Advertise here

¡8 cosas a tener en cuenta antes de escoger destino Erasmus!

1 - Calidad de la enseñanza

Este, por encima todo, debe ser siempre el primer y mayor aspecto a tener en cuenta. El Erasmus es un período importante y, en mi opinión, muy enriquecedor en la vida de un estudiante universitario y futuro profesional. Por lo que no hay que olvidar que este tipo de bolsas son financiadas por el Estado. Siendo así, cuantas más personas hagan Erasmus por región, menos dinero se distribuye a cada persona.

Es fundamental ver estos 6 meses o año también como un período en que se puede beneficiar de la mejor enseñanza que existe en Europa. Con esto no estoy diciendo que la enseñanza en Portugal no sea de calidad; sólo digo que existe mucha variedad y sólo nos beneficiamos en conocer y aprender otros modos de hacer aquello que es nuestra función o está en nuestra área.

Que no sean los rankings de las escuelas los que digan de manera clara cuáles son las mejores y las peores. También que los rankings se basen en criterios específicos y subjetivos. Sin embargo, es bueno tener idea de los rankings respectivos a nuestra área para darse cuenta también en qué tipo de escuelas vale la pena hacer una mayor inversión.

Otra buena técnica para evaluar este aspecto es investigar online por trabajos de alumnos de varias facultades en las que estés interesado y ver cual es el nivel y el tipo de exigencia que se ha llevado a cabo. En mi caso, Arquitectura, este paso fue relativamente fácil de implementar porque basta con buscar en Pinterest o en el mismo Google para tener una noción general de lo que se hace.

2 - Alojamiento

Me parece increíble que algunos estudiantes escojan destino Erasmus sin antes hablar con sus padres sobre los precios de la renta en la ciudad a la que quieren ir. Este es un error colosal y que termina frecuentemente en rechazos de última hora, cuando finalmente se dan cuenta que no tienen presupuesto para ello.

(Atención: tampoco contar con el dinero de la beca. Es bueno recordar que es fundamental tener buenos ahorros para los primeros meses porque lleva algún tiempo ingresar la beca en la cuenta bancaria y en casi todos los casos no va a cubrir la totalidad de los costos cobrados durante la movilidad).

Para tener más información sobre los precios de alojamiento existen varias opciones. Hablar con personas de esa ciudad puede ser una buena idea. Es bastante probable que haya algún estudiante de la ciudad a la que queréis ir esté haciendo un Erasmus en vuestra facultad. ¡Nada como entablar conversación con ellos!

Entrar en grupos de Facebook o de cualquier otra red social puede ser también una buena idea para ir haciendo un sondeo de precios y saber qué esperarse y en qué condiciones. Otra idea es buscar en la página web de la Facultad o en la web de ESN local. Generalmente tienen un apartado específicamente dedicado a este tipo de temáticas donde ponen las dudas más comunes y también están siempre disponibles para responder a correos más particulares. En estas webs, hay un poco de todo: desde informaciones sobre las residencias universitarias, si las hubiera, hasta consejos de como lidiar con un alojamiento apropiado al contexto.

3 - Costo de vida

¡Otra cosa extremadamente fundamental! Es cierto que las becas se distinguen según el costo promedio de vida en cada país pero conviene hacer una investigación un poco más en profundidad hasta que nos demos cuenta de cómo funciona el mercado y hacer la mejor elección posible.

Seamos realistas, será difícil encontrar algo con un costo de vida más bajo que en Portugal - solo algunos países de Europa del Este - por lo que es crucial que sea económico y prestar atención a la economía.

Para saber más sobre esta cuestión, he hablado con milaneses (tuve la suerte de que había un chico de Erasmus en mi facultad el año anterior que me dio algunas indicaciones estupendas) o con alumnos de nuestra facultad que ya han estado de Erasmus en la universidad a dónde queremos ir (nadie mejor que ellos para hablar sobre la comparación entre los dos sistemas).

