Peaje de la A-22

Publicado por Elisa A.C — hace 1 año

Blog: Portugal
Etiquetas: Blog Erasmus Albufeira, Albufeira, Portugal

Buenas, chicos. Otra de las cosas que mis inquilinos de verano me preguntan siempre es por el tema del famoso peaje de la autopista del Algarve, la A-22, así que voy a dedicar este post a contaros mi experiencia en este tema y todo lo que sé que os pueda servir, que es mucho.

Bueno, el peaje de la A-22 se instaló en el año 2011 o 2012 si no recuerdo mal y desde entonces es rara la semana que yo no hago como mínimo un viaje de ida a Portugal y otro de vuelta. Mi ruta siempre es desde la frontera con Ayamonte, Huelva hasta Albufeira, pero la autopista recorre todo el Algarve de Portugal.

Para los que estéis acostumbrados al clásico peaje donde hay una ventanita con una persona dentro que te cobra, como por ejemplo el de Cádiz, ya os diré que esto no se parece en nada. Es lo que llaman un peaje electrónico, es decir conforme avanzas por la autopista te encuentras con unos arcos blancos con precios a la derecha en una placa azul y al pasar ya te están cobrando de manera automática. Se supone que está pensando para la comodidad del pasajero, ya que no tienes que parar ni hacer cola y así no se retrasa tu viaje. Por cierto, en estas placas vemos diferentes precios dependiendo del tipo de vehículo que tengamos. Es decir, un berlina paga menos que un todoterreno y éste paga menos que un camión. Supongo que porque cuanto más pese más desgasta la carretera, pero vamos, que es otro timo.

peaje-a-22-1d54f415cefa1ce6f33c703537edd

La parte buena es esa, que no pierdes tiempo en parar a pagar en medio de la carretera y la otra parte buena es que nadie te controla aparentemente cuando pasas y eso te puede llevar a pensar que puedes pasar de manera gratuita.

La parte mala es que está todo muy mal explicado, por mucho que lo encuentres en diferentes idiomas. Además en la frontera te orientan mal, las máquinas no funcionan y los únicos que te podrían ayudar allí, que son los agentes de la GNR (guardia civil portuguesa, pero nada que ver con la española), no te ayudan porque están hartos de que lleguen turistas desorientados en busca de información y orientación.

Como muchos te dirán que puedes informarte en la página Portugal Tolls, ya os digo que está también muy mal explicado y funciona fatal. En esta página encontramos todas las autopistas de peaje electrónico del país, entre ellas la A-22. Te da la opción de poner el recorrido que quieres hacer, escribiendo tu ciudad de origen y tu ciudad de llegada y si pasas de una autopista a otra. Esto estaría muy bien si funcionara, pero cuando le das a “calcular” nunca funciona y en caso de que sí funcione te sale un mensaje diciendo que los precios son orientativos y que después te podrán cobrar lo que les de la gana.

De hecho, el año pasado se bajaron los precios de esta autopista y se pusieron diferentes precios dependiendo de la hora. Si pasas después de las 8 de la tarde en invierno, por ejemplo, es más barato que si pasas antes de esa hora y encima es verano.

Tiene narices que yo me enterara de esa información por un periódico de Huelva, cuando paso la mitad de la semana en el Algarve. Aun así esos precios no los puedes ver en ninguna parte, sólo se puede ver los que aparecen en la placa azul que nos encontramos en cada tramo.

