Beca Erasmus + Cómo ahorrar

Publicado por Rocío C — hace 3 años

Blog: Erasmus en Marsella
Etiquetas: Becas Erasmus

Esto es algo que nos preocupa a absolutamente todos. Puede que muchos ya estéis viviendo fuera de casa, pero para muchos otros la experiencia del erasmus es la primera viviendo solos y por tanto teniendo muchos gastos y necesitando un alto control sobre ellos.

Antes de empezar con los pequeños consejos que usé yo para no derrochar dinero, quiero aclarar un par de cosas de la beca erasmus. Sí, la experiencia erasmus está respaldada por una beca que ofrece el ministerio. Esta beca tardarás en recibirla, pues es imprescindible que hayas mandado la carta de llegada a la ciudad de destino. Puede que hayas llegado en septiembre o incluso a finales de agosto, pero yo pienso que esperan a que todos los erasmus hayan llegado a sus destinos, ya que existen países que no empiezan las clases hasta octubre prácticamente. Bien pues, a finales de octubre (aproximadamente) se suele recibir un correo en el que te piden que confirmes la duración definitiva de tu erasmus. Esto también es para dar la oportunidad de alargar la estancia a todos ellos que quieran (ya hablaremos de ello). Importante, a pesar de que no haya ninguna modificación en tu estancia respecto a las fechas que decidiste y fijaste en los papeles que ya has entregado DEBES contestar a ese correo y confirmar de nuevo la fecha de entrada y de salida (aproximada, pues nunca se sabe que día excato acabaras yéndote en enero o junio). Bien pues, una vez contestado dicho correo, pasarán unos días pero finalmente te llegara el pago de tu beca erasmus. A mi me llegó el 24 de noviembre, por si acaso a alguien le orienta este dato. Hubo compañeros míos que la recibieron antes pero siempre en noviembre. 

Este pago será un único pago que incluye casi la totalidad de la beca.

Considero esto importante pues a pesar de la ‘ayuda’ económica pienso que no se puede contar con ella ya que puede tardar hasta 3 meses en llegarte y es importante disponer del dinero suficiente para  subsistir hasta el día en que te la ingresen.

Para acabar sobre la Beca Erasmus, algo que ya se os informará, es el dinero que os corresponde. Esto es algo que puede variar según comunidad autónoma así que yo me limitaré a hablar sobre la beca que se recibe en la Comunidad de Madrid. El mayor ingreso que se puede recibir es el de 300 euros al mes, seguido de 250 o 200 euros. Esto depende según el país en el que vayas a realizar tu estancia, ya que según el ritmo de vida en cada lugar los gastos serán mayores o menores. En mi caso, Francia pertenece al primer grupo y por tanto se reciben 300 euros al mes. Al menos eso es lo estipulado, dado que el ingreso que finalmente recibas está directamente condicionado por los días que pases fuera. Esto es, el número de días que hay entre tu carta de llegada y tu carta de salida, de ello la importancia que traté de remarcar antes. Una estancia de septiembre a enero (mi caso) son cinco meses, pero dudo que todo el mundo llegue a la universidad de destino el 1 de septiembre y se despida de la misma el 31 de enero. En cualquier caso, al finalizar tu erasmus y entregar la carta de salida firmada (último día que pasas en la universidad de destino) se calcula el número exacto de días que has permanecido allí y se termina de pagar la beca. Esto es bonito hasta el momento en que al no haber cumplido los meses enteros la universidad te pide que devuelvas dinero dado que el numero de días de la estancia es menor a 5 meses y la beca solo cubre el gasto de 10 euros por día. Quizá esto os confunda a muchos y no quiero eso, solo quiero aclarar que personas que se encuentren como en mi caso y no realicen el año entero fuera, es muy probable que la beca sea inferior a lo que esperaban.

