Advertise here

Brisbane: día 1

Preparativos

Si vais a estudiar a Australia un semestre, tenéis que hacer una cosa sin falta: viajar por el país. Australia es uno de los mejores países para hacer largos viajes que duren días o incluso semanas. Muchos mochileros hacen viajes a diferentes partes de Australia durante meses. Es una experiencia bastante común. Si viajáis os encontraréis con muchas personas que están viajando por toda Australia o que ya lo han hecho en el pasado. Sin embargo, esta vez haremos un viaje más corto. El viaje completo fue solo de siete días porque eso era lo que duraban las vacaciones de la universidad. Aun así, el viaje nos salió bastante económico comparado con lo que en teoría iba a costar. Primero os voy a contar cómo preparar un viaje así antes de explicar cómo podéis ahorrar el dinero que ahorramos nosotros durante el viaje.

brisbane-day-1-1093275f5a8c1459ad67be9b6

Fuente

Lo que más dinero cuesta es alquilar un medio de transporte. Nosotros éramos cuatro personas (recogimos a un mochilero por el camino). En lugar de pagar la tarifa completa de un coche de alquiler que costaría cientos de dólares, decidimos coger una autocaravana. Costaba lo mismo que un camión de mudanzas. Pagamos cinco dólares por día (más una pequeña tasa administrativa que incluía los peajes). Para encontrar la caravana tuvimos que mirar en varias páginas web hasta que encontramos la fecha que mejor se adaptaba a nuestro calendario. Tardamos una semana hasta que encontramos lo que buscábamos. Un viaje desde Brisbane a Sydney. Además, la caravana ya contaba con 50 dólares de gasolina. Normalmente, antes de ir a un sitio, tendréis el combustible lleno y pagado. Ahora estaréis pensando que podéis viajar por toda Australia de esta manera y ahorraros cientos de dólares en gasolina.

Pero hay ciertos impedimentos para esto. Se dividen en dos. El primero es el límite de kilómetros. Algunas empresas de alquiler de vehículos os proporcionan una cantidad ilimitada de kilómetros. Pero, cobran un suplemento por cada kilómetro recorrido. Además, limitaron la cantidad de días que tardamos desde Brisbane a Sydney. Ahora es cuando las cosas se complican un poco. Incluso aunque hayáis encontrado el vehículo que encaja con las personas que sois a la perfección, aunque la gasolina esté pagada y aunque os lleve desde donde queréis hasta donde queréis terminar. Hay otro obstáculo más que debéis afrontar: la cantidad de días asignados. Algunas empresas solo os darán los días justos para que vayáis desde el punto A al B. No tendréis días de sobra para ver más cosas o visitar los lugares que os encontráis en el camino. Esta es una opción bastante frustrante que vimos en muchos lugares durante nuestra búsqueda. Para buscar vehículos como caravanas, buscad: "caravanas (nombre de la ciudad de salida) a (nombre de la ciudad de destino) AU". Esto hará que aparezcan diferentes opciones entre las que nosotros encontramos la buena. Tened en cuenta que todas las ofertas son bastante competitivas, se agotan enseguida y hay hasta un 100 % de disponibilidad. Como ya sabemos, la oferta de un coche de traslado consiste en devolver un coche que alguien llevó a una ciudad diferente y tienen que traerlo de vuelta. Para ellos es mucho más barato hacer esto que pagar a alguien para que lo traiga de vuelta, ya que les costaría cientos de dólares.

Además también hay que pensar que aunque sea barato alquilar un coche de traslado, la fianza será mayor. Yo calculo que tuvimos que pagar doscientos dólares australianos. Pero, tranquilos, os lo devolverán. También es importante que miréis el tipo de seguro que ofrecen. El seguro depende de cada empresa. Además, una persona debe ser el signatario, es decir, será el principal conductor. Así que elegidlo bien. Después de todo esto, ya tendréis vuestro transporte listo para utilizarlo. Enhorabuena, os habéis ahorrado cientos de dólares. El único inconveniente de este tipo de transporte es que no podréis ser flexibles en el tiempo que queráis viajar o ampliar el tiempo de vuestro viaje. El próximo paso es llegar a Brisbane. En nuestro caso tuvimos que ir en avión. Como era un viaje de ida no fue demasiado caro. Es más, nuestro vuelo de vuelta lo cogimos en Sydney que está mucho más cerca y era mucho más barato volar desde allí. Así que reservamos nuestro vuelo e hicimos nuestro viaje desde Adelaida a Brisbane.

Aeropuerto

Una cosa importante que debéis saber si vais de intercambio a Adelaida es que el aeropuerto está cerca. Todo lo contrario de lo que sucede en Utrecht, donde hay que coger un tren hasta Ámsterdam o Reims y allí coger un tren bastante caro que lleve directamente al aeropuerto Charles du Gaulle o coger un tren y después un autobús lanzadera para ir a otro aeropuerto como Beauvais. Si cogéis el autobús J1 que tiene línea directa con el aeropuerto, solo tardaréis veinte minutos. Sin embargo, ir en Uber no es muy barato aunque está muy cerca. Si lo pagáis a medias con amigos, os costará muy poco ir desde la ciudad hasta el aeropuerto. El aeropuerto es muy pequeño, así que no hace falta que lleguéis dos horas antes. Aunque hay días que está muy concurrido y es más difícil llegar hasta donde queréis. De todas formas, yo siempre recomiendo llegar dos o tres horas antes de que salga el vuelo por si hubieran atascos o por si el aeropuerto estuviera muy congestionado.