En fin, vamos por partes. Comencemos por las diferentes formas de pago.

peaje-a-22-b028fbc93d98f8d385f103b91bcb3

La primera y que casi todos los turistas usan es la de pagar en la frontera. Allí encontramos varias vías con máquinas donde metemos nuestra tarjeta de crédito o débito. Cuando cruzamos el puente que separa Huelva de Portugal vemos un cartel a la derecha en varios idiomas que te indican que para pagar el peaje te desvíes a la derecha. Pero una vez que te desvías te sientes un poco perdido. Os digo esto por experiencia propia, así que aunque os suene exagerado os puedo asegurar que es verdad. Yo he llegado a probar mi tarjeta en todas las vías con máquinas que hay en la frontera y no funcionaba NINGUNA. A mí sinceramente ya me dan ganas de no pagar. Y como encima te acuerdes del detalle de que la autopista está construida con fondos europeos ya es que me entra una rabia que no pago porque no me da la gana.

peaje-a-22-c74f09f3a88c5a3344c9b6821b6ad

Cuando se puso el peaje en esta carretera los demás países europeos se quejaron porque no es legal cobrar en una autopista que no ha sido construida con fondos del mismo país o construida de manera privada, como es el caso de la de Cádiz. Pero aquello coincidió con la época en que el país estaba muy hundido en la crisis y para evitar que tuviera que ser rescatado por Europa le permitieron cobrar por la autopista para sacar dinero de alguna parte y así poder salir adelante solo.

Ya para colmar el vaso hay que tener en cuenta que el estado de la autopista es lamentable. Si vas por el carril derecho en sentido a Albufeira vas dando saltos de los baches enormes que hay por toda la carretera. De verdad, es que así nadie quiere pagar porque es una enorme injusticia. Pero bueno, os sigo contando las demás formas de pago, que algunos querréis pagar supongo. Ah, me olvidaba, si utilizais este método, en un día en que la máquina funcione, claro, sólo teneis que meter la tarjeta y la máquina la asociará a vuestra matrícula. A partir de ahí se os cobrará todo el peaje paseis las veces que paseis durante un mes completo, además de una tasa de adhesión y una tasa de gestión, ambos inferiores a un euros, pero otra estafa en mi opinión.

peaje-a-22-beab261ae0248f78bbc6e9ebba0ca

En fin, la siguiente forma de pago es comprar unas tarjetas que venden en las gasolineras portuguesas con diferentes cantidades de dinero. Tú mismo debes calcular cuánto te va a costar llegar hasta tu destino y comprar una tarjeta de cinco, diez o veinte euros. Estas tarjetas llevan un código que tendremos que introducir al enviar un mensaje de texto desde nuestro teléfono al número que nos dicen o realizar una llamada y decir ese número. Por supuesto, tanto el mensaje como la llamada NO son gratuitos. Otra estafa para mi forma de verlo, la verdad.

La siguiente opción es comprar otro tipo de tarjeta que te venden en Correos, pero no en España, eh, así que tendríamos que llegar a nuestro destino y buscar una oficina, algo que no le apetece a nadie cuando va de viaje. Pero por lo menos en Correos sí te orientan bien porque están acostumbrados. Yo lo que no entiendo es qué tiene que ver todo esto con correos, pero bueno. Estas tarjetas puedes comprarlas ya con la ruta definida, es decir, si ya estás en Albufeira sólo tienes que decir que quieres la ruta completa de ida y vuelta de Huelva a Albufeira y de Albufeira a Huelva.

La última opción, al menos que yo conozca eh, igual han sacado alguna más y me lo he perdido. Esta opción es un dispositivo Vía Verde. Son unos dispositivos electrónicos pequeñitos que colocas dentro del coche asociado a una cuenta bancaria y te cobran el peaje automáticamente cada vez que pasas. Estos dispositivos los hay de diferentes compañías y a menudo nuestro propio banco nos los podrá vender. Pero informaros bien porque mi banco, el Santander, me cobraba un alquiler mensual de 50 euros por el dispositivo y me pareció carísimo, así que busqué otras opciones y encontré una compañía que se llama Bip&Drive, que además me hacía un descuento especial por la empresa en la que trabaja mi padre. Nos costó una cantidad inicial de sólo 5 euros y una cantidad anual de otros 5 euros.

