Advertise here

Barcelona... La ciudad mágica de las luces, la música y los monumentos

Barcelona... La ciudad mágica de las luces, la música y en donde la gente nunca duerme...

En mi viaje, cogí un Flexibus por solo 20 € desde Marsella para llegar hasta esta increíble ciudad española situada en la costa noreste de la península ibérica. Se extiende a lo largo de unos cinco kilómetros de amplia llanura frente al mar Mediterráneo. Hacía calor, estaba soleado y era ideal para hacer grandes viajes y descubrir esta increíble ciudad con tantos monumentos y castillos.

Al principio tuve que situarme en la ciudad, ya que es realmente enorme, así que tenéis que abrir Google Maps siempre en el móvil y el GPS puede ser de gran ayuda. Compré un bono de transporte que me permitía coger buses y metros por 32 € y tener el mejor transporte durante cuatro días por un precio más bajo.

1. El Arco de Triunfo

El Arco de Triunfo es uno de los monumentos más famosos y apreciados de la capital catalana. Un símbolo verdadero de la singularidad de Barcelona, este edificio de 30 metros de altura se alza majestuoso entre el Paseo de Sant Joan y el Paseo de Lluís Companys, con una imagen muy bonita del centro de Cataluña. Construido en un principio como puerta de entrada a una exposición, permitió luego el acceso al recinto ferial del Parque de la Ciudadela. Por respeto a las provincias y naciones participantes en el evento, Vilaseca opta por asignar proporciones clásicas al arco. En efecto, aunque la mayoría de los arcos de triunfo se construyeron para conmemorar una gran victoria militar o un acontecimiento nacional, el Arco de Triunfo de Barcelona se concibió con el propósito de unir a las diferentes naciones presentes. Sin embargo, este arco se distingue de los otros por sus ladrillos rojos, una característica de esta construcción asombrosa.

Mientras caminaba por el Paseo de Lluís Companys, admiraba el gran monumento de ladrillos rojos, ese es el Arco de Triunfo de Barcelona. Es la principal puerta de entrada de la feria de Barcelona. De hecho, el arco atraviesa toda una amplia avenida peatonal que conduce al muy famoso Parque de la Ciudadela. El monumento se hizo con esculturas de piedra rojas y blancas, de gran tamaño y con la más detallada arquitectura.

Barcelona... La ciudad mágica de las luces, la música y los monumentos

Caminar cerca del Arco de Triunfo es muy agradable. Aunque este lugar es muy turístico, al ser un lugar tan espacioso es posible disfrutar Barcelona con calma. Entre los patinadores, atletas, magos, artesanos y los de la feria haciendo pompas de jabón gigantes para niños y adultos, parece que el arco materializa el alma de Barcelona. Podemos dejar que este edificio de ladrillos rojos nos conquiste hasta que nos enamoremos.

2. El Parque de la Ciudadela

La avenida era increíble, desde el inicio del Arco de Triunfo hasta el final. Nos permitió relajarnos y estar con los amigos. En la entrada del Parque de la Ciudadela pudimos distinguir el Castillo de los Tres Dragones con su arquitectura maravillosa y las grandes superficies verdes que decoran el parque, tan limpias e increíbles, que permiten a la gente relajarse e ir de picnic con música por todas partes. Este Parque de la Ciudadela se sitúa en el distrito de Ciutat Vella en Barcelona. El gran parque de 17 hectáreas forma un oasis de vegetación cerca del centro histórico de Barcelona. El Parque de la Ciudadela se considera el pulmón de la ciudad, como Central Park en Nueva York. Su historia excepcional está principalmente ligada a la de la Exposición Universal y la demolición de la ciudadela militar de Barcelona. Muchos turistas y gente de la ciudad van básicamente a divertirse y a pasar un buen rato con su familia o amigos. No hay nada más agradable que disfrutar tomando el sol cómodamente en el césped y de picnic con los amigos.

