Advertise here

Os cuento mi intelectualmente enriquecedora experiencia como estudiante en Budapest

He tenido la oportunidad de asistir a un taller específico de migración organizado por The Artemisszio Foundation en mi primer semestre de 2016 en la Universidad Corvinus de Budapest. Este taller específico de migración ha sido muy útil para a la hora de apreciar y entender lo que estábamos estudiando en una de mis asignaturas optativas, Estudios de Migración. Me ha otorgado distintos fundamentos teóricos sobre el tema de la migración. He de reconocer que este taller me ha incitado a explorar más sobre el tema de la migración.

El taller comenzó en noviembre de 2016 y terminó a mediados de diciembre de 2016; fue una combinación de seminario-debate, presentaciones y análisis e interpretación de textos biográficos y literarios sobre migraciones. Hemos tenido presentaciones, intercambio de ideas, juegos de rol y otras actividades interactivas. Había dos grupos de asistentes y yo pertenecía al primero. La mayoría de los participantes eran estudiantes de la Universidad Corvinus de Budapest y los grupos fueron multiculturales e internacionales, lo que hizo que el taller fuera más interesante y atractivo.

an-intellectually-enriching-experience-s

La Fundación Artemisszio es sólo una de las muchas organizaciones sin ánimo de lucro en Hungría que realmente promueve el interés del público. Establecida hace más de dos décadas, la fundación prevé promover la tolerancia, el entendimiento intercultural y la cooperación. Busca educar a las personas en general, a los jóvenes en particular, sobre la comunicación intercultural y el entendimiento mutuo a través de la realización de seminarios y talleres. Asimismo, se asocian con diversas organizaciones, públicas y privadas, para permitir un mayor alcance de las partes interesadas y promover una participación óptima en asuntos que afectan al interés público.

Entre los módulos troncales del taller, hemos visto hechos y cifras sobre la migración, así como el contexto de la migración en Hungría. He aprendido mucho y he desarrollado un enfoque más sensible y lógico sobre el tema de la crisis migratoria que ha tenido lugar en Europa en los últimos años. También me di cuenta de lo difícil que era lidiar con este problema dadas las ramificaciones y las complejidades multidimensionales involucradas en los asuntos relacionados con la migración. Además, este taller ha sido una revelación para mí. Me permitió mirar la migración desde la perspectiva de los europeos en general, así como los húngaros en particular. La crisis migratoria ha sido abordada de varias maneras por los diferentes estados miembros de la Unión Europea y es intelectualmente apasionante poder discutir el tema de una manera más ilustrada, informada y desapasionada.

La discusión sobre el tema fue realmente interesante, ya que los participantes eran estudiantes internacionales, que por cierto son estudiantes inmigrantes. Por lo tanto, es realmente intrigante ver cómo los participantes se ven a sí mismos como inmigrantes y cómo ven la migración como una cuestión de múltiples enfoques y un tema muy abarcador.

Aparte, logré abrir la mente y darle un enfoque más liberal a mi percepción asociada a la migración, hasta el punto de poder llegar a entenderla tanto desde el punto de vista de un país emisor como desde el de un país receptor. Curiosamente, tuve la oportunidad de abordar este tema desde el punto de vista de un inmigrante, profundizando en lo que siente y piensa un inmigrante en lo que respecta a su situación en el país de acogida.

an-intellectually-enriching-experience-s

Este taller ha sido una actividad muy dinámica e interactiva, porque el organizador también nos hizo formar parte de las actividades a los participantes mandándonos hacer un breve análisis de un texto biográfico o literario sobre migración. De esta forma, nos hicieron pensar crítica y lógicamente cómo se puede entender, analizar e interpretar la migración desde diferentes perspectivas: económicamente, sociológicamente o incluso históricamente. Este ejercicio de análisis literario y biográfico agudizó nuestra sensibilidad sobre el tema y nos permitió verlo desde distintas perspectivas. Al principio, me mostré un poco reacio a hacer el ejercicio, ya que me parecía perder un poco mi tiempo y mi energía. Sin embargo, a medida que avanzaba en mi análisis, gradualmente fue alimentando un interés en mí acerca del tema, amplió mi autoconciencia y magnificó mis perspectivas; todo esto mejorando mis habilidades de razonamiento analítico y lógico.