brisbane-day-1-45147416599556a889d5ae1f3

Fuente

Todos nos hicimos una maleta llena de ropa antes de ir a Brisbane. Fuimos en verano y, aunque en el sur de Australia suele hacer buen tiempo, hacía más calor en Queensland. Hay que tener eso en cuenta a la hora de hacer la maleta. No os olvidéis de llevaros bañadores porque bañaros en el mar será una de las cosas que más hagáis durante el viaje, ya que pasaréis por Gold Coast. También echaos protección solar. Tenéis que llevar cuidado porque el ozono sobre Australia es mucho menor que en el resto del mundo y os podéis quemar incluso en los días nublados. El sol es mucho más dañino que en otras zonas, así que os podréis quemar. Otra cosa que hay que destacar es que si queréis alquilar un coche en Adelaida, lo más seguro es que tengáis que recogerlo en el aeropuerto. En el aeropuerto, encontraréis diferentes empresas de alquiler de coches. Yo he utilizado esas empresas de alquiler (donde también habrá un sitio para recoger los vehículos de traslado) más de una vez durante los viajes. Daré más detalles sobre estos viajes en los próximos artículos.

Brisbane

Brisbane es muy diferente de Adelaida. Nosotros cogimos un autobús lanzadera (también hay servicio de trenes, pero llegamos a Brisbane bastante tarde, así que o ya no habían trenes o pasaban demasiado tarde). Creo que el autobús lanzadera nos costó unos treinta dólares o así. Lo bueno fue que pudimos dejar nuestras cosas en la parte de atrás del bus y estirarnos en los asientos vacíos. Pudimos descansar bastante.

Fuente

Hacía mucha humedad. Parecía que estaba en Queensland. El autobús nos dejó en la parte norte de la ciudad. Y nos vino genial porque solo tuvimos que andar dos minutos hasta llegar al albergue que habíamos reservado. Otra cosa muy guay de esa zona es que está en cuesta. Desde allí arriba, la vista de la ciudad era alucinante. Además, se podía subir aun más arriba. Al final nos dirigimos hacia el norte para ir a un restaurante indio (luego os cuento más cosas). El nombre del albergue era Nomads Backpackers. Estaba lleno de vida y de actividad. Si lo que queréis es tranquilidad, no os lo recomendaría, pero estaba muy bien.

Llegamos a Brisbane un viernes. Nos bajamos del autobús lanzadera y emprendimos nuestro camino al Nomads Backpackers. La primera cosa que notamos fue una música muy alta. Era ya por la noche y nos imaginamos que habría una discoteca cerca de allí. Aun así, seguimos nuestro camino y nos dimos cuenta de que había bastante gente por la zona del albergue. También había una cola de gente que lo rodeaba, pero me parecía muy raro que hubiera una discoteca justo al lado. Enseguida me di cuenta que la discoteca formaba parte del albergue. Estaba todo en el mismo edificio. También me di cuenta de que solo se trataba de una barra larga con una pista de baile y no una discoteca como tal.

brisbane-day-1-86e5979a2defdab5f92ce23f6

Fuente

Nos dirigimos a la puerta y entramos. La recepción estaba justo en frente de nosotros. A nuestra derecha había un grupo de aburridos clientes del albergue que no eran muy fans de la fiesta y estaban jugando al jenga (torre de piezas de madera). Había gente caminando de un lado a otro; la escena era bastante caótica. Terminamos pagando por el día completo, nos dieron la llave y fuimos a nuestra habitación. Estábamos en una habitación con otras dos personas más. Era casi una habitación para nosotros solos y hacía un calor infernal. Tenían los ventiladores apagados. No sé si habría aire acondicionado porque nosotros tuvimos que poner los ventiladores durante la estancia. Las literas eran bastante normales. Era una habitación para 6 personas. Me alegré de que nosotros fuéramos cuatro y de que los otros dos compañeros fueran tranquilos y no unos alocados. Después de llegar a la habitación estaba agotada. Como llegamos muy tarde, decidimos quedarnos a descansar y planear lo que haríamos al día siguiente.

A esa hora por la noche ya no quedaban muchos supermercados abiertos. Sin embargo, había unos cuantos restaurantes de la zona que podíamos probar. Fuimos a uno muy cerca y fue una gran elección. Os daré más detalles después. Al día siguiente nos aseguramos de ir poco cargados. Brisbane es una zona montañosa que se encuentra al norte del río que atraviesa el centro de la ciudad. La parte sur del río es más tranquila. De todas formas, no es nada divertido llevar mochilas muy pesadas por la zona. También os tendréis que acostumbrar rápido al acento de esa zona. A diferencia de los acentos más suaves del sur de Australia, los del norte son más marcados y más intensos, por lo que puede que os choque un poco. Aun así, a mí me gustan los acentos fuertes. Eso le da a la ciudad un toque más australiano o "Aussie". Además, el albergue en el que estábamos era uno de los más baratos de allí. Estaba también bastante céntrico, por lo que era más fácil para andar por la ciudad. Os recomiendo totalmente ese albergue si vais a pasar la mayor parte del tiempo visitando cosas en la ciudad. Si vais a quedaros más tiempo, os recomiendo otro albergue que sea más cómodo y menos movido. Aunque un sitio de esas características ya no sería tan barato.

Con esto concluimos el primer día en Brisbane y todos los preparativos. El próximo día nos centraremos en qué hacer por Brisbane, que incluye dónde comer, qué lugares visitar, cómo descubrir la ciudad a pie, incluso la experiencia en uno de los barcos SeaCat de la ciudad. No hace falta decir que la mejor manera de aprovechar al máximo el tiempo mientras se viaja es investigando y buscando cosas. Lo peor que puede pasar es no saber qué hacer en un sitio que tiene mucho que ofrecer. Y es aún peor cuando tenéis un tiempo limitado. ¡Que disfrutéis del artículo y tengáis una buena aventura!


Galería de fotos



Contenido disponible en otros idiomas

Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...