Lo bueno de este método es la comodidad como es obvio, que te permite no perder el tiempo parando en ninguna parte ni teniendo que comprar una cosa u otra cada dos por tres. La parte mala, al menos en mi caso el tiempo que lo estuve usando, es que te lo cobran todo con retraso y no te cobran cada viaje completo, sino que aparece un cargo cada vez que pasas por uno de los arcos electrónicos. Así que a final de mes no te queda muy claro si te han cobrado algún cargo de más.

Supongo que cada método es más conveniente dependiendo del tiempo que paséis en Portugal. Yo he usado todos los que os he contado en diferentes momentos y el último es el que me conviene más porque voy todas las semanas y así no me vuelvo loca con todos los demás métodos.

peaje-a-22-b80350632276f5d7dd891ba36da4c

Supongo que debería contaros en verdad cómo empecé a usar uno u otro.

Cuando instalaron el peaje hace años, aquí en Huelva se comentaban muchas cosas sobre si era imposible que multaran a las matrículas españolas si no pagaban el peaje o sobre si la única forma de que te pillaran era si te paraba la GNR en medio de la carretera…

Mi padre me dijo que un amigo suyo guardia civil le aseguró de que no tenían forma de registrar nuestras matrículas españolas en Portugal, así que decidí no pagar. Así pasaron los años yendo cada semana y yo seguía sin pagar y nunca me pasaba nada ni me paraba nadie.

Una vez incluso me salté el peaje de Lisboa, que ese sí tiene la típica ventana en la que una persona te cobra, pero también tiene la llamada Vía verde, por donde puedes pasar sin parar si llevas un dispositivo para vías verdes en el coche. Yo no lo llevaba, claro, pero decidí saltármelo. Todo esto pasó en febrero de 2012 y un día en el año 2015 me llegó una carta diciendo que debía aquel peaje.

peaje-a-22-e2c58f590fc59f7b8060e2f6cfbea

Lo bueno es que no decía nada del peaje de la A-22, sólo de la A-2, autopista de Lisboa. Me daban un número de cuenta donde podía ingresar lo que debía y me decían que si no lo pagara en dos meses me llevarían a juicio. Lo peor era que la carta provenía de un bufete de abogados de Huelva, no de ningún organismo portugués, lo cual me chocó un poco y me puse a investigar.

Resulta que los portugueses habían contratado a este bufete para cobrar las multas de los españoles y poder acceder a nuestros datos, pero también leí que una multa no se puede cobrar dos años después de la fecha y ese tiempo ya había pasado, así que seguí los consejos que ponían en los foros y decidí no pagar. A día de hoy, ya casi acabando el 2017, no volví a saber nada de aquello y nadie me ha llevado de momento a juicio. No he vuelto a recibir un aviso, ni una citación… nada de nada.

Mientras tanto yo seguía pasando por la A-22 sin pagar el otro peaje, hasta un maldito día en que paré en la gasolinera de Loule hace ahora justo un año. Normalmente siempre paro en Ayamonte para echar gasolina porque es mucho más barata que en Portugal y de camino aprovecho si tengo que ir al baño, pero aquel día me encontraba mal y tenía que ir al baño, así que paré en esa gasolinera.

peaje-a-22-a340fb94bab2c8ad5db7fbbb95b6e

Me arrepentiré de aquello durante muuuuchooo muuuchooo tiempo. Cuando volvía del baño había un coche blanco con pegatinas azul y naranja aparcado junto a mí. No presté mayor atención, me monté en mi coche y cuando me ponía el cinturón dieron un golpecito en mi ventana para llamarme. Bajé un poco la ventana y dos señores uniformados se presentaron diciendo que eran, lo que en español sería algo así como, Controladores de Peaje de Loulé de la A-22. Tierra trágame, fue lo único que pensé.

Me pidieron la documentación del vehículo. La mía ni les importaba, porque sólo querían registrar la matrícula de mi coche.

Abrieron su maletero y sacaron una especie de ordenadores portátiles raros, introdujeron los datos de mi coche y me dijeron que debía una cantidad enorme de dinero de peajes que no había pagado durante años. Yo sólo quería salir corriendo de allí y les dije que no entendía portugués y que no sabía nada de lo que me estaban hablando.

