereales, helados y postres. Además, la cafetería principal es un bufé libre, así que, obviamente, saqué provecho de eso.

La cafetería CEC

Esta cafetería también es un "restaurante" de bufé libre, pero tiene menos variedad en el menú porque es una cafetería más pequeña. Eso sí, aunque puede que no haya tanta variedad, hay veces en las que la comida está riquísima, dependiendo del día. Siempre tienen ensaladas, fruta, helados y postres. La verdad es que creo que el helado de aquí es mejor que el de la cafetería principal. También me gustaría decir que la cafetería CEC está en el extremo de la entrada del campus, justo al lado de los edificios de la Escuela de Inglés así que, si estás interesado en conocer a muchos estudiantes internacionales, es un buen sitio al que ir. Yo hice muchos amigos internacionales de esa manera.

El Pub Triton

De todos los locales de la universidad, este es el más original. No es un bufé libre, sino que más bien sirven comida rápida recién hecha. Hay bastante de donde elegir, como quesadillas, hamburguesas, pollo frito, sándwiches de atún o pavo con queso, y hamburguesas de pollo. También puedes pedir sándwiches y wraps al gusto, con los ingredientes que quieras. Lo echo tanto de menos... Además, el pub ofrece bebidas especiales como café, capucchino, espresso, zumos de fruta, batidos, cerveza, así como un montón de tentempiés. Una de mis partes favoritas del pub es la sala del billar, donde puedes jugar gratis. Solo tienes que dejarles tu tarjeta de estudiante en el mostrador, donde te darán lo necesario para jugar.

El puesto de pizzas

Justo al salir de la cafetería principal está el camión de la pizza, que abre por la noche y es el sitio perfecto para los estudiantes borrachos durante los fines de semana. Puedes pagar por la pizza en efectivo o con los puntos de tu plan de comidas, es una idea genial.

Residencias

Las residencias de Eckerd llevan todas nombres de letras griegas, lo que puede llegar a hacer pensar que hay fraternidades y hermandades, pero no es así, afortunadamente. Las residencias son las siguientes: Alpha, Beta, Delta, Epsilon, Gamma, Iota, Kappa, Nu, Omega, Sigma, Zeta, y West Lodge (la única que no tiene el nombre de una letra griega).

Aquí tenéis los detalles:

Las residencias tradicionales

Las habitaciones más tradicionales y antiguas están en Alpha, Beta, Delta, Epsilon, Gamma, Kappa y Zeta. Todas ellas tienen baños y duchas comunes (separados entre hombres y mujeres), y las habitaciones son de dos personas a menos que seas un asesor residente, en cuyo caso, tienes tu habitación privada. Hay pisos separados para chicos y chicas,

y en todas las residencias hay cocinas y salas de ocio comunes que están renovadas, son bonitas y bastante modernas. Cuando estuve en Eckerd, las cocinas de Beta, Gamma, Zeta y Delta ya estaban renovadas. Cada año renuevan una cocina o sala de ocio, así que no sé cuáles reformaron estos dos años que han pasado desde que me gradué.

Otros datos importantes: cada residencia tiene una habitación parecida a un apartamento para compartir entre 4 o 5 estudiantes y, normalmente, estas habitaciones quedan reservadas para los estudiantes de último año. Además, como Eckerd se preocupa por las mascotas de sus estudiantes, hay habitaciones en donde se permiten mascotas en algunas residencias.

Iota

Viví 3 años en Iota, así que tengo mucho más que decir sobre ella. Iota fue la última residencia en construirse, así que tiene mejor aspecto que las otras residencias más tradicionales de las que he hablado antes, tanto por dentro como por fuera. Además, está en mejores condiciones, en general.

Al igual que en las residencias tradicionales, las habitaciones de Iota se comparten entre dos personas (menos los asesores residentes), pero las habitaciones son un poco más grandes (¡sobre todo las de las esquinas! ). Al contrario que en las otras residencias, las ventanas no se pueden abrir, porque están hechas a prueba de huracanes. De todas formas, lo bueno que tiene Iota es que se puede regular el calor o el frío en cada habitación. Otra desventaja de Iota es que no tiene cocinas comunes totalmente equipadas (con hornos) como las otras, pero creo que van a solucionarlo. Iota tiene cocinas sencillas (fregadero, microondas, tostadora, etc. ), en cada uno de sus cuatro edificios, y uno de ellos tiene una mesa de billar.