Barcelona... La ciudad mágica de las luces, la música y los monumentos

Decidimos hacer un picnic en la naturaleza y disfrutar esta vista asombrosa enfrente de La cuadriga de la Aurora, que está en lo más alto de la fuente de La Cascada, desde donde podíamos ver el agua cayendo en un lago. Esta cascada estaba decorada con escaleras, lo descubrimos yendo arriba del todo para alcanzar la gran estatua decorada en oro. Luego pudimos disfrutar de una vuelta por el lago, donde podíamos subirnos en una barca nosotros mismos. La gran variedad de atracciones en el parque satisface las necesidades y gustos de cada uno. Desde su zoo impresionante hasta sus esculturas, su museo o su fuente, diseñada por Josep Fontsere, el parque ofrece una gran cantidad de actividades tanto para adultos como para niños. También es ideal para hacer algo de deporte, como pasear en bote, montar en bicicleta o correr. Además, puedes alquilar bicis y botes en el parque si no quieres embarullar.

Por solo 6 € pudimos estar media hora en el bote cruzando el lago. Era precioso, con patos por todos lados y palmeras. Conducir el barco solos es realmente una experiencia impresionante, además también por un precio bajo. Cerca del Parque de la Ciudadela pudimos entrar también al zoo, que tenía varios animales adorables por todos lados; y al Museo de Ciencias Naturales, que comprende el Museo de Zoología y el Museo de Geología, ambos situados dentro del parque, con muchos monumentos y esculturas.

El lago del Parque de la Ciudadela atrae también a muchos visitantes que dicen que es un lugar muy romántico donde se puede disfrutar de bonitos paseos a la luz de la luna. Para la gente de allí es más bien un lugar acogedor donde se pueden ver tortugas y peces o pasear por las rocas. Cerca del lago hay una exuberante vegetación. Esa reputación de ser "el pulmón de Barcelona" deriva de su origen. También es interesante para sacar algunas fotos del parque de plátanos, que tiene una forma muy original y particular debido a la gran abundancia de árboles y zonas verdes.

El famoso arquitecto catalán, Antonio Gaudí, participó al inicio de su carrera en el diseño de una estatua dorada asombrosa. Este diseño de la estatua de la cascada estaba inspirado en la Fontana de Trevi, en Roma. En ambos lados de la escultura se pueden ver dos escalones similares a las garras de un cangrejo gigante. Estos escalones dan acceso al pequeño podio situado en el centro del monumento. En este lugar hay una escultura (creada por Venanci Vallmitjana) que representa el nacimiento de Venus, de pie en una concha. A este monumento le acompañan otras esculturas hechas por artistas catalanes de finales del siglo XIX.

3. La Sagrada Familia

No se puede visitar Barcelona sin visitar la Sagrada Familia. Como muchos de los edificios de Barcelona, la Sagrada Familia fue, y sigue siendo, controvertida. Durante años los académicos han estado debatiendo si los ingenieros actuales son demasiado diferentes (o no) de la visión original del arquitecto Antoni Gaudí (que murió cuando sólo se había completado una cuarta parte del proyecto). Y mientras que muchos ciudadanos consideran que la Sagrada Familia es el mayor éxito catalán en lo que a arquitectura se refiere, otros creen que es una imitación áspera y costosa de ella. A pesar de la disputa, es difícil no verse envuelto en la magia de este sitio que, cuando se finalice su construcción después de años, será el edificio religioso más grande de Europa.

El Parc Güell también es otro de los mayores éxitos de Gaudí en arquitectura urbana y muestra el lado más natural del escultor. Si estás en Barcelona, es obligatorio visitar este parque tan famoso. Utilizando como telón de fondo las montañas de Collserola, Gaudí diseñó un parque arquitectónico cuyas estructuras (casas, fuentes, pilares, pasarelas) a menudo parecen ser extensiones de la naturaleza. Las columnas se elevan como si fueran troncos de árboles, los arcos están dentados como entradas de cuevas y las fuentes están custodiadas por lagartos gigantes cuyas escamas son mosaicos. Si sigues el sendero empinado y subes a la colina, las vistas panorámicas que te esperan en la cima son impresionantes. Como para muchas otras actividades en Barcelona, es inteligente comparar las entradas antes por internet, ya que solo pueden entrar en el parque 400 visitantes cada media hora. También puedes coger una visita guiada como plan B.