No se esforzaron nada en hablarme en español, sólo hablaron un poco más despacio. De todos modos me daba igual, ya los había entendido perfectamente y sólo me hacía la tonta para intentar librarme.

Les conté un rollo de que acababa de volver de Francia y que el coche lo había estado utilizando mi hermano todos esos años y que yo no sabía nada. Pero mis excusas no servían de nada. Me dijeron que tenía que pagar para poder irme de allí. Les di mi tarjeta, que por supuesto no tenía una cantidad ni cercana a lo que debía, pero para que me dejaran en paz.

Como era de esperar, mi tarjeta fue rechazada. Les dije que podía pagar 50 euros que llevaba en efectivo y que pagaría lo demás la semana siguiente. Me amenazaron diciendo que si me iba sin pagarlo todo avisarían a la GNR y que si éstos me paraban conduciendo me podían requisar el coche hasta que pagara. Entré completamente en pánico, me puse histérica y me dio por llorar. No podía hacer otra cosa que llamar a mis padres. Al menos sabía que ellos sí tenían el dinero que necesitaba para pagar toda mi deuda. El problema era que no me dejaban volver a España con mi coche tampoco, así que mis padres debían ir hasta donde estaba yo para poder pagar. Yo sólo pensaba en mi maldita mala suerte por haber parado en esa gasolinera, porque ni siquiera trabajaban en las demás, sólo en la de Loule, que encima es la última antes de desviarme para Albufeira. De no haberme encontrado mal nunca habría parado a 15 minutos de llegar a casa.

Llamé a mi madre histérica perdida y la pobre encima se preocupó pensando que había tenido un accidente y me había pasado algo. Así que cuando le conté lo que pasaba hasta se alegró. Les dije a los agentes o lo que fueran esos dos señores, que mis padres iban a ir hasta allí para pagar la deuda al completo.

Al ratito me llamó mi padre para tranquilizarme y decirme que no me preocupara, que no merecía la pena llorar ni estar mal por algo que se podía arreglar con dinero, pero que no podían venir hasta donde estaba yo porque entonces también los harían pagar la deuda por su coche.

En todos esos años mis padres no habían ido a Portugal tanto como yo, pero teniendo en cuenta que también tenemos familia viviendo allí y que siempre nos ha gustado mucho a toda la familia, debían una buena suma de dinero también.

Así que les dije a los dos señores que mis padres sólo podían llegar hasta la frontera y que me dejaran ir hasta allí. Por supuesto, no me dejaron, pero me dijeron que irían ellos hasta la frontera y que podía acompañarlos o esperar en la gasolinera. Yo no pensaba montarme en su coche, así que les dije que esperaría.

En ese tiempo me planteé que podría escaparme de allí y salir corriendo hasta Albufeira con mi coche, pero claro que entonces ya me iban a perseguir para siempre. Se me empezaba a ir la cabeza mientras esperaba y hasta me planteé que igual salía más rentable comprarme un coche nuevo sin multas y vender el mío. La espera me estaba volviendo loca, así que abrí mi maleta y saqué un cuaderno con dibujos mandala para colorear que relaja mucho.

Apunté la matrícula del coche de los agentes y se lo dije a mis padres para que supieran con quien tenían que encontrarse, bueno y para recordarla y salir corriendo en el futuro si alguna vez me los volvía a encontrar.

Más rápido de lo que deberían llegaron los agentes a la frontera y un rato después me mandaron un mensaje al móvil diciendo que la deuda había sido pagada al completo por mis padres y que podía irme si quería, pero que no olvidara pagar el resto del viaje hasta Albufeira.

Así que en esa misma gasolinera me explicaron de muy mala gana cómo funcionaban las tarjetitas de cantidades fijas que os explicaba antes. Muy cabreada, la pagué, envié el maldito mensaje de texto de pago y mi madre me llamó para tranquilizarme una vez más antes de irme.

Un cuarto de hora después llegué a casa después del viaje más caro de mi vida.

