Advertise here

Ayudar a un buen amigo

Hoy en día la gente solo piensa en lo que necesita, en lo que le hace falta, en lo que quiere o le gustaría tener. Y muchas veces nos cegamos mirando solo por nuestros propios intereses, olvidando a los demás porque no estamos dispuestos a perder un poco de nuestro tiempo en algo que nos pide un amigo o un colega por la simple razón de ¿él haría lo mismo? Y como suele pasar, pensamos que no, y no gastamos fuerzas ni tiempo en algo que no sabemos si harían por nosotros. Sin embargo yo soy de la opinión de que no podemos guiarnos siempre para hacer las cosas en si lo harían o no por nosotros. Tenemos que hacer lo que sintamos y lo que nos salga, y desde luego si tengo un amigo con un problema, por pequeño que sea, siempre voy a intentar ayudarle aportando mi pequeño granito de arena.

Tengo un amigo al que, sin haberme dado cuenta, se ha ido ganando un huequito en mi corazón. Un amigo que conoci el año pasado durante mi tiempo de séneca. Al principio simplemente me parecía un tío interesante, diferente, con el te podías echar unas buenas risas en una marcha, pero sin más, no le tomaba nada en serio... Pero poco a poco fuí conociendole un poquito más, y me ha ganado por goleada. Ahora estamos a cientos de kilómetros, pero como dije antes, un amigo necesita un pequeño granito de arena para ayudarle, y ahí hay que estar.


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...