Advertise here

Segundo día de viaje en FlixBus

Mi segundo día de aventuras fue excelente desde la madrugada. De hecho, tras mi visita a Marsella, mi viaje continuó utilizando el medio más seguro, efectivo y económico. Ciertamente no es la forma más rápida, ya que el viaje en autobús duró en total más de siete horas, pero llegamos bien a Barcelona, por lo que valió la pena visitar las diferentes ciudades del sur de Francia y conecta España con Francia. Esta zona costera se sirve principalmente de una naturaleza espléndida y una vista impresionante. Por eso, es recomendable hacer el viaje por la mañana y elegir las rutas más cercanas.

Viaje en FlixBus

Muchas personas se preguntan si el FlixBus es una forma cómoda de viajar de un país a otro y se preguntan por las condiciones en las que se desarrolla el viaje. La respuesta está en este blog: el FlixBus es un autobús de confort, grande, espacioso y con asientos grandes y cómodos. Las ventanas tienen un vidrio que da sombra y una calidad muy buena y maravillosa. Hasta el conductor es amable y espera a todo el mundo, a todos los pasajeros que lleguen tarde siempre y cuando hayan pagado su asiento; tendrán de verdad un asiento y el autobús sale diez minutos más tarde de la hora de salida real del autobús.

deuxieme-journee-voyage-flexibus-38a567e

Mi viaje empezó desde la estación de autobuses de Marsella y duró aproximadamente siete horas mientras paseaba por la Costa Azul y cruzaba las diferentes ciudades; la ruta pasa por la ciudad de Nimes y luego por Montpellier, que es muy conocida como una ciudad excelente en el sur. Luego pasa por otras ciudades como Sète, Agde y Béziers. Casi llegando a la frontera española, nos paramos un rato para descansar en la estación de Narbonne, luego el viaje continuó durante cuatro horas hacia el Arco de Triunfo de Barcelona que es el destino final de este viaje tan maravilloso.

El viaje en FlixBus es muy seguro. Dispones de todas las comodidades posibles, como asientos cómodos, una vista impresionante del horizonte a través de grandes ventanas e incluso de un inodoro para no preocuparse por eso durante el viaje, que dura bastante. El camino, aunque es un poco largo, permite un trayecto mágico y magnífico de las fronteras francesa y española. Al cruzar las frontera, nos invade una sensación extraña porque vemos las señales de cambio de idioma, las gasolineras también eran diferentes y los preciosos paisajes eran aún mejores. Cuando llegamos a suelo español, nos esperaba una naturaleza soberbia e impresionante, magníficos monumentos y un ambiente alegre y maravilloso para poner un pie en este precioso y encantador país.

Desde hacía tiempo, me encantaba España porque encuentro que es un país muy cálido; rápidamente te sientes como en casa porque los españoles son muy amables y acogedores. Siempre sonríen y son amables. Realmente te sientes seguro allí y disfrutas del buen clima y las maravillosas playas.

deuxieme-journee-voyage-flexibus-ec8de80

Llegada al Arco de Triunfo

Nuestra llegada a la estación de autobuses española fue excelente; estábamos cerca del Arco de Triunfo, precioso y encantador desde lejos, un enorme edificio que tiene que visitarse en Barcelona. Es un monumento en piedra roja con magníficas esculturas que atestiguan la historia de la ciudad y también permiten ver los detalles de una arquitectura detallada, realizada de corazón y con gusto, con el fin de mostrar un monumento tan bonito al público. El arco está ubicado en una larga y preciosa avenida con palmeras por todas partes y decoraciones. Las familias y la gente joven estaban sentados a la sombra y disfrutando de este maravilloso monumento pintoresco, con una arquitectura preservada durante años y años.

Cerca del arco, también había un parque en una ubicación estratégica y que hacía que la gente disfrutara de la naturaleza en el verdadero sentido de la palabra. El césped verde formaba una alfombra donde la gente se divertía a su manera con diferentes juegos, música e historias divertidas. En el parque tanto adultos como niños disfrutaban de un ambiente magnífico y la calma en el corazón de la naturaleza. así que decidí almorzar en un picnic con mis amigos en la hierba verde de este parque. Metimos nuestra comida en la nevera e hicimos sándwiches y luego tomamos una bebida dulce con frutas del bosque mientras contemplábamos este precioso paisaje de naturaleza y felicidad.