Además, uno de los edificios de Iota es exclusivo para chicas, pero pueden meter a amigos y novios (al contrario que en la residencia exclusiva para chicas en la que me hospedé en Francia). Una de las ventajas de Iota es que las lavadoras y secadoras están incluidas en el precio de la habitación (Iota es un poco más cara que el resto de las residencias), así que no tienes que andar guardando las monedas de 25 centavos y pagar cada vez que quieras hacer la colada. Otro punto importante sobre Iota es que no es una residencia dada a las fiestas, así que, si quieres tener paz y tranquilidad, es un buen sitio en el que vivir.

Sigma y West Lodge

Estas residencias son casos especiales, porque los baños están dentro de las habitaciones individuales, lo que quiere decir que solo tienes que compartir el aseo y la ducha con tu compañero de habitación. Las camas son bastante más grandes que las de las otras residencias. Creo que las habitaciones de Signa y West Lodge se pueden comparar a las de los hoteles de dos estrellas. La diferencia principal entre ellas es que las habitaciones en West Lodge tienen moqueta (cosa que me da un poco de asco), y las de Signa están enlosadas. Ambas están cerca de la Escuela de Inglés y de la cafetería CEC, así que los estudiantes internacionales suelen vivir en ambas residencias.

La mayor desventaja de vivir allí es que esas residencias están un poco lejos de las otras: están en los extremos del campus en lugar de en el centro, donde normalmente está todo el mundo. Eso sí, si coges una bici amarilla, puedes ir a cualquier parte en pocos minutos desde Sigma y West Lodge y, si vas caminando, estarás a 10 minutos de bastantes partes del campus.

Omega y Nu

Omega y Nu son residencias formadas por apartamentos mixtos. reservados para los estudiantes de último año.

Normalmente los estudiantes de tercer y cuarto año viven en Nu, y cada apartamento lo comparten 8 personas: tienen cuatro dormitorios, cada uno para dos personas. Luego hay dos baños y una cocina, de uso común.

De forma similar, Omega tiene apartamentos, pero creo que es un poco mejor, porque los compartes con menos gente. Normalmente, solo los estudiantes de último año pueden vivir en Omega (yo viví allí durante el segundo cuatrimestre de mi último año tras volver de mi intercambio), pero a veces hacen excepciones para estudiantes de tercero. Omega es un edificio de forma ovalada situado frente a la zona costera, y cada apartamento tiene su propio balcón. Si tienes suerte, puedes conseguir la habitación con las mejores vistas.

eckerd-college-more-just-university-educ

Esto es un ejemplo de las impresionantes vistas que puedes tener desde tu balcón en Omega.

Los apartamentos en esta residencia se comparten entre 4 o 5 personas, con 2 habitaciones para compartir, y una para uso privado. Hay dos baños. Además, los apartamentos tienen cocinas completamente equipadas y un salón común. Hay un servicio de limpieza que viene una vez a la semana a limpiar los baños (así que intentad no ser demasiado asquerosos).

Además, las habitaciones en Omega son bastante grandes y tienen techos bastante altos, incluso si te toca compartir habitación.

eckerd-college-more-just-university-educ

Esta es una foto de mi lado de la habitación de cuando vivía en Omega. Tenía mucho espacio para mí y para mis cosas. Las banderas que veis son regalos de mis amigos internacionales, y he tenido el privilegio de poder visitar la mayoría de sus países desde que me gradué en Eckerd: Marruecos, Francia (también estuve allí antes de empezar en Eckerd) y Portugal. El único sitio en el que no he estado es en Arabia Saudí. Es un poco más complicado viajar hasta allí, porque necesitas un visado especial. Irónicamente, a mi mejor amiga y compañera de piso le ofrecieron una beca para hacer el máster en Arabia saudí, así que ha conseguido ir allí antes que yo. Igual, si encuentro trabajo allí...

Nota: las residencias donde hay más fiesta son Kappa, Omega y Nu. A veces las otras residencias organizan fiestas, pero no pasa muy a menudo. Podréis leer más sobre las fiestas de Eckerd en mi siguiente entrada.

Tutores

El ratio relativamente pequeño entre estudiantes y profesores permite que cada estudiante tenga su propio tutor, que es un profesor que te asignan para que te ayude en toda tu experiencia universitaria. Tu tutor debería ser un profesor que pertenezca al departamento de tu especialidad, aunque los tutores de alumnos de primer año se eligen un poco al azar porque, durante el primer año, todavía no tienes que decidir en qué te vas a especializar.

