Motivos para viajar siendo joven | Experiencia Erasmus HOGENT

Motivos para viajar siendo joven


Hay un dicho muy extendido que me toca especialmente la moral y es el de "quien vale vale, y quien no pa´ADE". Bueno, he de reconocer que yo misma soy la primera que hasta hace un par de años pensaría que realmente es una carrera demasiado general y que la gente solo la hace por las salidas que tiene.

Pues hoy, a punto de acabar los mejores 4 años de mi vida, he de decir que aquellos que comentan la frasecita, están totalmente equivocados. Como un buen profesor de filosofía que tuve en el instituto, me gustaría confirmar que las carreras no son las que tienen salidas, son las personas las que las tienen. Vas a tener una “salida” o un “futuro” siempre que tengas un plan y que vayas  a por ello. Siempre que te levantes y te muevas persiguiendo algo, en lugar de quedarte sentado viendo cómo pasa la vida por delante de tus narices.

Por mi idílico que suene, es la verdad de la vida. Y punto. Y vas a tener salidas por tu personalidad y tu talento, da igual si has estudiado ADE, jardinería, un par de años en el negocio familiar o si te gusta leer. En el mundo de incertidumbre y constantes cambios en el que vivimos, nadie nos puede asegurar nada de nada. Quizás mañana estemos intentando sobrevivir por un trozo de pan porque estalla la Tercera Guerra Mundial por el petróleo, o puede que nos carguemos el planeta del tirón.

Por eso, porque pensar a tan largo plazo no tiene sentido, es mejor que empieces a estudiar algo que te guste y que te mueva. O como en mi caso personal, algo que te permita compaginar tus estudios universitarios con tus pasiones (como el baile), con tener pequeños empleos por las tardes aunque sea dando clases para ganarte un dinero. Que puedas compaginarlo si lo necesitas con viajar, con idiomas, con hablar con gente o con ver series en el salón tirado si es lo que a ti te hace feliz.

De todo se aprende, y por dedicarte en cuerpo y alma a unos estudios no vas a ser ni más listo ni mejor persona. Si eso es lo que más te mueve y llena, adelante. Pero si lo haces porque es lo que consideras correcto, estás perdiendo el tiempo.

Uno de mis mejores amigos del colegio, me dijo hace no mucho como broma (que entre broma y broma la verdad asoma…) “qué pena que pudiendo hacer una ingeniería y siendo la empollona de la clase acabases desperdiciando tu potencial en ADE”. Fue Fernando Lozano, aquí te respondo amigo.

Puede que tu futuro como ingeniero sea brillante. Es más, seguro que lo es, porque si la vida es medianamente justa, después de 4 años de sacrificio y academias, espero que consigas lo que más quieres. Pero si es presidir una empresa cualquiera, te advierto que puede que ya esté yo allí.

Durante estos cuatro años, yo he trabajado desde el día 1. Mi carrera no ha tenido la misma exigencia que la tuya, pero eso no significa que yo valga menos o que haya vagueado. He aprendido francés en la Escuela de Idiomas. He trabajado en LB Oprent como becaria ayudando en el departamento de análisis de riesgos. He trabajado en una agencia de publicidad en Madrid tocando otra rama de las áreas de mi carrera.Me he marchado un año a Estados Unidos de intercambio y he aprendido con profesores mucho más prácticos en BGSU, Ohio. He conocido tanta  gente viajando…Toronto, Chicago, Boston, New York, Washington, Miami, Atlanta, Cleveland…Y el inglés por supuesto.

Y el motivo por el que hablo de esto en este blog, el erasmus en Gante. Más gente de diferentes culturas. Ahora sé explicar cómo matan el tiempo mis amigos de Dinamarca cuando hace malo por ejemplo. Ahora sé explicar cómo se formó Europa porque hice un tour con un guía al que reconozco presté más atención que a muchas clases de historia. Profesores y clases nuevas. Una beca que me ha dejado moverme por Praga, Copenhague, Budapest, Bratislava, Viena, Cracovia y Varsovia en Polonia, París…Viajando también se aprende muchísimo ¿sabes? Se abre tu mente. Es un poco como el que lee, que cuanto más lees menos faltas de ortografía cometes. Pues bien, contra más viajas, ves, hueles y observas, más tolerante, inteligente, culto y empático te vuelves.