an-intellectually-enriching-experience-s

Algunos de los que se unieron al taller optaron por realizar un caso de estudio sobre cuestiones relacionadas con la migración en un país en particular como parte de los requisitos para dar por cursado el taller. Algunos participantes habían colaborado ya a nivel laboral en campamentos de refugiados, por lo tenían ventaja a la hora de analizar y comprender algunos de los temas más complicados que se abordaban en el taller. Otros optaron por visitar un centro de acogida de inmigrantes o refugiados y entregar y presentar un informe a los organizadores del taller. Curiosamente, la variedad de actividades que hemos realizado en este taller nos ha proporcionado una mayor perspectiva sobre el cómo abordar las migraciones y sus aspectos multidimensionales.

El taller, que es directamente relevante para nuestra asignatura Estudios de Migración, diría que ha sido fructífero. Logró lo que tenía como objetivo. Fue capaz de abrir nuevos horizontes y posibilidades en los participantes, que podrían llevarse consigo y compartirlos con otras personas una vez acabado el taller.

an-intellectually-enriching-experience-s

Yo diría que las actividades y programas de este tipo como parte de la experiencia Erasmus son realmente enriquecedores. En mi opinión, le recomiendo a los estudiantes de intercambio que asistan a talleres, conferencias, simposios y foros gratuitos que discutan los temas relevantes, temas que estén a la orden del día, temas relacionados con aspectos económicos, políticos y sociales de la vida en Europa y a nivel mundial. Realmente aprovecharías al máximo tu experiencia en el extranjero si intentas abrir la mente y te lanzas a desarrollar aún más tu personalidad, a mejorar tu facultad intelectual y a ampliar tu espacio de interacción con otras personas. Creo que este es uno de los aspectos más importantes a la hora de estudiar en otro país: estar listo y abierto a las posibilidades de exponerse a un ambiente intelectual dinámico que permita el intercambio libre y abierto de ideas, el debate liberal sobre temas importantes y el compromiso activo con las distintas preocupaciones sociales que nos atañen hoy en día.

Cuando entrevisté a un estudiante inmigrante como parte de los requisitos del taller, he aprendido muchas cosas acerca de lo que piensan, lo que sienten y cómo actúan en ciertas situaciones. Sus sentimientos, ideas, opiniones y sensibilidades, entre otros aspectos de su personalidad como inmigrante, me tocaron la fibra, pero no sabría decir exactamente por qué.

Entrevista y conversación con un compañero estudiante extranjero en Budapest

El entrevistado es un estudiante extranjero de Vietnam que ha estado estudiando en la Universidad Corvinus durante tres años. Estudia en Hungría porque pudo obtener una beca que financia a los estudiantes que querían estudiar en Hungría.

Mencionó que Vietnam y Hungría tenían una relación especial como naciones, ya que compartían un sistema político similar cuando Hungría era todavía un estado socialista. Sus padres vivían en Hanoi, Vietnam, donde administran una pequeña empresa.

Contó que quería venir a estudiar a Europa por varias razones. En primer lugar, muchos estudiantes vietnamitas van a Europa, particularmente Hungría para estudiar. Otra es que se le concedió una beca para estudiar en Hungría, lo que implica que los gastos correrían a cuenta de la beca durante el periodo de finalización de los estudios.

Además, pudiendo elegir, nos contó que no quiere volver a Hanoi. Quería vivir en Europa, pero no podía porque es el único hijo varón de la familia y se supone que debe cuidar su pequeña empresa en Hanoi y cuidar de sus padres. Si se le diera la oportunidad de estudiar de nuevo, optaría por hacerse un máster. Quería estudiar en otro país europeo, en Estados Unidos o en Australia.

Quería convertirse en profesor universitario, al igual que su hermana, que actualmente es profesora de contabilidad en una de las universidades de Hanoi, Vietnam.

Temas y patrones a destacar de las conversaciones/entrevistas

Durante la entrevista, abordamos distintos temas: su opinión sobre el colectivismo vs. el individualismo, la relación padre-hijo, sobre Hanoi Vietnam y Budapest, sobre Hungría, ciudad y campo, e incluso sobre entre la profesión y la política.

