Advertise here

Complejo palaciego del Golestán (primera parte)

Decidida a visitar cada rincón de Teherán, no es nada de extrañar que acabara viniendo al complejo palaciego más conocido de toda la ciudad, el “Kakhe Golestan” o, como se traduciría al castellano, el Palacio de Golestán. Si bien la fecha exacta de su construcción se desconoce, se deduce que fue construida bajo el Imperio safávida y renovado más tarde por la dinastía Zand. Más tarde se convertiría en la residencia oficial de la dinastía Qajar que gobernaría Irán durante 200 años. En el transcurso de estos dos siglos, la residencia se reformó en múltiples ocasiones para adaptarse al gusto de sus anfitriones.

golestan-palace-complex-pt-1-a65447ab7a4

El área del jardín

Vale, ya sé que quizás os esté dando demasiados nombres y fechas... Simplemente quedaros con que el palacio y el complejo tienen unos 400 años y que, a pesar de que se hayan preservado los elementos principales tal como se concibieron originalmente, ambos edificios se han reformado varias veces con el paso de las distintas dinastías que gobernaron Irán.

Así es como mi excursión al famoso complejo palaciego empezó: me desperté un jueves, a las 8 a. m. decidida a prepararme y salir con las esperanzas de que el frío me diera un descanso y no estar todo el día tiritando. Al final, no lo pasé tan mal; la temperatura media era de 2 ºC, mientras no sea una temperatura bajo cero todo bien, ¿no?

Cómo llegar

Para ir a Golestán primero cogí un taxi hasta la estación de metro (mi medio de transporte favorito) y me hice con un billete de ida y vuelta antes de subir. ¡Recordad que un billete de ida y vuelta sale más barato que dos separados! Subí a la línea 2 y luego pasé a la línea 1, Kahrizak en la estación Imam Khomeini para bajar una estación más tarde en la estación Panzdah e Khordad, justo al lado del gran bazar. ¡Echadle un vistazo a mi artículo sobre el Gran Bazar de Teherán para más información sobre la estación de metro! Una vez haber salido de la estación caminé unos 100 metros y giré a la izquierda para dar a una pequeña zona de jardines desde la cual ya se podía avistar la entrada del complejo palaciego.

Descripción:

Hay distintas entradas para las diferentes áreas y salones del palacio. Para nada compré una entrada para cada lugar. Pedí que me recomendaran los mejores y elegí tres lugares que creo que fueron buenas opciones. La primera entrada era para la entrada del palacio, que permitía visitar el edificio desde el exterior y ver su hermoso jardín. Mucha gente solo compra esta entrada y luego va a comer al café del jardín, una monada de lugar del que os hablaré más tarde.

golestan-palace-complex-pt-1-a349d4cb3cc

El área del jardín

Nada más entrar, fui imbuida por la la majestuosidad que irradiaba del lugar. La belleza era sobrecogedora y no podía hacer otra cosa que sentirme orgullosa del rico legado de mi cultura. En el centro encontramos el estanque tan característico de la arquitectura persa y que puede verse en muchos otros palacios y residencias reales antiguas. Este estanque le da un toque totalmente diferente al lugar, además estaba rodeado de pequeñas fuentecitas que eran encantadoras(aunque estuvieran cerradas ese día).

golestan-palace-complex-pt-1-bd2361ee9ab

La entrada del palacio

A continuación, me acerqué al glorioso "Iwán" (es decir, la terraza del palacio) y pasé un tiempo preguntando sobre su historia. La terraza antiguamente albergaba el "Takht e marmar", el trono de mármol construido por los artistas de la corte Qajar. De verdad, menuda obra de arte hecha de minuciosos y detallados grabados de mármol y madera, cristal y mucho más. Como podréis suponer, el trono se empleaba en las ceremonias de coronación de los reyes de la dinastía Qajar. Además, el rey también ocupaba el trono durante las ceremonias reales.

golestan-palace-complex-pt-1-28d5978ccf1

El trono de mármol

Más adelante, hay otra terraza contigua más pequeña y donde se encuentra la tumba de Naser al-Din Sah Kayar. Se dice que era uno de los lugares en los que al sha Qajar le gustaba más pasar el rato. Tras su muerte, se le enterró en el templo "Shah Abdol Azim" en Ray, cerca de Teherán. ¿Entonces qué hace su tumba aquí? Parece ser que durante la Revolución islámica se trasladó para evitar su robo o deterioro y se llevó al Palacio del Golestán. La tumba también está hecha de mármol y tiene un retrato del sha grabado en ella. Se le considera una obra de arte de la era Qajar y de verdad que lo es. Me quedé atónita con solo pensar en todo el tiempo y trabajo que tuvo que ser dedicado para tales grabados y en aquella época. Es una completa maravilla.

golestan-palace-complex-pt-1-2f5777a674d

El Iwán

golestan-palace-complex-pt-1-482e2a50b71

golestan-palace-complex-pt-1-1e539880ead

La tumba de mármol de Naser al-Din Sah Kayar

Anduvimos un poco por el jardín y llegamos a la entrada del “Talar e Salam”, el salón de recepción también conocido como el gran salón. Para entrar aquí se necesitaba una entrada diferente que compramos en la entrada del palacio. Nos pidieron cubrirnos el calzado con unas bolsas de plástico que nos dieron. No se permitía ni tomar fotos ni vídeos, menudo bajón. La majestuosidad de este lugar era indescriptible. No es de extrañar, después de todo se diseñó con el objetivo de exponer el tesoro real a modo de museo. No obstante, las joyas se trasladaron al Museo Nacional de las joyas reales del Banco Central de Irán. Dentro del Talar Salam me encontré con unos turistas españoles y aproveché para practicar mi español: hablé con ellos y les conté cosas acerca de mi blog. Fueron muy simpáticos y cuando les pregunté por Irán me dijeron que "los iranís son la gente más simpática que jamás hayamos visto, son muy buena gente, estamos sorprendidos". Les deseé buen viaje y continué a la siguiente parte del complejo.

golestan-palace-complex-pt-1-da89fc6ee0f

Fuente

golestan-palace-complex-pt-1-bce769eabff

Fuente

golestan-palace-complex-pt-1-263e21a35c6

Fuente

¡La continuación la encontraréis en la siguiente entrada!

¡Hasta pronto!


Galería de fotos



Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...