Advertise here

Aterriza como puedas

Publicado por Ainhoa Rodriguez — hace 9 días

Blog: La vida Erasmus, la vida mejor
Etiquetas: Consejos Erasmus

Me acuerdo de la Ainhoa de hace un año. Pienso y sólo recuerdo agobio. Learning, papeles de aceptación. Otra asignatura que hay que cambiar en el learning. Más papeles. A veces hasta te llegas a plantear cuanto de buena es la elección de irte a otro país a pasar el primer cuatrimestre, pero como has oído hablar a cientos de personas que han vuelto de la "tierra prometida" decides creer que es un trámite que hay que pasar.

Llega septiembre, maletas, bolsas de absorver la ropa (porque si no lo habeís descubierto aún, van a ser de las mejores amigas de vuestro Erasmus), papeles, nervios y más nervios.

Recuerdo como si fuera ayer el momento el que cogí aquel autobús a Barcelona para coger posteriormente el vuelo  a Roma. Un viaje que se me hizo eterno ( que después de las tropecientas horas invertidas en buses viajando en el Erasmus me parece hasta irrisorio), pensando en si en realidad iba a encontrar a alguien con quien llevarme bien seís meses. 

Llegas a Barcelona, con tu maleta de mano y tu maleta de facturar además de con tu mochila y vas por el aeropuerto como si fueses un mercadillo andante. Facturas la maleta, con un poco de suerte entrar en el peso y no  tienes la necesidad de abrir la maleta en mitad del aeropuerto para hacer una reestructuración. Obviamente que todo te salga precioso, es algo que no va conmigo, por lo que la señora del mostrador de Ryanair no sintió ninguna pena al ver mi cara de desubicada y allí que estuve rehaciendo mi maleta. Tras esto te vas a la puerta de embarque. Entras en el avión. Llegas  a Roma, allí no sé si es algo que me ocurre sólo a mí, pero siempre pienso que mi maleta no va a salir por la cinta. Con el corazón encojido, porque te das cuenta que si la maleta no aparece tienes un problema maravilloso esperas a que aparezca. Tienes ya la maleta en tu manos y te díspones a salir del aeropuerto.

Yo que a veces tengo ideas de bombero, no se me ocurrió otra cosa que quedar con uno de mis compañeros de destino en el aeropuerto. Todo suena precioso, pero es una sensación muy extraña salir del aeropuerto y saber que hay alguien desconocido esperandote como esperan los señores con los carteles para continuar el viaje contigo. 

En realidad lo pienso ahora, y me planteo que en ese momento no tenía ni idea de si la persona con la que estaba viajando me iba a caer bien o no. Afortunadamente fue un sí, pero el viaje de tren planteandome la situación subrealista no me lo quitó nadie.

Primero nos juntamos en el aeropuerto, nos presentamos y nos las apañamos para conseguir mover nuestro peso en maletas hasta el autobús. Y como estamos en Italia, y como consejo para los futuros Erasmus italianos, resignaros con las veces que os van a timar el primer mes. Nosotros estuvimos tres horas esperando a un autobús que llegaba "presto".

Te plantas en Roma Termini, descubres el maravilloso español que hablan las máquinas de los billetes coges un billete a tu destino y te montas en el tren. La conversación con el que va a ser tu compañero, no dista casi nada de una que puedas tener con cualquiera de tus vecinos en el ascensor. Y tras tres horas de viaje, porque todavía eres un pardillo en tu país destino (ojo que nunca dejarás de serlo en todo el erasmus, pero lo será menos) te tragas el tren largo como un bendito.

Llegas a tu precioso pueblo, en mi caso, mi destino era Cassino, un pueblo donde Dios perdió la alpargata que a lo largo del Erasmus descubres que ningún Italiano conoce, pero bueno.

Te cruzas el pueblo a cuyo suelo le llamas asfalto por ponerle un nombre, porque lleva así desde que el señor Cesar lideró el imperio y llegas a tu hotel.

En realidad a ojos vista no es para tanto, pero os prometo que sientes un aterriza como puedas, aunque luego lo recuerdes con cariño.


Este contenido participa en el Concurso Viajeros Erasmus y ha recibido 417 puntos.

  • 3816 caracteres (381 puntos)
  • 12 vistas (36 puntos)
Este concurso ha sido posible gracias a:


Comentarios (0 comentarios)


¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?


¿No tienes cuenta? Regístrate.

Espera un momento, por favor

Girando la manivela...