El entrevistado reveló que preferiría quedarse en Budapest o en cualquier otra parte de Europa si pudiera elegir y así hacer un máster y vivir en un país europeo. Sin embargo, no podía decidir por sí mismo, necesita tener en cuenta a su familia en Vietnam. Mencionó que, como único hijo varón de la familia, necesita seguir cuidando del negocio familiar y cuidar a sus padres en su vejez. Nuestro entrevistado, hasta cierto punto, tenía intención de quedarse en su nueva residencia; hasta había aprendido a adaptarse a la nueva cultura en la que se encuentra. Sin embargo, lo que le impide quedarse son sus conexiones con su cultura de origen, donde se espera que un niño, más particularmente un único hijo varón, según las normas, asuma la responsabilidad de la familia por los padres durante su vejez.

En este punto, diría que el entrevistado se enfrenta a un conflicto de prioridades. Por un lado, quiere explorar el mundo; sin embargo, una parte de su identidad, que está anclada en sus normas culturales, dicta que debe ajustarse a las normas vigentes y existentes de su cultura. Ir en contra es romper con las tradiciones, lo que a su vez causará cierta ansiedad y decepción a sus padres en Vietnam. Es un tira yafloja entre su libertad, recién descubierta en Budapest, frente la norma cultural imperante en su país de origen. Podréis comprobarlo a continuación:

P: ¿Volverás a Vietnam una vez finalizados tus estudios en Hungría?

R: Hmmm... la verdad es que realmente no vuelvo a Vietnam. Quiero hacer un máster en otro país de Europa.

P: Está bien. Háblame más acerca de tus planes de futuro.

R: Vale. He aprendido a vivir de forma independiente. Me encantaría estudiar en otro país europeo, como Reino Unido o Alemania. Si puedo, me gustaría solicitar otra beca. Ya sabes, a veces tengo esa sensación de no querer volver a Vietnam, pero tengo un compromiso. Soy el único hermano varón en la familia. Mis padres esperan que los ayude en el negocio familiar. Mis padres tienen un pequeño puesto de venta, y como soy el único varón de la familia, la tradición dice que debo heredad el negocio de mis padres y cuidar de ellos cuando sean mayores.

El pasaje anterior muestra asimismo la relación entre padres e hijos en Vietnam. Típico entre los asiáticos, el valor de dar respeto y deferencia a sus padres. Las familias asiáticas son conocidas por tener lazos familiares cercanos, hasta el punto en que los hijos deben hacerse cargo por completo de sus padres. En algunas culturas asiáticas, es el hijo más joven el que se hace cargo los padres, al igual que debe hacer el entrevistado en esta ocasión. La cultura oriental en contraposición con la cultura occidental es casi siempre un punto de referencia cuando se trata de comparar valores, creencias y visiones del mundo. En nuestro tema encontramos un choque clásico donde un oriental (asiático) que se ha integrado, ya sea consciente o inconscientemente, parcial o totalmente, en la tradición occidental, tenderá a sopesar las diferentes posibilidades y opciones que se le presentan. Queda por ver si el entrevistado seguirá o no los dictados de su voluntad individual o se ajustará a la voluntad colectivista de la sociedad vietnamita.

Otro tema interesante es el de cómo describe y compara su ciudad en Vietnam, es decir, Hanoi, con la ciudad en la que vive actualmente, es decir, Budapest, en Hungría. Aquí, el entrevistado expresó una comparación inequívoca entre Hanoi y Budapest. Afirmó que existen algunas diferencias entre los dos. De esta comparación se deduce que su percepción de Budapest, siendo superior en varios aspectos, es lo que le hizo amar más la ciudad. Asimismo, podemos decir que esta determinación por mejorar por sí mismo fue lo que le empujó a estudiar en el extranjero. Esta privación en su país de origen fue la que, directa o indirectamente, lo llevó a emigrar a Budapest y emprender su educación aquí. Basándonos en la teoría de la Nueva Economía Clásica de la migración, podemos asegurar que ese deseo de superarse y la determinación de mejorar su posición con respecto a la sociedad son los factores incentivadores que lo llevaron a migrar. Podréis comprobarlo a continuación:

P: Dijiste que venías de Hanoi, Vietnam, ¿cómo era la vida allí en aquel entonces?