Salimos del parque para descubrir la plaza de Cataluña, donde había muchos centros comerciales como El Corte Inglés. Tenía muchos jardines con fuentes preciosas en toda ella. La plaza de España es otra parte emblemática de la ciudad con una gran arquitectura, en especial la de Las Arenas, una plaza de toros que se ha convertido en un centro comercial donde pudimos descubrir muchos restaurantes muy buenos.

Barcelona... La ciudad mágica de las luces, la música y los monumentos

Si se sube en ascensor a lo alto de este edificio gigante se puede ver toda la ciudad. La plaza de España, que es una de las plazas más importantes de Barcelona, está constituida por las Torres venecianas, observadas por la avenida de la Reina María Cristina; la plaza de toros de Las Arenas; el Museo Nacional de Arte de Cataluña y el parque de Joan Miró.

El Palacio Nacional era un palacio histórico inmenso con mucha arquitectura conservada, increíble y preciosa, y un museo de arte dentro. La entrada cuesta solo 10 € para ver las obras maestras más impresionantes de los pintores más famosos. Por la noche podíamos seguir y disfrutar el espectáculo mágico gratis que se montaba en la calle especialmente para los fines de semana. Es el espectáculo de la Fuente Mágica de Montjuic, que está situada debajo del Palacio Nacional en la montaña de Montjuïc y cerca de la plaza de España. El espectáculo dura una hora, comienza a las 21:00 con gran diversidad de colores en diferentes paisajes de agua que desbordan de la fuente y haciendo con la música una melodía armoniosa y paisajística a los visitantes. Las actuaciones incluyen cine, música clásica, música moderna y música pop. Luego hicimos un tour en bicicleta con un transportador con música propio y mucha diversión durante el trayecto a la avenida principal de la ciudad, sobre todo de noche, que es Las Ramblas.

El Barrio Gótico aun tiene un plano urbanístico que parece un laberinto, con plazas y calles pequeñas, muchas de las cuales conectan con Las Ramblas. Al sur se construyó el Maremagnum, un gran centro comercial con muchos restaurantes con una magnífica vista al mar y al puerto de Barcelona.

Las Ramblas también tiene edificios maravillosos y teatro como el Gran Teatro del Liceo, el Teatro Principal, el centro Arts Santa Mònica y el Palau de la Virreina.

Barcelona... La ciudad mágica de las luces, la música y los monumentos

4. El mercado de La Boquería

Un lugar gastronómico emblemático que atrae a muchos visitantes cada día, la Boquería, puede que sea el mercado de comida más famoso del mundo, y por una razón muy buena. Sus callejones interminables atraen a los visitantes con abundantes puestos que tienen los mejores quesos, charcutería, marisco y otros productos de la región. A lo largo del tiempo algunos vendedores se han adaptado a las exigencias de los turistas, pero para ver un poco lo que La Boquería una vez fue, hay que ir al Bar Pinotxo, donde hay, desde hace medio siglo, una de las mejores tapas de Barcelona (o, al menos, de la Boquería) como los garbanzos con butifarra negra o los chipirones con judías. El mercado de La Boquería está abierto de martes a jueves, desde las 8:00 a las 15:00, y los viernes y los sábados, desde las 8:00 hasta las 17:00. Cierra los domingos y los lunes.

5. El Barrio Gótico

No hay ningún lugar en el mundo que se pueda comparar con el Barrio Gótico en cuanto a la concentración y escala de la arquitectura gótica. Es la parte más antigua de la ciudad, donde las calles laberínticas van a través de plazas medievales como la preciosa plaza del Rey. De todas formas, a pesar de su lado antiguo auténtico, el Barrio Gótico tiene algunas de las mejores tiendas de la ciudad. Las "espadrilles" hechas a mano son, por ejemplo, un recuerdo genial para llevar a casa. Puedes encontrar algunas en La Manual Alpargatera. Para descubrir más cosas peculiares, levántate pronto un domingo para explorar el Mercado Gótico, donde se puede ir a la caza de antigüedades y, si se tiene suerte, asistir a un baile tradicional catalán en la plaza grande cerca de Las Ramblas. El Barrio Gótico está bordeado por Las Ramblas, un bulevar peatonal a las sombras que baja desde la plaza de Cataluña hasta el impresionante puerto donde, junto a las maravillosas embarcaciones, podemos descubrir el centro comercial Maremagnum. Las Ramblas tiene mucha vida, la gente no se puede aburrir. De todas formas, es también conocido por atraer a los carteristas, así que hay que tener cuidado con nuestras pertenencias. Al final del bulevar también podemos admirar el Monumento a Colón en el centro de esta gran zona.