Una vez aclarado esto, comenzamos con cómo ahorrar en el erasmus. Esto dependerá de la ciudad en que estés y del tipo de vida que hagas pero el mes más duro, además del último por el aumento de despedidas, fiestas y celebraciones, siempre es el PRIMER mes. Esto se debe a que al llegar tendrás que comprar muchas más cosas que el resto de meses. Ese tipo de cosas como adornos para la habitación, utensilios de cocina, ropa de cama, cosas de aseo, productos de limpieza del hogar, el material para la universidad o incluso alimentos básicos como el aceite de oliva. Todo esto son cosas indispensables que necesitas en cualquier lugar al que vayas, pero que no estás diariamente comprando. Bien pues, aquí el primer truco para ahorrar: tratar de minimizar este gasto. Llevarte de casa todas aquellas cosas que pasan desapercibidas pero que acabarás necesitando.

Más trucos para disminuir tus gastos:

  • Usa como transporte tus piernas. Ve andando, muevete y camina a los lugares. En ciudades como Marsella las distancias son tan cortas que el tiempo entre ir andando o ir en transporte es le mismo, así ahorrarás bielletes de bus y de metro. 
  • No cenes fuera. Come y cena en casa, o en casas de amigos. Ir al super y dividir la compra entre todos es siempre la mejor opción.
  • Compara precios. No te compres la leche que más te gusta. Es un país nuevo en el que no conoces las marcas, compra el producto más barato que haya dentro de sus iguales.
  • Encuentra el supermercado más barato. No vayas solo al que más cerca esté, compara los supers de la zona e intenta ir al más barato. También intenta ir a pequeños comercios. Por ejemplo en Marsella la fruta y verdura es recomendable comprarla enlos puestos de la calle específicos para ello. Siempre van a tener mejores productos a mejor precio.
  • Ir a comprar sin hambre, asi la gula no comprará por vosotros!!
  • Compra cosas de segunda mano. Busca páginas y habla con la gente, no compres las sartenes y la fregona en una tienda. Busca las que algunas personas ya no vayan a usar.
  • Muy importante también dividir los gastos. La primera semana no necesitas pasar la fregona, así tendras tiempo suficiente para conocer a alguien en tu residencia o bloque que también tenga que comprarla. Comprarla entre varios y compartir el gasto. Útil para cosas de limpieza (¿quién necesita 5 estropajos?) o incluso para la colada. 
  • IMPORTANTÍSIMO. ¡Pregunta antes de comprar! Resulta que si estás en residencia es muy probable que ellos mismos cuenten con cosas para la limpieza y tengan una escoba y fregona para todos los residentes y solo tienes que bajar a la pequeña recepción y pedirla prestada. No compres cosas que ceda la propia residencia. Lo mismo si estás en un piso, donde es incluso más probable que el dueño ya disponga de todas estas cosas y sino, échale morro para que te las proporcione él. 
  • Volviendo a los supermercados. Hazte tarjetas de socio. Siempre hay tarjetas 'fidelización' o algo así, que vayas acumulando puntos en cada compra. De repente llegarás un día y tendrás 5 euros de descuento.
  • Siguiendo en la línea anterior: hazte tarjetas de todo. De transporte, de la uni, del super, etc. ser consumidor regular de algo suele proporcionar descuentos, así que aprovechalo
  • Utiliza siempre la tarifa joven o estudiante. Ya que nosotros no tenemos ingresos propios, existen tarifas especiales en muchos sitios.
  • Es muy útil también hacerse una cuenta bancaria en el propio país. Busca el banco que ofrezca las mejores condiciones y hazte una cuenta con ellos. Esto es sobre todo interesante para el dinero en efectivo porque extraer dinero siempre en los cajeros cuesta comisión si es de una cuenta extranjera. Al hacerte una cuenta en el propio país podrás extraer dinero sin comisión y además el tener una tarjeta que pueda venir acompañada con ofertas. 

Espero que todos estos consejos os sean útiles y podáis aprovechar el dinero al máximo. 

Compartid conmigo vuestros consejos para ahorrar y asi nos ayudamos todos. 


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!