Para quién va a un país que no utilice el Euro (€) conviene también ir haciendo alguna búsqueda sobre la moneda y saber de antemano algunos precios-tipo de cambio y no ser engañado una vez en el país. No hay que tener vergüenza de preguntar a nuestros amigos cuanto es lo normal para pagar por alguna cosa o servicio, pues al principio puede ser bastante complicado saber si el precio que te piden es justo o no.

Hay un sitio también muy interesante que puede ser útil, donde es posible comparar precios de varias ciudades y cuáles serían los precios base. Se que ya tiene bastante información y muchas ciudades pero no se si tendrá todas las ciudades del mundo.

4 - Transportes

Este es un caso que varía mucho y que se refleja en dos cuestiones: ¿Cómo llego de mi ciudad hasta la otra ciudad? Y una vez allí, ¿cómo me muevo?. (El tema transportes no es tan fácil como parece). Generalmente, esta cuestión varía según el tamaño de la ciudad. Milán, por ejemplo, es una ciudad que en este campo tiene una oferta gigantesca y confieso que no fue una situación por la que tuviera que preocuparme mucho. Es una ciudad que tiene transportes a todas horas y para todas las zonas de la ciudad (mucho mejor y más fiable que en Lisboa). Durante el mismo tiempo, tenía otra amiga que hizo el Erasmus en Padova y tuvo que alquilar una bicicleta para no ver reducida su libertad y movilidad.

Primera cuestión: ¿Cómo llegar? Generalmente será en avión. Será necesario verificar si existen vuelos directos, como son las conexiones desde el aeropuerto al centro de la ciudad, que compañías vuelan hacía allí y cuál es su política de equipaje... En Milán, tenía la posibilidad de volar tanto con TAP como con Ryanair. La ida en Septiembre, opté por escoger TAP porque la tarifa básica era más económica y me permitía llevar equipaje de mano y una maleta de 10kg como suplemento (lo que fue muy útil porque necesitaba traer mi tienda de camping para futuros viajes aquí en Milán). En Navidad, como iba sin maleta opté por Ryanair que tiene precios imbatibles.

Confirmar si hay aeropuertos en las proximidades y si existe una buena red de otros transportes, como trenes o autobuses, también es bueno y una información a tener en cuenta para quien tiene a la vista algunos viajes. En Milán, existen tres aeropuertos y me doy el lujo de divertirme y pasar las páginas con ofertas de tantas opciones que tengo. (En el caso de Italia, Ryanair tiene una buena red y acaba siendo ventajoso volar desde casi cualquier aeropuerto en el país).

Después hay que conformar cuáles son las opciones disponibles para los desplazamientos habituales - que serán aquellos que más haremos todos los días - casa-facultad/facultad-casa. Generalmente, todas las ciudades tienen un sistema de transporte público - (en el caso de Milán es la ATM) que conviene consultar antes de escoger alojamiento. Así, es posible comparar mejor las opciones y tomar la mejor decisión.

Por ejemplo, aquí en Milán vivo a unos 10 minutos a pie de la facultad (Città Studi - Lambrate). Preferí pagar un poco más por el alojamiento para tener un poco más de espacio y estar cerca de la facultad. Ahora, con la llegada del buen tiempo, creo que mi opción será ir a pie (o de bicicleta, el caso es que me decida a comprar una), pero durante el inverno tenía siempre dos opciones: metro, que para en frente mismo de mi casa y está a una estación o el tranvía que pasa a poca distancia, que siempre es una vuelta más agradable. Actualmente, los estudiantes pagan 22€/mes (Abril de 2017) por la mensualidad de ATM y esto permite viajar dentro de los limites de la ciudad siempre que el ATM llegue allí.

5 - Posición Geográfica

No hay nada de malo en ir a una zona más periférica. ¡Incluso hay quién lo prefiere mucho más! Puede resultar una experiencia bastante diferente y original (la belleza no está solo en las grandes ciudades).

Sin embargo, conviene evaluar las conexiones que el lugar tiene con otros posibles destinos de interés, para quien busca viajar. (Es el caso de los estudiantes de Arquitectura, a los que aconsejo mucho compaginar lo mejor posible los estudios con viajes para poder visitar nuevos sitios y quizás darse cuenta de cómo funciona la riqueza de Europa en sus similitudes, pero también en sus diferencias).

