Advertise here

Los encantos de Oporto

Publicado por Raquel Velin Morte — hace 1 mes

Blog: Mis viajes por Europa
Etiquetas: Blog Erasmus Oporto, Oporto, Portugal

Hace unos añitos fui a la ciudad portuguesa de Oporto. De Portugal, solamente conozco esta ciudad, además del Algarve, por el cual hice un tour bastante guay, pero no tengo las fotos (soy un desastre para estas cosas, antes era muy poco de hacer fotos la verdad). Las fotos de Oporto las he recuperado por fin, y me apetecía haceros un post sobre esta bonita ciudad.

Qué ver en Oporto

Un paseo perfecto por el centro de Oporto comenzaría en la Avenida de los Aliados, una amplia avenida llena de edificios de bonitas fachadas decoradas con el estilo “art nouveau” del siglo XX, que termina en la plaza principal de la ciudad, la Plaza de la Libertad.

Perpendicular a la Avenida de los Aliados, tenéis la Calle o Rua de Santa Catarina destaca por ser la principal calle comercial de la ciudad, con un montón de establecimientos, tanto para ir de shopping como para tomar un café con preciosas vistas. El lugar más típico de esta zona es el Café Majestic, por la antigüedad del local, que se inauguró a principios del pasado siglo, y se caracterizaba por ser el lugar de reunión de algunos de los personajes más relevantes que visitaban la ciudad.

Bien, si termináis la Avenida de los Aliados, y llegáis a la Plaza de La Libertad, os encontraréis en el centro de la ciudad, que comunica la parte nueva con la parte más antigua. En el centro de la plaza se encuentra una estatua de una altitud considerable del Rey Pedro IV.

A tan solo un paso de la Plaza de la Libertad encontraréis la más famosa de las estaciones de tren de la ciudad. Tenéis que saber que Oporto cuenta con dos estaciones, y bien la Estaçao de Sao Bento (San Benito) es una de las más bonitas que he visto, y es que esta está decorada por una gran cantidad de azulejos pintados a mano, que le dan un toque precioso a este conjunto.

Los encantos de Oporto

Siguiendo esta calle hacia abajo, llegaréis a la Catedral de Oporto, de estilo románico, aunque ha tenido incorporaciones de distintos estilos a lo largo de su historia. Merece la pena entrar, sobretodo por su claustro, que en mi opinión, es la parte más bonita de la misma, ya que es de estilo gótico, y presenta unas vidrieras preciosas. La entrada a la catedral es gratuita, pero es necesario pagar una entrada de 3€ para acceder al claustro (hacedlo).

Los encantos de Oporto

Por la zona de la Catedral hay varios edificios que os llamarán la atención, pues es una zona llena de monumentos, museos e iglesias. Justo detrás de la Catedral encontraréis los restos de una muralla, y un poco más adelante, encontraréis el Palacio Episcopal de Oporto, y la Biblioteca Principal. Merece mucho la pena pararse a entrar en la Iglesia de San Lorenzo, una iglesia muy sencilla, que quizá eso fuera lo que más me llamó la atención. No entramos al Museo de Arte Sacra al que se puede acceder desde la misma iglesia.

Si en vez de ir dirección a la Estación, giráis a la derecha, llegaréis a una zona muy turística, donde se encuentra la Iglesia de los Clérigos, una iglesia barroca sobre la cual se alza la Torre de los Clérigos, el campanario que actualmente está constituido como símbolo de la ciudad, y es la torre más alta de Oporto. Para entrar a la iglesia, la entrada es gratuita, pero para subir a la torre, deberéis pagar una entrada de unos 5€. Merece muchísimo la pena, a pesar de la cantidad de escalones que conlleva su subida (que además, son algo incómodos de subir, y recuerdo que daba un poco de impresión ir subiendo por los amplios agujeros que te permiten ver como sube la altitud), para poder contemplar las mejores vistas de la ciudad.

En frente de la Torre de los Clérigos, encontraréis la Livraria Lello, que fue todo un descubrimiento al llegar allí. Recuerdo que fue la recepcionista del hotel donde me hospedé quien nos lo recomendó, aunque a día de hoy, este lugar se está volviendo cada vez más famoso. Esta librería tiene una gran importancia histórica y artística, y está considerada una de las librerías más bonitas del mundo (con razón). Lo que la ha vuelto más conocida, es el hecho de que a la escritoria J.K.Rowling le sirvió de inspiración para la famosa saga de Harry Potter. De hecho, ahora hay que pagar una entrada de unos 12€, con la cual te puedes llevar dos libros. Se pueden comprar por internet, y así te ahorras la cola.

