Advertise here

San Patricio en Valladolid

Una fiesta muy internacional

El pasado día 17 de Febrero se celebró el día de San Patricio en todo el mundo y es que a pesar de que es una celebración nacida en Irlanda, es de esas fiestas que han llegado a todos los rincones, como por ejemplo la Oktoberfest alemana o la noche de Halloween americana. Y como no podía ser de otra forma, San Patricio llegó también a Valladolid, más concretamente a algunos de los bares de ambiente irlandés que hay en la ciudad.

Dublín y Seamróg

Ese jueves mis amigos y yo (Javier, Carlo Make y Enrique), estábamos tomando unas tapas por las calles del centro, junto a la Plaza Mayor de Valladolid. Y por casualidad oímos que un grupo de chicas que pasaba, decía que no sabían donde ir después, si al bar Dublín o al Seamróg… Ahí fue donde dedujimos que esa noche se celebraba San Patricio, o lo que es lo mismo, en las tabernas irlandesas de la ciudad seguramente habría buen ambiente y sobre todo gente extranjera. Cuando acabamos de hacer nuestra ronda de bares y habíamos llenado la barriga con las tapas y pinchos del jueves de tapas (del que he hablado ya en más de una ocasión), fuimos directos a la taberna irlandesa "Dublín", que está en la calle Cebadería, detrás de la Plaza Mayor y que baja desde la Plaza Coca hasta Fuente Dorada. El bar se encuentra en una “plaza” llamada Plaza del Ochavo, aunque realmente no se puede decir que sea una plaza como tal. Está un poco escondido en los soportales que hay a la izquierda a lo largo de toda la calle, pero ese día si alguien hubiera pasado por allí de casualidad lo habría encontrado fácilmente, ya que la puerta estaba llena de gente con pintas en la mano y el típico gorro de propaganda de cerveza Guinnes (gorro que acabaríamos teniendo los cuatro).

San Patricio en Valladolid

Fuente

Entramos al bar, en el que había mucha gente para poco espacio y gracias a Dios que la gente se salía a fumar, porque no cabríamos todos a la vez. Pedimos una Murphy´s para cada y como por cada dos pintas que se pidieran te daban un sombrero de propaganda, nos cogimos un par por el momento. El local está muy bien decorado y además en un mítico punto de encuentro para los amantes del rugby (que en Valladolid son muchos), donde se reúnen para ver los partidos del torneo Seis Naciones de Rugby que por cierto acababa aquel mismo fin de semana y que ganó Inglaterra o de la Copa del Mundo de Rugby. Tiene un par de cuadros firmados y una camiseta de los All Blacks enmarcada en una de las paredes, lo que os puede dar una idea de la pasión por el rugby del dueño del bar.

Nos metimos al fondo del bar, donde se estaba algo más a gusto alejados del flujo continuo de gente que va a pedir, al baño o a fumar (típico en todos los bares). La mayoría de los allí presentes eran extranjeros, seguramente estudiantes erasmus y hacía que pareciera que estábamos en la misma Irlanda, en alguno de los muchos bares donde se estaría celebrando aquella misma noche San Patricio. Las pintas en el bar Dublín, nos salieron por 4,5 euros cada una y lo que no sabemos aún es si ese es el precio de todos los días o lo subieron aprovechando el tirón de la fiesta de aquella noche. Aunque realmente, San Patricio lo celebraron durante todo el fin de semana, porque el viernes y el sábado también había la oferta de los gorros y la decoración en la puerta del bar, lo que ya no se es si hubo tanta gente como la noche del jueves. La música era la típica irlandesa, esa en la que solo se escuchan flautas, gaitas y tambores y que hace que se muevan los pies de todo aquel que lo escucha.

