De viaje a Lleida (2)


Si en vuestro viaje seguís las útiles indicaciones que os darán los amables empleados de la oficina de turismo, enseguida encontraréis algo interesante que ver. Justo en la esquina entre Carrer Major y Carrer Cavallers, se encuentra la Capilla de Sant Jaume. Originariamente, esta capilla se construyó durante la ocupación árabe de la ciudad. Se dedicó a Santiago (Sant Jaume en catalán). Además, forma parte del recorrido catalán del Camino de Santiago, como demuestra una escultura del santo con el inconfundible símbolo del camino: la concha amarilla.

De viaje a Lleida (2)

Si seguís por el Carrer Major hasta el final, llegaréis a la Plaça de la Catedral, donde se encuentran otros dos edificios importantes. Como el propio nombre sugiere, uno de ellos es la catedral de la ciudad, llamada Catedral Nova para distinguirla de la otra, la espectacular Seu Vella. Construida en el siglo XVIII, la más reciente de las dos, de estilo barroco, es claramente menos impresionante que la catedral más antigua. Aun así, merece la pena destacar su original estructura, ya que no es muy común encontrar iglesias cuya altura sea más o menos similar al resto de dimensiones. El elemento más interesante, por lo menos desde mi punto de vista, fue ver a las cigüeñas, que estaban tranquilamente posadas encima de la iglesia, con sus nidos adornando ambas torres. Frente a la iglesia, se encuentra en Antic Hospital de Santa Maria. Este robusto edificio, que data del siglo XV, albergaba en su origen el hospital de la ciudad. Aunque puede parecer bastante soso desde fuera, el patio interior tiene mejores vistas.

De viaje a Lleida (2)

Si subís las escaleras que están justo a la izquierda de la catedral y os dirigís hacia el norte, llegaréis hasta Plaça de Sant Josep. En esta plaza se encuentra el Museu de Lleida, que merece la pena visitar si tenéis algo de tiempo libre. Lejos de ser un museo estático y aburrido, esconde en su interior una interesante visión de la historia de la ciudad y conserva una serie de obras de arte características de distintos periodos. La entrada al museo es bastante barata (4 euros) y el recorrido es muy interesante y está muy bien organizado. Vas conociendo varias etapas de la historia y los objetos están expuesto de una forma muy interesante y original.

De viaje a Lleida (2)

Tras una pequeña introducción por parte de los educados empleados del museo, me dirigí rápidamente a la primera parte de la exposición. En ella se exponían muestras de los primeros asentamientos humanos, de antes de la Prehistoria, en la zona en la que actualmente está la ciudad. Sin embargo, no fue hasta el siglo VI a. C. cuando se instaló la primera agrupación permanente de casas de un pueblo ibero llamado Ilergetas. Pocos siglos después, estos asentamientos primitivos fueron invadidos por el Imperio romano, que extendió su dominio por la zona. Este primer asentamiento, conocido con el nombre de Iltirta, pasó a denominarse Ilerda en tiempo de los romanos (de ahí obviamente viene el nombre español de la ciudad de Lérida). Aunque el pueblo de Ilergetas no nos dejó mucho, en el museo se pueden ver unas pocas ruinas romanas interesantes, que están muy bien cuidadas y se han conservado en buen estado.

De viaje a Lleida (2)

Sin embargo, la estabilidad política de la ciudad duró solo un par de siglos, ya que la decadencia del Imperio dejó la ciudad expuesta a la invasión de los visigodos en primer lugar y, más tarde, a la ocupación de los árabes, quienes tuvieron Lleida en su poder durante más de cuatro siglos (719-1149). Como apreciaréis por los objetos que encontraréis en el museo, los árabes nos dejaron un interesante, aunque no abundante, legado. Fue el conde catalán Ramón Berenguer IV, quien puso fin a la ocupación árabe y anexionó la ciudad al reino de Aragón. En pocos años, Lleida se convirtió en una ciudad próspera y muy poblada, rica en instituciones culturales, como demuestra la presencia de una de las primeras universidades de España (la llamada Estudi General, fundada en 1300). Una abundante colección artística nos traslada a esos siglos de expansión de la ciudad: cuadros, estatuas, retablos y magníficas esculturas realizadas con la técnica del bajorrelieve se encuentran en este museo. La mayoría de ellas estaban originariamente en la Seu Vella, pero tras sobrevivir a una innumerable serie de vicisitudes, fueron trasladadas al museo. De todas formas, como ya estaréis un poco hartos de historia, será mejor que continúe en otra ocasión con la tormentosa historia de Lleida.

De viaje a Lleida (2)

Frente a la Plaça de Sant Josep, se encuentra la iglesia de Sant Llorenç. Edificada durante el siglo XIII, como demuestran las huellas del estilo gótico, ha sido restaurada recientemente. Dentro de la iglesia, hay una serie de retablos muy bien conservados. La parte norte del templo da hacia la Plaça de Sant Llorenç, igualmente fascinante con su tan característica fuente. Si os dirigís al norte por el Carrer de la Tallada, llegaréis hasta el último punto de nuestro recorrido, la colina en cuya cumbre se encuentra la magnífica iglesia de la Seu Vella. Sin embargo, una vez que estéis en el cruce con el Carrer de Murcia, podréis hacer un breve desvío para visitar el Deposit del PLa del Aigua. Se trata de un espectacular edificio del siglo XVIII que se usaba para proveer de agua potable a toda la ciudad. Por desgracia, como, aunque no entiendo por qué, estaba cerrada durante el horario de apertura, no pude verlo. Por tanto, fui hacia las escaleras que conducen a la Turò (colina) de la Seu Vella.

De viaje a Lleida (2)

Sin embargo, este emblemático lugar se merece protagonizar su propio post. Solo dejadme añadir que se pueden visitar un para de lugares muy interesantes de Lleida. De hecho, sorprendentemente el Ayuntamiento ofrece entrada gratuita a dos museos de la ciudad: el Museo d'Arte Jaume Moreira (arte contemporáneo y moderno, situado justo al lado de la oficina de turismo en el Carrer Major) y el Centro d'Art la Panera. Este último está cerca de la ya mencionada Plaça de Sant Llorenç, junto a la iglesia de Sant Martì del siglo XII. Aunque yo no pude visitar ninguno de estos dos museos, creo que merecía la pena deciros que se puede entrar gratis.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

¡Comparte tu Experiencia Erasmus en Lérida!

Si conoces Lérida como nativo, viajero o como estudiante de un programa de movilidad... ¡opina sobre Lérida! Vota las distintas características y comparte tu experiencia.

Comentarios (0 comentarios)



¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!