Advertise here

Viaje de un día a Bérgamo

Uno de mis viajes de un día durante el primer semestre de Erasmus fue a Bérgamo, una ciudad bastante cercana a Milán. Fui en tren, y desde Milano Centrale (la estación de tren principal de Milán), solo se tarda unos 30 minutos en llegar. ¡No está tan lejos como parece! Si estás una temporada en Milán por el Erasmus, creo que ir allí es una idea genial para pasar un día fuera de Milán, ver algo nuevo y respirar aire fresco.

Bérgamo está más o menos dividida en dos: la parte más baja de la ciudad, que es bastante moderna, y la parte más alta de la ciudad, que es más antigua. Nosotros estábamos más interesados en visitar esta segunda parte de la ciudad, la antigua, así que en cuanto llegamos a Bérgamo buscamos una manera de ir allí. Desde la estación de tren, todo lo que tienes que hacer es caminar en línea recta siguiendo la calle principal hasta llegar. Es posible subir con el funicular, subiendo por las escaleras o en autobús. Nosotros elegimos ir en bus (ya que las escaleras eran bastante pronunciadas, aunque después las usamos para bajar porque era más fácil, si sabes lo que quiero decir... ), y tardamos menos de 5 minutos, algo estupendo.

No sabía qué esperar realmente de esta ciudad. Antes de ir, ya sabía que no era tan grande y que estaba dividida en dos partes, el casco antiguo y la parte más nueva. La parte que tenía más ganas de ver era el casco antiguo y con cruzar la parte nueva para llegar al primer sitio fue suficiente para mí. Imaginé que no habría mucho que hacer, así que esperaba que el día avanzase tranquilamente, haciendo turismo y pasando un buen rato con los amigos, algo que también deseaba bastante (me encantan ese tipo de días).

day-trip-bergamo-57d915dd8e2a0982db03777

No íbamos con un propósito ni un lugar especial al que deseábamos ir, así que simplemente caminábamos y nos parábamos cuando encontrábamos algo interesante. Había unos pocos turistas, pero en general la parte más alta de la ciudad es bastante tranquila: no hay apenas coches ya que todas las calles son muy estrechas.

Nuestra primera parada fue en la catedral principal de Bérgamo. Tenía una fachada preciosa de colores y decidimos entrar. Era enorme, con pinturas y luces por todos lados. Recuerdo un cuadro en particular que era gigantesco, situado a la derecha de los asientos, y pensar que la catedral era preciosa en su totalidad. No tengo ninguna foto del interior, pero si tienes la oportunidad, ¡no dudes en entrar! Es gratis y merece mucho la pena verla.

day-trip-bergamo-dc349b2f73e93564204b005

Fuente

Tras visitar la catedral, empezamos a buscar un restaurante donde pudiésemos comer. La mayoría de los restaurantes estaban llenos, ya que era la 1 de la tarde, y nos fue difícil encontrar mesa al ser 8 personas y no tener reserva. Tras pasar un rato buscando sitio, no encontramos ningún restaurante que tuviese una mesa libre, así que fuimos a comer pizza de nuevo.

Después seguimos paseando y al rato encontramos lo que parecía un castillo antiguo. No entramos porque había que pagar, pero nos quedamos en el parque que lo rodeaba porque tenía unas vistas preciosas de la ciudad. Desde ahí, reparamos en que los tejados de las casas eran bastante típicos, con ese tono naranja-rojizo, ¡ya que casi todos eran idénticos! Estas vistas fueron muy bonitas, probablemente mis favoritas del día. ¡Me encantaron!

day-trip-bergamo-7c8642dc98e2939fd245c3b

Caminamos un poco más por la ciudad, entre callejuelas encantadoras y adoquinadas. Acabamos por encontrar otro mirador, justo a tiempo para el atardecer. Adoré las vistas que había desde ahí, así como la luz del atardecer que se adhería a las casas de nuestro alrededor Ahí tuvimos otras bonitas vistas, pero más orientada hacia la parte posterior de la ciudad, por lo que más vimos fue campos, un estadio y algunos aviones (supusimos que el aeropuerto estaba cerca también). Parecía que no tuviésemos ninguna otra preocupación aparte de disfrutar del atardecer, algo que me sentó realmente bien.

day-trip-bergamo-b50670de878143acc6cb130

Después, empezamos a volver a la estación de tren (situada en la parte más baja de la ciudad) y decidimos bajar caminando. Antes de llegar a las escaleras hay un camino más largo que ofrece una vista de la parte más baja de la ciudad, que también es preciosa. ¡Creo que también merece mucho la pena verla!

En resumen, nuestro día en Bérgamo fue agradable: la arquitectura del casco antiguo de la ciudad es fantástica, ¡y lo mejor es que está cerca de Milán! De hecho, sé de buena mano que bastante gente vive en Bérgamo y trabaja en Milán, ya que es muy fácil ir de una ciudad a otra en tren. Si alguna vez quieres visitarla, ¡creo que un día es más que suficiente para ver la mayor parte de la ciudad!


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!