San Patricio en Valladolid

Después de pedirnos la segunda y tener ya cada uno su sombrero de propaganda Guinnes, nos fuimos a tomar otra a la segunda taberna irlandesa del centro de Valladolid, la Seamróg. Está situada en la calle Ruiz Hernández, cerca de otros bares en esa misma calle de los que ya he hablado en otras entradas como el bar El Aire o el Café Passión. El Seamróg aunque de un tamaño algo menor, es del mismo ambiente que el Bar Dublín, una taberna irlandesa donde poder ver el rugby, tomar una pinta y echar una charla. Pero también al igual que el Bar Dublín, la noche del 17 de febrero estaba hasta arriba de gente que había ido solo y exclusivamente a beber pintas y festejar San Patricio. También regalaban sombreros de propaganda por las consumiciones, pero como ya teníamos no quisimos coger otro (al día siguiente vimos que en uno de los que nos habían dado ponía 2015, así que sería de los que les sobraron el año pasado). La gente también se agolpaba a la puerta de la taberna y esta que como he dicho es más pequeña podéis imaginaros como estaba de gente y lo incómodo que era entrar a pedir. Acabamos haciéndonos un hueco al lado de la puerta y se agradecía estar dentro del bar ya que aunque no hacía frío de verdad, siempre se está mejor dentro que fuera. La música era más de lo mismo, aunque de cuando en cuando nos metían algo más cañero. La pinta de Guinnes nos costó 5 euros cada una y creo que me quedo con el sabor de esta última antes que con la Murphys´s. Algo que me gusta mucho de esta taberna/bar son las banderas que tiene en el techo, de los seis equipos que juegan la competición de rugby europea por excelencia, el Seis Naciones; Inglaterra (los de la rosa), Escocia (los del cardo), Irlanda (los del trébol), Gales (los del dragón), Francia (los del gallo) e Italia que suele ser la que queda última. A todas estas hay que sumarle algunas fotos y cuadros que tienen de “El quince de León”, que es como se conoce a la selección española de rugby coloquialmente entre los aficionados.

Una vez se llegaron las dos de la noche, nos acabamos las cervezas y nos marchamos a casa, que al día siguiente había que madrugar.

San Patricio en Saint Nazaire

Ya veis que San Patricio se celebra en Valladolid igual que en la gran mayoría de las ciudades europeas y en general occidentales. Pero yo además al haber vivido durante un año en Francia, también tuve la suerte de vivir dicha celebración con otro ambiente. Y es que aunque se supone que todo se hace al estilo irlandés, seguramente si nos vieran dirían aquello de “What is this?”… En Francia lo cierto es que celebramos esta fecha tan señalada por muchos en el calendario, en una cervecería de la que he hablado en algunas entradas sobre Saint Nazaire, que estaba cerca de la residencia. Allí todo es más francés y esto quiere decir menos ruidoso, más caro y que cierra antes. Las pintas podían salir por 6 euros cada una, así que trataban de imitar hasta el precio que se cobra en Dublín. Y creo que si tuviera que elegir me quedo con el San Patricio de Valladolid o de cualquier ciudad española.

Unas recomendaciones:

  • Si vais a salir la noche de San Patricio por Valladolid y no os gusta la cerveza negra, no os dejéis llevar por la presión social o por el momento, porque vais a pagar 4,5 o 5 euros por una cerveza que no os acabaréis bebiendo vosotros.

  • Sacad dinero, porque es caro hacerse pasar por irlandés durante un día (ya ni os cuento por todo un fin de semana).

  • Me parece mejor opción ir primero al Seamróg y después al bar Dublín, simplemente porque el segundo es más grande y se está más a gusto.

  • En algunos bares que son conocidos por el tránsito de estudiantes erasmus seguramente haya alguna fiesta especial con regalos y buenos precios, pero para un día que no vayáis al mismo lugar no creo que pase nada, siempre está bien conocer bares nuevos.

Espero que os haya gustado y que disfrutéis de San Patricio ya el año que viene aunque siempre podéis pasaros a tomar una pinta cualquier día por los bares de los que os he hablado.

¡Un saludo!


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!