Ahora estoy aplicando a varias empresas porque voy a terminar la carrera haciendo prácticas. Y resulta que me han cogido en la empresa química Merck para trabajar en Ámsterdam. Y durante tanta entrevista, no he hablado ni de notas ni de conocimientos teóricos. He contado mi vida, lo que más me gusta de las culturas de las que me he empapado. He intentado explicar mis cualidades a través de anécdotas o ejemplos. ¿Enseñarles el título de inglés o contarles que llevo hablándolo para poder comunicarme en el último año y medio?

 

Al final todos vamos a tener que enfrentarnos a una entrevista para obtener el trabajo de nuestras vidas. Que es injusto, pero es así. Que cada cual, con su personalidad y su carisma sea capaz de venderse mejor o peor depende de muchos factores. Y pocos vienen en los libros.

 

Que la ambición y las ganas se presentan de muchas formas, que no conoces a alguien por lo que estudia. Hay muchos caminos para llegar al mismo destino, y la medida en que tú quieras diseñar una ruta entretenida y que valga la pena, dice más de ti que el cartel de la carretera que coges. Porque son los pueblos en los que paras a repostar los que te permiten hablar con la gente. Es la cafetería en la autopista la que te aportará el recuerdo del viaje, y no ir constantemente a 120 km por hora durante 3 horas. Es la emisora de música que sintonizaste la que le da la nota de color a la vida, igual que es el copiloto el que te enseñó cómo llegar. Fue escuchar, ver, hablar…No simplemente conducir.

Así que déjate perder. Déjate ayudar. “Quien vale vale, y quien no…no”.


¡Comparte tu Experiencia Erasmus en Hogeschool Gent!

Si conoces Hogeschool Gent como nativo, viajero o como estudiante de un programa de movilidad... ¡opina sobre Hogeschool Gent! Vota las distintas características y comparte tu experiencia.

Comentarios (5 comentarios)

  • Pilar Nevado hace 4 años

    Que buena entrada Carolina!!!! Me ha encantado leerte! Estoy totalmente de acuerdo contigo, pero es verdad que a veces se nos olvidan estas cosas tan importantes, que al final son las que van a hacer que seamos realmente felices, y las que nos permitirán cumplir nuestros sueños!

  • Francisco Xicopardal hace 4 años

    ¡¡Me ha encantado!! ¡¡Ya tengo ganas de ir!! Se ve que es un sitio muy peculiar. Me encantó la anécdota de que quitan tu zapato mientras disfrutas de la cerveza, iré con unas viejas babuchas para poder quedarme el vaso:p, ¡Gracias por compartir tu experiencia Carolina!!

  • Juan Francisco Gomez hace 4 años

    Bravo Carol!!!
    Me ha encantado tus comentarios y tu experiencia.
    Sigue adelante, disfruta la vida, vívela.
    Sobre todo sé feliz, haz lo que verdaderamente te gusta y espero que puedas.

  • Montse Pardal hace 4 años

    Que bien expresado!!, me ha gustado mucho leer tu entrada y comprobar que hay mas gente con la idea de que lo primero es ser feliz y disfrutar de todo lo bueno que la vida nos da. Vivir con tu filosofia es vivir mucho mejor. A seguir disfrutando de los viajes y sacando el maximo provecho a cada día.

  • Rafael Alberto Chico hace 4 años

    Como dice nuestro Don Quijote: "El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho". Así que a leer y a viajar mucho, pero sin perder la cabeza... bueno, un poco de locura tampoco está mal.

    Me gustan mucho tus publicaciones.

    Saludos.

¡Comparte tu experiencia Erasmus!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!