Cuando escogí Milán, hice mi investigación. Descubrí que existían tres aeropuertos en la ciudad: Malpensa, Linate y Bergamo (Orio Al Serio). Malpensa y Orio Al Serio tienen innumerables vuelos a menos de 20€ para variados puntos de Europa; basta con estar atento e investigar bien. Linate es el aeropuerto más cercano al centro de la ciudad y opera con EasyJet, que a veces también compensa para ciertos destinos. Hasta Linate es posible ir en el transporte público de la ciudad pero para Malpensa y Orio Al Serio que ya se sitúan a unos 45 minutos / 1 hora del centro de la ciudad hay que coger una lanzadera. Hay lanzaderas desde la Centrale y de Lambrate a Orio Al Serio con un horario muy amplio (llegué a tomar una a las 4 de la mañana) por unos 5€ y para Malpensa por 8€. También hay una conexión en tren a Malpensa por 12€.

¡Los trenes son otra bendición! Italia está muy bien conectada y la empresa regional que opera en Lombardía tiene servicios de muy buena calidad. Es posible ir a ciudades como Cremona, Brescia, Pavía y Mantua con bastante rapidez y con precios muy buenos(aún en Navidad fui a visitar la ciudad de Pavía y su Certosa y pagué cerca de 5€). Entre las ciudades del norte, los precios del tren también pueden compensar (fui a Venecia con la CartaFreccia Young a casi un 50% del precio). Para los lagos la mejor opción también es el tren y una escapada a Suiza (Lugano) puede quedar por unos 8€ también.

Por último, los autobuses. Hay muchas empresas que operan en Italia pero la que más he utilizado y que creo hace una mejor conexión con Europa es el Flixbus . Hasta hoy no he tenido ningún gran problema con esta compañía (con la excepción de algunos retrasos, pero generalmente son puntuales) y la he utilizado para recorrer un poco toda Italia y el sur de Francia. Es necesario estar atento y darse cuenta de trucos (consultar los precios de los autobuses en modo anónimo) pero llegué a conseguir billetes a 5€ entre ciudades italianas. El mes pasado, también fui de Milán a Lyon por unos 19, 90€. Una verdadera ganga.

No hay nada como resolver estas preguntas antes de ir y pensar en lo que se quiere visitar para darse cuenta de lo importante que es estar en una ciudad con una posición más céntrica y con mayores vínculos. Conozco a personas que han estado haciendo Erasmus en ciudades más pequeñas y descubriendo lugares no tan turísticos y que están disfrutando la experiencia en la misma medida. Buscar sobre la región y sobre sitios menos "turísticos" puede hacer que nos encanten sitios que al principio no creíamos muy interesantes y que al final tienen mucho que ofrecer.

6 - Contraste Cultural

Quien hace Erasmus se olvida frecuentemente que a pesar de ser todos europeos y existir una raíz cultural de base, existen también muchas diferencias culturales que es lo que da gracia a cada pueblo pero también aquello que en un primer momento nos hace sentir extraños en la ciudad.

En Italia, por ejemplo, puedo decir que la adaptación fue relativamente fácil pero algunos aspectos tardé en entenderlos un poco. Incluso dentro de Italia la variedad es mucha (como ya pude comprobar después de visitar unas cuantas ciudades y de compartir experiencias con otros amigos que están haciendo Erasmus en otros puntos del país).

Conviene hacer alguna investigación para saber los puntos que al irse causarán más choque y después se trata de ir con la mente abierta e intentar comprender y apreciar otras formas de vida. Sin embargo, para los más caseros, quizás destinos en los que el contraste cultural es muy grande no son la mejor opción.

En Milán, por ejemplo, descubrí que las personas tienden a ser un poco más impersonales y frías, pero eso no quiere decir antipáticos. Aprendí que durante la hora de trabajo se trabaja y después siempre hay tiempo para la diversión. Aprendí que los dos besos para los italianos comienzan en el lado opuesto que el de los portugueses. Aprendí que la cocina italiana es mucho más que pasta y pizza. Aprendí que tengo un mundo abierto a mis pies listo para ser descubierto si yo también estoy abierta a nuevos hábitos y nuevas formas de vivir.

