Advertise here

Consejos para viajar a Atenas

Atenas: la ciudad mítica

Estoy enamorado de Grecia y de Atenas; en mi opinión, tienen un encanto especial que se puede deber a su nombre mitológico y, además, en cuanto llegué a la ciudad, tuve la sensación de entrar en un universo de fábula.

athens-travel-tips-d56465fca03d65bb56adc

Antiguamente, tanto Atenea como Poseidón querían ser los patrones de Ática. Como símbolo de generosidad, Atenea plantó un olivo que nunca moriría para que diera sombra a Atisi y a la Acrópolis. Por otro lado, Poseidón, que quería superar a Atenea, utilizó su tridente para perforar la tierra y que brotara agua, pero como era el dios del mar, esa agua era salada y no se podía beber.

El obsequio de Atenea pareció resultar más útil a los ciudadanos y, por ello, se convirtió en la protectora del lugar. En su honor, la ciudad se llamó Atenas.

Cuando oía el nombre de Atenas, siempre se me venía a la mente una ciudad épica llena de misteriosos y mágicos colores.

También me atraían mucho las calles, los montes y los lugares históricos procedentes de la antigua Roma.

Antes de ir a Atenas, mucha gente que ya había estado, me aconsejó que visitara las islas en lugar de Atenas, pero creo que la ciudad puede ofrecer cosas muy interesantes.

De hecho, aunque Atenas es pequeña, pude vivir infinidad de experiencias interesantes.

1. ¿Cuál es la mejor época para visitar Atenas?

athens-travel-tips-78f11df5b6d7c04569a12

Al igual que en otros países mediterráneos como España o Italia, Grecia tiene un clima cálido, lo que significa que hace sol y hay una buena temperatura todo el año. Tanto a Atenas como a otras partes de Grecia se puede ir en cualquier mes del año, pero creo que la época más idónea para planear nuestro viaje es de abril a octubre, ya que desde noviembre a marzo es invierno, lo que implica más lluvias.

También consideré la idea de ir a Atenas en julio o agosto, pero son los meses donde más turismo hay y, por ello, Grecia está muy concurrida de gente y los precios son más altos de lo normal.

Al final, decidí ir a Grecia en abril durante las vacaciones de Semana Santa.

2. Cómo llegar a Grecia

  • Desde Vietnam: en avión; hay muchas aerolíneas, como Vietnam Airlines, Qatar Airways, Etihad Airways, etc. El precio medio de un viaje de ida y vuelta es de 1000 $ (885 € aproximadamente). Si reserváis en los meses de temporada alta, como julio, agosto o Semana Santa, los precios suelen ser más elevados. Para encontrar un vuelo barato hay que mirar los precios con regularidad y reservarlo 2 o 3 meses antes. Otra opción es volar primero a algún país de Europa, ya que podéis encontrar billetes de ida y vuelta por 500 $ (442 € aproximadamente).
  • Desde algún país de Europa: podéis viajar en aerolíneas de bajo coste como Ryanair o Easyjet; lo mejor es reservar los vuelos antes de temporada alta. La compañía griega Aegean Airlines también es muy buena opción. No es una compañía de bajo coste, por lo que el servicio suele ser bueno, pero podéis conseguir billetes igual de baratos que en las otras aerolíneas.

    Si preferís ir en tren desde algún país de Europa hasta Grecia, os puede resultar más complicado, ya que, debido a la crisis económica, se han cancelado muchos viajes nacionales e internacionales. Además, los billetes de tren suelen ser más caros que los de avión y no hay muchas opciones, aunque siempre podéis ir en tren hasta Atenas a través de un Interrail o Eurail.

3. Cómo llegar a Atenas

    Para ir desde el aeropuerto hasta la ciudad:

  • Autobús exprés: para ir desde el aeropuerto a la ciudad, lo mejor es ir hasta la terminal de llegadas del aeropuerto de Atenas (que es bastante pequeño) donde encontraréis el autobús lanzadera que sale continuamente desde las 5 de la mañana hasta las 12 y cuesta de 5 a 6 € el viaje de ida. Podéis comprar el billete en un estand del aeropuerto o directamente en el autobús. Tiene cuatro itinerarios: desde la terminal de buses Kifissos KTEL (autobuses de larga distancia), desde la estación de buses (ruta X93-65 min), desde la estación Syntagma (ruta X95-60 min), desde el puerto del Pireo (ruta X96-90 min) y desde la estación de metro Eliniko (ruta X97-45 min). El aeropuerto está a unos 20 kilómetros del centro de la ciudad.
  • Metro: para ir al centro de la ciudad, tenéis que coger la línea 3; el billete sencillo vale 6 € y el de ida y vuelta vale 10 € (es válido durante 48 horas).
  • Taxi: podéis coger un taxi en las zonas de espera que hay en las tres entradas del aeropuerto y el precio hasta el centro es de 35 €.