R: Yo diría que la vida allí en Hanoi es totalmente diferente a la de aquí.

P: ¿Podrías aclararlo?

R: Quiero decir que cuando estaba en Hanoi, Vietnam, era totalmente dependiente de mis padres a la hora de satisfacer mis necesidades. En cambio, aquí tengo que hacer las cosas yo mismo. Otra cosa es que la vida en Hanoi, Vietnam es un poco más difícil. La vida es una lucha. Si vives en una ciudad, no se puede decir que llevas una buena vida. Hay mucho tráfico, ruido, basura, residuos, contaminación y todo eso. Pero Budapest es diferente. Quiero decir, me siento cómodo aquí porque ya tenía algunos amigos. La ciudad es preciosa y creo que es un lugar ideal para estudiar. Yo diría que Budapest es mucho mejor que Hanoi. Prefiero las grandes ciudades a los campos. Si vives en el campo en Vietnam, habría menos oportunidades, no habría gran cosa que ver y mucho menos nada que experimentar. Cuando llegué aquí, a Budapest, estaba muy contento porque tiene un buen sistema de transporte a diferencia de Hanoi, donde el tráfico apesta. Debo añadir que el costo de vida aquí es más o menos comparable a Hanoi, aunque yo diría que Hanoi es más barato que Budapest porque todo en Hanoi es barato.

En cierto sentido, el entrevistado expresó implícitamente que Budapest es un lugar mucho mejor para vivir que Hanoi, Vietnam. También mencionó que prefiere la ciudad al campo. Esto lo remarcó a continuación:

“…. Prefiero las grandes ciudades a los campos. Si vives en el campo en Vietnam, habría menos oportunidades, no habría gran cosa que ver y mucho menos nada que experimentar".

Otro patrón discernible de las declaraciones del entrevistado es el de su punto de vista entre profesión y política. Se puede deducir de su declaración que la política y el empleo en el gobierno son dos cosas inseparables. Si quieres un trabajo en el gobierno, necesitarás a personas dentro que puedan cubrirte. El nepotismo y la partocracia son fenómenos casi universales. Casi todas las culturas tienen de una manera u otra estas características en sus instituciones. Tal frustración al sistema existente es a veces el factor desencadenante de la migración para algunos. Cabe recordar que el entrevistado quería quedarse en Budapest o en cualquier otro país europeo, en el caso de poder elegir. Esta aparente relación entrelazada entre política y profesión se muestra, más o menos, a continuación:

P: Así que cuando termines de estudiar en Hungría y debas volver a Vietnam, ¿te gustaría trabajar en el gobierno?

R: Si vuelvo a Vietnam, quiero enseñar en la universidad.

P: De acuerdo. ¿Podrías contarme más sobre esto?

R: Mi hermana es profesora en la universidad de Vietnam, y a mí también me gustaría dar clases. No quiero trabajar en el gobierno, porque me es muy difícil encontrar algo de político. Si quieres un buen puesto, necesitas enchufe. Ya sabes por dónde van los tiros. No es lo que sabes, es a quien conoces. Tras dos años de profesor en la universidad, me buscaré otra beca en otro país europeo, o mejor aún, si la oportunidad se presenta, en los EE. UU. o Australia.

Sobre la integración

Con respecto a la integración, el entrevistado parece sugerir que al menos se ha integrado parcialmente con éxito a la cultura y sociedad húngara. Hace esta suposición bajo la creencia de que habla húngaro; que su país Vietnam y Hungría comparten algunas buenas relaciones diplomática y políticamente, este último habiendo sido un antiguo estado socialista como el primero; que ya tenía muchos amigos en Budapest, tanto húngaros como vietnamitas por igual y que en Hungría tienen una Asociación de Estudiantes Vietnamitas en Hungría, de la que él forma parte.

Se desenvolvió bien con el idioma porque aprendió húngaro antes de llegar de Vietnam. Dijo que no encontró mucha dificultad en aprender húngaro porque estaba tenía mucha motivación. Podréis comprobarlo a continuación:

P: ¿Podrías contarme cómo aprendiste húngaro y cómo te sentiste durante el proceso?