6. Plaza de España y Cataluña

La plaza de España es una plaza monumental situada al pie del monte de Montjuic e impresiona con su forma y diseño. Tiene dos torres, inspiradas en el campanario de la Basílica de San Marcos en Venecia, y una fuente construida por Jujol que es la alegoría de los río de España.

La plaza de Cataluña es también uno de los principales lugares en el centro de Barcelona, así como una de las plazas más grandes de España, donde se encuentra el centro comercial de Las Arenas y los dos recorridos que ofrecen una vista impresionante. También es un sitio con vida en Barcelona, marca el inicio de las principales calles como Las Ramblas, que es la principal avenida de la ciudad; o el paseo de Gracia, calle paralela a Las Ramblas en la que podemos encontrar muchas buenas tiendas y centros comerciales. Durante años su explanada ha albergado actuaciones, exhibiciones y también ferias y encuentros populares. Sus alrededores son algunas de las principales zonas comerciales de Barcelona y la plataforma logística de muchos medios de transporte. La plaza se caracteriza por tener un espacio central enorme rodeado de zonas con jardines y árboles. En el medio hay dos fuentes gemelas que están separadas por una explanada con esculturas de grandes artistas, en su mayoría catalanes.

Barcelona... La ciudad mágica de las luces, la música y los monumentos

La fuente monumental que preside la plaza de España es una de las imágenes más emblemáticas de este lugar barcelonés. Todos los ángulos de la plaza son buenos para observar este monumento de corte clásico y efecto impactante. Un grupo escultórico indica la salida hacia el paso de la zona donde se celebró la Exposición Universal. Cuando esta fue inaugurada, la fuente monumental que iba a presidir la entrada al recinto aun no estaba acabada. Las obras habían empezado en enero de ese mismo año. Diseñada por el arquitecto Josep Maria Jujol, uno de los colaboradores principales de Gaudí, la fuente es una gran alegoría que rinde tributo al agua. Tiene el papel principal entre los diferentes grupos escultóricos que la decoran con un estilo "noucentista" (movimiento cultural de relevancia política iniciado en Cataluña a principios del siglo XX) clásico.

7. Hospital de Sant Pau

Durante mi viaje tuve la oportunidad de visitar el monumental Hospital de Sant Pau. Este hospital tan sorprendente se creó con el propósito de asemejarse a un pequeño pueblo modernista cuya función era contribuir a la curación de los pacientes en un entorno agradable. Los impresionantes edificios de ladrillo rojo eran realmente preciosos, más bien como casas de campo preciosas en medio de un ambiente encantador. Cada una de las especialidades del hospital tiene su propio edificio y todos ellos están conectados por pabellones subterráneos. Algo de información importante para la gente que lo quiera visitar: la entrada es gratis los domingos. Si se hace una visita guiada, se puede caminar por algunas zonas del complejo del hospital y los jardines. Pueden descubrir detalles muy interesantes sobre el hospital y sobre cómo se trataba a los pacientes en el siglo XX. La visita comienza en el Pabellón de Sant Jordi, donde se puede encontrar una exhibición acerca del pasado, del presente y del futuro del hospital.

Barcelona... La ciudad mágica de las luces, la música y los monumentos

Se puede visitar el interior de la iglesia y varios pabellones del hospital a la vez que se descubren historias curiosas que tuvieron lugar en este sitio. La visita finaliza con una vuelta por los túneles subterráneos que conectan los edificios entre sí.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!