Para ir desde Atenas a otras islas (como Santorini), lo que se suele hacer es coger un ferri en el puerto del Pireo. Aunque se llame así, el ferri de Atenas es igual que un gran barco que transporta a cientos de personas. Para ir al puerto desde el centro, podéis coger el tren o el autobús directo X96 desde el aeropuerto; esta es la opción correcta para los que reservan en billete del ferri con antelación.

Para ir desde el centro de Atenas hasta otras zonas del interior, podéis coger el autobús (es la forma más fácil y común de llegar). La compañía de autobús KTEL hace dos paradas: La terminal A en la avenida Kifissou 100 y la terminal B en la calle Liossion 260. Si preferís ir en tren, podéis cogerlo en la estación Peloponnese que está a 1, 6 km de la plaza Omonoia y llega hasta otros países europeos.

athens-travel-tips-9ae03deab2ac8628c2106

4. Moverse por el centro de la ciudad

La ciudad de Atenas es grande, pero no mucho, por lo que podéis ir andando o coger el metro, el tranvía o incluso un taxi. Al ser estudiante, pude disfrutar del descuento para estudiantes y el billete solo me costó 70 céntimos.

  • Metro: cuando llegué, el sistema de metro de Atenas era tan grande que cubría la ciudad entera con líneas recién inauguradas, así que estaba nuevo e impoluto. El metro pasa cada 5-10 minutos desde las 5 de la mañana hasta las 12 de la noche. El precio de un billete sencillo es de 0, 80 €, pero si lo vais a utilizar mucho, os aconsejo que compréis el billete de día que vale 3 € o el billete semanal que vale 10 €.
  • Tranvía: las líneas del tranvía tienen paradas por toda la ciudad y el billete cuesta 0, 80 €.
  • Autobús y taxi: los autobuses en Atenas no se suelen utilizar tanto, ya que el metro es el medio de transporte por excelencia. En cuanto a los taxis, son fáciles de reconocer porque todos van pintados de amarillo, los precios son bastante bajos y para los viajes diarios son muy útiles.

5. Alojamiento

En lo que respecta al alojamiento, la opción más conveniente es elegir un hostal o un hotel que esté en el centro de la ciudad, cerca de la parada de metro y de los restaurantes. En Atenas, los alojamientos están entre los más baratos de Europa.

Si os vais a quedar en un hostal, podéis reservar en Zorbas Hostel; mi hermana Hien solía alojarse en él. La habitación más barata del hostal os puede costar entre 11 y 15 € por cama. Para reservar, podéis hacerlo en Booking.

Otra opción bastante buena es el hostal Zeus Hostel. Tiene una sala común, una cocina aparte para turistas y acceso libre a los ordenadores. Este hostal está en Victoria Boulevard, en pleno centro de la ciudad y al lado de la estación de metro, de la que podéis llegar fácilmente hasta el puerto del Pireo.

Yo me alojé en Zeus Hostel y el precio de las habitaciones no estaba nada mal: 10 € por cama. Además de ser barato, tiene muy buen servicio y las habitaciones están limpias. Podéis verlo en la página de Booking.

En la plaza Omonoia, también hay sitios de muy buena calidad y baratos. Si queréis alquilar una habitación, suelen costar alrededor de 30 € con desayuno incluido.

En cambio, si buscáis algo más barato, podéis buscar alojamiento través de CouchSurfing, Airbnb o Hostelworld.

6. Comida que no os podéis perder

  • Gyros: es un pan de pita con carne (de pollo o cerdo), salsa de tomate y patatas y es el plato más bueno y barato que probaréis en Grecia. Se parece a un kebab, pero sabe mucho mejor. Cuesta entre 3 y 4 € y con una sola porción, os quedaréis satisfechos. Los podéis encontrar en cualquier panadería de la ciudad.
  • Yogur: este producto griego es famoso por su grasiento sabor. En Atenas, el yogur griego se utiliza para hacer la salsa tzatziki, que se puede utilizar para aliñar el pan de pita o para hacer algo a la parrilla.
  • Platos con carne de cordero: el cordero es uno de los ingredientes estrella de la gastronomía griega y con el que se hacen deliciosos platos, como chuletas de cordero (youvetsi en griego) con salsa de tomate y una capa de queso.

También podéis probar otros platos y productos, como la fasolada (sopa de alubias), keftedes (albóndigas), horta vrasta (varias verduras), baklava (pastel), las nueces griegas, el aceite de oliva y el chocolate.