R: Fue por unas normas que tienen en Hungría... Justo antes de salir de Hanoi, Vietnam, estábamos obligados a estudiar húngaro durante seis meses. Me hicieron asistir a una escuela de idiomas en Hanoi. Y a nuestra llegada a Hungría, también asistí a un curso de húngaro de un semestre.

P: Dicen que el idioma húngaro es uno de los idiomas más difíciles de aprender. ¿Cómo lo lograste?

R: Sí, es muy difícil aprender. Pero estaba decidido a estudiar en Hungría y realmente me encanta aprender húngaro, así que aunque sea difícil, pude pasar esta barrera del idioma. Me dijeron que un vietnamita que acaba de venir aquí a Budapest logró hablar húngaro en cuestión de una semana. No sé si sería una broma, pero me dijeron que desde que llegó a Hungría, tan solo habló con húngaros y, al cabo de unos días, ya habla húngaro…

Los vínculos anteriores, culturales, políticos y diplomáticos, entre Hungría y Vietnam parecen tener una influencia e impacto para que el entrevistado tenga a Budapest en tan alta estima. La Teoría del Sistema Mundial de la Migración, si se aplica correctamente en este contexto, parece apoyar esta idea. La globalización en expansión de la política y la economía es lo que hace que la migración sea un fenómeno autoperpetuante. Vietnam y Hungría comparten cierto paralelismo en su pasado histórico, político y cultural. Este paralelismo, según el entrevistado, es lo que lleva al gobierno vietnamita a mantener su relación política y diplomática con Hungría. Por lo tanto, el enviar estudiantes vietnamitas a Hungría sirve para estrechar esos lazos ya establecidos entre países. En parte, estos puntos en común entre países llevan al entrevistado a identificarse con Budapest como una ciudad no tan lejana de Vietnam, como si fuera solo su segunda ciudad. Lo veremos a continuación:

…Hungría y Vietnam tienen relaciones estrechas debido a nuestro pasado histórico, así como nuestros vínculos y conexiones anteriores como estados socialistas. Tenemos buenas relaciones diplomáticas. Por eso el gobierno vietnamita apoya tan firmemente el envío de estudiantes a Hungría.

Además, tal y como nos cuenta el entrevistado, el hecho de tener compañeros de clase y amigos ya en Hungría, le ayudó mucho a la hora de integrarse y le sirvió de apoyo. Cabría extrapolar este apartado, del que se habla en la Teoría del Capital Social de la Migración, a nuestro entrevistado. La existencia de una red ya establecida de inmigrantes en un lugar en particular hace que sea más fácil y más llevadero el integrarse en el nuevo lugar. Esta comunidad de inmigrantes a la que pertenece el entrevistado sirvió de apoyo para nuestro entrevistado a la hora de tomar ciertas decisiones y actuar con cabeza. El entrevistado se alegra de poder contar con ese “círculo de amigos” de Vietnam que le ayudó en numerosas ocasiones, ya sea con el permiso de residencia, con la organización de alojamiento o con otros trámites. No hubiera sido igual de no haber contado con el grupo ya existente de inmigrantes de Vietnam. Podréis comprobarlo a continuación:

P: Háblame más sobre tus compañeros y amigos de Vietnam que también están estudiando en Hungría.

R : Le debo mucho a mi círculo de amigos vietnamitas aquí en Hungría. Me ayudaron mucho con los estudios. También me ayudaron a la hora de familiarizarme con la ciudad. De hecho, me han ayudado a solucionar el trámite de permiso de residencia, el del carnet de estudiante y el carnet de la biblioteca. También se encargaron de llevarme a diferentes sitios para que aprendiera a desenvolverme yo solo en Budapest. Además, incluso me ayudaron con la comida y a organizar mi alojamiento en la residencia.

P: ¿Crees que tus compañeros vietnamitas de Budapest son un gran apoyo?

R: Desde luego. Tenemos una Asociación de estudiantes vietnamitas en Hungría. Soy el Presidente de Comunicaciones. Esta asociación ayuda a los nuevos estudiantes vietnamitas con los trámites de papeleos necesarios para venir a Budapest, como el carnet de estudiante, el bono del metro y de transporte, el permiso de residencia de inmigración, encontrar residencia o piso y organizar reuniones y actividades para estudiantes vietnamitas.