deuxieme-journee-voyage-flexibus-ba1f3fe

Paseo en barca

Luego decidimos visitar la otra parte del parque donde nos encontramos paseos en barca de media hora. Además, tal y como queríamos, la barca era muy ligera y permitía movimientos flexibles y nosotros teníamos que conducirlo por ese río magnífico para descubrir las familias de patos y patitos que se refugiaban allí. Media hora en barca nos costó 6 €. Finalmente, quedamos encantados con ese bonito paseo en ese inmenso lugar con agua clara y magnífica.

deuxieme-journee-voyage-flexibus-ddb986f

Lo divertido es que nos fuimos en dos barcas. Por mi parte, fui con mi amigo, que era joven. Intentó remar para hacer que el bote avanzara, pero fue en vano. Me explicó que era imposible avanzar. Así que estábamos estancados e incluso el instructor se dio cuenta de que nuestra barca no se movía. Entonces propuse que intentaría remar para ver si sabía mejor la técnica y la barca empezó a avanzar, tomar distancia e incluso alcanzar una mayor velocidad en el río. Fue bastante divertido porque mi amigo no entendía cómo una muchacha podía llevar una barca de esa manera y que él no supiera cómo hacerlo.

Entonces sus hormonas de hombre empezaron a agitarse y comenzó a protestar diciendo que él era el hombre y que tenía que dirigir la barca. Fue muy divertido, me reí como nunca antes lo había hecho; luego comencé a hacer un vídeo que enseñaba cómo remaba de la manera correcta y que finalmente había entendido la técnica para hacer avanzar la barca. Esa media hora fue mágica. Vivimos momentos inmejorables y disfrutamos de un gran día en el parque, que fue realmente uno de los más bonitos en los que he estado.

deuxieme-journee-voyage-flexibus-93537f0

También había un parque zoológico con muchos animales salvajes cerca del Parc de la Ciutadella en el que los niños y también los adultos pueden divertirse observando a los animales salvajes que vivían allí. Después decidimos tomar un helado en una magnífica tienda cerca de la Sagrada Familia donde la gente estaba muy relajada y había un ambiente alegre y con música; fue maravilloso. Los helados de España también están muy ricos y no son muy caros. Mientras te lo tomas, puedes relajarte y descansar. Por último, visitamos la última parte del Parc de la Ciutadella que consistía en un magnífico monumento dorado, la estatua de un antiguo rey que conducía su carruaje tirado por caballos. Al otro lado, había una escalera larga, pero preciosa, que ofrecía una vista espléndida desde arriba. Todo ello decorado con un río magnífico y precioso y que mostraba un paisaje maravilloso y mágico.

deuxieme-journee-voyage-flexibus-9c6af3c

La Rambla

Incluso después de anochecer, pudimos volver en transporte público. De hecho, los autobuses nunca dejan de trabajar y de trasladar a personas hasta las 2 de la madrugada y ofrecen un transporte seguro a todos los barrios de Barcelona. Por otro lado, el metro subterráneo de la ciudad deja de funcionar a medianoche, incluso en pleno verano. El barrio donde me alojaba era el vivo ejemplo. Era una zona perfecta para quedarse lejos, en calma; supertranquila y que me permitía estar completamente segura a unos diez minutos del centro y los principales barrios de la ciudad.

Recorrimos dos o tres calles y encontramos el barrio más cálido y famoso de todos los barrios: La Rambla. Es una calle larga caracterizada por una inmensa aglomeración, la gente contempla las preciosas tiendas, las arquitecturas más bonitas y restaurantes aptos para todos los bolsillos. Incluso hay vendedores ambulantes que venden recuerdos o ropa. Tuve la suerte de comprar un reloj y un precioso abanico con los diferentes colores españoles y que será un maravilloso recuerdo de la ciudad para mí. También visitamos el barrio de Ciutat Vella donde pudimos ver el monumento a Cristóbal Colón, un conjunto de esculturas ubicadas en la plaza del Portal de la Paz. Hay un total de 8 estatuas de leones en este monumento, 4 están sentados y 4 están de pie.

Las Drassanes también es una zona genial cerca del puerto de Barcelona. A pocos pasos, se ven los majestuosos barcos en un ambiente pintoresco y magnífico. Los barcos en los que las personas se pasean y realizar viajes por el mar disfrutando del placer de ir al otro lado del mar Mediterráneo. Como un sitio destinado solo a la relajación, podía ver la hierba verde como el césped extendido por la llanura y donde la gente aprovechaba el momento para hacer fotos bonitas, maravillosas reuniones y respirar el aire fresco del mar en tranquilidad y con la mente despejada para relajarse lo máximo posible.


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

¡Girando la manivela!