Advertise here

Catedral de Jaén

Publicado por Cuenta Anónima — hace 3 años

Blog: Monumentos del mundo
Etiquetas: Blog Erasmus Jaén, Jaén, España

Pese a tener un artículo de "experiencia" sobre mi querida ciudad natal de Jaén, no puedo pasar por alto la oportunidad de hablar algo más del monumento más cotizado por la capital. Hablo de la conocida Catedral de Jaén, veamos por qué y qué nos ofrece:

¿Dónde podemos llegar a encontrarla?

No será difícil dar con ella si te encuentras en cualquier punto de la ciudad, y es que, con su enorme tamaño (que iremos viendo con el paso de las fotos que cuelgue), podremos comprobar rápidamente a qué distancia nos encontramos del objetivo e ir hacia allá en cualquier momento. Pese a las dudas y gracias a la tecnología que nos brindan sobre todo los móviles a día de hoy (odio los mapas), decir que la Catedral se sitúa en la Plaza de Santa María, sin número, y si no, cualquiera de los ciudadanos que os podáis llegar a cruzar, sabrá perfectamente dónde encontrarla.

Tal plaza es totalmente céntrica, por lo que cerca de ella podréis visitar el caso histórico con su multitud de trozos de antigua muralla, y otros monumentos emblemáticos como los museos, la galería de arte, el teatro y más cerca el Palacio Municipal y el Palacio Episcopal (de los que seguramente termine hablando en otros artículos posteriores).

Decir que lo mejor es ir hasta ella andando desde otro punto de la ciudad, si bien en el caso de que estemos a una distancia considerable, el taxi es muy barato en la capital jienense, y si no, el autobús te deja también en las inmediaciones a tiro de unos pocos metros andando. Merecerá la pena darse el paseo por la ciudad como ya comenté en el artículo sobre la ciudad.

¿Qué tiene de especial?

En primer lugar, es reconocida como Monumento Nacional, y ello es por su enorme valor tanto cultural como también histórico e incluso turístico. Concebida allá por el lejano siglo XVI, es una de las obras más importantes del renacimiento español. En 2008 fue iniciado el procedimiento para que fuera a su vez considerada como Patrimonio Cultural de la Humanidad, al ser modelo de construcciones futuras en España y en gran parte de América; si bien, a día de hoy y más concretamente desde el año 2012, ya es considerada de tal calibre, junto con las ciudades cercanas de Úbeda y Baeza.

Por otra parte, la dimensión de hasta 100 metros de sus fachadas laterales, es una de las más grandes del páis, teniendo hasta 33 metros de altura. Una de las características que hacen especial a la Catedral de Jaén, son sus numerosas esculturas de distintos santos en sus diferentes fachadas. Se mantienen en muy buenas condiciones pese a los años pasados y las pocas restauraciones y ello es de considerar.

Además, las distintas puertas enormes a cada lado de las torres y la más grande central, hace que imponga respeto tan solo viéndola desde lejos, cosa que añade misterio y curiosidad al monumento.

Y, por si fuera poco, en numerosas épocas del año, colocan fuera un escenario donde se llegan a hacer conciertos y todo tipo de eventos en la plaza de la Catedral, para que los vecinos se sientan aún más orgullosos de su hermoso monumento.

¿Cómo está el interior?

Una de las cosas que desmarca a la Catedral de Jaén con otras muchas iglesias y catedrales, es el uso de la tecnología dentro de ella. Tiene alguna que otra pantalla de buena dimensión en la que se indican datos culturales e históricos de la misma, lo que hace todo más útil e interactivo que la típica visita a este tipo de edficios en otras ciudades.

Su enorme altura junto con sus obras, cúpulas y altares, hacen un pack muy completo precioso a la vista que merece la pena descubrir. En mi caso, mi favorita, y no por el hecho de que sea de la ciudad, sino porque de verdad que tras haber visto ya decenas de ellas, la de Jaén tiene algo especial que se conjuga con la Plaza y las vistas de los olivos entre las callejuelas estrechas a su lado.

Tiene más de quince capillas distintas en su interior, para que cada uno de los fieles y curiosos, puedan no solo visitarlas sino también rezar si lo creen oportuno.

¿Se puede visitar en cualquier momento?

Decir, que como todo monumento que se precie, dispone de un horario preestablecido que cualquiera podrá encontrar o bien en la misma puerta de la Catedral o bien vía Internet, si bien comentar por aquí que suele estar abierta desde temprano sobre las 8,30 horas, hasta las 19.00 de la tarde con un parón a la hora de comer. En ese parón, se ven numerosos niños correteando por la plaza o simplemente personas tumbadas tomando el brillante sol que da justo a sus puertas. Podremos encontrar numerosos bares cerca, que no nos hará tener que movernos muy lejos para seguir contemplándola todo lo que deseemos.

El precio es tan solo de cinco euros con autoguía, con descuento para jóvenes, jubilados, y como es habitual, también para grupos numerosos (que la verdad que no recuerdo exactamente cuál era el mínimo para ello, pero que de todas maneras seguro también se puede comprobar de las maneras ya mencionadas en el párrafo anterior).

¿Conclusión?

Por su tamaño, sus vistas, sus alrededores, su sentimiento, su color, su gente, su bajo precio, su gran calidad de conservación, e incluso la tecnología que se usa; hay que ir a la Catedral de Jaén y compararla con otras en las que ya hayas estado. A lo mejor no estás de acuerdo conmigo con que puede ser la mejor en muchas cosas, pero seguro no te dejará indiferente y eso al final, es lo que verdaderamente importa.

Os dejo con una última foto tomada desde la lejanía y altura de Jaén en la que a pesar de todo, sigue siendo visible este maravilloso monumento jienense.


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!