Justo a la derecha de la Librería Lello, tenéis una plaza muy turística donde se encuentra la Fuente de los Leones, y seguido de esta, la Iglesia del Carmen. Se trata de una iglesia en estilo barroco rococó, levantada por las Carmelitas. En mi opinión, merece la pena acercarse ya que la fachada es bastante bonita, y está a un paso de la zona de la que hablaba anteriormente. Si es que callejear por una ciudad es lo mejor que se puede hacer cuando haces turismo, ¡siempre te topas con algo!

Los encantos de Oporto

Enfrente de la librería, tenéis también la Universidad de Oporto, detrás de la cual encontraréis el Jardín que le da nombre al barrio del que hemos estado hablando, el Jardín de Cordoaria, un bonito jardín por el que es muy agradable pasear, aunque por supuesto, no son tan bonitos como los Jardines del Palacio de Cristal, que se ubican en una zona más al oeste de la ciudad, más alejados del centro, y son de visita obligatoria si vais hasta allí.

Ahora nos dirigimos hacia el sur de la ciudad, hacia la zona del Río Duero. Mi recomendación basándome en lo que hicimos nosotros, es bajar la calle en la cual se encuentra la Iglesia de los Clérigos hacia el sur, y así poder contemplar las fachadas de algunos edificios de interés que se encuentran por esta calle.

Ahora nos dirigimos hacia el Palacio de la Bolsa, un edificio de estilo neoclásico y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata de un edificio que ha sido sede de diferentes acontecimientos importantes, y que actualmente aún sigue siéndolo de algunos eventos que se dan en la ciudad. Destaca por sus habitaciones de diferentes estilos. Para entrar, el precio de la entrada reducida (estudiantes) es de 6,50€ por persona, y merece totalmente la pena. Se realizan visitas guiadas muy instructivas. Lo mejor, una de sus salas bañada por completo en oro, increíble. Y por supuesto, su Salón Árabe constituye un lugar increíble.

Merece la pena callejear por esta zona, hasta llegar al famoso Puente Don Luis. Se trata de un puente de hierro que data a finales del siglo XIX, y que atraviesa el Río Duero. Me parece muy curioso que el arquitecto de este puente sea discípulo de Gustave Eiffel, y es cierto que tiene un rollo al estilo de su famosa Torre parisina. Desde esta zona, salen diversos barcos que hacen recorridos por los puentes de la ciudad.

Los encantos de Oporto

Al cruzar el puente, daréis con la zona menos turística de la ciudad, pero lo que si que merece la pena es coger el teleférico de Gaia, ya que subes a la parte alta del puente, desde donde se obtienen unas vistas impresionantes de la ciudad. Además, durante el trayecto, podéis ir viéndolo todo poco a poco, y la verdad es que está muy bien.  El precio es de 9€ la ida y la vuelta, como siempre, algo caro para lo que es, pero así es el turismo.

El teleférico os dejará justo en el Mirador de la Sierra del Pilar, y justo al lado tenéis el Monasterio de la Sierra del Pilar, un monasterio circular declarado, junto a esta zona, como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Justo enfrente, tenéis los Jardines del Moro, un lugar perfecto para hacer un stop y tomar un tentempié  mientras contemplas toda la ciudad.

Los encantos de Oporto

Recomendaciones

Si vais bastantes días, no podéis perderos hacer una excursión a la ciudad de Aveiro, una ciudad ubicada a menos de una hora en coche de Oporto. Se trata de una localidad bastante cuca, que se caracteriza por sus barcos de colores.

No os olvidéis de un paraguas, y calzado a prueba de lluvia, puesto que el tiempo puede llegar a ser muy cambiante. Os recomendaría meter en la maleta unas zapatillas que sean cómodas y no calen, que no os impidan patearos la ciudad bien agusto, tanto si llueve, como si no. Hay muchas cuestas y escaleras, así que os vendrán bien igualmente.

Espero que os haya gustado este post, y que os animéis a visitar esta ciudad portuguesa. ¡Nos vemos en el siguiente post!


Galería de fotos


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...