¿Es difícil aprobar en Eckerd?

Creo que la dificultad de las clases depende mucho de tu especialidad, y creo que también depende de si te gusta lo que estás estudiando. Igual tienes un montón de tiempo libre tras las clases, o igual tienes un horario muy completo. Por ejemplo, en las clases de Biología te exigen hacer horas de laboratorio aparte de las clases normales. Cada clase tiene un nivel de dificultad y de exigencia diferente pero, independientemente de las clases a las que te apuntes, no las aprobarás si no estudias absolutamente nada. También deberíais considerar si os queréis apuntar a un club o hacer algún deporte, que es una buena idea solo si sabéis gestionar vuestro tiempo entre los estudios, las actividades, vuestra vida social y las horas de sueño. Eckerd tiene un ambiente estudiantil relajado y divertido, pero tienes que saber mantener el equilibro entre trabajo y ocio, sin dejar demasiado de lado tus responsabilidades.

eckerd-college-more-just-university-educ

Puede ser fácil dejarse llevar y descuidarse, así que tenéis que intentar tener en mente vuestros objetivos a largo plazo y no olvidar el verdadero propósito de la Eckerd: recibir una educación y vivir una experiencia inolvidable.

Como me especialicé en Biología y Francés, y también tomé clases de Desarrollo Humano, tuve que estudiar bastante, pero la verdad es que tampoco tuve que matarme a estudiar. Es verdad que pasaba mucho tiempo en el laboratorio (obligatorio con las clases de Biología), lo cual me aburría y me quitaba mucho tiempo, y que tuve que estudiar mucho para los exámenes, pero no es imposible si sabes organizarte el tiempo y le haces hueco a las cosas con las que disfrutas, sin pasarte.

¿Se necesita tener coche?

Si vives fuera del campus, sí. Si vives en el campus, creo que no es necesario, pero tener amigos con coche siempre ayuda. Me pasé los cuatro años que estuve en Eckerd sin coche, y no fue una gran inconveniencia. Pedía un Uber o cogía un bus cuando necesitaba ir a algún sitio. La mayor parte del tiempo, tuve la suerte de tener amigos con coche que me invitaban a ir todos juntos a algún sitio, o me hacían el favor de llevarme a cualquier lado si no estaba muy lejos. Alquilé coches bastante a menudo con el programa del campus de alquiler de coches uHaul. Las tasas de alquiler se miden en medias horas u horas enteras, es fácil de usar y no es un servicio demasiado caro.

Creo que entre los coches de uHaul, los Ubers y los amigos que tengas con coche, no te hace falta comprarte el tuyo propio, ya que no merece la pena pagar la gasolina ni la licencia de aparcamiento del campus, ni tampoco perder el tiempo buscando hueco para aparcar.

Dato extra

Cada año, se celebra la tradición de Eckerd llamada JayzEaster. Cuando se acerca la época de Pascua, los estudiantes se preparan para decorar toda la escuela con fotos y cosas de Jay Z. No tengo ni idea de cómo o por qué empezó, pero es bastante divertido y la gente se lo toma muy en serio.

eckerd-college-more-just-university-educ

Esta foto de Jay Z flotando en el estanque que hay entre la biblioteca y la capilla es solo una muestra de todas las sorpresas que os encontraréis durante la JayzEaster.

En resumen: Eckerd es un sitio genial para vivir y estudiar.

eckerd-college-more-just-university-educ

De aquí me llevo los mejores recuerdos de mi vida, no podría haber pedido una educación y una experiencia mejores. Si decidís estudiar aquí, ¡os deseo suerte! Probablemente queráis buscar cosas que hacer fuera del campus, así que podéis leer mis entradas sobre qué hacer y esperar en San Petersburgo, y en Tampa.


Galería de fotos



¡Comparte tu Experiencia Erasmus en Eckerd College!

Si conoces Eckerd College como nativo, viajero o como estudiante de un programa de movilidad... ¡opina sobre Eckerd College! Vota las distintas características y comparte tu experiencia.

Comentarios (0 comentarios)


¡Comparte tu experiencia Erasmus!

Estudiantes Erasmus en Eckerd College

Ver todos los Erasmus en Eckerd College


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...