7. Lugares de interés

Me parece muy interesante cómo están diseñadas las ciudades de Grecia, ya que son como un pequeño y ordenado tablero de ajedrez. La ciudad consta de cientos de plazas abiertas al tráfico, como la plaza Omonia. Como Atenas no es una ciudad demasiado grande, la podéis ver en 1 o 2 días, aunque siempre os podéis quedar más para visitar los atractivos turísticos de las afueras. Los atractivos de la ciudad son los restos que quedan de la época en la que Atenas era una ciudad militar muy poblada y una de las capitales de la antigua civilización romana.

Pero lo primero de todo, es saber los precios de las entradas que tiene cada sitio:

  • Partenón: 12 €
  • Acrópolis: 12 €
  • Museo Arqueológico Nacional: 7 €
  • Ágora de Atenas: 4 €
  • Museo Benaki: 6 €
  • Museo de la Acrópolis: 5 €
  • Templo de Zeus Olímpico: 12 €

La zona del Acrópolis

El monte del Acrópolis es considerado el corazón de Atenas, ya que contiene muchas antigüedades de la historia griega. En griego, "acrópolis" significa "ciudad alta". Donde hoy solo quedan los restos del Acrópolis, hace miles de años, había un enorme tesoro arquitectónico que escondía muchas historias y leyendas.

Cuando llegué al Acrópolis, comencé a andar a los pies de la montaña, después, subí las escaleras y me paseé por el barrio de Plaka que me trasmitió un sentimiento de misterio. Por la mañana, me desperté, me tomé un café y desayuné en un restaurante que hay a los pies del Acrópolis y descansé un rato. Luego, subí por las cuestas de la montaña a través de estrechas callejuelas que conducían a la cima. Allí, había una especie de mirador y un pequeño jardín con casas situadas en la ladera de la montaña que parecían una ciudad de cuento, pero en miniatura. Las vistas de la ciudad desde ese mirador no se pueden describir con palabras.

athens-travel-tips-cf15a37e66530f967d16d

athens-travel-tips-d20dfececa8209c34bd2e

Los monumentos que aún se conservan del Acrópolis y que no os podéis perder son: el Partenón, el templo Erecteón y el templo Propileos; la entrada cuesta 12 euros, pero de marzo a octubre cuesta 20. La entrada incluye poder visitar los montes y monumentos, como el Partenón, el templo Erecteón, la Biblioteca de Adriano, el Ágora y el Ágora romano, pero no se incluyen los museos de Atenas, ya que en la ciudad no hay una entrada especial que incluya los lugares más importantes. Para comprar los tickets, podéis ir a la ladera de la montaña, pero recordad ir temprano, ya que a media mañana se llena de gente.

  • El templo Partenón: este es el templo más importante del Acrópolis y está dedicado a la diosa Atenea. Está hecho de mármol, pero ya no conserva su forma original y, además, actualmente necesita estar sujeto por andamios. Desde él, se puede contemplar una vista panorámica de la ciudad.
  • Propileos de Atenas: este monumento es una especie de portón con enormes pilares y diferentes edificios, muchos de los cuales ya han sido destruidos o permanecen sin techo. Aquí, hay otro templo dedicado a Atenea Niké.
  • El templo Erecteón: este templo se construyó en honor a dos dioses: Atenea Polias y Erecteo. Lo que más destaca de este monumento es la entrada con columnas, ya que tienen la forma de cuerpos de mujer en representación a las esclavas de Caria.
  • Ágora de Atenas y el Ágora romana: estos monumentos, que se encuentran por todo el Acrópolis, se parecen bastante al Foro Romano que hay en Roma. Hay mucho que ver, así que reservad bastante tiempo para visitarlo todo.
  • El casco antiguo de Plaka: se trata de una calle que está después del Acrópolis y es el lugar ideal para dar un paseo y conocer más la cultura griega. Esta calle está llena de tiendas que venden productos tradicionales hechos a mano. Además, hay muchos locales donde comer de los que sale un delicioso olor a parrillada. Es un sitio que no os podéis perder y donde seguro que sucumbís a probar uno de los platos típicos de allí.

athens-travel-tips-31dfaf55f5423cc9f833f

Museo Arqueológico Nacional

Este museo alberga muchas antigüedades de la cultura griega, como joyas, esculturas, objetos de cerámica e incluso un ordenador de 2000 años: el mecanismo de Anticitera. Es un lugar lleno de datos históricos y os daréis cuenta de lo avanzada que era la Grecia antigua.

Además del Museo Arqueológico, en Atenas, se pueden visitar muchos otros, como el Museo de Pavlos y Alexandra Kanellopoulou o el Museo de la Acrópolis.

athens-travel-tips-bb3ee09808a7802191ed5


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...