P: ¿Qué te parece la vida en la residencia?

R: Acabó encantándome vivir en una residencia. Al principio, estaba un poco perdido. No sé cocinar, así que a veces tengo llamar a mi madre para que me diga cómo preparar comida vietnamita. A veces echo de menos la comida vietnamita. Tenía un compañero de habitación húngaro, pero estaba incómodo, porque se quedaba despierto hasta bien tarde y fumaba. Luego tuve otro de Serbia que hablaba húngaro y serbio; este me enseñó a cocinar pasta y algún que otro plato húngaro. Ahora me las apaño yo solo en la cocina.

Por lo que me contó no resultó todo tan fácil a la hora de acostumbrarse a su nueva vida. Para él, de hecho, el ir a clases en húngaro supuso un gran desafío. Tuvo que enfrentarse a diferentes retos. Lo veremos a continuación:

P: Ya veo. Me gustaría volver a hablar acerca de tu experiencia en Budapest. ¿Puedes contarme cómo fue tu experiencia en la universidad?

R: La verdad es que fue bastante dura. Me enfrenté a una serie de dificultades. En primer lugar, las clases se imparten en húngaro. El húngaro no es mi lengua materna y acababa de aprenderlo, los seis meses antes de irme. Obviamente, hay un montón de cosas que todavía no entiendo. Por otra parte, he de dar gracias a mis compañeros de clase húngaros, ya que me han ayudado mucho con los estudios. Además, al ser el único asiático en clase y ser el resto de estudiantes húngaros, a veces, me sentía diferente al resto.

En cuanto a los profesores, afirma que la mayoría son muy amables y que entienden su situación. Incluso mencionó a una de sus profesores, una nativa inglesa, que lo ayudó mucho. Nuestro entrevistado hace especial hincapié en lo buena que es en general la sociedad húngara. Aquí podréis comprobar a lo que me refiero:

P: ¿En serio? ¿Qué quieres decir con eso?

R: No sé. Nunca he tenido problemas con mis compañeros, de hecho siempre me han ayudado y me he sentido muy integrado, pero esta profesora... No sé por qué lo hace. Tengo una profesora de inglés que es del Reino Unido. Es encantadora y siempre me ayuda al hablar en inglés, aunque a veces me cuesta mucho.

Qué he aprendido

Yo creo que lo más importante que saqué de la conversación con este estudiante inmigrante es que la existencia de una red de apoyo facilita la integración y alivia esa ansiedad por haberse alejado del país y cultura de origen. Todo esto se basa en la Teoría Social Capital o la Teoría de las Redes de Inmigrantes. La integración puede ser un proceso doloroso y costoso. Pero todo ese sufrimiento y dedicación se pueden ver un poco apaliados si se cuenta con un sistema de apoyo de otros compañeros inmigrantes que habiten en el mismo lugar. Se trata de un recurso positivo para los nuevos inmigrantes y puede ser un fenómeno autoperpetuante que facilita a los inmigrantes integrarse en su nuevo hogar.

Otro dato relevante que saqué de esta conversación es que un inmigrante a veces se puede ver entre la espada y la pared con respecto a su ambición personal y su ambición por el bien de continuar la norma o la tradición de su familia. En el caso de este estudiante, su papel de género como el único hijo varón de la familia lo pone en una situación en la que se ve obligado a continuar el negocio familiar y cuidar de sus padres una vez se vean incapacitados por la vejez. Nuestro entrevistado aún tiene que reflexionar acerca de si prefiere darle prioridad a su ambición personal o a las normas sociales que le llevan a decantarse por la familia. Queda por ver por qué opción se decantará.

Opinión sobre el taller de migración

En general, el taller merece mi enhorabuena. En mi opinión es vital dejar a los estudiantes explorar y aprender más en las optativas mediante la asistencia a seminarios y talleres organizados por la universidad o por una organización sin fines de lucro. Dicen que el aprendizaje no se limita a los cuatro rincones del aula, y es cierto.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!