Después de todo ese follón me informé yendo a la misma GNR y me dijeron que ellos están hartos de todo lo que tiene que ver con el peaje y que NO es de su competencia. Os repito, la GNR no puede hacer nada respecto al peaje. Así que aquellos señores, porque no sé si aquí puedo llamarlos de otra manera como realmente me apetece llamarlos, me engañaron para que pagara porque seguramente van a comisión y de mí ganaron el sueldo de un mes entero seguro. Pero que no os engañen como a mí, la GNR no os puede requisar el coche ni puede multaros por no pagar ni pueden hacer nada que tenga que ver con el maldito peaje.

Desde aquel día decidí comprarme el dispositivo electrónico que os comentaba antes, hasta que un día decidí que no me da la gana de pagarles ni un euro más a los portugueses por una carretera que se ha construido con fondos que no son suyos y que encima no son capaces ni de mantener en buenas condiciones.

Me he cruzado muchas veces con aquel coche blanco con pegatinas naranjas y azules, que por cierto es un Renault, por si lo veis ya sabéis que debéis seguir y no parar. Lo que hago ahora si alguna vez tengo que parar es usar unos aparcamientos que hay a lo largo de toda la autopista. Están marcados con unas P azules y están pensado para camioneros o gente así que debe parar a descansar. No tiene baño ni nada, sólo contenedores de reciclaje. Pero mi consejo es que si podeis evitar parar en las gasolineras y podeis parar aquí os irá todo bien si no quereis pagar el peaje.

En fin, si tenéis cualquier duda sobre el tema podéis escribirme, que estaré encantada de orientaros.

Saludos chicos!

Links de las fotos:

http://4.bp.blogspot.com/-VMzD31ZYWaU/VEQz1W7NKrI/AAAAAAAAAOs/2zwFrk2FTZw/s1600/peaje%2Beletronico%2B2.jpg

http://www.diariodehuelva.es/wp-content/uploads/2017/05/puente.jpg

http://images.eldiario.es/andalucia/enclave_rural/Autovia-Infante_EDIIMA20131209_0001_13.jpg

https://i0.wp.com/lh3.googleusercontent.com/-SsVjJwAs0H0/V3OM00h-ztI/AAAAAAAAo94/k-z0Aoq7cJ83yOuab-hK9p-0XgGZBQgRwCCo/s912/peajes%2Bportugal%2B2.jpg?ssl=1

http://1.bp.blogspot.com/-kEl-njHpj8k/U1lIPJx4EOI/AAAAAAAAAM4/G0b0dBljf3A/s1600/IMG_2590.JPG

http://3.bp.blogspot.com/-fP7W-cHLylo/U1lI47hImpI/AAAAAAAAANA/KC0SP9HBflw/s1600/IMG_2598.JPG


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (2 comentarios)

  • Maria Maldonado hace 8 meses

    Leyendo tu relato nos has hecho reír un rato...Nos sucedió lo mismo hace 3 días, en el mismo lugar.
    Yo he viajado 2 o 3 veces al año hasta Sagres y en muchas ocasiones no he pagado, cuando meto mi tarjeta en la máquina entrando por Huelva no me la acepta, así que teniendo en cuenta que no está bien explicado y que no es fácil realizar el pago, deje de pagar.
    Esta vez entramos por Ellas y bajamos hasta Sagres, ese trayecto perfecto porque existen cabinas en el peaje.
    A la vuelta entramos a la autopista por Lagos y al llegar a esa gasolinera nos sucedió lo que cuentas...nos querían cobrar desde el 2015 y nos dijeron lo mismo..solo que nosotros nos montamos en el coche y nos fuimos.
    Yo no me niego a pagar pero si me niego a peregrinar para hacerlo...que contraten personas!!!.

  • Elisa A.C hace 7 meses

    Ay Maria yo me arrepentí tanto de no haberme montado en el coche y salir corriendo. Suerte que fuisteis más listos jajaja

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...