7 - Lengua

Es cierto que el inglés actualmente funciona como lengua universal, pero elegir un destino pensando que podremos sobrevivir sólo con la lengua de la Reina es de ilusos. No hay nada peor que sentir que no podemos comunicarnos con quien está a nuestro alrededor y expresar nuestras opiniones. En los primeros días en Milán, entendía todo lo que me decían pero me daba mucha vergüenza hablar (y claro, todavía no sabía tanto como sé hoy). Confieso que me he sentido un tanto frustrada ya que generalmente soy bastante habladora y me gusta hacer bromas.

Quien hace Erasmus tiene que tener en mente que también tiene por delante el desafío de aprender una nueva lengua. En principio, puse la posibilidad de ir a París pero después pensé que necesitaba un desafío lingüístico mayor, ya que mi francés ya era bastante razonable (cosa que ahora perdí con el italiano y con la falta de práctica). Es fundamental no tener miedo y no excluir países con lenguas más difíciles y peculiares simplemente porque es impensable aprender la lengua en seis meses o en un año.

Yo llegué a la conclusión que aprendemos mucho más de lo que creemos y que es fantástico ver nuestra evolución. No hay forma de no aprender cuando se está 24/7 inmerso en otra lengua. (Si hay una cosa que me da lástima aquí en Milán, es que como hay muchos estudiantes internacionales y vivo con otras portuguesas, termino utilizando demasiado el inglés y el portugués en mi día a día).

En general, las facultades ofrecen cursos de idiomas para los estudiantes en intercambio ; existen los proyectos Tandem y, en línea, existe siempre la posibilidad de hacer algunos ejercicios y aprender más en la plataforma OLS+. No hay excusas (recordar que esta puede ser una habilidad muy importante en el futuro: una lengua más en el currículum).

8 - Créditos/ Equivalencias

Vamos ahora a cosas más burocráticas y aburridas: ¡créditos y equivalencias! Felizmente en mi curso y en mi universidad, tengo la suerte de tener varias opciones (entiendase destinos) en que las equivalencias están prácticamente garantizadas. No hay grandes dificultades para encontrar disciplinas similares a aquellas que tenemos en Lisboa en el currículum de las Universidades para las que tenemos Erasmus.

El primer paso es siempre evaluar los diferentes currículums de los diferentes países y ciudades de modo que se evalúe la semejanza o diferencia entre ellos. Hablar con alumnos que ya hicieran el mismo intercambio también puede ser útil para descubrir cuáles son las áreas en que tuvieron mayor o menor facilidad en encontrar disciplinas "hermanas".

¡Después, es una cuestión de negociación! Primero, porque existen gabinetes de movilidad más flexibles que otros y después porque no todos los cursos tienen el mismo ámbito universal (es mucho más fácil hacer Erasmus en Arquitectura que en Derecho, por ejemplo).

Ir informado a la hora de hacer el Learning Agreement es la mejor arma. Así, es posible justificar lo que hemos escogido y quizás dejar asignaturas un poco más "de lado" para aprovechar las facilidades de la universidad a la que vamos y disfrutar de asignaturas que quizás nunca tendríamos en Portugal.

Mi plan de estudios es bastante diferente al que hubiera hecho si me hubiera decantado por lo básico ya acordado entre las universidades, pero como investigué y defendí mis opciones, tuve aprobación de mi Gabinete de Movilidad y por ahora estoy haciendo disciplinas muy interesantes y enriquecedoras que nunca tendría la oportunidad de hacer en Portugal.

Por último, atención que no en todas las facultades tienen la misma manera de conceder créditos. Hay facultades en las que las disciplinas tienen más valor que otras y es necesario ver si el número de asignaturas necesarias para completar los 30 ESCT son posibles y si no se tienen que hacer muchos malabarismos para conseguir tal proeza. ¡Conozco personas que acabaron haciendo 9 disciplinas por semestre! ¡Cuidado!



Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...